Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia España Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder
¿Qué es el fideicomiso financiero?

¿Qué es el fideicomiso financiero?

Los fideicomisos financieros son una herramienta útil para gestionar el patrimonio y financiar proyectos. En este artículo, explicaremos los conceptos básicos, los diferentes tipos, el funcionamiento, los casos de éxito y las consideraciones importantes que se deben tener en cuenta antes de invertir en un fideicomiso financiero en Argentina.


 

Fideicomisos financieros en Argentina

Un fideicomiso financiero es una herramienta de inversión que se utiliza para financiar proyectos o adquirir activos. Se establece a través de un contrato en el que una entidad (el fiduciante) transfiere la propiedad de los activos a una entidad independiente (el fiduciario) para que los administre y gestione en beneficio de los inversores (los beneficiarios).

Los inversores invierten su dinero en el fideicomiso y reciben una tasa de interés y en algunos casos, también pueden recibir una participación en las ganancias generadas por los activos del fideicomiso. Cuando eso sucede, los ingresos generados por los activos se utilizan para pagar los intereses y el capital de las inversiones de los beneficiarios.

Cabe destacar que los fideicomisos financieros son versátiles y sirven para diversificar la cartera de inversiones, obtener ingresos regulares y, en algunos casos, invertir en proyectos que de otra manera podrían ser inaccesibles. Sin embargo, como con cualquier inversión, existen riesgos, como la posibilidad de que los activos del fideicomiso no aporten suficientes ingresos para pagar los intereses y el capital, o que los proyectos no se completen como se esperaba.

¿Quiénes son los protagonistas del fideicomiso? 

Los protagonistas del fideicomiso financiero son:

  • Fiduciante: es el dueño original de los activos y los transfiere al fideicomiso para que sean administrados por el fiduciario en beneficio de los beneficiarios.
  • Fiduciario: es la entidad independiente que se encarga de administrar y gestionar los activos del fideicomiso en beneficio de los beneficiarios. El fiduciario tiene la responsabilidad legal de tomar decisiones en relación con los activos del fideicomiso y de asegurarse de que se cumplan los términos y condiciones del contrato de fideicomiso.
  • Beneficiarios: son las personas o entidades que invierten su dinero en el fideicomiso y reciben los beneficios generados por sus activos. Los beneficiarios pueden recibir una tasa de interés fija o variable, y en algunos casos, una participación en las ganancias generadas por los activos del fideicomiso.

Creación y estructuración de un fideicomiso financiero en Argentina

La creación y estructuración de un fideicomiso financiero es un proceso que involucra la participación de los actores ya nombrados y varias etapas. A continuación, se describen los pasos generales:

  • Identificar el objetivo del fideicomiso: el primer paso es determinar el objetivo del fideicomiso, es decir, para qué se utilizarán sus y quiénes serán los beneficiarios del mismo.
  • Seleccionar al fiduciario: una vez que se ha definido el objetivo del fideicomiso, se debe seleccionar al fiduciario, que será el encargado de administrar y gestionar los activos del fideicomiso en beneficio de los beneficiarios.
  • Revelar los activos a transferir: el fiduciante debe identificar los activos que se transferirán al fideicomiso y establecer las condiciones para su transferencia.
  • Redactar el contrato de fideicomiso: es el documento que establece los términos y condiciones del fideicomiso. Este documento debe incluir información sobre sus objetivos, los activos transferidos, el fiduciario, los beneficiarios, la duración del fideicomiso, la forma en que se distribuirán los ingresos generados por los activos, entre otros detalles.
  • Registrar el fideicomiso: el fideicomiso debe ser registrado ante las autoridades correspondientes, según las regulaciones de cada país. En este caso, la Comisión Nacional de Valores de Argentina. 
  • Emisión de valores negociables: si el fideicomiso financiero emite valores negociables, como títulos de deuda o acciones, se debe establecer la estructura de emisión y venta de los mismos.
  • Administración del fideicomiso: toda vez creado el fideicomiso, el fiduciario se encarga de administrar y gestionar los activos del fideicomiso en beneficio de los beneficiarios, de acuerdo con los términos y condiciones establecidos en el contrato de fideicomiso.

Es importante tener en cuenta que la creación y estructuración de un fideicomiso financiero puede variar según su tipo y las regulaciones de cada país. Por lo tanto, es recomendable buscar asesoría legal y financiera antes de avanzar en cualquier orden.

 

Características de los fideicomisos y funcionamiento en Argentina

Los fideicomisos financieros en Argentina se utilizan principalmente para financiar proyectos inmobiliarios, de infraestructura y de energía. En ese sentido, los inversores pueden ser particulares, empresas, fondos de inversión o bancos. 

A partir de allí, el fiduciario tiene la responsabilidad de administrar los activos y distribuir los ingresos generados a los beneficiarios según los términos del contrato del fideicomiso. 

Las empresas para llevar adelante sus proyectos transfieren activos o bienes de su propiedad a entidades autorizadas para administrarlos y que luego emiten títulos. Por su parte, el beneficiario que los adquiere tiene derecho a la devolución del capital invertido y al pago de un interés previamente establecido.

Con el simple hecho de ingresar a un fideicomiso financiero, pueden participar en la financiación de determinado proyecto o cobrar a futuro, en cierta fecha, mediante una colocación de deuda o de una participación de capital.

En última instancia, debemos aclarar que, en este contexto, los fideicomisos financieros son regulados por la Comisión Nacional de Valores (CNV) y la Ley de Fideicomisos en Argentina.

¿Cómo se determina la duración de un fideicomiso?

La duración de un fideicomiso financiero se establece en el contrato de fideicomiso y dependerá de sus objetivos, así como de los activos que se hayan transferido al mismo.

En general, se toma en cuenta el plazo necesario para que los activos del fideicomiso generen los ingresos necesarios para cumplir con los compromisos de pago de los beneficiarios o para alcanzar las metas financieras estipuladas.

Aunque es una información muy variable, dejamos para ti, según nuestro criterio, algunas formas comunes de pautar cuánto se puede prolongar un fideicomiso:

  • Duración fija: en este caso, se establece una fecha de vencimiento fija para el fideicomiso, después de la cual se distribuyen los activos a los beneficiarios.
  • Duración indeterminada: como lo indica su nombre, no se establece una fecha de vencimiento fija para el fideicomiso y este puede continuar operando hasta que se alcancen los objetivos establecidos en el contrato.
  • Duración basada en eventos: la duración del fideicomiso puede estar relacionada con la ocurrencia de eventos específicos, como el fin de un contrato de arrendamiento o la venta de un activo.

Sin embargo, la longevidad de un contrato por fideicomiso también puede estar sujeta a las regulaciones aplicables en cada país. Por ejemplo, ciertas naciones establecen límites en la duración de los fideicomisos financieros y requieren que se renueven o se cancelen después de equis período de tiempo.

 

Diferencias entre un fideicomiso financiero y otros instrumentos financieros en Argentina

Los fideicomisos financieros se diferencian de otros instrumentos financieros, como los bonos y las acciones, ya que los inversores no compran una participación en la empresa o el proyecto, sino que invierten en los activos del fideicomiso. 

Además, los fideicomisos financieros pueden ser más seguros que las inversiones en acciones y bonos, puesto los activos del fideicomiso están separados de los activos del fiduciario y del fiduciante.

Esta separación de activos es importante porque, en caso de que el fiduciario o el fiduciante enfrenten problemas financieros, los activos del fideicomiso no se verán afectados y seguirán siendo administrados y gestionados en beneficio de los beneficiarios. En esencia, significa que no están expuestos a los riesgos financieros del fiduciario o del fiduciante, lo que puede aumentar la seguridad de la inversión.

Asimismo, los fideicomisos financieros suelen estar respaldados por activos tangibles, como bienes raíces, créditos y otros activos financieros, que pueden proporcionar una fuente más estable de ingresos en comparación con las inversiones en acciones, que están expuestas a la volatilidad del mercado y a los cambios en el desempeño de la empresa emisora.

 

Tipos de fideicomisos financieros en Argentina

A día de hoy, existen diferentes tipos de fideicomisos en Argentina, pero estos son algunos de los más resaltantes y comunes:

Fideicomisos de construcción

Los fideicomisos de construcción se utilizan para financiar proyectos de construcción de viviendas o edificios comerciales. En sí, son creados por el desarrollador del proyecto (fiduciante), que transfiere la propiedad de los activos del proyecto, como terrenos, edificios y otros bienes inmuebles, a un fideicomiso independiente (fiduciario).

Fideicomisos inmobiliarios

Son empleados para adquirir y administrar propiedades inmobiliarias. Los fideicomisos inmobiliarios pueden ser una forma atractiva de invertir en bienes raíces sin tener que ser propietario de una propiedad individual. Inclusive, ofrecen a los inversores una forma de obtener ingresos estables a través de los pagos de intereses y de las rentas generadas por los activos inmobiliarios.

Fideicomisos financieros para pymes en Argentina

Los fideicomisos financieros para pymes se utilizan para financiar proyectos de pequeñas y medianas empresas. Los inversores reciben una tasa de interés y, en algunos casos, también pueden recibir una participación en las ganancias generadas por el proyecto.

 

Otros tipos de fideicomisos financieros

Como bien es sabido, existen muchas clases de fideicomisos financieros. Tras haber descrito los más comunes en Argentina, también vale la pena mencionar otros de gran interés a nivel internacional:

Fideicomiso de Administración

El fideicomiso de administración, tiene la finalidad que el fiduciario se encargue de administrar los bienes fideicomitidos, transfiriendo las rentas al beneficiario. Por edad, de ocupación o de comodidad del fideicomitente. Este tipo de fideicomiso se utiliza para administrar los bienes de una persona menor o incapaz.

Un padre de familia, propietario de una vivienda, para alquiler de la misma, le transfiere la propiedad fiduciaria del bien inmueble, siendo beneficiario su hijo, recibiendo la renta de la vivienda alquilada, hasta finalizar el contrato.

Fideicomiso de Inversión

Es una modalidad del fideicomiso de administración. Se busca un rendimiento de los bienes optimizados por el manejo profesional del banco. El fiduciante otorga préstamos para ciertos fines, como la inversión en títulos valores o bien en préstamos, buscando alcanzar cierto objetivo.

Fideicomiso Traslativo de la Propiedad o de Dominio

Este tipo de fideicomiso tiene por finalidad la de transmitir de forma definitiva el bien a favor del fideicomisario cumpliendo la condición del contrato. Es un tipo de contrato/fideicomiso usado cuando un padre transmite la propiedad de un inmueble a su hijo menor de edad. El padre transfiere el inmueble en propiedad fiduciaria de un tercero, y este se obliga a entregarlo al hijo al cumplir la mayoría de edad.

Dicho de otra manera, permite administrar un inmueble de forma inteligente, impidiendo que si el padre tiene acreedores puedan querer el inmueble, resultan protegidos de acciones que atenten contra el mismo.

Fideicomiso de Garantía

Permite reemplazar con ventajas a la hipoteca y a la prenda. El fiduciante transmite un bien -cosa inmueble o mueble- en propiedad fiduciaria, lo que garantiza una obligación a favor de un tercero, y si no es pagada al vencimiento, el fiduciario dispondrá de la cosa y a partir de su producido neto desinteresa al acreedor y lo que sobre de liquidez, lo reintegra al fiduciante.

En el contrato de fideicomiso se dan ciertas previsiones para acreditar la mora del fiduciante deudor con su acreedor, beneficiario de la garantía, evitando los trámites de ejecución judicial. Como tal, contribuye a que el acreedor no deba pasar por subastar los bienes, favoreciendo al deudor, debido a que en los remates existen bajas condiciones de venta.

Fideicomiso de Seguros

El fiduciante transfiere en propiedad fiduciaria la indemnización o capital de un contrato de seguro a una tercera persona (fiduciario), la que administrará en base a lo acordado en el contrato de fideicomiso.

Puede darse el caso del padre de familia que contrate un seguro de vida por si falleciera, su esposa e hijos recibirán un monto que les permita vivir, puede pasar que si falleciera, los beneficiarios de la indemnización del seguro de vida si administraran mal el dinero, el titular del seguro puede evitarlo mediante un fideicomiso constituido.

El asegurado puede nombrar como beneficiario a un banco u a una entidad financiera mediante un contrato de fideicomiso, siendo el fiduciario del monto indemnizatorio de la aseguradora, estableciendo un plazo y las condiciones como inversiones, beneficiarios de las rentas, destino final de los bienes, y demás.

Fideicomiso Testamentario

Se da cuando una persona (testado o fiduciante) establece la transmisión de una parte de su patrimonio o de un bien, al fiduciario que queda obligado a administrar los bienes en beneficio de la persona designada en el testamento y a transmitirla finalizado el plazo o condición al fideicomisario o beneficiario.

Es un fideicomiso que puede constituirse por contrato o testamento, y solo sobre ciertos bienes. Pueden realizarlo aquellas personas con inversiones en acciones, participaciones en empresas y depósitos en efectivo, el monto de los activos fluctúan y si sus herederos no  pueden cumplir con la responsabilidad de administrar, conservar y aumentar el patrimonio invertido. Al ser constituido el fideicomiso testamentario, el fallecimiento del fideicomitente genera la ejecución del contrato determinado.

 

Beneficios y riesgos de invertir en un fideicomiso financiero

Los beneficios de invertir en un fideicomiso financiero en Argentina incluyen la diversificación de la cartera de inversiones, la obtención de ingresos regulares y la posibilidad de invertir en proyectos que de otra manera podrían ser inaccesibles. 

Sin embargo, como con cualquier inversión, existen riesgos, como la posibilidad de que los activos del fideicomiso no generen suficientes ingresos para pagar los intereses y el capital, y la posibilidad de que los proyectos no se completen o no generen las ganancias esperadas.

 

¿Qué necesitas para empezar a invertir en Fideicomisos Financieros?

Para empezar a invertir en un fideicomiso financiero, generalmente necesitarás lo siguiente:

  • Capital inicial: el capital inicial necesario para invertir en un fideicomiso financiero puede variar según el fideicomiso y las regulaciones aplicables. Algunos fideicomisos financieros tienen un monto mínimo de inversión, mientras que otros pueden requerir una inversión mayor.
  • Cuenta de inversión: para invertir en un fideicomiso financiero, necesitarás una cuenta de inversión con un corredor de bolsa o una entidad financiera que ofrezca acceso a la inversión en fideicomisos financieros.

Recomendaciones para invertir de manera segura en fideicomisos financieros en Argentina

Invertir en fideicomisos financieros en Argentina puede ser una opción atractiva para los inversores, dado que simboliza una forma de diversificar la cartera de inversiones y obtener rendimientos atractivos. Sin embargo, es importante tener en cuenta algunos aspectos para actuar de manera segura:

  • Investigar el fideicomiso: hace énfasis al hecho de investigar a la empresa que lo administra, la calidad de los activos incluidos en el fideicomiso y el historial de rendimientos del mismo.
  • Analizar los riesgos: todos los fideicomisos financieros conllevan algún nivel de riesgo. Los inversores deben leer detenidamente el prospecto de oferta y los documentos relacionados antes de tomar una decisión de inversión.
  • Diversificar la cartera de inversiones: para reducir el riesgo, es recomendable diversificar la cartera de inversiones, invirtiendo en diferentes tipos de fideicomisos financieros y activos.
  • Buscar asesoramiento profesional: el asesoramiento de profesionales de la industria financiera, como asesores financieros o corredores de bolsa, ayudan a la obtención de información adicional y a tomar decisiones de inversión informadas.
  • Considerar los costos: los fideicomisos financieros pueden tener costos asociados, como honorarios por la administración y gestión de los activos que son relevantes a la hora de considerar una inversión. 
  • Mantener una perspectiva a largo plazo: estos instrumentos son inversiones a largo plazo y los rendimientos pueden fluctuar en el corto plazo. Por ende, aconsejamos armar una perspectiva a largo plazo y no tomar decisiones impulsivas basadas en las fluctuaciones del mercado.

 

¿Qué regulaciones deben cumplirse para registrar un fideicomiso?

Las regulaciones que deben cumplirse para registrar un fideicomiso pueden variar según el país y la jurisdicción en la que se registre el fideicomiso. A continuación, se describen algunas de las regulaciones comunes que se deben cumplir para registrar un fideicomiso:

  • Constitución legal: el fideicomiso debe constituirse legalmente y cumplir con las leyes y regulaciones del país donde se registre.
  • Documentación requerida: se requerirá una serie de documentos para su registro, como el contrato de fideicomiso, los documentos de transferencia de activos, los estatutos y las escrituras.
  • Fiduciario: el fiduciario debe ser una entidad debidamente registrada y autorizada para actuar como tal en el país donde opere el fideicomiso.
  • Propiedad de los activos: los activos transferidos al fideicomiso deben ser propiedad legítima del fiduciante y estar debidamente documentados y avalados.
  • Cumplimiento de las regulaciones financieras: el fideicomiso debe cumplir con las regulaciones financieras aplicables en el país donde se registre, como la presentación de informes financieros y el cumplimiento de los requisitos de transparencia y divulgación.

Regulaciones y leyes de fideicomisos financieros en Argentina

En territorio argentino, existe una ley de conformidad para el tratado de los fideicomisos financieros:

  • La Ley de Fideicomisos en Argentina establece las reglas y regulaciones para los fideicomisos financieros en el país. La ley especifica los requisitos para la creación y administración de fideicomisos financieros y dicta las responsabilidades del fiduciante, el fiduciario y los beneficiarios.

A la par, los fideicomisos financieros en Argentina están regulados y supervisados por la Comisión Nacional de Valores (CNV). La CNV es responsable de garantizar que los fideicomisos financieros cumplan con los requisitos legales y reglamentarios.

¿Buscas un bróker? Mira nuestras recomendaciones:

eToro

Depósito mínimo de $200 y app sencilla

Ver más
Interactive Brokers

Bróker popular con más de 1,5 millones de clientes

Ver más
Tickmill

Bróker multi-regulado y galardonado. Apalancamiento flexible y ejecución ultrarrápida

Ver más
Pepperstone

Spreads competitivos y bajas comisiones (desde 0.0 pips)

Ver más
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!