Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Los cheques cruzados son cheques comunes con una par de líneas parales en su parte frontal, entre las cuales va escrito el nombre del banco o comercio. En general, son una buena estrategia para evitar que el portador cobre el cheque en efectivo y esto es de mucha utilidad en caso que se extravíe el cheque o que sea robado, ya que quien lo tenga debe tener obligatoriamente una cuenta para depositarlo y eso permite rastrear el dinero.

¿Cuándo se puede cobrar un cheque cruzado?

 

¿Cuándo se puede cobrar un cheque cruzado?

Los cheques cruzados al igual que los comunes pueden ser endosables, lo que permite que su portado lo transfiera o seda, siempre teniendo en cuenta que el nuevo titular del cheque debe tener una cuenta en la entidad bancaria que indique el cheque o al menos una cuenta para depositarlo sino se indica una entidad bancaria en específico.

 

Tipos de Cheques Cruzados

Los cheques cruzados, dependiendo de la información que contengan pueden ser de tipos generales o especiales. En el caso de los cheques generales, éstos no indican en cuál de las instituciones bancarias que hará el depósito del cheque, por eso entre la líneas paralelas solo aparece la palabra “banco” o “comercio”, por el contrario los cheques cruzados especiales establecen el nombre de la entidad bancaria en la que se depositará el cheque, escribiendo el nombre la institución financiera entre las líneas paralelas.

 

Aspectos de Interés de los Cheques Cruzados

Quienes quieran recibir o emitir cheques cruzados deben tener en cuenta una serie de aspectos que caracterizan a éste tipo de instrumentos financieros. Así que deben saberse acerca de los cheques cruzados:

  1. Un cheque cruzado no se puede eliminar o modificar la condición de ser un cheque cruzado, en otras palabras, el cheque cruzado no pierde su condición.

  2. Cualquier persona que pueda emitir cheques tiene la posibilidad de convertirlo en un cheque cruzado, con la sola acción de trazar dos líneas paralelas e inclinadas en su parte frontal e indicando la entidad bancaria destino entre ambas líneas.

  3. Son endosables y transferibles, al igual que los cheques comunes, los cheques tradicionales con de carácter endosable y transferible a terceros.

  4. Un cheque cruzado representa una buena estrategia de seguridad en casos de robos o pérdidas, para evitar que sean cobrados en efectivo por personas equivocadas.

  5. Su proceso de depósito es igual a de un cheque común, salvo que debe hacerse en la entidad que se indique entre las líneas paralelas. Cabe señalar que la cuenta a ser depositado debe ser del mismo portador del cheque para que el proceso sea efectivo. En caso de estar endosado el cheque debe ser depositado en una cuenta a nombre de la persona que se endosó el cheque y en el banco indicado.

 

En que momento se puede cobrar un Cheque Cruzado

Cobrar un cheque cruzado solo puede hacerse bajo ciertas condiciones especiales, en las que el portador del cheque tenga cuenta en el mismo banco que emite el cheque y que la entidad bancaria descrita entre las líneas paralelas sea la misma, de lo contrario no se podrá cobrar un cheque cruzado en taquilla, sino que por el contrario deberá ser depositado y esperar que se haga efectivo para proceder al retiro de efectivo.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar