Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Me pasé de metafórico

Pero es lo más parecido a lo que está pasando con las mal llamadas Agencias de Gobierno Fannie Mae y Freddie Mac.
 

Los inicios...

Estas instituciones, desde su fundación, en el año 1938 Fannie Mae y en 1970 Freddie Mac, fueron empresas privadas, que tenían el guiño del gobierno americano para facilitarles líneas de crédito a tasas irrisoriamente bajas a cambio de actuar como dinamizadores del crédito en Estado Unidos.
 
Con esto podríamos decir sin temor a errarle demasiado de que el inicio del agujero negro arrancó por esas fechas.
Si bien existen otras empresas de este estilo, las mas relevantes son Fannie Mae y Freddie Mac que concentran el 40% del mercado de hipotecas en Estados Unidos. A los efectos de simplificar el artículo, me referiré solamente a Fannie Mae.
 
A través de una compleja ingeniería financiera Fannie Mae y el Tesoro norteamericano crearon la máquina de fabricar créditos baratos. A pesar de que nadie asumía la responsabilidad del traspaso de la hipoteca, como la “ingeniería” era suficientemente sofisticada, los sabios y videntes de siempre sostuvieron que el riesgo desaparecía; violando un principio financiero fundamental: El riesgo no desaparece, se traslada.
 
De esta manera el sector inmobiliario creció durante muchos años y pasó a representar en la actualidad algo más del 30% de la economía norteamericana.
 
 

¿Qué pasó a partir del 2008?

El año 2008 no estuvo en las profecías de Nostradamus, sin embargo fue el año en que Fannie Mae y Freddie Mac se transformaron en descomunales agujeros negros.
 
Volvió al tapete una vieja frase ya en desuso: “Riesgo Sistémico” (es aquel riesgo no diversificable, por mas alquimia que hagamos) .
Sucedió que la máquina de fabricar créditos baratos colapsó. El impacto de lo altamente improbable se materializó y fue nefasto. El Tesoro norteamericano y la Reserva Federal al tomar noción de la reacción en cadena que implicaba dejar caer a Fannie Mae, decidieron inyectarle liquidez y capitalizarla. Los afinados modelos matemáticos estimaban que con 700 millones de dólares, se solucionaba el problema y se evitaba la caída de las Agencias de Gobierno, Bancos y compañías de seguros. Alguien me dijo: "Michel, no es tan grave, para el gobierno norteamericano 700 millones son Peanuts". Y bueno pensé…cuando un burro habla, el otro para la oreja.
 

La transformación...

Si me deja seguir un poquito mas, logrará ver toda la película y entender porque Fannie Mae, hasta ahora un agujero negro puede transformarse en un Sol.
 
El acuerdo fue así, Fannie Mae emitiría acciones preferidas e irían a manos del gobierno norteamericano, a cambio de la capitalización que éste haría percibiendo un dividendo preferido de un 10% anual (nada mal para una compañía de rating AAA). Cabe aclarar que en medio de éste lío, aún no había perdido su excelente rating triple A; pero eso es otra historia.
A partir de ese momento el único que percibiría dividendos sería el gobierno. Los accionistas preferentes privados y accionistas ordinarios en cambio verían que sus acciones pasaban a valer  un rotundo 0. Mientras que las preferidas del gobierno valían 25.
 
El final del cuento fue que el problema costó algo mas de los 700 millones estimados inicialmente. Solamente Fannie Mae necesitó 180.000 millones de dólares. Sin hablar el costo de salvataje de varios bancos y compañías de seguros.
 
La compañía fue puesta en una suerte de “animación suspendida”, esto es, que el gobierno la mantendría con vida, hasta que encontrara otro vehículo para sustituirla y que no constituyera riesgo sistémico. Se trasladarían los créditos de una institución a la nueva y, listo. Así de fácil. ¡Peanuts!
 

¿Qué pasó desde 2012?

El tiempo pasó y resulta que no solamente no fue posible crear otra forma mas eficiente y eficaz de diseminar el crédito hipotecario, sino que a consecuencia de que la economía norteamericana comenzó a revivir, ¿adivine que? En el año 2012 Fannie Mae comenzó a ganar dinero. ¡Montañas de dinero!. No solamente le devolvió al gobierno los 180.000 millones sino que el gobierno le confiscó 7.500 millones más.
 
En el interín, la acción ordinaria de Fannie Mae de valer menos de 1 dólar pasó a valer cerca de 6 dólares. Lo mismo sucedió con las acciones preferidas, a pesar de que estaban inhibidas de pagar dividendos. Pasaron de valer 1 dólar a valer 12. A su vez Fannie Mae comenzó a ganarle juicios a grandes bancos internacionales que les reclamaba indemnizaciones por “haber sido poco claros” con las hipotecas que le habían vendido. Indemnizaciones de 800 millones una, 300 otra…1500 otra…
 

El final...

Ahora si, me animo a decirle que está en condiciones de ver que estamos cerca del final de la película.
 
Grandes inversores privados en Fannie Mae entienden que: Fannie Mae ya devolvió el salvataje del gobierno americano mas el 10% anual que religiosamente le estuvo pagando desde el 2008 hasta el día de hoy.
Los 7.500 millones de dólares que confiscó el gobierno norteamericano por encima de los 180.000 millones, deberían ser devueltos a los accionistas.
 
Fannie Mae en el año 2013 fue la institución financiera mas rentable del mundoEs hora de que o bien, los beneficios vuelven a los accionistas o comienzan acciones legales contra el gobierno norteamericano. Y en esa están…por el momento el gobierno norteamericano sigue sosteniendo que todo beneficio que genere Fannie Mae, irá para las arcas del Tesoro norteamericano.
 
Algunos analistas que han valuado Fannie Mae, a la luz de sus números actuales entienden que la acción ordinaria debería valer en el entorno de USD 40. Otros, mas conservadores, que excluyen resultados extraordinarios y créditos fiscales llegan a USD 26 y otros a 18.
 

Conclusiones

De todo lo anterior, saco las siguientes conclusiones que paso a compartir con usted:
  1. Lo peor ya pasó
  2. No importa demasiado cuanto vale la compañía. Cláramente más que USD 4 y menos que USD 40.
  3. No fue posible inventar una entidad que haga lo mismo que Fannie Mae sin representar un riesgo sistémico.
  4. La economía norteamericana está creciendo. Desmantelar Fannie Mae implicaría un muy alto riesgo de recesión dado que los créditos que maneja representan un 40% de la economía.
  5. El gobierno norteamericano sostiene que su misión es conseguir el mayor retorno sobre la inversión en Fannie Mae y que por ello “retiene” los 7.500 millones. Suena raro en la cuna del liberalismo escuchar este argumento siendo además, el gobierno norteamericano, el único que cobró durante la crisis.
  6. El parlamento norteamericano, por ser año electoral, decidió patear el problema para después de las elecciones.
 
Soy de la idea de que el final de esta película será una transacción entre el gobierno norteamericano y los privados. Fannie Mae continuará. Todos los players son concientes de que es mejor un mal arreglo a que un buen juicio.
Invertir hoy en ella es un acto de muy alto riesgo, con un potencial muy alto de rentabilidad.
 
El agujero negro hoy es una estrellita, que vio multiplicado su valor por 5 entre 2008 y 2013; confío en que de un agujero negro que todo lo tragaba, pasaremos a tener un sol, que de a poco está comenzando a calentar.
 
En lugar de “Ver para Creer” estamos en una cuestión de “Creer para Ver”. 
 
 

 

¡Sé el primero en comentar!