Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Luis Angel Hernandez

Rankiano desde hace más de 3 años

Certificado MFIA. Graduado en ADE-Derecho por la Universidad de Valencia. Experto Universitario en Mercados Financieros por ADEIT.

--
Publicaciones
Recomendaciones
363
Seguidores
611
Posición en Rankia
576
Posición último año
Resumen
Artículos 269
Respuestas 6093
Comentarios 622
Recomendados 1712
Guardados 3
Temas 199
11/07/20 11:00
Ha respondido al tema Comisiones ETF´s
Solo se me ocurren dos cosas:Qué te este marcando con el volumen actual la operación se hará en 8 tramos. Qué se esté confundiendo con el tamaño máximo de orden antes de pasar a la tarifa de 0,20%.
Ir a respuesta
11/07/20 05:36
Ha respondido al tema Applus+ (APPS): opiniones
Hecho RelevanteApplus+ publicará los resultados correspondientes al primer semestre de 2020 el martes 28 de julio a las 8:00 CET.PresentaciónEl mismo día a las 10:00 CET la Dirección del Grupo Applus+ realizará una presentación seguida de un turno de preguntas y respuestas que podrá seguirse vía webcast y telefónicamente. La presentación será realizada por Fernando Basabe, Consejero Ejecutivo del Grupo (CEO) y Joan Amigó, Director Financiero del Grupo (CFO) en inglés. El documento estará disponible en la webcast y podrá descargarse de la web de la compañía www.applus.com en el apartado de Inversores/Informes Financieros.WebcastPara acceder a la presentación vía webcast pincha sobre el siguiente enlace y regístresehttps://edge.media-server.com/mmc/p/nsiweqde
Ir a respuesta
11/07/20 05:32
Ha respondido al tema ¿Qué le pasa a Sniace (SNC)?
El lunes dejarán de cotizarEl Comité Ejecutivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en sureunión del 09 de julio de 2020, ha adoptado el siguiente acuerdo:“Excluir de negociación de conformidad con el artículo 21.2 del RealDecreto-ley 21/2017, de 29 de diciembre, de medidas urgentes para laadaptación del derecho español a la normativa de la Unión Europea enmateria del mercado de valores, las acciones de SNIACE, S.A. (enliquidación) de las Bolsas de Valores de Madrid y Barcelona y Bilbao y delSistema de Interconexión Bursátil al haberse abierto la fase de liquidaciónde acuerdo con la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, fijándose comoúltimo día de negociación el 13 de julio de 2020.
Ir a respuesta
11/07/20 03:23
Ha respondido al tema Invertir en Mineras de Oro
Análisis de Massif Capital sobre su posición en Barrick Gold Barrick Gold: We entered Barrick Gold at an average price of roughly $10 a share in late 2018, and on the Friday before the firm announced its transformational merger with Randgold. Over the approximately two years that we held the position, not only did the price of gold rally dramatically, but the business itself produced excellent returns under a superior (dare we say the best?) management team in the gold industry. The position returned roughly 125% or 6.6% to the portfolio. Although this is a good return, the position was not without its challenges. The first challenge was sizing. We started the position small, with a roughly 3% portfolio weighting. We intended to add to the position, but we proved behaviorally incapable of adding to a position that had appreciated significantly. This is a behavioral shortcoming that should not be dismissed simply because we made money and is without question a mark against us as investors. We are aware of it, though, and awareness will hopefully help us avoid making similar mistakes in the future. The second challenge came at the time of closing out the position. Although we remain highly constructive on gold in general, we believed we needed to exit the position as our valuation for the company was between $20 and $25 per share at gold prices of around $1,500 to $1,600 an ounce. At our exit, the company was trading between 125% and 150% of the low end of our intrinsic value estimate. So although constructive on gold, and thus open to the possibility that a continued run in gold might take the stock higher on sentiment and momentum, we were concerned that the additional price appreciation was exposing us to the risk of needing to find a greater fool to sell the position to, if and when we wanted to exit. This was one of the more difficult decisions we made this quarter, but hopefully represents a situation we will find ourselves frequently. Our valuation of Barrick was based on a fundamental mine by mine model supported and informed by a qualitative assessment of the companies' possible paths forward. The model, by its nature, was static and did not consider sentiment or market action, but we, as portfolio managers, must. Barrick had reached its fundamental intrinsic value by our measure and was trading on some combination of momentum and positive sentiment around the price of gold. The positive momentum is undoubtedly something we aim to capture and will always be present in commodityrelated businesses, especially when the commodity starts to move. The judgment calls around capturing that momentum are not easy, and the call is more about a qualitative feel for the market being made in the stock then they are about facts and figures. When confronted with challenges such as this, we often try to create a process that allows us to think through the strengths and weaknesses of any given decision systematically, so we can keep clear what we know, what we don't, and most importantly, why we are making a decision. Unfortunately, despite some valiant efforts by quantitatively driven investors, the decision about when to sell a winner that has positive momentum remains elusive. 
Ir a respuesta
10/07/20 16:50
Ha respondido al tema Destripando el Oakmark Global
The second quarter seemed like the first quarter movie was played backwards. At the beginning of the year, stock prices increased modestly and then quickly plummeted in the fastest ever bear market, with the S&P 500 Index dropping by 34% in 23 trading days. The second quarter started with the fastest ever 50-day stock price recovery, during which the S&P 500 shot up 40% (including a few days at the end of March), which was followed by a modest decline. Though not intuitive, a 40% gain doesn’t offset a 34% decline (0.66 x 1.40 = 0.92), so the S&P 500 now sits somewhat below its beginning of the year level. For anyone who rebalanced their portfolios after the first quarter decline by adding equity exposure, the sharp rally presented another opportunity to rebalance—this time to trim exposure after price increases. The speed of both the decline and the recovery shows why we suggest using large market moves rather than the calendar as the signal that it’s time to rebalance your portfolios.In addition, the first quarter began with all of us working in our offices and ended with everyone working from home. That, too, played out in reverse in the second quarter as businesses began returning to their offices in June. We now have about 50 of our 200 employees back in the office, including most of our investment team. Though I’m incredibly proud of how well our employees functioned in work-from-home mode, it is great being back in the office and collaborating with peers, despite it being mask-to-mask.When companies reported their first-quarter results in April and May, we heard unprecedented use of the word “unprecedented.” The Bloomberg article that included the quote at the top states that almost 75% of companies used the word “unprecedented” during their quarterly conference calls—and IBM topped the charts using it seven times! Calling the environment “unprecedented” gave management teams cover for not meeting their forecasts. As unusual as the past six months have been, I won’t use that word because it unnecessarily heightens investor concerns. Economic conditions change, sometimes abruptly, and we need to respond by changing our valuation estimates to reflect the new expectations. This isn’t the first time conditions have shifted rapidly and it won’t be the last. When lockdown began in March, we quickly changed our near-term forecast to the severely adverse scenario that the Fed uses for its annual bank stress tests. Despite three months of new data to refine that forecast, it’s still our best guess, and it makes the stocks we own appear undervalued.The financial media has made a parlor game out of guessing what letter or other shape the economic decline and recovery will look like, so our shareholders ask us the same question. We are estimating values based on a scenario that looks kind of like a check mark: a quick, nearly vertical decline, followed by a less vertical, longer recovery that ends up at a higher level than from where the decline started. So, given that the recession began in March, the recovery should get underway in the second half of 2020 and by 2022, GDP should surpass 2019 levels. More important, our valuations are based on discounting cash flows for many years past 2022, years that we expect to average “normal,” and these are much more meaningful to our estimate of intrinsic value than the exact moment the GDP fully recovers. Based on our forecast, we think the S&P 500 is roughly appropriately priced, yet we are having no problem identifying individual stocks that appear significantly undervalued.Many strategists now claim that “value looks cheap compared to growth.” Though I understand what they mean, and even agree with it, the phrase bothers me. To them, “value” is a euphemism for inferior businesses. But “value” and “growth” aren’t opposites. When we say we are value investors, it doesn’t mean that we limit our investments to below-average businesses. It simply means that we estimate what each business is worth based on its own unique fundamentals and buy only those that are priced well below that estimate. It’s just logical that the value we ascribe to rapid growth businesses is more than we ascribe to slow growth—or declining—businesses. Using our definition of “value,” rapidly growing companies, like Alphabet and Facebook, are “cheap” today, despite having trailing P/E ratios that are higher than the average stock. And slower growth companies, like banks such as Citigroup and Capital One with trailing P/E ratios that are a small fraction of the average stock, also look cheap. To us, “value stocks” are always cheap because, by our definition, they are the stocks priced at the largest discounts to our estimates of business value, regardless of their P/Es and growth rates. Notwithstanding our more inclusive definition of value, last quarter, on days the Russell 1000 Value Index outperformed the S&P 500, Oakmark and Oakmark Select performed better than both over 80% of the time. Based on that, we believe that we are well positioned to profit from a recovery of traditional value investing.When strategists say that value is cheap, they are referring to stocks that are typically priced at a discount to the average stock (using a statistic like P/E or P/B ratio) and are saying that the current discount is larger than it normally is. That is clearly the case for financial stocks today and is why we have more of your assets invested in that industry than in any other. Over the past 30 years, banks have been priced at an average P/E that is about 33% below the S&P 500. For that reason, they are almost always referred to as “value stocks.” Because this year won’t be a representative year, P/E ratios based on 2020 earnings provide little information about how a stock is being priced. Using consensus 2021 estimates instead, the banks we own are selling at an average of 9 times earnings while the S&P 500 sells at 19 times. Selling at a P/E discount of 53% to the S&P 500, our banks would have to increase in price by 40% to be priced at their average discount.Further, we believe that big banks today are much better businesses than they were previously due to economies of scale in spending for online banking, fraud protection, regulatory compliance and technology. This creates an important cost advantage relative to smaller competitors. In addition, they have more equity relative to their assets, which significantly reduces their risk. Some investors are concerned that with short-term interest rates near zero, banks will struggle with profitability. We believe that banks could charge fees to offset this lost interest income. But that hasn’t been necessary because spreads on mortgages, auto loans and credit cards have expanded as interest rates on U.S. government bonds have fallen. We could argue that the historic P/E discount for banks is no longer appropriate given improved business quality, but that argument isn’t even necessary today because bank stocks look so inexpensive compared to their own history.Last quarter I closed by saying that when I write next quarter’s report, if we are going to baseball games, eating indoors and re-booking travel plans, the stock market will likely be higher. We aren’t quite there yet, but baseball is developing rules that would allow fans to safely attend games, restaurants are open at reduced capacity and domestic travel has resumed. Three months ago, when less was known about the coronavirus, there was a fear that walking past someone who didn’t know they were sick, or touching the same doorknob as they did, was risking one’s life. Today, much more is understood about both how the disease is transmitted and its severity. It now appears much less dire than was feared back in March, which explains why the stock market has reacted by reversing most of its losses.Though we believe the market is now reasonably priced, we expect both the economy and value investing to recover and believe that our portfolios are considerably undervalued and well positioned for both recoveries.Thank you for your interest and for your investment in our funds.
Ir a respuesta
10/07/20 16:22
Ha respondido al tema Seguimiento de Groupe Guillin (ALGIL)
Horos entra en Groupe Guillin En cuanto a Groupe Guillin, se trata, como muchos sabrán, de una compañía francesa de la que el equipo gestor de Horos ya fue accionista en el pasado. La empresa es la líder europea en fabricación de plásticos termo-conformados para la industria de la alimentación. Se trata de una compañía familiar (la familia Guillin controla el 65% del accionariado) con una estrategia de capital enfocada al crecimiento inorgánico, de manera ordenada y siempre con niveles de endeudamiento controlados, lo que se ha traducido en un incremento anualizado histórico de sus ventas del 7% (4% orgánico). Groupe Guillin vende el 94% de sus productos en Europa y cuenta con 16 centros de producción que le permiten tener una importante cercanía con sus clientes (algo esencial para poder ofrecer un producto competitivo en precios). Desde 2017, la compañía ha sufrido una importante corrección bursátil (c. 75% de máximo a mínimo), causada por dos motivos. Primero, la incertidumbre asociada al brexit y el impacto que está teniendo en la economía del Reino Unido y en su moneda (19% de 22 la facturación del grupo). Segundo, posiblemente más penalizado por el mercado, la incertidumbre sobre la futura regulación del uso del plástico y su impacto en el negocio de Groupe Guillin. Sobre el brexit, pensamos que el tiempo acabará neutralizando su efecto y su incertidumbre asociada. En cuanto al riesgo regulatorio, nunca ha sido fácil jugar a ser adivinos con las decisiones de los reguladores, dados los infinitos intereses que suelen acompañarlas. No obstante, la nueva normativa que va publicándose parece indicar que el impacto será inferior al estimado para el sector y, además, la compañía ha ido tomando medidas para adaptar su oferta de productos a los potenciales cambios futuros y, adicionalmente, ha introducido productos nuevos fabricados con pulpa o cartón. Si bien los riesgos son reales y difíciles de cuantificar, la valoración actual arroja un margen de seguridad que debiera cubrirnos de escenarios muy negativos, lo que, unido a contar con un equipo directivo de primer nivel, nos ha impulsado a invertir, tras varios años fuera, en Groupe Guillin. 
Ir a respuesta
10/07/20 16:18
Ha respondido al tema Seguimiento y opiniones de Brookfield Asset Management (BAM)
De la carta trimestral de HorosLa empresa canadiense Brookfield Property Partners (“BPY”) es una de las mayores gestoras de activos inmobiliarios del mundo. La entidad es propietaria, opera y desarrolla una enorme cartera de, entre otros, oficinas, centros  comerciales, viviendas multifamiliares, inmuebles industriales, hostelería o residencias de estudiantes. La compañía ha sufrido una importante corrección bursátil este año (del c. 65%), causada, como no puede ser de otra manera, por el gran impacto de la pandemia del covid-19 en la ocupación y uso de sus activos. A esto hay que añadir el temor del mercado a la fuerte exposición que tiene BPY a centros comerciales, donde se han sucedido las quiebras y cierres los últimos años, por los cambios en el patrón de consumo de la población (comercio electrónico). Pese a esto, pensamos que BPY arroja una interesante ventana de oportunidad para invertir en ella en estos momentos. ¿Los motivos? Por un lado, la cartera de centros comerciales de la compañía es de elevada calidad y se ha ido adquiriendo a precios muy atractivos (véase, por ejemplo, la adquisición de General Growth Properties). Por otro, BPY está controlada (51% del capital) por Broofield Asset Management (“BAM”), una de las mayores gestoras del mundo de activos alternativos y, posiblemente, uno de los mejores equipos asignando el capital de sus empresas. En el caso de BPY, esto se traduce en adquisiciones generadoras de valor, elevados pagos de dividendo y recompras de acciones con elevado descuento sobre NAV (Valor Neto de los Activos). Como muestra de ello, el 2 de julio BPY anunció la oferta de recompra de acciones propias por el c. 8% del capital de la compañía. En definitiva, invertir en BPY implica comprar una cartera de activos global y diversificada con un elevado descuento sobre su NAV (del 70% en los mínimos de cotización) e ir de la mano de excelentes gestores de capital, que tomarán las medidas necesarias para reducir este descuento y destapar el valor de esos activos. 
Ir a respuesta
10/07/20 16:12
Ha respondido al tema ¿Como veis Catalana Occidente (GCO) ?
 Opinión de Horos sobre Catalana OccidenteCatalana Occidente (“Catalana”)12, compañía de seguros española de la que somos accionistas desde hace años con nuestra cartera ibérica, entra también en la cartera internacional por su (muy) atractivo binomio rentabilidad-riesgo a los actuales precios a los que cotiza en bolsa la entidad. La aseguradora cuenta con dos líneas de negocio: seguro tradicional (auto, hogar, salud, vida…) y seguro de crédito. Precisamente, esta última es la que preocupa hoy a la comunidad inversora y la que está penalizando sobremanera la cotización de la compañía. Catalana asegura a empresas, mediante la emisión de seguros de crédito, frente a potenciales impagos de los clientes de estas. En un entorno como el que hemos vivido los últimos meses, existe el miedo (justificado) a un repunte en los siniestros declarados, lo que acarrearía un importante desembolso por parte de Catalana. Sin embargo, haciendo el ejercicio de analizar qué estaba descontando el mercado en el momento de nuestra inversión, llegamos a la conclusión de que la capitalización bursátil de la compañía equivalía a otorgar un conservador múltiplo de 11x beneficios al negocio tradicional (negocio que merece un múltiplo mayor por su excelente gestión y rentabilidad), cero valor al exceso de reservas que Catalana acumula en su balance y que podría repartir como dividendo cuando quisiera y, por último, un valor de cero a perpetuidad al negocio de seguro de crédito. Entendemos los miedos de corto plazo del mercado, pero, por un lado, pese a su carácter cíclico, el seguro de crédito ha demostrado ser la rama más rentable del negocio de Catalana, gracias a las dinámicas de una industria que opera en oligopolio. Por otro lado, la compañía ha ido implementando continuas mejoras en la gestión de riesgos de esta división (como exigir un pago de franquicia al asegurado, en caso de declarar el siniestro, o seleccionar clientes de menos riesgo que en la época anterior a la crisis, cuando la antigua Atradius aún no había sido adquirida por Catalana). Adicionalmente, algunos países como Alemania, han aprobado atractivos paquetes de ayuda para el sector, bajo los que los Estados asumirán las pérdidas de este año, a cambio de que estas entidades no obtengan ningún beneficio en el ejercicio. Este conjunto de factores, unidos a una impecable gestión de capital de la compañía, gracias a contar con una visión de negocio de largo plazo y una total alineación de intereses con los accionistas (la familia Serra controla el c. 61% del accionariado), así como una valoración de derribo (PER’22 menor a 4x y P/BV’22 de 0,5x), nos ha animado a situar Catalana Occidente como una de las primeras posiciones del fondo 
Ir a respuesta
10/07/20 12:57
Ha respondido al tema ¿Qué os parece Melía Hoteles (MEL)?
Hecho Relevanteel Consejo de Administración, en el día de hoy y de conformidad con la delegación efectuada en su favor por la Junta General de Accionistas celebrada también en el día de hoy, ha acordado ejecutar la reducción de capital mediante la amortización de acciones propias aprobada por la citada Junta General, dentro del punto 3.2 del orden del día. El Capital social de Meliá se ha reducido en 1.860.000 euros, mediante la amortización de 9.300.000 acciones propias de 0,20 euros de valor nominal cada una de ellas. El capital social de la Sociedad resultante de la reducción ha quedado fijado en 44.080.000 euros, correspondientes a 220.400.000 acciones de 0,20 euros de valor nominal cada una. La finalidad de la reducción de capital es la amortización de acciones propias, mejorando la política de retribución del accionista. La reducción de capital no entraña la devolución de aportaciones, por ser la propia Sociedad la titular de las acciones amortizadas. La reducción de Capital se ha realizado con cargo a reservas libres, mediante la dotación de una reserva por un importe igual al valor nominal de las acciones amortizadas (esto es, 1.860.000 euros), de la que solo será posible disponer con los mismos requisitos que los exigidos para la reducción del capital social. En consecuencia, los acreedores de la Sociedad no tendrán el derecho de oposición al que se refiere el artículo 334 de la Ley de Sociedades de Capital en relación con la reducción de capita
Ir a respuesta
10/07/20 09:57
Ha respondido al tema Pulso de Mercado: Intradía
Claves de la próxima semana (informe de Allianz)  Los próximos indicadores económicos deberían de arrojar luz sobre si la coyuntura mundial se encuentra al principio de una recuperación afianzada. En Estados Unidos, la próxima semana empieza con los precios al consumidor (IPC subyacente) (martes), seguido del Empire State Index de la Reserva Federal de Nueva York y la producción in­dustrial, así como la utilización de la capacidad (todos el miércoles). Se espera que este último dato señale una nueva expansión de la producción, así como el Índice de Actividad de la Fed de Filadelfia (jueves). Finalmente, la confianza de los consumidores estadounidenses parece haberse recuperado un poco con los primeros rayos de esperanza en el mercado laboral estadounidense; las ventas minoristas (jueves) o el dato preliminar de la con­fianza de los consumidores de la Universidad de Michigan (viernes) deberían de dar más pistas al respecto. En la zona euro, la atención se centrará principalmente en la decisión sobre los tipos de interés del Banco Central Europeo. Aunque los ánimos se han calmado reciente­mente con respecto a la proporcionalidad de las compras de bonos, los detalles sobre la estructura futura del pro­grama de compras de emergencia en caso de pandemia (PEPP) deberían de suscitar muchas preguntas en la con­ferencia de prensa posterior. En Asia, las miradas se dirigirán ante todo a China. El martes se publicarán las cifras de comercio exterior, que, según las encuestas, apuntan una demanda contenida de bienes chinos; irán seguidas de los datos de actividad del país, entre otros, la producción industrial, las ventas mino­ristas y la actividad económica del segundo trimestre (todos el jueves). Tras las medidas de apoyo monetario del banco central de China, se seguirán con interés las decisiones sobre los tipos de las autoridades monetarias de Japón (miércoles), de Corea y de Indonesia (ambas el jueves). Gráfico de la semana:
Ir a respuesta
10/07/20 09:55
Ha respondido al tema Laboratorios Rovi
Ahora saliendo en la Sexta y los telediarios lo del acuerdo con Moderna. Más allá del comportamiento de la acción si somos capaces de producir la famosa vacuna en España será un avance como país para que no depender de la guerra que se desatará para el acceso de la misma. 
Ir a respuesta
10/07/20 09:37
Ha respondido al tema 9 formas de protegernos de la inflación
La pregunta del billón de dólares (mejor dicho, de los 7): ¿está volviendo la inflación?Por Mobeen Tahir, Associate Director del Departamento de Research de WisdomTreeNo siempre es fácil establecer los escenarios futuros que están siendo descontados por los participantes de mercado en los precios de los activos.  De todos modos, no es tan difícil inferir las expectativas inflacionarias del mercado. La tasa de inflación implícita (o breakeven), calculada como la diferencia entre el rendimiento de un bono nominal y un bono atado a la inflación del mismo vencimiento, es una variable confiable para medir las expectativas inflacionarias de los mercados. De esta forma nos planteamos lo siguiente: ¿qué es lo que nos está diciendo la sabiduría de las masas? Al momento, los mercados no esperan que la inflación alcance los objetivos que los bancos centrales tienen fijados para los próximos diez años. El breakeven de la curva de inflación estadounidense muestra el nivel de inflación descontado en los bonos del Tesoro de EE.UU a diferentes niveles de vencimiento o en años a futuro. La perspectiva crucial que se desprende del Gráfico 1, es que las expectativas de inflación se han reducido a lo largo de la curva desde el comienzo del año. Esto ilustra que el mercado entiende que será prolongado el daño que la economía estadounidense sufre a causa de la pandemia.Fuente: WisdomTree, Bloomberg. Los datos corresponden al 30/06/2020. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión puede perder valor. Entonces: ¿por qué están todos hablando de la inflación?Uno de los motivos por los cuales los inversores podrían pensar que los mercados de bonos se han equivocado respecto a las perspectivas de inflación, es el impacto de la política acomodaticia de la Reserva Federal de los EE.UU (Fed). El Gráfico 2 ilustra cuán pronunciado ha sido el crecimiento de la hoja de balance de la Fed durante este año a causa de las compras considerables de activos. Este acomodamiento agresivo de la Fed, también se dio durante la crisis financiera global de 2008. Aunque la inflación a partir de ahí sí volvió, solamente lo hizo a niveles modestos. Asimismo los intentos del central estadounidense de restringir la política durante los años subsiguientes,  chocaron contra los “berrinches de reducción” que los mercados cogían, es decir, el pánico colectivo que en los mercados se generaba por la posibilidad de una aspiración de la liquidez. Es por ello que la Fed continuó expandiendo su hoja de balance durante los años posteriores a la crisis. La misma ha crecido desde menos de 1 billón de dólares en 2008, a más de 7 billones de dólares en julio de 2020. A pesar de la fuerte inyección de liquidez desde la crisis financiera global, la inflación no ha alcanzado niveles muy elevados. Es probable que la liquidez por sí sola, tampoco sea suficiente para generar elevados niveles de inflación a partir de aquí. Fuente: WisdomTree, Bloomberg. Los datos corresponden al 30/06/2020. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión puede perder valor. Imaginemos un escenario inflacionarioEsbocemos una posible combinación de factores que podrían unir fuerzas para elevar el nivel inflacionario, probablemente en 2021. Supongamos que se desarrolla y distribuye ampliamente una potente vacuna y que la pandemia está cerca de culminar cuando entramos en el nuevo año. La vida vuelve a la vieja normalidad. Se restaura una gran proporción de los empleos perdidos este año. La llamada demanda “acumulada”, es decir, las personas que no gastan este año, provocan una inflación por la mayor demanda que eventualmente se generaría el año viene. Un aumento de la actividad económica podría hacer que los precios de la energía vuelvan a subir a los niveles previos a la pandemia, lo que generaría una mayor inflación por la presión de los costes. Incluso podrían implementarse mayores medidas de respaldo, si los gobiernos cumplen con sus recientes promesas de expandir el gasto en infraestructura para inducir el crecimiento.El escenario anterior, sin embargo, no es nuestro caso base. Existen signos de interrogación en varias de las variables mencionadas. Todavía no se ha desarrollado una vacuna y la demanda de energía tiene un largo camino por recorrer antes de que los precios del crudo vuelvan a los niveles previos a la pandemia. Del mismo modo, con las quiebras y los daños duraderos a las empresas, el desempleo solo disminuirá gradualmente y pasará un tiempo antes de que las presiones salariales comiencen a ejercer presión nuevamente. En nuestro escenario base, esperamos que la inflación aumente moderadamente en 2021 y alcance en EE.UU el 1.5% para mediados del año próximo. Esto está estrechamente alineado con las proyecciones del Fondo Monetario Internacional1.¿Qué deberían hacer los inversores?¿Es demasiado pronto para pensar en la inflación? No creemos. Incluso si la inflación aumentara solamente a niveles moderados, tanto en EE.UU como en la economía global, es muy probable que aumente desde donde está hoy. Si los inversores piensan en términos de su “presupuesto de riesgo”, deberían considerar a qué riesgos están expuestas sus carteras y si están bien compensados ​​por asumir dichos riesgos. Si los inversores no desean activamente la exposición a la inflación, deberían considerar un hedging de parte de este riesgo.Una forma efectiva de protegerse contra niveles moderados de inflación, es utilizar una amplia cesta de materias primas (ver Gráfico 3). Las materias primas ofrecen un hedging natural cuando la economía global comienza a crecer. Se necesitan materias primas  cíclicas para producir cosas, más aún cuando los gobiernos introducen programas de infraestructura.Fuente: WisdomTree, Bloomberg. Los datos trimestrales corresponden al 30/06/2020. El IPC de EE.UU es la tasa de inflación anualizada calculada por el Índice de IPC de Consumidores Estadounidenses (ajustado estacionalmente). La “cesta de materias primas” hace referencia al Bloomberg Total Return Index. La rentabilidad histórica no es indicativa de la rentabilidad a futuro y cualquier inversión puede perder valor. Históricamente, el oro ha sido otra estrategia de cobertura efectiva contra la inflación. Dado que la inflación deprecia a la moneda, el oro es visto por los inversores como un instrumento mejor para “almacenar riqueza”. Aunque la contracara con la cesta de materias primas, es que los inversores no acceden con el metal a la diversificación que ofrece la cesta, sí incorporan a sus carteras una fuerte protección contra las caídas de los mercados financieros o las contracciones macroeconómicas. También funciona mejor que las cestas de materias primas en períodos de inflación elevada. En este sentido, es probable que un escenario de esta índole surja de los errores de política, momento en el cual los inversores buscarán desprenderse de sus tenencias en divisas. Habiéndose valorizado casi un 17% en lo que va del año, el mercado del oro parece estar descontando niveles de inflación más elevados para el año que viene en comparación a los bonos del Tesoro de EE.UU. La protección contra la inflación es relevante y es un tema importante que los inversores deben considerar ahora a medida que la inflación repunta desde los niveles ultra reducidos de hoy, a niveles normales el año que viene. 
Ir a respuesta

Lo que sigue Luis Angel Hernandez