Cotización Grupo Clarín

1 respuesta
Cotización Grupo Clarín
Cotización Grupo Clarín
#1

Cotización Grupo Clarín

Los inversores siguieron desprendiéndose de las acciones del Grupo Clarín después del fallo de la Corte Suprema, desplomándose un 33.2% en la bolsa local y un 26.3% en la Bolsa de Londres. El monto negociado de acciones de Clarín fueron de 1.45 millones de pesos, contra el promedio de 100.000 pesos diarios negociados. El cierre de las acciones fue de 17.5 pesos, con bajas que llegaron hasta los 14.45 pesos. En Londres también se produjo el mismo resultado: las acciones bajaron hasta US$ 2.5, pero lograron repuntar hasta US$ 3.5. El problema de la caída de cotizaciones es un serio agravante para el Grupo Clarín, que no podrá comprar sus propias acciones ya que si lo hiciese, podría verse investigada por fraude, debido a que está metida en diversos juicios contra el dictamen de la Corte Suprema.

¿Se vieron afectados ustedes por la cotización del Grupo Clarín?

 

#2

Comunicado del Grupo Clarín

Al final parece que Clarín cedió: va a presentar mañana el plan de adecuación voluntaria a la Ley de Medios, después del fallo de la Corte Suprema de Justicia, en un comunicado oficial. El titular de la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual y la Justicia ha admitido que será el Gobierno de CFK quien decida qué empresas deben venderse y qué no. A continuación, les dejo el comunicado del Grupo Clarín:

"Antes de la entrada en vigor de la sentencia de la Corte, y aunque según la misma debe tener los mismos plazos y condiciones que el resto de los grupos, el Grupo Clarín presentó esta mañana, ante la Justicia y en la AFSCA, un plan de adecuación voluntaria al régimen de licencias de la ley de medios. Lo hizo ante el avance ilegal y de facto que emprendió el gobierno en los últimos días para quitarle compulsivamente sus medios audiovisuales. En efecto, frente a la política de hechos consumados de la AFSCA (que inició un procedimiento de oficio al margen de la ley, comenzó a tasar sus licencias y anunció que podría apoderarse de sus activos, en una lisa y llana confiscación), el Grupo Clarín decidió separar sus licencias audiovisuales en seis diferentes unidades empresarias, cada una ellas respetando los límites del artículo 45 de la ley de medios. El plan –que no interrumpe ninguna de las acciones judiciales que lleva adelante el Grupo para defender sus derechos- se presentósolicitando que se cumpla integralmente la sentencia de la Corte Suprema. Esto es, que se garantice la actuación de una autoridad de aplicación independiente, imparcial y con solvencia técnica, que pueda asegurar un tratamiento transparente e igualitario en la aplicación de la ley, lo contrario de lo que sucede hoy. Pese a ser el único grupo que fue a la Justicia y logró la suspensión de artículos de la ley en todas las instancias, el Gobierno decidió beneficiar a todo el resto, concediéndoles plazos que no tenían. Y ahora pretende quitarle escandalosamente al Grupo Clarín plazos que nunca empezaron a correr. El objetivo es claro: hacerse de los pocos medios críticos que aún quedan en la Argentina. Esta es una decisión forzada por las circunstancias. Estamos convencidos de que en ningún país civilizado el Estado puede desconocer retroactivamente licencias que él mismo otorgó, que tienen varios años por delante. No lo hicieron siquiera países como Venezuela o Ecuador. Sabemos que en ningún país democrático se hacen leyes con nombre y apellido; que discriminan brutalmente a un grupo por sobre sus competidores; que buscan quitarle viabilidad a los medios independientes; que censuran, sin razón técnica ni competitiva alguna, medios que no usan espectro radioeléctrico y que por lo tanto son infinitos. Esta decisión es también la menos deseada, ya que contraría la estrategia histórica del Grupo Clarín de mantener la necesaria integración y fortaleza (en términos humanos, tecnológicos y económicos) para garantizar su independencia periodística, resguardar un espacio argentino en la globalización, y abordar los grandes desafíos de la era de la convergencia en las comunicaciones. El desmembramiento que impone esta ley no sólo va en contra de las tendencias mundiales y de los derechos legítimamente adquiridos, sino que busca debilitar la sustentabilidad que nos permite mantenernos al margen del poder de turno. Por ello, esta adecuación no implica, ni remotamente, la resignación de nuestros principios ni la claudicación de nuestros derechos, que serán defendidos hasta las últimas instancias. Mientras tanto, buscaremos garantizar –tanto durante la ejecución del plan de adecuación como con los nuevos titulares- que se preserven los estándares de calidad de los productos y servicios brindados, el volumen de las inversiones y los derechos de nuestros clientes. Como principal generador de empleo de la industria audiovisual de la Argentina, el Grupo Clarín también buscará la preservación de los puestos de trabajo, en un contexto cada vez más difícil. Al margen de la presentación del día de la fecha, el Grupo Clarín analizará recurrir ante tribunales internacionales para impugnar los artículos cuestionados, que vulneran abiertamente principios del Pacto de San José de Costa Rica, en tanto encierran supuestos de censura indirecta, silencian y discriminan medios críticos y vulneran derechos adquiridos. Además, y como prevé el fallo de la Corte, el Grupo Clarín seguirá litigando en los tribunales locales todos los aspectos vinculados a la aplicación discrecional y selectiva de la norma por parte del gobierno nacional. El plan: Se nos está avasallando bajo la amenaza de una confiscación. Y con ella se estarían vulnerando derechos no sólo de Clarín sino de millones de personas a seguir accediendo a los medios y servicios que libremente eligen. Por eso, pese a que seguiremos litigando para proteger nuestra integridad actual, hemos decidido dividir la estructura actual del Grupo Clarín en seis unidades empresariales independientes, cuyas transferencias y titulares serán definidos a medida que avance el proceso de adecuación. 1) En la primera unidad se incluyen las empresas Arte Radiotelevisivo Argentino (ARTEAR), titular de la licencia de Canal 13 de Buenos Aires; a Canal 12 de Córdoba; a Canal 6 de Bariloche y a la señal de noticias TN (Todo Noticias). También la empresa Radio Mitre, con las frecuencias AM 790 y FM 100 en Buenos Aires, AM 810 y FM 102.9 en Córdoba, y FM 100.3 en Mendoza. Asimismo, dentro de esta unidad se incluyen 24 licencias locales de TV por cable de la actual Cablevisión, de ciudades en donde no existe incompatibilidad con la TV abierta. 2) La segunda unidad mantendrá el grueso de las operaciones de Cablevisión y Fibertel. En la misma el fondo Fintech mantendrá el 40% del paquete accionario. Esta unidad incorporará 24 licencias de cable e incluye la señal Metro, canal local de Cablevisión en la ciudad de Buenos Aires. 3) La tercera unidad tendrá 20 licencias de TV por cable de la actual Cablevisión. 4) Por otra grave anomalía de la ley, las señales audiovisuales (que no utilizan espectro, son de libre creación, generan producción y dan trabajo argentino) también deberán ser transferidas. En esta cuarta unidad se incluyen el resto de las señales en las que participa el Grupo: Canal 13 satelital, Magazine, Volver, Quiero Música en mi Idioma, Canal Rural, TyC Sports y TyC Max. 5) En otra unidad se incluirán los siguientes servicios de radio: licencias de FM en las ciudades de Tucumán, Bariloche, Bahía Blanca y Santa Fe 6) En otra unidad se incluirá la licencia de TV abierta de Canal 7 de Bahía Blanca y la participación en Canal 9 de Mendoza. Nuestro compromiso Estamos convencidos de que las arbitrarias disposiciones de esta ley no sólo van a contramano del mundo, sino que generan medios más débiles y dependientes de los gobiernos, favorecen a los grupos extranjeros por sobre los nacionales, provocan atraso tecnológico y privilegian a las empresas que no tienen antecedentes en la industria de los medios sino negocios y concesiones del gobierno de turno. Todo ello con el fin de reducir el pluralismo, condicionar la labor periodística y por ende restringir la libertad de expresión. Creemos que la Argentina se debe aún el debate de una ley seria, no hecha contra alguien en particular sino en beneficio de la información independiente, de la producción audiovisual genuina, de la sustentabilidad de los medios de cara a la convergencia tecnológica y de la preservación de las fuentes de trabajo a largo plazo. Mientras tanto, estamos decididos a seguir luchando, como lo venimos haciendo desde hace varios años, para seguir comunicando sin tutelajes ni cooptaciones. Por eso el Grupo Clarín mantiene firmemente su compromiso con el periodismo, la información, la producción y la distribución de contenidos audiovisuales. Porque quiere seguir encarnando una voz independiente, una industria sana y un proyecto de comunicación privado, nacional y con futuro. Pese a todos los obstáculos, pero con la convicción intacta".
Un saludo