Al ministro de Economía le causa risa el dólar informal

3 respuestas
Al ministro de Economía le causa risa el dólar informal
Al ministro de Economía le causa risa el dólar informal
#1

Al ministro de Economía le causa risa el dólar informal

El ministro argentino de Economía, Hernán Lorenzino, afirmó el lunes que le provoca risa la cotización del dólar informal y que desafía a los periodistas a que digan dónde obtienen el dato del precio en el mercado ilegal, llamado 'Blue'.

Lorenzino sostuvo que la publicación de la cotización del dólar informal "es una forma de presionar hacia la devaluación". Así como que "no vamos a devaluar” cuyo gobierno envió al Congreso un proyecto de ley de blanqueo de divisas, para captar con destino a inversiones en petróleo y construcción los billetes verdes fugados del sistema.

La presidenta Cristina Kirchner impuso desde finales de 2011 un cepo cambiario que prohíbe la venta de dólares para ahorro u operaciones inmobiliarias, a fin de frenar la fuga de capitales. La medida logró bajar de 22.000 a 4.000 millones de dólares la fuga entre 2011 y 2012, pero las operaciones al margen de la ley cobraron vigor por la fuerte demanda de divisas, que es crónica en los últimos 50 años en Argentina.

#2

Re: Al ministro de Economía le causa risa el dólar informal

Con esta medida solo se intenta esconder la devaluación del peso argentina, con lo que a mi tampoco me parece que la cotización del Dólar blue sea lo más ajustado a la realidad posible.

Saludos.

Gestora de Patrimonios en Welzia

#3

Re: Al ministro de Economía le causa risa el dólar informal

En sus declaraciones al canal C5N dijo:

Es un mercado ilegal que no tiene ninguna referencia clara de precio. Yo me río mucho cada vez que veo la cotización. Le juro que desafiaría a cualquiera de los periodistas que me digan cómo la consiguieron
#4

Re: Al ministro de Economía le causa risa el dólar informal

El Senado comienza a debatir esta semana la iniciativa de Kirchner que apunta a crear instrumentos de inversión dolarizados, con el doble propósito de enfriar el mercado paralelo y estimular una economía que se ve menos dinámica que en la última década.