Hacer trading no es solo abrir operaciones: psicológicamente también tenemos que estar preparados. Sin una preparación mental adecuada nos será muy difícil e incluso imposible alcanzar nuestras metas y convertir nuestro trading en una profesión frustrada. Todos pasamos siempre por lo mismo, pero llega un momento en el que tienes que decir basta, tomar perspectiva y comprender realmente en qué consiste hacer trading. 

Como muchas de las entradas y análisis que os voy indicando a lo largo de las semanas, siempre tienen marcada una proyección máxima a alcanzar que tenemos que aprovechar en forma de take proffit, pero no es tan fácil como abrir una entrada y olvidarnos de la operación. Aunque no es necesario que estemos constantemente delante de la pantalla, tenemos que llevar a cabo un control periódico en la medida de lo posible. Simplemente porque el gráfico no siempre tiene que alcanzar la proyección máxima, muchas veces también se producen retrocesos, y ahí es donde entra la gestión de riesgo. 

Como trader siempre aconsejo a mis alumnos y a mi equipo ir ajustando convenientemente el stop loss, simplemente porque si no somos cuidadosos y vamos protegiendo la operativa no tendremos la seguridad de alcanzar un balance positivo tanto en un medio como en un largo plazo. Para mí, una de las claves principales, una vez abierta la operación, es ir asegurándome de que el mercado va poco a poco avanzando a mi favor para ajustar el stop loss al break even cuanto tenga oportunidad. Es algo así como lo que planteo en el video análisis que he publicado hoy precisamente. Ese tiene que ser nuestro primer objetivo: llegar a un punto en que nos aseguremos de que, pase lo que pase, no vamos a perder nada de capital. 

Se trata de tener la mayor seguridad y certeza de que no estamos arriesgando nada. No hay mayor tranquilidad que estar haciendo otras cosas sabiendo que estamos "a salvo" de cualquier jugada del mercado. Porque en la verdadera mentalidad de un trader no esta en primer lugar el objetivo de ganar, si no que primero es más importante el no perder. Si sabemos gestionar esto en primer lugar, las ganancias vendrán solas. 

Por supuesto, en la medida en que nos pueda seguir siendo posible, y con unos criterios lógicos, seguiremos ajustando el stop loss para ya asegurarnos un beneficio pase lo que pase. Lógicamente a todos nos gusta mucho más que el precio toque el take proffit ya que nos dará nuestro máximo beneficio, pero tener un beneficio asegurado es sinónimo de éxito pase lo que pase. Y en la medida en que nos sea posible ir ajustando cada vez más el stop loss, nuestra ganancia asegurada irá creciendo. No se trata de sacar grandes cantidades de capital por cada operación que abrimos, si no asegurar un beneficio cada vez mayor tratando al mismo tiempo obtener grandes cantidades de capital. 

Por encima de todo, en la mente de un trader siempre tiene que primar la seguridad, y ese debe ser siempre nuestro objetivo. Esto no es una apuesta, no es el todo por el todo, no es operar sin sentido o en una carrera de fondo intentando hacer historia. No debemos convertirlo en una profesión de riesgo, si no emplear los instrumentos más factibles para convertirla en lo más segura posible, y así, sin duda, habremos alcanzado el éxito en el mundo del trading. 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!