Tras la ratificación de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos, el próximo 20 de enero se procederá a su nombramiento oficial. Por lo tanto, este mes sin lugar a dudas tendrá a Estados Unidos como principal protagonista de los mercados, quienes han iniciado nuevas tendencias favorables al dólar que merece la pena analizar detenidamente para estudiar distintos escenarios que se plantean en las operativas. Por otro lado, también hoy estaremos atentos a los datos sobre las nóminas no agrícolas y la tasa de desempleo que saldrá publicado en dicho país y que podría generar cierta volatilidad.
EURUSD, H1
EURUSD, H1


Para empezar, quiero hablar del par EURUSD. Este activo ha roto recientemente una tendencia alcista de gran importancia que llevaba arrastrando desde que comenzara el pasado mes de noviembre, por lo que su importancia es elevada. Esto es lo que finalmente nos hace pensar en la posibilidad de aprovechar ventas en favor de tendencia a modo de corrección para este mercado. Sin embargo, la tarea que aun nos queda pendiente es la de trazar una tendencia bajista más definida que nos permita determinar los posicionamientos de venta más óptimos en la medida en que el precio rebote en ellos y nos permita entrar en los puntos más altos posibles.

Una vez finalizado el proceso de acumulación por el que atraviesa en este momento, las proyecciones más cercanas de la imagen están en 1,2151 y en 1,2069.

GBPUSD, H4
GBPUSD, H4


Uno de los aspectos más destacados del par GBPUSD es el triángulo bajista que se ha estado formando recientemente. Tal y como he ido indicando a través de mis redes, la proyección comienza a indicar posibilidades bajistas, aunque tendremos que tener especial paciencia con la fase de acumulación por la que está atravesando en este momento. Solo sería inviable la proyección bajista si vemos máximos por encima de 1,363.

De esta manera, la primera proyección estaría ubicada en 1,348 y la máxima, al menos por el momento, en 1,3382.

USDCHF, H4
USDCHF, H4


Y por último quiero hablar del par USDCHF. Aunque a un nivel de menor relevancia, este gráfico ha sido capaz de superar una aceleración bajista que podemos ver reflejada en la imagen que comparto en mis redes. Este comportamiento nos hace pensar en la posibilicad de que podamos ir a buscar apoyo en la tendencia bajista más general. La clave para aprovechar esas compras será apoyarnos en la subida y aprovechar cada bajada y rebote confirmando mínimos más altos para posicionarnos en compra. Las proyecciones y objetivos más cercanos a alcanzar en estas condiciones se sitúan en 0,8883; 0,89 y 0,8947.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!