¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
En empieza el próximo webinar ¡Conócete y aprende a manejar tus emociones!.
Economía y Mercados financieros desde otro punto de vista

El Rincón del gestor: Alfonso J. Guerra

Siempre me he referido en este blog que en esto de la inversión nunca hay que dejar de aprender y de formarse. Precisamente en un curso de análisis sectorial que organiza ISBIF conocí a nuestro protagonista de hoy. Alfonso J Guerra es gestor de carteras y SICAV de Santander prívate banking y responsable del sector farmacéutico en dicha entidad. Alfonso es farmacéutico de formación y nos dio una master class sobre el sector. Rápidamente a pesar de hablar de farma surgió un punto en común en el que la conversación empezó a fluir, el value investing. Nunca he invertido en farma pero después de esto, mi circulo de competencia se empieza a expandir y en gran medida gracias a Alfonso. Gran claridad de ideas, pasión y conocimiento de un sector desconocido para el gran público. Quiero dar las gracias a Alfonso por su amabilidad, predisposición y tiempo. Seguro que esta entrevista nos ayude a seguir mejorando en nuestro proceso inversor. Vamos a por ello:

¿Qué posición estás desempeñando actualmente?

Trabajo en Santander Private Banking. Soy Gestor de Carteras y SICAVs y analista del sector Farma. Asimismo soy responsable del equipo de Value Investing que hemos creado en Santander Private Banking.

¿Cómo llegaste a esta posición?

Mi caso es especial porque soy farmacéutico. Tras completar un MBA en la Universidad de Georgetown con especialización en Finanzas, cambié mi carrera profesional desde Farma a Inversiones. Tras unos meses, comencé a trabajar en Santander Asset Management en el Equipo de Renta Variable, como analista de Farma. Finalmente, transcurridos algunos años, me incorporé como gestor a Santander Private Banking.

¿Qué cambiarías de esa historia si pudieras volver a empezarla?

No cambiaría nada, salvo intentar empezar más joven el programa de CFA. Me presenté y aprobé el nivel 1 de los 3 de los que consta, y ahí me detuve. Una vez trabajando, y ya con otras obligaciones de tipo personal, encontré francamente complicado encontrar el tiempo para proseguir culminarlo. Pero me hubiera gustado completarlo, sin duda.

¿Qué recomendarías a la gente que está empezando?

Comenzar y profundizar en el Value Investing, leer a los grandes gestores (Warren Buffett, Benjamin Graham, Peter Lynch, Howard Marks…) seguir las conferencias a inversores, viajar y tener una experiencia personal y/o profesional en el extranjero y como programa formativo, si se dispone de al menos 3 años, como decía, el CFA me parece muy completo.

Respecto a tu forma de entender la gestión:

¿Sobre qué activos operas?

Acciones, Bonos y Fondos de Inversión.

¿Qué estilo de inversión te define mejor y por qué?

Value Investing. Porque lo entiendo, es muy sencillo y para mí tiene todo el sentido: se empieza valorando, y después, basta con mirar el precio de la acción. Si puedes comprar barato porque hay una discrepancia significativa, compras, invirtiendo a largo plazo.

Es exactamente el mismo proceso que todo el mundo emplea, habitualmente, sin darse cuenta, para comprar cualquier otra cosa en sus vidas: un coche, una nevera, una casa… pero a la hora de comprar acciones, por algún motivo, la gente al invertir sus ahorros deja de aplicar este proceso de inversión. Olvidan el análisis previo del activo en cuestión, renuncian a intentar contestar de una forma mínimamente razonada la pregunta ‘¿cuánto vale?’. Una de las ventajas del Value Investing es que no hay que ser especialmente inteligente ni elaborar modelos sumamente sofisticados. Todo el mundo puede aplicar este proceso si se tiene tiempo, dinero que no se vaya a necesitar en el corto y medio plazo y disponer de un carácter no excesivamente temperamental. Como este proceso es fácil de entender y, sobre todo, tiene todo el sentido, me siento identificado y lo recomiendo a todo el mundo.

Explica brevemente tu proceso de inversión:

No hay un proceso de inversión, en el sentido de orden en el tiempo. No hay un paso 1, paso 2… normalmente es más caótico que todo esto. Obviamente, siempre se empieza por la generación de la idea de inversión, pero ésta puede proceder de múltiples fuentes. En realidad, la curiosidad por todo es el mayor motor generador de ideas: asistiendo a conferencias de inversores, chequeando las mayores caídas en precio de las acciones de una compañía o de un sector, leyendo la carta trimestral de un gestor en quien confíes o el informe sobre una compañía de un buen analista. Pero también leyendo prensa deportiva, viendo el telediario o yendo a unos grandes almacenes pueden surgir excelentes ideas de inversión.

Ahora bien, en el proceso, siempre tienes tú mismo que llegar a tu propia valoración y después mirar el precio para comprobar si existe discrepancia. Si efectivamente puedes comprar con un descuento importante, con un margen de seguridad significativo, compras…, o vendes si ya ha alcanzado esa valoración.

¿Cómo sería un día típico?

Lees informes, hablas y visitas a clientes, asistes a comités de inversión… cada día es diferente, nunca te aburres porque siempre, hay cosas que hacer, completar, o profundizar. No tiene fin, lo pones tú, porque siempre se puede leer más de casi cualquier tema.

¿Por qué te decidiste por ese estilo?

Es que en mi opinión es de sentido común y es bastante conservador. Mi sesgo psicológico es muy conservador. Soy inversor de renta variable, tengo casi todos mis ahorros en acciones a largo plazo y de forma conservadora. Hay gente que piensa que no se puede ser conservador e invertir mayoritariamente en renta variable. Yo pienso que, si se dispone de tiempo porque no se necesitan esos ahorros en el corto o medio plazo, el mejor activo sin duda es la renta variable aplicando estos criterios de value investing. Y es conservador porque el riesgo, fundamentalmente, surge al comprar algo que no conoces lo suficiente. Si tú mismo realizas tu propio análisis sobre la compañía, la probabilidad de perder dinero a largo plazo disminuye (pero nunca desaparece) en gran manera.

¿Qué inversores de este estilo admiras?

Empiezo por los españoles, porque en España tenemos a grandes gestores. Comenzando por Francisco Paramés, el gran protagonista y responsable del crecimiento del value investing en nuestro país. Iván Martín, compañero nuestro en su etapa en Santander Asset Management. Álvaro Guzmán, Fernando Bernad, Javier Ruiz, Luis de Blas, Jesús Domínguez, Alejandro Muñoz… por citar unos pocos. Todos son francamente brillantes. Y aquí en Santander, entre otros grandes profesionales,  tenemos la fortuna de contar con una excelente gestora: Lola Solana, con una visión única de la Inversión que ha atesorado prácticamente todos los premios que existen en nuestra industria por las elevadas rentabilidades que ha conseguido año tras año.

De los americanos, me quedo con Warren Buffett, Charlie Munger, Peter Lynch, Ben Graham y Walter Schloss, este último muy desconocido en nuestro país.

¿Utilizas las ideas de los analistas? En cualquier caso, ¿de dónde obtienes tus ideas de inversión?

Por supuesto, los analistas son fuente de ideas pero, como comenté anteriormente, las ideas proceden de múltiples sitios.

¿Cómo te influye la opinión del consenso a la hora de tomar una decisión? Afortunadamente, yo diría que en nuestro equipo de value investing no miramos la opinión del consenso para tomar una decisión. De hecho, si todo el mundo está positivo en una acción, probablemente, su precio sea elevado y no nos parezca una buena idea de inversión.

Más respecto a tu gestión:

¿Cuál fue tu mejor día en los mercados financieros?

No sabría decir uno… obviamente cuando ves que tus clientes logran importantes subidas en su patrimonio gracias a tu gestión. Por ejemplo, cuando una compañía que has comprado en sus carteras es opada es una confirmación de que tu análisis era correcto y no hay mayor satisfacción que ver cómo tus clientes se pueden beneficiar de ello.

¿Y el peor?

Lo contrario: cuando ves que tus clientes pierden rentabilidad por un error en nuestros análisis. Por supuesto, de vez en cuando incurrimos en errores de inversión. Equivocarse, desgraciadamente, es parte consustancial de nuestra profesión, por lo que es fundamental intentar minimizar el impacto de dichos errores.

¿Qué aprendiste de esos días?

De los errores aprendí a diversificar más: por activo, por países, por sectores, por divisas... y evitar las compañías excesivamente endeudadas.

De los aciertos, aprendí que cuanto mejor te conoces una compañía, cuanto más la has estudiado, las probabilidades de éxito aumentan, pero nunca puedes estar seguro… porque si estuvieras seguro, no diversificarías. Nunca se puede tener la garantía de que se tiene toda la información correcta o relevante o de que no van a suceder acontecimientos inesperados.

¿Por qué decides vender una acción que tienes en cartera?

Porque encuentro alguna otra con mayor potencial o porque ha sobrepasado con creces mi valoración.

Respecto a la gestión en general:

¿Qué cualidades crees que debe tener un buen gestor?

Ser emocionalmente tranquilo y equilibrado, humilde, trabajador, gran lector, dominar las 4 reglas básicas de álgebra que conoce un niño de 3º de Primaria, tener conocimientos básicos de contabilidad y de inglés, y, sobre todo, ser curioso, que le guste saber de todo. Y tener criterio propio, no sentirse mal por pensar distinto a los demás, si se ha estudiado más que la mayoría, claro.

¿Qué medios consideras necesarios para realizar una buena gestión?

Contar con una inteligencia media, muchas ganas y curiosidad, suficiente tiempo, conocimientos básicos de Contabilidad e Inglés, y yo diría, Internet para ver los precios de las acciones, conseguir algunos ratios financieros que se pueden seguir en algunas webs bursátiles, y acceder a los informes anuales de las compañías para conocerlas. No hace falta construir modelos financieros de 200 pestañas, muy sofisticados… para hacer una buena gestión.

¿Cómo llevas el aspecto psicológico? ¿Qué importancia le das?

El aspecto psicológico es absolutamente fundamental. No basta, no es lo único importante, pero es completamente esencial… si se es nervioso, mejor contratar a alguien que gestione tu patrimonio.

¿Cómo influyen los cambios del sector (tecnología, regulatorio, etc) en tu trabajo diario?

Nos obliga a estar permanentemente informados pues afectan a las compañías en las que invertimos o seguimos.

En cuanto a la formación:

¿Consideras importante la formación para realizar tu trabajo?

Es vital. Es nuestro principal activo como profesionales. Casi diría que es el único relevante.

¿Estás realizando alguna formación ahora mismo?

Formarte es acceder a nueva información que incremente tu conocimiento de algo. Por tanto, simplemente, leerte un libro sobre inversiones es formación. De modo que debería responder con un “sí” pues, además, obligatoriamente debes leer cada día informes y de esta manera te formas. Dicho esto, actualmente no estoy siguiendo ningún programa formal de formación.

¿En qué te gustaría formarte en el futuro?

Siempre nos estamos formando, constantemente, al leer informes de análisis, asistir a presentaciones sectoriales… Siempre estoy interesado en conocer más sobre análisis sectoriales y sobre compañías.

¿Cuáles son tus tres libros de mercados financieros favoritos?

No diré los favoritos, sino los que alguien que esté empezando, en España, creo que le aportaría de veras: comienzo de nuevo por el más cercano a nuestra realidad cotidiana, el de Francisco Paramés “Invirtiendo a largo plazo”. También recomendaría sin duda el de Peter Lynch “Un paso por delante de Wall Street”, y el “Inversor Inteligente” de Ben Graham. Y un cuarto, si me permitís… “Los ensayos de Warren Buffett”, de Lawrence Cunningham.

¿Qué libros -de mercados o no- te han influido más?

Los anteriores sin duda me han influido muchísimo a nivel profesional. A nivel más personal, recuerdo especialmente “El encuentro con la realidad” de Vicente Ferrer, y “Gregorio Marañón” de Antonio López Vega, dos de las grandes figuras españolas de los últimos 100 años. Por último, y de un modo mucho más general, es inevitable citar la Biblia y su profunda influencia en nuestra sociedad occidental durante los últimos dos milenios.

¿Qué libro tienes ahora mismo en tu mesilla?

Estoy releyendo “Batiendo a Wall Street” de Peter Lynch. Conforme pasa el tiempo me parece esencial volver a leer algunos títulos esenciales como éste.

Más allá de los mercados:

¿Qué te gustaría hacer si no te dedicases a la gestión?

Medicina. Creo que sería un buen médico, pero hay un pequeño detalle… no soporto ver la sangre y menos aún podría con la cirugía. También me gustaría investigar en inmunología o en oncología. Pegado a un microscopio creo que también sería feliz.

¿Qué haces cuando no estás pegado a los mercados financieros?

Intento estar con mi mujer y mis tres hijos, ayudar en lo que puedo a mis padres y quedar con mis amigos. Me gusta el cine y el deporte. Aunque no es lo que más me gusta en el mundo, corro con cierta asiduidad porque es un deporte muy sencillo de practicar, y que, como casi cualquier deporte, tiene importantes beneficios para la salud. También me gusta muchísimo la historia y la astronomía. En realidad, me gustan muchas cosas, lo cual ha llegado a ser a veces un problema…

En breve: una película, una serie, una canción.

Una película: “El Golpe”, pero también “Interstellar”. Una serie: “Cosmos”, la original de Carl Sagan y la última de Neil de Grasse Tyson, pero también “Juego de Tronos”. Una canción: el himno de mi país, España,  pero también “Asturias Patria querida” cuando suena en la salida del Descenso del Sella. Es que es insuperable.

 

Muchas gracias,

Javier Flórez

@FlorezJav

 

---

Las opiniones, consejos, ideas, etc que leas en este blog, son sólo opiniones. En concreto las opiniones personales de Javier y de Tomás, no las de ninguna entidad.

Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y nada en este blog puede ni debe considerarse como asesoramiento de ningún tipo.Tampoco deberías considerarlo como una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.

Podríamos tener exposición ya sea personal o a través de alguno de los productos que gestionamos en las entidades para las que trabajamos, en alguno de los activos que comentamos en el blog.

Autores

  • TomasGarciap

    Gestor de carteras y fondos de inversión, especialista en divisas y materias primas. Sumo ya más de 11 años de experiencia en el sector financiero, la mayor parte en el Departamento de Análisis, Estrategia y Asesoramiento de un importante banco multinacional. Tengo la suerte de poder combinar trabajo en el sector financiero con actividad docente en varias universidades y centros de negocios. La Vuelta al Gráfico es mi pequeño rincón donde exponer mi opinión puramente personal.

  • Javiflo

    Javier Florez Garcia Javier Flórez es licenciado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad de León y Master en Finanzas en Analistas Financieros Internacionales. Comenzó su carrera en entidades bancarias como asesor de banca privada y gestión de inversiones para posteriormente irse a Dublín y trabajar en BMW Irlanda. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el grupo BNP Paribas en España primero como analista Macro y actualmente como Analista CIB Europe. Además, Javier ha sido futbolista profesional, en equipos como el Racing de Santander, Cádiz, la Cultural Leonesa o el Atlético Astorga.

Envía tu consulta

Sígueme en Twitter

Sígueme en Twitter

Acerca del blog

Las opiniones, consejos, ideas que puedas leer en este blog, son en todo momento mis opiniones. Esto significa que muchas veces no serán como las tuyas, muchas veces sí lo serán, a veces serán correctas, otras veces equivocadas, pero siempre argumentadas, aunque puede ser que la información (pese a estar recogida de fuentes que considero fiables) puede ser incorrecta o incompleta.
Invertir en los mercados no es un juego. Cada día se gana y se pierde mucho dinero y son tantos los factores que pueden influir las valoraciones de los diferentes productos que existen de inversión/especulación que es imposible predecir sus movimientos con seguridad.
Ningún post de este blog tiene en cuenta tus circunstancias personales y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero: si decides lanzarte al mercado basado en cualquier idea aquí vertida es sólo bajo tu responsabilidad.


Sitios que sigo

Creative Commons License
Este Blog está bajo licencia Creative Commons