Rankia Argentina Rankia Alemania Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

Año nuevo, finanzas sanas

El comenzar de un nuevo año viene acompañado de metas y propósitos, de diversa índole, académicos, personales o profesionales. Dentro de los personales, uno o quizá el más importante que toda persona podría plantearse es tener una vida financieramente sana. Pero ¿cómo podremos lograrlo? Y, sobre todo, ¿por dónde empezamos? Éstas y otras interrogantes serán contestadas.

Primeramente, elaboraremos un presupuesto, para el cual no necesita otra cosa más que una hoja de cálculo. De arriba hacia abajo, enlistaremos: ingresos fijos (nómina y/o rentas), ingresos variables (honorarios y/o rendimiento por inversiones), ahorro (considerar mínimo el 10% de los ingresos totales), gastos fijos (servicio de luz o agua) y gastos variables (ocio y recreación). Cada mes deberá realizarse, permitiendo tener una visión más amplia acerca de cuándo y qué es en lo que más se gasta, pudiendo así implementar un programa de optimización y prevención de gastos.

Una vez que tenemos el presupuesto en mano, el siguiente paso es ponernos al corriente con las deudas. Si cuenta con la liquidez suficiente para saldarlas, hoy es el mejor momento para hacerlo, pero si no es así y está a buen tiempo de pagarlas, asigne un porcentaje de sus ingresos para ese rubro, ¿cuánto? Desígnelo usted mismo, pero al igual que con el rubro «ahorro», comprométase a realizarlo mes con mes.

Ahora, en caso que ya esté fuera de plazo, como una deuda bancaria, acérquese con la Unidad Especializada de Atención a Usuarios (UNE) de su institución financiera para establecer una alternativa de negociación (consolidación, reestructuración o quita), cuestión que le evitará la generación de intereses moratorios, mala puntuación en el buró de crédito, o la imposibilidad de tener acceso a un nuevo financiamiento en el futuro. Estar al corriente con el pago de las deudas y compromisos financieros es uno de los mejores hábitos que lo encaminará a tener unas finanzas sanas durante toda su vida.

Ya habiendo previsto sus gastos y ordenado sus obligaciones financieras, es momento de realizar un plan de inversión. Quiero hacer especial énfasis en que cada persona es diferente, por lo que resulta indispensable conocer nuestro perfil de inversionista previo a elegir un producto de inversión, por lo que solamente hablaré de generalidades y consideraciones básicas que deben considerarse al momento de comenzar a invertir.  

El primer paso es establecer objetivos hacia diferentes horizontes (corto, mediano y largo plazo), ya que a partir de ello se definirán las estrategias e instrumentos financieros que lo encaminarán hacia el logro de dichos objetivos. Por ejemplo, si hablamos de una meta de corto plazo (menor a un año), lo más adecuado sería hacer uso de activos libres de riesgo, dado que queremos preservar la liquidez, por su parte, si la meta se acopla a un horizonte de varios decenios, el enfoque descansará en la distribución del capital en distintas clases y tipos de activos.

El siguiente paso es la constancia, ¿recuerda que en el presupuesto asignamos dos rubros, de ahorro y deudas? Bueno, pues añadiremos uno más llamado «inversión», dándole el mismo tratamiento que a sus pares. En la mayoría de las ocasiones, cuán más se invierte, mayor es el margen de ganancia y en menor tiempo se podrían alcanzar nuestras metas.

Al asesorarse con un especialista no le deje todo en sus manos, usted también haga su tarea. Lea, investigue y conozca en qué está invertido su dinero. Nadie administrará y asistirá mejor su dinero que usted mismo.

Por último, el consejo secreto: ¡llévelo a la práctica!

Finalmente, y con el afán de que termine su lectura e inicie el año con otro gran consejo, le dejo una frase de Benjamin Franklin:

«Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco».

¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • inversión
  • Educación financiera
  • Asesor financiero
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!