¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
El Rincón del Inversionista
Acercaremos el mundo bursátil a los inversionistas mediante ideas prácticas

¿Se terminó el mercado bajista en Wall Street?

La víspera de la Navidad de 2018 (el 24 de diciembre), será una fecha recordada históricamente por los inversores. Ocurre que fue el peor día de la historia para los mercados de Wall Sreet en ese día previo a la festividad en cuestión, originando pánico entre los participantes de las Bolsas ya que se presagiaba el comienzo de un mercado alcista que podría tener correcciones de magnitud en las cotizaciones de los activos.

Fue así como las principales portadas de los sitios financieros más importantes del mundo daban lugar a los analistas "más bajistas", que hacían presagios de caídas de las bolsas sin precedentes. Con uno de los mercados alcistas más largos de la historia sobre las espaldas, las ganancias acumuladas eran relevantes y de allí los presagios más agoreros.

Tan solo 45 días después, nada de esto ocurrió...

Los mercados sorprendieron a propios y extraños y consolidaron un rally realmente inesperado, llevando al Nasdaq a la salida del mercado bajista. Técnicamente, un índice o un activo financiero entra en un bear market cuando sufre una caída igual o superior al 20% desde su máximo reciente. En forma análoga, estadísticamente se estima que el propio índice o activo sale del mercado bajista cuando sube un 20% o más desde el mínimo más reciente.

Y esto ocurrió con el Nasdaq:

En apenas 35 días, el 11 de febrero último, el Nasdaq salió del territorio de mercado bajista. ¿Acaso ya pasó lo peor...?

Lógicamente que el cambio en la percepción del ritmo de ajuste de la tasa de interés de la Reserva Federal es la que ha funcionado como el driver relevante de esta fuerte recuperación de la renta variable, aunque claramente por delante tenemos muchos desafíos.

El primer de ellos surge del propio driver alcista: la pausa en la suba de las tasas de interés por parte de la FED es buena noticia de corto plazo para las cotizaciones pero muy mala de mediano plazo para las perspectivas del mercado. Una recesión es probable en Estados Unidos, afectando las expectativas futuras.

En segundo lugar, la temporada de ganancias corporativas de Wall Street no es buena, ni mucho menos. Las compañías reportaron, en promedio, un recorte de más de 50% de las ganancias esperadas para el primer trimestre de 2019, producto de la desaceleración global.

Finalmente, la tan grande expectativa sobre el probable acuerdo comercial entre China y Estados Unidos no puede salir bien. El mercado se ha alimentado de las negociaciones para mantener los niveles elevados de los mercados, pero seguramente que cualquier acuerdo que se alcance (si es que se llega a uno) no será suficiente para validar las expectativas.

Mi impresión es que los riesgos no están siendo bien medidos por el espectro inversor.

Sólo resumo mi visión de mercado en el futuro con una sola palabra: cautela.

Autor del blog

  • Doguita

    Hace más de 16 años estoy en el mundo de las inversiones y finanzas personales, aportando ideas para el inversionista inicial. He escrito columnas de opinión en varios medios especializados, como así también soy fuente permanente sobre opinión de mercados e inversiones. Pueden seguirme en Twitter en @diegomb80.

Envía tu consulta