Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
4 recomendaciones

Carrera de resistencia, no de velocidad. 

 

Muchas veces pensamos que algunos términos económicos únicamente los entienden personas sumamente inteligentes, o que son del entendimiento de unos cuantos. ¿Qué tanto es verdad? ¿Será que no le conviene al sistema que la gente sepa cómo funciona el mundo en general? 

La primera vez que escuche que se planteaba una pregunta similar fue al ver una de mis películas favoritas, “The Big Short”. El diálogo dice lo siguiente: “Valores respaldados por hipoteca, préstamos no preferentes. Tramos. Es bastante confuso, ¿no? ¿Te aburre? ¿Te hace sentir tonto? Bueno, de eso se trata. Wall Street usa términos confusos para parecer indispensable. O todavía mejor, para que los dejes en paz.” 

Esto me hizo plantearme algunas preguntas: ¿Qué tan difícil puede ser entender esos términos? ¿Dónde buscarlos si no fui a una escuela de economía? ¿Cómo aprender a mover dinero en la bolsa? Al principio, pienso, puede sentirse frustrante el querer comprender de una sola vez y a la perfección cómo funciona el mercado para lograr ser rentable. Pero debemos comprender que es una cuestión que fluye poco a poco, como una carrera en donde debemos ser constantes, tomar el debido tiempo de estudio y práctica hasta llegar al punto en el que podamos dar una propia perspectiva de lo que podría ser o lo que podría pasar, observando los movimientos y las noticias que surgen día a día.

La ventaja que tenemos muchos de nosotros actualmente es la cantidad de información que podemos encontrar acerca de todo. Y, sin duda, el internet ha sido el avance tecnológico que nos ha dado la oportunidad de obtener toda esa información. Por supuesto existen libros muy buenos que hablan de economía, son las herramientas que solemos usar en la escuela. Pero hoy en día existen no solo libros sino también documentales, películas, blogs y páginas de internet en donde podemos encontrar información y formación precisa de muchos términos económicos y nociones básicas del tema. En YouTube es posible encontrar canales con contenido económico que nos muestran desde los términos básicos hasta temas macroeconómicos, que se relacionen con la bolsa de valores y muchas otras cosas. Gracias a todas estas herramientas podemos adquirir conocimiento que nos ayude a comprender, analizar y sacar conclusiones de los panoramas generales que podríamos enfrentar, y con ello tomar decisiones que nos beneficien.      

 

Les plantearé un ejemplo claro del beneficio que podemos obtener cuando tenemos conocimiento básico del tema económico. En un negocio tradicional, un comerciante que compra ropa del centro del país y del extranjero para venderla en la zona sureste. Es proveedor de varias sucursales de tiendas de ropa y accesorios. Al tener negocios con tiendas extranjeras le dan crédito en ropa en dólares, tiene 25 mil dólares de crédito (75 mil pesos), y realiza su compra para surtir en el sureste. De un día para otro (digamos una semana) el dólar sube de 3 a 6 pesos, ósea que ahora el crédito (deuda) del comerciante ya no equivale a 75 mil pesos sino a 150 mil. Si el comerciante hubiese tenido conocimiento básico en el tema, es muy seguro que habría buscado la forma de protegerse o de ahorrarse ese problema. Probablemente habría esperado que la turbulencia de los mercados pasara antes de realizar su compra a crédito y sufrir un aumento en su deuda.

 

He allí la importancia del conocimiento. Es probable que nos sea más fácil comprender los temas económicos cuando tenemos ejemplos relacionados con el día a día, en donde vemos los problemas que surgen a los vendedores ambulantes, a los dueños de pequeños negocios, a nosotros mismos como compradores de un supermercado. Los términos técnicos pueden llegar a parecer confusos pero una vez teniéndolos en contexto, la comprensión se vuelve sencilla. Nuestra ventaja, repito, es la variedad de contenido que podemos encontrar. Es tan grande que podríamos encontrar ese libro, ese curso, ese blog o vídeo que se apeguen a nuestras preferencias de aprendizaje. 

Tengo la creencia de que quienes ya poseemos ese conocimiento, básico o avanzado, tenemos la responsabilidad de divulgarla de la mejor manera posible, empezando con nuestros familiares y amigos (comerciantes o no) para que seamos cada vez más las personas que poseamos esa herramienta tan importante que nos ayuda a combatir a los movimientos macroeconómicos.        

 

No sé si el conocimiento es poder, pero lo que si creo es que si ese conocimiento va acompañado de acción si puede dar el poder de la tranquilidad. Claro que en el tiempo que esa persona era comerciante (mi abuelo) no existía el internet como lo conocemos ahora, quizá con la información que contamos hoy en día, los comerciantes o dueños de negocios puedan prepararse mejor o saber qué hacer en una situación similar a esa y quizá ente en nuestra responsabilidad como conocedores de esa información, pues, divulgarla de la mejor manera posible y que cada vez podamos ser más las personas que tengan una muy pequeña herramienta contra los movimientos macro. 



 

Ponte a Invertir, creadores de Contenido

Twitter: @Ponteainvertir

Spotify: PonteaInvertir

https://www.ponteainvertir.com/

 

¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo
4 recomendaciones