3 recomendaciones

Hace un tiempo escribí un artículo sobre las diferencias y similitudes del póker y los mercados financieros. Aprovechando el artículo que escribió JL sobre “La operación del miedo” en el índice del VIX voy a señalar una de las ventajas de operar mercados respecto a jugar al póker.

Resumiendo la operación, JL  planteaba operar el VIX, que se encontraba en zona de mínimos, y donde el SP500 se encontraba en zona de máximos históricos. Su razonamiento era que aunque el mercado podía seguir subiendo, y el VIX continuar bajando, pensaba que no había demasiado recorrido a la baja y en cambio sí lo había al alza.

Vamos que tenía un porcentaje mayor de subir que de bajar y tenía las probabilidades  a favor de que la operación saliese bien como así ha sido.

¿Qué es lo que hizo para plantear esta operación? Esperar el momento adecuado. Analizar las situaciones que va generando el mercado, esperando pacientemente la oportunidad correcta y que nos ofrezca garantías para que sea una operación de éxito. La operación podría haber salido mal, pero si la repetimos muchas veces el beneficio, al final, será positivo.

La gran diferencia entre el póker y los mercados es que en el póker no puedes esperar a que nos repartan la mejor mano inicial, en el caso del Texas Holdem seria dos ases, para jugarte tu dinero. El motivo es que se tienen que ir pagando unas ciegas que se van comiendo nuestro dinero, y es necesario jugar más manos para evitar quedarte sin dinero por las ciegas. El jugador que espere siempre los dos ases para jugar, es un perdedor de muchísimo dinero de forma segura. Primero por lo que he explicado de las ciegas y segundo porque cuando él entre al trapo, nadie más lo hará.

En los mercados en cambio, somos una gota en medio de un océano, como pequeños inversores nuestros movimientos no van a despertar la más mínima sospecha de nadie. Además, a diferencia del póker, no estamos obligados a jugar ninguna mano que no nos guste, y no por ello seremos expulsados de los mercados y nos cobraran por ver los gráficos. Pagaremos, dependiendo del bróker alguna comisión, pero comparada con el póker, las podemos obviar, ya que no nos van a hacer mucho daño, cosa que sí ocurre en el póker.

Por tanto, la mayor virtud que deberíamos tener como inversores es la paciencia, no tener prisa por entrar al mercado, el mercado estará siempre ahí, ofreciendo nuevas oportunidades. Cuando localicemos la operación idónea, entonces desplegaremos nuestro arsenal, mientras tanto podemos ir analizando operaciones y nadie nos va a cobrar por descartarlas.

Esperar las ocasiones adecuadas es lo que pondrá la balanza a  nuestro favor y como hemos dicho, nos podemos permitir el lujo de hacer otras cosas mientras esta ocasión, en cambio ne el póker estás obligado a jugar manos peores por necesidad para subsistir.

Querer estar siempre en los mercados es un error, y pienso que es mejor esperar pacientemente las mejores oportunidades. Aunque podamos pensar lo contrario, esperar el momento adecuado es mejor que estar siempre en el mercado, si la rentabilidad es mayor. Esto lo veremos en otro post. 

Por tanto, como ya conocemos nuestra ventaja, apliquémosla, y esperemos aquellas ocasiones donde las probabilidades están a nuestro favor claramente. Nuestra vida en los mercados lo agradecerá.

Salu2 y feliz semana! 

F.C.Moltó

Trading EV+

www.sharkopciones.com

Formación en Inversión y Trading con OpcionesRegistro gratuito aquí

¡Sé el primero en comentar!
Sitios que sigo

Twitter de SharkOpciones

Sígueme en Twitter
3 recomendaciones