Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿De dónde vienen nuestros beneficios cuando trabajamos con opciones?

5 recomendaciones

Cuando se trabaja con opciones, las estrategias por sí mismas no son ganadoras. Si nos ceñimos a los precios teóricos que puede darnos un modelo determinado, las opciones estarán valoradas adecuadamente. Es decir, que estaremos pagando el precio justo por lo que compramos. Por tanto, aplicar una call o una put, ya sea vendida o comprada, o combinaciones de ambas de forma sistemática, y sin hacer nada más, a largo plazo produciría un resultado nulo, ni se ganaría ni se perdería.

En la realidad, esto no se puede saber si es así o no, puesto que no podemos predecir el futuro y solo sabremos si el precio que se paga es mejor o peor en función de lo que haya hecho el precio del subyacente, si ganamos habremos comprado barato o vendido caro, y al revés. Si quedamos empate habremos pagado el precio justo.

Todo esto sin tener en cuenta las comisiones, puesto que si incluimos las comisiones será necesario acertar más veces de las que se falla, o comprar más barato y vender más caro en un número mayor de ocasiones. Como tampoco compramos al precio junto o valor teórico, sino que pagamos una horquilla, estamos echándole más salsa al asunto y aún necesitamos ganar más para compensar las veces que se pierde.

¿Cómo podemos ganar usando opciones?

Pues a través de los ajustes. Cuando realizamos un ajuste es como realizar una nueva apuesta, adaptándonos al nuevo entorno, cuanto más ajustes más posibilidades de acertar. Dicho así suena bien, pero la realidad es bien diferente, puesto que como hemos metido en la ecuación las comisiones y las horquillas, cuanto mayor sea el número de ajustes, más difícil es sacar la posición en beneficio porque vamos reduciendo el beneficio potencial.

Encontrar un equilibrio es fundamental, aunque no hay fórmulas mágicas para saber cuándo hay que ajustar y cuando no, podemos hacerlo usando soportes y resistencias, podemos hacerlo usando desviaciones estándar, podemos usar indicadores, datos macroeconómicos, las posibilidades son variadas y cada uno preferirá una cosa.

 

La clave está en ajustar bien y en el momento adecuado.

Esto es más fácil de escribir que de llevar a la práctica, pero como guía general, deberíamos dejar que el precio pueda fluctuar dentro de unos rangos, y tomarnos como normales esas variaciones en el precio.

A la hora de establecer esos rangos, hay que tener en cuenta, que cuanto más grandes sean los rangos, mayores serán las fluctuaciones del precio, y si este va en nuestra contra y tenemos una pérdida considerable, esta será más difícil de recuperar que una pérdida menos pronunciada.

Para finalizar pondré dos ejemplos reales:

Ejemplo 1:

En el vencimiento de Abril, en la escuela trabajamos una IC, íbamos realizando el seguimiento todos los martes en clase, al final la conseguimos cerrar con unos beneficios netos entre el 8 y el 9% del máximo capital utilizado.

Al cerrar la posición, una de las críticas que le hacía es que realicé demasiados ajustes, y que posiblemente menos ajustes hubieran sido posibles.

Ejemplo 2:

La misma posición de inicio sin realizar ningún tipo de ajuste, al llegar al vencimiento hubiera producido el máximo de pérdidas. El precio subió bastante y no acertamos con el setup de entrada.

 

Aun así la posición de inicio tenia bastantes probabilidades de acabar con beneficios, pero las condiciones no se dieron de forma adecuada.

Con los ajustes del primer ejemplo, aunque posiblemente demasiados, tuvimos la posición más o menos controlada, sin dejar que las pérdidas se disparan. Establecimos rangos, posiblemente muy estrechos, y no dejamos que se perdieran grandes cantidades de dinero que luego son más difíciles de recuperar.

Con la posición dos, no hicimos nada, y se necesitarían de muchas más posiciones ganadoras para poder recuperar lo perdido por la mayor pérdida.

Ajustar acorta los plazos para que la expectativa matemática se ponga de nuestro favor, precisamente por lo que hemos dicho antes, volvemos a apostar en lugar de mantener la apuesta previa.

Puntualización:

Aunque hemos dicho que en teoría, los precios están correctamente establecidos, la realidad dista mucho de esto, y hay gente que se dedica al arbitraje de precios o de volatilidad y sacan tajada de ello. Esto demuestra que la realidad dista mucho de la teoría.

Salu2 y feliz semana!

 

F.C.Moltó

Trading EV+

www.sharkopciones.com

Formación en Inversión y Trading con OpcionesRegistro gratuito aquí

  1. en respuesta a Randomend
    #2
    Trading Ev

    Hola Randomend!

    Lo importante es tener una opinión sobre por qué ajustas, te puedes basar en analisis técnico, soportes, resistencias, indicadores.

    Te puedes basar en analisis fundamental, si la salud financiera de la empresa cambia y crees que el precio tomará otro rumbo.

    Te puedes basar en noticias y datos macroeconómicos, como pueden ser informes de beneficios, datos de crecimiento, etc.

    Al final, lo que vamos a intentar buscar es una brujula que nos guie y nos ayude en la toma de decisiones, cada persona se sentirá más cómoda de una forma.

    Tambien influirá el espacio temporal sobre el que operes, para tener en cuenta unos elementos u otros. Por ejemplo, basarse en los fundamentales y operar a medio plazo no tiene sentido, en cambio si vamos a operar a largo plazo si lo tiene.

    Espero haberte contestado, si sigues con dudas dímelo. Salu2!

  2. #1
    Randomend

    ¿Cómo saber en qué momentos debemos de ajustar y en cuáles no? basándonos en el análisis técnico es suficiente? Saludos y buen post!

Sitios que sigo
5 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...