Blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

De cuando la retranca se confunde con la realidad

 

Asumiendo que las generalizaciones nunca son adecuadas, (ni tan siquiera para el caso de los expertos que parece que intentan aproximarse todos individualmente a sus caricaturas), lo cierto es que siempre tienen algo de verdad detrás. En el caso de los gallegos, uno de los rasgos que normalmente se nos adjudican es el de la “retranca”. Comoquiera que soy gallego y me cuentan que en esto soy muy gallego, me gustaría tratar de explicar un poco en lo que consiste esto y porque lo uso, y porque no lo uso normalmente en este blog. En estos fregados de definir palabras, me muevo fatal y en este caso, creo incluso que no tendría una traducción inmediata al castellano. Como quiera que los del senado no creo que me dejen el pinganillo, voy a tratar de explicarlo “a mi manera” a ver si logro que (con un esfuerzo del lector) se entienda.

La retranca en mi opinión es una especie de recurso que combina la ironía, (tratar de decir lo contrario a lo que se piensa), con la reducción al absurdo, (o sea tratar de exagerar la situación contraria para llevarla al ridículo).  En definitiva, se trata de usar en cierto sentido el humor para dejar constancia del rechazo a una serie de argumentos o actuaciones.

De vez en cuando me sale algún post que vienen cargados de estos recursos. Y en general estos post tienen bastantes cosas en común: la primera es que responden a un estado de cabreo importante. No soy capaz de decir porque salto en determinadas ocasiones, porque puede ser por el día, porque las noticias del día son más absurdas de lo normal, (lo cual es un poco extraño y no acaba de encajar) o por los biorritmos. Pero lo cierto es que este recurso implica un cabreo importante con el tema tratado.

La segunda característica de estos post es que salen volando. Normalmente me cuesta mucho trabajo escribir un post, y sólo el hecho de que normalmente los tengo bastante adelantados y un buen número de ellos escritos en cada momento, me permite publicar de forma regular. Es decir, soluciono el problema de que un post me lleva días o semanas, manteniendo un stock de emergencia y bastantes empezados que voy acabando. Sin embargo, cuando me sale la retranca, son como vomitonas y son post que salen por sí solos, (supongo que enlaza con lo de cabreo), por lo que normalmente son además “bonus post”. Curiosamente son los post que más me gustan porque me parecen los más expresivos.

Y la tercera es que son muy útiles para extraer conclusiones sobre el estado de las cosas. En general los comentarios a cualquier post me sirven de mucho para hacerme pensar, reflexionar y avanzar. Cuando estamos hablando de un post “serio”, los comentarios sirven para avanzar en las “aristas” de este tema serio; y cuando se me va el freno, también me sirven para extraer ciertas conclusiones y buscar alguna forma de aclarar.

Si comenzamos con las conclusiones, la primera y más clara es que es muy difícil hacer estos post. Es difícil desde el punto de vista técnico, porque si estamos tratando de criticar unas declaraciones llevándolas al extremo para crear la sensación de absurdo, se necesita que exista cierto margen. Los expertos y políticos, nos sueltan sus declaraciones, que serán la materia prima para exagerarlas y llevarlas al absurdo, pero el caso es que si no hay margen suficiente, el problema es que pasan de proveedores a competidores, ya que dejan de dar material a competir. Este era el leiv motiv del post sobre el club de la comedia, donde trataba de explicar el problema que tenían los humoristas con esta competencia desleal, (digo desleal porque se supone que los humoristas se dedican al absurdo de tal forma que la irrupción de políticos y expertos no puede ser considerada otra cosa que intrusismo). Por ejemplo, para comentar las campañas de las elecciones catalanas, tuve que hacer un autentico malabarismo para exagerar la realidad, porque los anuncios y spots de los partidos ¡estaban líderes en youtube por ridículos!. ¿es eso justo?.

Muy relacionada con esta primera conclusión, nos encontramos con la segunda; si no hay demasiado margen para la exageración, corres un riesgo grave. En diciembre colgué un post acerca del balance con Rankia, balance que es claramente favorable, y como sea que no voy a perder mi imagen hablando bien de alguien, (esto es ironía, porque hablo bien de bastantes cosas, pero en general se publica sobre lo que está mal o hay que cambiar), he decidido enfocarlo desde la ironía; por tanto publiqué un post intentando usar la ironía llevándola al extremo pidiendo determinadas cosas que son absurdas. El problema es que con todo lo absurdo que era, y lo era mucho, lo cierto es que tuve que aclarar en los comentarios que era ironía. Como anécdota intenté expresar mi acuerdo con los planteamientos sobre internet de Fernan2, llevando al absurdo la posición contraria. De tal forma que surgió un comentario de una persona que discutía con Fernan2, que se lo acabó tomando en serio, y me acusó de “subirme al carro del mangoneo”.

Esto son dos problemas en uno, (a ver si no me pongo muy religioso). El primero es mío e intransferible. ¡lo reconozco!, nadie me obligó a tirar de ironía, y por tanto nadie me dijo que obligó a intentar exagerar unos argumentos absurdos. (¡manolete!, ¡si no sabes torear pa´que te metes!); el hecho de que los argumentos defendidos por ahí sean absurdos no es excusa suficiente porque los conocía. Pero más allá de este problema mío, nos queda un pequeño matiz, (una tontería, si se quiere);

¿Cómo pretendemos salir de esta crisis (o como pretendemos que no hayamos entrado) si somos incapaces de distinguir ironías absurdas de los discursos que escuchamos?. Que es posible que no tenga demasiada capacidad, y por supuesto que entiendo que mucha gente si pilló la ironía; pero la triste situación es que cuando llegamos al punto de dudar de si un absurdo es en serio o en ironía, es que hemos llegado a un punto en que el absurdo campa por doquier.

Que me lleva esto a otro problema de las ironías; ¿Qué ocurre si no se entiende?. Pues que hasta es posible que caiga en algunas manos y ¡se den ideas!. Lamentablemente entre el absurdo general, cierto cacao mental en las alturas y una necesidad de buscar ideas en algún lado el riesgo de que tomen cualquier post exagerado y absurdo y saquen ideas es brutal. Quizás la única cobertura es que no lean, lo cual es muy expresivo del punto en que estamos.

Pero lo que más me preocupa de estos post es que a veces, puedo cometer un error; en el post sobre la reforma de la seguridad social, he tratado de ironizar en una reforma que a mí en particular no me afectaba. El problema es que no había pensado en las personas a las que si afectaba. Espero que hayan entendido que era una crítica a la reforma, y me gustaría volver a dejar claro que este post recogía los elementos que he puesto antes; era fruto puro y duro del cabreo. En el fondo es lo mismo, usando el humor, vuelvo a parecerme a los expertos, de forma que al final el afectado directamente ve otra vez lo mismo, con el cachondeo montado. La conclusión que podemos sacar de esto es sencilla; ¿Cómo vamos a salir de la crisis si los expertos no se sienten mal con lo que dicen?. Es así de simple; ¿en manos de quien estamos que lanzan los mensajes que quieran sin importar los efectos?. Esto asusta y mucho porque realmente tengo la sensación de que estamos en manos de sociópatas, (esto ya lo había puesto en un post aunque no era de los irónicos).  

O sea, que concluyendo, la ironía me sirve para comprobar que estamos en un mundo de informes, medidas y estudios absurdos que campan por doquier, hasta el punto de que mucha gente tiene que usar un “ironic mode on” para aclarar que está siendo absurdo adrede, (en lugar del natural), donde hay que tener cuidado con las tonterías que dices, que acaba en el boe, y donde te van a superar los serios sin problemas en cuestión de días, (es lo único en lo que destacan bastante: ¡un espíritu de superación acojonante!); y aún por encima sin el mínimo asomo de culpabilidad, arrepentimiento, empatía o incluso de pensar en que existen personas tras los números, medidas, propuestas o exigencias planteadas.

¿Cómo es posible que nos recuperemos así?. No lo es; tenemos que soltar lastre y dejar de hacer caso a todos los que hacen imposible distinguir el absurdo de la realidad.

  1. #1

    Comstar

    Yo sin ser gallego uso la retranca para escribir por correo noticias humorísticas cuando algo me cabrea. Creo que ya has visto unas pocas.

    Lo bueno es que el humor permite disfrazar la ofensa con ridículo, para que lo malo parezca natural y lo bueno parezca malo. Ejemplo: "Estudio demuestra que los trabajadores más eficientes son los más vagos". O quizá "Banqueros afirman que EUA no se hunde, sino que sube la marea por el cambio climático".

  2. #2

    Diavia

    A ver si lo del calentamietno global solo es una excusa para recalificar el rustico cuando suba la marea..

    El tema de la ironia , el sarcasmo , etc.. es que (como se aprecia en muchos otros foros , por prudencia algunos ya utilizan el [Modo ironic on] para avisar) muchas veces el grado de cabreo o humor no se transmite a través del ordenador. Muchos comentarios , si no se puntualizan con un ;) o algo que lo "clasifique" tiende a producir diferentes efectos según el ánimo de quien lo lee .

    Pero igual que al escribir hay que tener en cuenta éstos detalles también hay que releer un par de veces para que no pase como ese post de deposito de Cajamadrid al 5,5% que anda por ahí..

    Saludos.

  3. #3

    Javier reyes

    Personalmente los Post del Cabreo creo que te son necesarios, pareces mas cercano, que te salen de dentro vamos.

  4. #4

    Cambioyev

    De cómo ha ido a parar nuestro presente y nuestro futuro a las manos en que están y de cómo vamos a salir de esta crisis.

    Primero, desde que entré en la edad adulta llevo preguntándome cómo es posible que lo que al principio parecía unas pequeñas excepciones anormales de conductas de dirigentes políticos, empresariales y financieros, con el paso del tiempo se haya convertido en una generalidad, si no incomprensible, sí bastante decepcionante. Y no tengo respuesta al primer cómo del título, así que podríais ayudarme un poco.

    Segundo cómo. No tengo ni idea, ya que no veo la forma de cambiar ese concepto de enriquecerse y de considerar a la población estúpida que tienen gran parte de los que nos gobiernan y los directivos de los diferentes sectores económicos. Y tampoco veo un cambio significativo entre las personas susceptibles de ocupar esos puestos dirigentes. Así que tampoco tengo respuesta y tambien necesito ayuda para saber cómo vamos a salir de la crisis.

    No tengo respuestas, es un poco triste, pero estas cuestiones me ha llevado a una reflexión. Es sobre nuestro sistema de relaciones laborales y de cómo estas relaciones creo que han sido, no condición suficiente, pero sí condición necesaria para haber llegado a donde estamos:

    En el actual sistema económico tanto las empresas como las administraciones públicas basan las relaciones entre sus trabajadores en un sistema de incentivos que van cayendo en cascada gracias a las estructuras jerárquicas piramidales en las que se organizan.

    Al igual que en las grandes cataratas del mundo, a medida que los incentivos (el agua) va descendiendo por los diferentes niveles jerárquicos se van convirtiendo en gotas cada vez mas pequeñas hasta casi evaporarse en los niveles mas inferiores.

    Pero aún con esas pequeñísimas gotas para la mayoría de los trabajadores, éste sistema de incentivos (aparte de que se considere mas o menos justo) es sumamente eficaz en el objetivo de conseguir que prácticamente todas las personas (siempre hay unos pocos rebeldes) cumplan las instrucciones emitidas por la cúpula directiva.

    De este modo se consigue que los empleados trabajen para que ellos y sus jefes directos tengan los máximos incentivos posibles, sus bonus. Se requiere empleados que hagan ganar dinero a su empresa.

    Hasta este punto todo parece mas o menos razonable.

    Pero en los últimos años se ha puesto de manifiesto en muchos casos y de forma cada vez mas evidente que esos bonus, que repercuten en toda la estructura empresarial y administrativa, no hacen ganar a la empresa (quiebras y concursos de acreedores) o administración pública (aumento del déficit) y tampoco hacen ganar a los clientes (incremento de precios de bienes básicos y publicidad engañosa). Esos bonus, incentivos, sólo hacen ganar a las cúpulas directivas de esas organizaciones.

    Esto quieres decir que es muy fácil tener controlada a una buena parte de los trabajadores realizando tareas que van en detrimento de su calidad de vida (la calidad de toda la población en su conjunto) y a favor del bienestar de unos pocos situados en las escalas mas altas de la sociedad.

    Y de esta dinámica creo que sólo se puede salir a muy largo plazo:

    1) Modificando el sistema de bonus:
    1.1) Estableciendo un sistema de bonus-malus.
    1.2) Haciendo un seguimiento de calidad de los objetivos.

    2) Realizando un feed-back continuo entre las diferentes escalas de trabajadores, dándoles voz a todos ellos, para mejorar la organización.

    3) Comprender que los trabajadores son los clientes y que éstos son la razón de ser de las empresas y que hay que tenerlos en cuenta.

    4) Mayor transparencia en la política retributiva y en la toma de decisiones.

    5) A mas tiempo, paulatina sustitución de la estructura jerárquica piramidal hacia una red de trabajadores mas o menos horizontal que colaboran entre sí para el cumplimiento de los objetivos.

    Quiero decir que ni con las personas que nos dirigen, ni con las que pueden ser las alternativas, veo la forma de mejorar y salir de la crisis.

    Pero sí veo la posibilidad de ir paso a paso cambiando pequeñas cosas, conceptos, en la sociedad y en la economía, que a largo plazo pueda permitir un cambio cualitativo de conciencia y de ideas en las personas en cuyas manos pongamos, dentro de un tiempo, nuestro futuro.

  5. #5

    Edux69

    en respuesta a Cambioyev
    Ver mensaje de Cambioyev

    Señor, mis felicitaciones por tan gran post. Me ha gustado mucho. Y ¡qué curiosidad!, pero eso de trabajo en equipo sin jerarquías, por mi experiencia en vida (es bastante corta, y no he trabajado), puedo decir que las individualidades puestas al servicio del equipo siendo todos iguales y con voz, mejora el conjunto.

    Tienes un +1

  6. #6

    Yo mismo

    en respuesta a Javier reyes
    Ver mensaje de Javier reyes

    a mi también me gustan más, pero la verdad es que son más un desahogo que otra cosa..

    o sea que realmente lo que hago es traspasar cabreos...

  7. #7

    Yo mismo

    en respuesta a Diavia
    Ver mensaje de Diavia

    pues yo me resisto a poner esos avisos....

    es que es muy grave que no se distingan las ironías,... es una expresión de como están las cosas....

  8. #8

    Yo mismo

    en respuesta a Cambioyev
    Ver mensaje de Cambioyev

    el problema es el de siempre...

    salvo el punto de los bonus-malus que es un problema y grave... el tema está en que las cosas están así porque interesan a los que tienen el poder.

    hoy no tenemos poder ninguno e implantar estas medidas es algo que no interesa a casi nadie de los que mandan y si a todos.

    el gran quid de la cuestión es ¿que hacemos para parecernos un poco a lo que propones?... esa es la gran duda

  9. #9

    Feinmann

    El sarcasmo y la ironía son viejos recursos retóricos que no hay que perder, pero resultan difíciles de transmitir en el medio escrito, que tiene un ancho de banda limitado en el que se pierde el lenguaje no textual. Así que es conveniente poner los tags [irionic mode:on][irionic mode:on], que añadan el contenido no textual. También es interesante el uso de los emoticonos, y añadir algo tan simple como ;-) puede ser suficiente.

    Así Tomas, creo que sería conveniente que cuando escribas alguno de esos post, antes de enviarlo lo dejes enfriar un poco y vuelvas a leerlo, viendo si se entiende la ironía que pretendes transmitir o si por el contrario necesita añadirle unos tags o emoticones que clarifiquen tu intención.

  10. #10

    Cambioyev

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    Se trata de poner semillas, de ayudar a crear las condiciones favorables para que se produzca el cambio deseado.

    Porque ¿cómo se han producido los cambios sociales y económicos a lo largo de la historia? A veces desde el poder, imponiendo o convenciendo a la población. Otras desde el pueblo, con manifestaciones (voto de la mujer, Martin Luther King), revueltas y revoluciones (bolcheviques) o desobediencia civil (Gandhi).

    Esos intentos de cambio producidos desde el pueblo requiere que se adhieran un número importante de personas para que puedan tener éxito.

    Pero en la actualidad hay ademas un nuevo elemento que está posibilitando nuevas formas de conocimiento.

    ¿Qué ha cambiado en los últimos años? Pues una de las cosas que ha cambiado es la forma de comunicarse las personas, el modo de cómo se llega a las noticias, la información, el conocimiento.

    Hace unos años todos dependíamos solamente de la información que nos daban las cadenas de televisión y radio y la prensa. Las noticias nos llegaban a través del filtro de estos medios de comunicación, decidiendo lo que es noticia y lo que no, lo que se publica y cómo se publica. Y convirtiéndose en una poderosa herramienta de gobiernos y grupos de presión.

    Ahora a estos medios le está saliendo un buen competidor: personas de cualquier parte del mundo pueden publicar sus opiniones y datos para que otras personas puedan acceder a ese conocimiento, lo que permite que el nivel de información y de inteligencia social aumente exponencialmente en poco tiempo.

    Si conseguimos que cada vez un mayor número de personas tenga mayores y mas completas fuentes de información que les haga tener un mayor conocimiento de la realidad, se podrá crear la conciencia social necesaria que hará inevitable un cambio social y económico mas justo, solidario y equilibrado para toda la población que el que existe hoy en día.

    No será fácil, porque los que no quieran cambiar el modelo existente pondrán piedras en el camino, pero es uno de los caminos posibles que tenemos el deber de seguir los que sí creemos que es posible un mundo mejor para todos.

    Si lo conseguimos o no, el tiempo lo dirá. Pero no nacemos para tener éxito, sino para andar caminos, el camino que creemos que es el mejor.

  11. #11

    Diavia

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    No , hombre , si distinguerse se distinguen , pero hay un porcentaje bajo de personas que a lo mejor un tema concreto les toca de manera singular y al leerlo no se paran a "sentir" la intención del escritor y , como lo he visto otras veces , saltan de golpe. Por eso hay que releer las cosas cuando nos dan en ese "punto" para ver con perspectiva desde un angulo mas amplio.

    Saludos.

Autor del blog
  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo