Blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Trucos para contener los sueldos; las paradojas del liberalismo

 

Imaginemos que somos una empresa y que tenemos que asistir a la asamblea de la patronal; por supuesto, debemos tener en cuenta que tendremos que maximizar beneficios, lo cual pasa por maximizar el precio que cobramos y por minimizar los costes en los que incurrimos. ¿Qué propondríamos?. En la asamblea tenemos que aprobar una serie de reivindicaciones que trasladaremos al gobierno, de cara a presionar para conseguir las mejoras que podamos.

El primer punto del día es hablar del mercado de trabajo. A cada uno de los empresarios, le interesa en este ámbito, pagar menos.  Al final todos tenemos claro que es un gasto y que en consecuencia, nos interesa que sea lo mínimo posible.

Por tanto, lo inteligente en esta situación será buscar formulas para lograr contener e incluso bajar los salarios. ¿Qué medidas buscaríamos?. Para ello tenemos que buscar formulas que incrementen nuestro poder en el mercado de trabajo y la capacidad de negociación; de tal forma que alterando la posición en el mercado laboral, podemos conseguir más fácilmente resultados acordes a nuestros intereses o mejores resultados.

Pues se nos ocurren bastantes, y sólo a título de ejemplo podríamos proponer las siguientes:

Traer inmigrantes en importe suficiente para conseguir que en el mercado de trabajo exista un excedente suficiente en cada momento del tiempo. Puede que la economía española acabe con algo que luego llamaríamos problema estructural de paro. Pero la realidad es que este problema no es tan grave. Lo que interesa es que en el mercado de trabajo exista siempre oferta suficiente. Esto desde luego es muy conveniente, porque nos permite reducir los costes, así como aprovechar que existe una gran competencia para conseguir mejores condiciones. En Román Paladino, tener un par de millones de parados buscando trabajo en cada momento, significa poder decir aquello de “Estas son las condiciones, o las tomas o las dejas que tengo unos cuantos esperando en la puerta”, para cualquier tipo de negociación, ya sea de salarios, condiciones, horarios….

La competencia entre trabajadores, viene muy bien también para conseguir que los trabajadores se formen por su cuenta y riesgo. De esta forma, conseguiremos que los trabajadores aprendan inglés, y saquen alguna licenciatura, y aprendan a hacer naves espaciales, para al final trabajar de reponedor en el Carrefour.

Todos hemos leído una cantidad de análisis de los perjuicios de la entrada masiva de productos de otros países hacia los mercados actuales, de tal forma, que tratamos de proteger de alguna forma el producto nacional. Curiosamente, nadie ha hablado jamás de los perjuicios que ha causado la inmigración en las condiciones de los trabajadores españoles. Es más, se ha llegado a la situación de que insinuar que tenemos cuatro millones de parados, entre otras cosas porque la población inmigrante se ha multiplicado espectacularmente, sirve para que te caigan los calificativos de racista, xenófobo y desde luego antisocial de todo. Pero desde luego, lo que no podemos es obviar esta medida y sus efectos; sobre todo si luego vamos a sacar un análisis hablando del paro estructural de una economía. Aspecto que no deja de tener su gracia porque resulta que en España se justifica que somos líderes en creación de empleo y que ni con esas tenemos paro bajo.

¿El coste de despido influye en la capacidad de negociación de las empresas?. Pues evidentemente el coste de despido tiene un efecto clave sobre la capacidad de negociación en cada momento, de forma que cuanto menor sea, más se debilita la posición del trabajador. No es demasiado difícil entender que el coste del despido sea un elemento que incrementa el poder de negociación al trabajador. De esta forma ante un despido cero, el trabajador empeora su posición porque al empresario no le supondría coste romper las negociaciones y prescindir del trabajador. Esto es lo que he comentado referente al modelo austríaco, que es un modelo que consigue que el coste de tomar la decisión de despido sea cero. Por supuesto, alterando las circunstancias, nos encontramos con que el poder de negociación se altera, de forma que si se empeora la situación negociadora del trabajador, la realidad es que los sueldos tenderán a bajar.

Por supuesto, esto nos lleva a otro truco para conseguir bajar los sueldos, y no es otra que modificar la negociación colectiva. Está claro que debilitando a los sindicatos, o bien debilitando la imperatividad de la negociación colectiva, lo que se hace es hacer más pequeña a la contraparte, de tal forma que el poder se traslada a las empresas. Por supuesto, el hecho de que exista una parte con fuerza, mientras se debilita la otra, supone inmediatamente una alteración del status quo, lo que al final lleva a que las condiciones salariales se vean afectadas. De esta forma, nos encontramos con las pretensiones de bastantes grupos de acabar con la negociación colectiva, lo cual sólo lleva a un punto de mayor poder por parte de la empresa.

Por supuesto, otro punto que va a alterar las capacidades o posiciones negociadoras de cada uno de los dos bandos, es el peor escenario y la probabilidad que este ocurra. Es fácil entender que si un trabajador ve probable el despido y eso implicaría un total desamparo, su posición es completamente vulnerable. Por tanto, las coberturas a los desempleados, tienen una influencia determinante en la capacidad de negociación entre empresas y trabajadores. Cuanto menor sea la cobertura, peor será la situación de los trabajadores en el peor de los casos y desde luego menor será la capacidad de estos. La reducción de las protecciones de desempleo lleva a que automáticamente la posición negociadora de los trabajadores se deteriora, de forma que es más sencillo reducir el precio del trabajo.

Básicamente es sobre estos puntos sobre los que descansan las regulaciones del mercado de trabajo; y por tanto son estas las que establecen los precios y condiciones de las negociaciones y por tanto de los precios.

Si nos damos cuenta, tanto las indemnizaciones por fin de contrato, la imposibilidad de despedir improcedentemente, los subsidios de desempleo, la organización sindical, los convenios y los controles migratorios, surgieron como solución a la crisis de los años 30, en un intento con bastante éxito de mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores dentro del contexto del estado del bienestar.

Pero de la misma forma que surgen todas estas medidas para solucionar la crisis de los años 30, nos encontramos con que una vez superada esta, todos los esfuerzos en las economías occidentales, (y España ha sido un ejemplo exagerado), presentan de alguna u otra forma todos los trucos que tenemos de forma que al final hemos conseguido una época de contenciones salariales, a la vez que precios elevados.

El caso es que entendiendo que los mercados, (incluido el mercado de trabajo), pueden ser alterados mediante diversos trucos y técnicas, nos queda saber cómo queremos que sea el mercado. Y curiosamente, encontramos en esto una gran paradoja. Según los defensores del libre mercado y según los defensores del liberalismo, lo ideal es que los participantes sean precio-aceptantes por un lado, y según el otro que no exista poder en ninguno de los participantes hasta el punto de afectar a las decisiones del otro, (o mejor dicho, que todo el mundo sea lo más libre posible sin que esté en posición de aceptar imposiciones).

Según unos y otros, la realidad es que el estado es el que ha de garantizar las condiciones para que sean precio aceptantes; y que no existan imposiciones. Un estado pequeño pero fuerte y acorde a estos objetivos para que los mercados funcionen y las personas puedan desarrollarse, (respectivamente).

Unos y otros tendrían que defender que empresario y trabajador se reuniesen y negociasen todo en términos de igualdad. Y aquí está la paradoja; aquellos que se definen defensores del libre mercado o del liberalismo, son conscientes de que hoy un empleado y un empresario no tienen el mismo poder, pero sin embargo proponen todas las medidas o trucos que se les ocurran para seguir empeñados en modificar las condiciones del mercado laboral, de forma que se alejen aún más del ideal.

Está claro que al final el mercado laboral no funciona, pero también que los precios en este mercado recogen toda la información disponible, (información que por otra parte es muy obvia).

¿Como se explica la paradoja?. ¡fácil!, es el enfoque. Recordemos que estábamos en una asamblea de empresarios. A cada empresario le interesa una cosa. Por lo tanto todos piden esto, sin caer en la cuenta de que cuando todos piden lo mismo, no ocurre lo mismo que cuando lo pide uno.

  1. #1

    Feinmann

    Es evidente, cuando un empresario pide recortar suedos de sus empleados implica recortar gastos, pero cuando lo pide respecto de los trabajadores de los otros empresarios está pidiendo recortar el poder adquisitivo de sus clientes. Poe eso, en esta guerra los demas empresarios no son en realidad sus aliados, sino sus competidores: todos compitiendo por el dinero de sus clientes.

    Por eso deberia intentar convencer a los demás empresarios de que hay que subir salarios y él no subirlos a los suyos.

  2. #2

    Feinmann

    Un artículo interesante: ¿Era necesaria una reforma laboral? http://www.sintetia.com/analisis/era-necesaria-una-reforma-laboral

    Conclusiones:
    - España cuenta con una elevada elasticidad de su mercado laboral tanto vía salario como empleo.
    - es falso que el descenso de la competitividad sea atribuible a la evolución de los salarios.
    - No está probada la correlación entre el nivel de desempleo y en nivel de protección al desempleo
    y mucho mas, desmitificando algunos de los típicos tópicos que nos intentan vender los medios de (des)información social.

  3. #3

    Art_madd

    La situación de fortaleza del empresario frente al trabajador viene de un hecho muy simple, que es que en las sociedades actuales la demanda de trabajo es inferior a la oferta. Por tanto, el ofertante de trabajo se encuentra en una situación de debilidad en la negociación, pero sólo en el mismo sentido que los demandantes de un recurso escaso (por ejemplo, pisos en Manhattan con vistas a Central Park) se encuentran en una situación de debilidad frente a los ofertantes. Lo que quiero decir es que esta asimetría en el poder de negociación no es una imperfección del mercado sino el simple juego de la oferta y la demanda.´
    Por razones sociales se han creado una serie de legislaciones que intervienen en este mercado distorsionándolo, pero ir contra ellas desde luego no es ninguna paradoja del liberalismo.
    Con la globalización, los trabajadores no cualificados compiten globalmente, lo que seguramente sea perjudicial para los trabajadores de los países desarrollados, acostumbrados a una situación que es posible que no sea sostenible. Probablemente el factor capital sea uno de los grandes beneficiados, frente al trabajo. Pero no nos podemos quedar en "la globalización beneficia al capital y perjudica al trabajo y por lo tanto es mala", ponernos una palestina e ir a quemar coches a la próxima cumbre del G8.
    La globalización debería suponer un mercado más grande y perfecto, y por lo tanto su resultado económico debería ser superior al de la situación anterior, con lo que no será un juego de suma cero y lo que ganan los que ganan sea más que lo que pierden los que pierden.
    Y no sólo el capital es el beneficiado, también los trabajadores de los países no desarrollados. Lo cierto es que la globalización ha sacado en los últimos lustros a cientos de millones de personas (chinos, en su mayoría) de la pobreza extrema.
    Este es un aspecto que echo en falta en los análisis de la situación laboral, especialmente los realizados desde enfoques "sociales". Y también, por supuesto, artículos como este no suelen mencionar los intereses de los parados.
    En resumen: El poder de negociación de los trabajadores no cualificados en los países desarrollados ha empeorado sensiblemente, en gran parte como consecuencia de la globalización, pero se puede defender que desde un punto de vista social más amplio, que incluya a los países menos desarrollados, la globalización es un fenómeno positivo.
    Un saludo

  4. #4

    Yo mismo

    en respuesta a Art_madd
    Ver mensaje de Art_madd

    estamos diciendo lo mismo...

    el numero de personas que quieren trabajar es superior al de puestos ofertados....

    por supuesto esto se da entre otros hechos por un incremento del numero de trabajadores que ha sido muy elevado.

    hablas de las sociedades occidentales.... pero la realidad es que el fenomeno en España ha sido espectacular y en el resto de la UE, (salvo Otra vez Irlanda), no se ha visto este proceso.

    Y bueno,... no creeras que será una paradoja... pero defender el liberalismo y pedir "por razones sociales", que se modifiquen las reglas de los mercados para acentuar el desequilibrio en el mercado parece una paradoja...

    por cierto,... razones sociales son de sociedades anonimas????

    O es que el grupo de los cien, las escuelas de negocios, la banca, el banco de españa y otros estan pensando en los beneficios sobre los trabajadores del tercer mundo?????

    Por cierto, estos trabajadores o personas del tercer mundo, supuestamente beneficiados creo que no se han enterado de los beneficios.

    Respecto a los chinos, es curioso porque china no es que sea el mejor ejemplo de la globalización, ya que no sigue ni una sola de las reglas de esta.... por tanto, decir que los procesos de globalizacion, los cooperativos y demás han sacado de la pobreza a chinos es un poco aventurado

  5. #5

    Pagano

    Estimado Tomas:

    Aqui hay varios factores en juego, el primero es que mientras no exista una renta basica de ciudadania, que permita la libertad individual, el mercado de trabajo no sera un mercado libre y por tanto se encontrara coaccionado por aquellos que tiene que vender su capacidad de trabajo coaccionados por la necesidad. Esto provocaa distrosiones en el precio en todos los sentidos, en el mercado no se valora la penosidad ni las implicaciones medioambientales de las empresas, ya que solamente y en algunos casos se valora la formacion.

    Esto perjudica la productividad, si tienes mano de obra barata porque preocuparte en aumentar la productividad y mejorar la eficiencia.

    Por ultimo nuestro sistema impositivo no grava la produccion sino el trabajo, esto tambien es un error por la otra parte, ya que esto produce un encarecimiento de la mano de obra y un problema para el estado ya que al disminuir el numero de trabajadores merma enormemente la recaudacion y nos encontramos en la pescadilla que se come la cola.

    Por otro lado nos encontramos que si bien en este pais se han controlado los costes laborales, no se han controlado ni gravado adecuadamente los beneficios empresariales, no existe una clase empresarial que mire por su negocio, somos un pais donde solo se quieren dar pelotazos, forrarse en dos dias a costa de los incautos y con esta mentalidad que se puede pedir, cuado el mayor chorizo es el responsable de la patronal, que es una verguenza para cualquier pais que se quiera considerar europeo.

    Fijate que aquellos que cambian de estrategia les va bien, como "Mercadonna" que esta arrasando en el sector de la distribución y lo digo entre comillas porque no dejan de ser empresarios que buscan su maximo beneficio.

    Un saludo

  6. #6

    Art_madd

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    A ver, las medidas que se piden son pro-mercado, no son distorsionadoras sino correctoras de las distorsiones anti-mercado que son las que se han introducido por razones sociales, por lo tanto no hay ninguna paradoja en que las defiendan los liberales.Otra cosa es que sean adecuadas o no.
    El deterioro del poder negociador de los trabajadores no cualificados de los países desarrollados es un fenómeno global. En España puede ser peor, porque los trabajadores están menos cualificados, entre otras cosas.
    Es evidente que el sistema español no funciona bien cuando tenemos el paro más alto de nuestra historia democrática y doblamos al resto de la UE. También parece evidente que el sistema español es de los más rígidos , por lo tanto no parece aventurado establecer una relación de causalidad entre ambos hechos. El sistema está diseñado para proteger a ciertas clases (indefinidos y funcionarios) frente a los temporales y los parados.
    Los estudiosos y economistas que reclaman mayor liberalización no lo hacen pensando en beneficiar a los trabajadores del tercer mundo, se hace pensando en beneficiar a los de aquí, ¿o acaso los temporales y los parados no deberían contar en la ecuación? Precisamente porque hay que competir contra los trabajadores de otros países. La alternativa sería mayor proteccionismo, menos globalización y menos desarrollo económico, probablemente perjudicando a todos.
    En cuanto a las empresas, no tienen ninguna ideología más que ganar dinero, reclamarán liberalización o proteccionismo según les convenga, en general podemos descontar sus opiniones.

    Pero realmente, no debemos discutir pues nunca nos entenderemos. Para mí es evidente que la globalización ha mejorado apreciablemente la situación de cientos de millones de trabajadores en países menos desarrollado (desde luego en China) mientras que tú pareces negarlo, no me queda claro si niegas la mejora (contra las estadísticas internacionales) o si es que crees que se debe a alguna otra causa (¿quizá los planes quinquenales de Mao por fin han comenzado a hacer efecto?).
    Un saludo

  7. #7

    Yo mismo

    en respuesta a Art_madd
    Ver mensaje de Art_madd

    las medidas que se piden no son promercado... son pro-uno de los participantes en el mercado. Es completamente distinto una cosa de la otra.

    La paradoja está clara. Los supuestos de base indican unas condiciones en los mercados, condiciones que son ideales. Pues las medidas que se piden alejan al mercado de estas circunstancias. Es muy simple.

    ¿Parece evidente que el sistema laboral español es de los más rigidos?. Pues hombre, dado que es el que más empleo crea cuando va bien, el que más empleo destruye cuando va mal, el que tiene la mayor tasa de temporalidad, el único con el de Irlanda en el que el despido improcedente procede....

    ¿De veras algo indica que el mercado laboral es más rigido que en el resto de los países?. Todo, indica que no.... incluso los empresarios lo decían cuando se congratulaban del milagro español, (igual que el mercado español)...

    esto lo decian en 2002.... con link a sus conferencias...

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/428580-optica-empresarial

    y lo decian en 2007 en la toma de posesion de diaz ferran...

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/427403-precios-recogen-toda-informacion-disponible

    Por cierto los economistas y estos que mencionan que ahora no piensan en los trabajadores del tercer mundo ahora piensan en los de aquí... Pues por favor que no dejen de pensar en los de aquí, porque vamos de pena. ¡y eso es lo que has dicho tu en el comentario anterior!.

    Los economistas esos que mencionan no son economistas, porque simplemente pasan de los trabajadores y las economías domésticas... cada uno defiende lo que interesa a una parte del sistema, pero no al sistema en su conjunto.

    Agradecería que a las personas que no buscan un enfoque de sistema no se les llame economistas, sino que se les llame empresarios, financieros, especuladores, traders, formadores de opinión o lo que sea, pero no economistas. Por cierto, todas las cosas anteriores son muy dignas, y si a eso se dedican supongo que no les avergonzará que se les llame.

    Respecto a lo de China, desde luego no niego la mejora, pero desde luego lo que parece que olvidamos es que China ha pasado de las reglas de la globalización, por lo que es mucho más probable atribuir la mejora de estos trabajadores a los planes de mao que a las reglas que se proponen que simplemente no se han aplicado en china en la vida...

    Con esto, no quiero decir, ni mucho menos que los planes de mao tengan algo que ver con la mejora. Lo que ocurre es que China lleva unos cuantos años llevando a cabo políticas de demanda y manipulando la moneda por otro para desarrollar una clase media.

    Clase media que por supuesto también está amenazada por lo de siempre.. una burbuja y cierto proceso que en los últimos años se ha exagerado con la entrada masiva de chinos en la especulación.

  8. #8

    Feinmann

    en respuesta a Art_madd
    Ver mensaje de Art_madd

    Evidentemente, el sistema español no funciona bien. Pero o es de extrañar que tengamos el paro mas grande de nuestra democracia cuando, en el mejor momento económico de nuestra historia reciente no hemos bajado del 10% de paro, eso si, importando mano de obra masiva, unos 4 M. de trabajadores. Este detalle no hay que olvidar. Si no hubiese entrado esa enorme cantidad de inmigración, la historia sería otra.

    Permite que niegue la rigidez del sistema español. Un sistema que en dos años es capaz de poner de patitas en la calle a 3M. de trabajadores será lo que sea, pero no es rígido. Y ya te anticipo que en la próxima crisis, la velocidad de aumento del paro será mayor, y sin embargo los economistas seguirán diciendo lo mismo. Si te lees el enlade de mi mensaje anterior, veras mas argumentos en este sentido. No porque te repitan 1000 veces que el mercado español es rigido eso hace que lo sea.

    El sistema no está diseñado para proteger a indefinidos y funcionarios. Los trabajadores hemos caído en una trampa. En la crisis del 93 se introdujeron una serie de contratos para los jóvenes, dado el enorme paro juvenil que había. Debería haber sido transitorio, pero se hizo fijo, y según ese fue extendiendo con el paso de los años, esa precarización se ha extendido y enquistado hasta el punto que ahora a muchos les parece lo normal, y los contratos indefinidos les parecen lo anormal. Pero no nos engañemos, todo ha sido una trampa, y la solución no está en elevar la anormalidad a ley, sino en atajarla.

    Los estudiosos y economistas de los que se oye hablar son aquellos a los que los medios de (des)información dan voz. En cuanto un economista se aleje de los cauces señalados, dejan de darle voz, así que permíteme que te niegue ese argumento. Y una sugerencia: no te creas todo lo que digan los medios de (des)información social, sirven a sus amos, que no son los ciudadanos sino sus anunciantes.

    La liberalización habrá mejorado algo la vida de 1000 millones de chinos, pero sin duda ha mejorado espectacularmente la vida de 10.000 chinos que se han convertido en megamagnates. A esos si que les ha mejorado. Lo mismo pasa en Rusia o en la India. Y eso a costa de un empeoramiento sustancial de la situación en los trabajadores occidentales.

    Las estadísticas internacionales adolecen de lo que suelen adolecer este tipo de estadísticas. Están hechas a medida del interés de quien las promueve. Busca a ver la medida en que ha mejorado el Indice de Gini de concentración de la riqueza. O busca a ver si encuentras una estadística de la riqueza del 10% mas pobre de los chinos. Te dirán la renta per capita, como si fuese igual la forma en que se distribuye esa renta. Y todo eso se ha podido hacer gracias al enorme dumping social practicado por estos países. Ante ese dumping, como ante cualquier otro ¿Cuál es la defensa? Aranceles. ¿Por qué China podrá proteger su mercado interior y no lo va a poder hacer la UE?

  9. #9

    Feinmann

    en respuesta a Art_madd
    Ver mensaje de Art_madd

    ¿Te has dado cuenta que repites los mismos memes que difunden sistemáticamente los medios de (des)información social? No te pido que me creas, solo piensa independiente, no cumulgues con ruedas de molino.

  10. #10

    Alejperez

    en respuesta a Feinmann
    Ver mensaje de Feinmann

    Cuando el despido sea gratis, ¿qué pedirán, que se subvencione el despido al empresario, dándole a él parte de la paga del paro??? Alguno saldrá por ahí, arguyendo que así la empresa saldrá antes de la crisis y podrá contratar....

    Estamos viendo ahora cosas que nos hubieran escandalizado hace 10 años..., por no hablar la que se hubiera montado de haberlas hecho el de los abdominales con bigote...

  11. #11

    Chisteras

    Otro truco: Incorporemos a las mujeres al mercado de trabajo haciéndolas creer que así serán mas libres. De esta forma podemos multiplicar por dos el precio de la vivienda y de todos los servicios básicos así como la recaudación de impuestos para poder mamonear mejor y además aumentaremos la productividad.

    Viva la mujer trabajadora.

  12. #12

    Txus mtnez

    lo que resulta obvio es que el tejido productivo de está país está incapacitado para ocupar a toda la población activa que hay en estos momentos.

    Y ya podemos ir sacando tantas reformas laborales nos apetezcan, que seguiremos con un problema de una capacidad productiva pírrica para la abundante mano de obra que hay. Y un ejemplo lo tenemos ahora con la Reforma Laboral aprobada, y que entre otras cosas ha fijado que el coste de indemnización de un trabajador temporal y un nuevo indefinido van a acabar por converger dentro de unos cuantos años años, y aún así pensáis que ello ha supuesto más contratación fija?, pues no, la contratación temporal de septiembre ha sido superior al 90% vs. la fija.

    Estamos inmersos en prácticamente una economía de guerra, en donde se contrata exlusivamente para y durante lo imprescindible, y todo lo demás, sobretodo el largo/medio plazo para el empresario es secundario.

    Respecto a la reducción de salario tiene los mismo efectos perversos que ha ocasionado la burbuja inmobiliaria en este país, esto es, en el corto plazo te funciona; revitalizó ficticiamente la economía de un país, pero a largo plazo la empobrece drásticamente.

  13. #13

    Feinmann

    en respuesta a Alejperez
    Ver mensaje de Alejperez

    No, ¡lo siguiente será que el trabajador indemnice al empresario con 45 dias por año trabajado!

    Y lo siguiente, que el trabajador pague al empresario por trabajar. Ojo, que eso ya sucede.

  14. #14

    Feinmann

    en respuesta a Txus mtnez
    Ver mensaje de Txus mtnez

    Si es que los empresarios no contratan porque sean barato despedir, contrata por tener mas ventas y pedidos.

    Si tienen mas ventas y pedidos, primero aumentan las horas extras y despues, cuando se ve que no es transitorio, sino que la tendencia se consolida, comienzan a contratar. Pero no van a dejar de ganar dinero por no vender solo porque sea caro despedir.

    Para mi, lo que deberia haber sido barato siempre es contratar indefinidos, y caro contratar temporales, pero si ponemos barato contratar temporales y caro despedir indefinidos, está claro que el mercado laboral bascula hacia los temporales.

    Pero lo mas curioso del asunto es como, cuando los empresarios pedian acceso al crédito, no se les da lo que piden sino una reforma laboral que no pedian inicialmente. Claro, cuando se la ofrecen la toman, ¡habrian de dejar la oportunidad!

    Si es que nos pastorean como quieren, y el personal callado, es el silencio de los borregos.

  15. #15

    Ramon13

    en respuesta a Feinmann
    Ver mensaje de Feinmann

    Algo falla, esto todos lo tenemos claro.
    Tener el doble de paro que nuestros vecinos a quien deberiamos compararnos es por que algo falla. Y si no copiamos los modelos que funcionan es porque:
    1.no queremos bajarnos del burro
    2.no queremos asumir tambien la parte de sacrificio de estos modelos del Norte (mas exigencia en estudios, mas exigencia fiscal y mas responsabilidad y eficiencia en emp publicas y politicos)

  16. #16

    Feinmann

    en respuesta a Ramon13
    Ver mensaje de Ramon13

    Cosas que fallan, así de entrada:
    - la ausencia de una meritocracia. Mas vale ser sobrino de... que tener un master o trabajar mucho.
    - en España prima la posesión sobre el trabajo, lo que incentiva especular y desincentiva trabajar o estudiar carreras difíciles (así tenemos tantos abogados o historiadores y tan pocos ingenieros y cientificos).
    - la baja pendiente de la curva de salarios en función de la responsabilidad. (hasta que se dispara en los niveles de directivos, claro está).

    Aunque seguro que se te ocurren más.

Autor del blog
  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo