15
Hola, Buenos Días:

En 1949, en algún momento después de la publicación de "1984", de George Orwell, Aldous Huxley, el autor de "Un mundo feliz" (1931), que entonces vivía en California, le escribió a Orwell. Huxley había enseñado francés por un tiempo breve a Orwell cuando era estudiante en la escuela secundaria en Eton.

Huxley generalmente elogia la novela de Orwell, que a muchos les pareció muy similar a "Un mundo feliz" en su visión distópica de un futuro posible. Huxley expresa cortésmente su opinión de que su propia versión de lo que podría suceder sería más cierta que la de Orwell. Huxley observó que la filosofía de la minoría gobernante en "1984" es el sadismo, mientras que su propia versión es más probable, que controlar a un público ignorante y desprevenido sería menos arduo, menos derrochador por otros medios. Las masas de Huxley son seducidas por una droga que adormece la mente, las de Orwell con sadismo y miedo.

La cita más poderosa de la carta de Huxley a Orwell es esta:

"Dentro de la próxima generación, creo que los gobernantes del mundo descubrirán que el condicionamiento infantil y la narcohipnosis son más eficientes, como instrumentos de gobierno, que los clubes y las prisiones, y que el ansia de poder puede satisfacerse por completo sugiriendo a la gente que ame su servidumbre como azotándolos y pateándolos lpara que obedezcan".

¿Podría Huxley tener una mayor clarividencia? ¿Qué vemos a nuestro alrededor?

Masas de personas dependientes de las drogas, legales e ilegales. La mayoría de los anuncios que se dan por televisión parecen ser medicamentos recetados, algunos de ellos milagrosos, pero la mayoría innecesarios. Luego llega el COVID-19, un virus cuya "naturaleza" real todavía desconocemos, digan lo que digan los "doctores" de esa Iglesia... Lo que está claro es que se ha montado un buen negocio alrededor de esta "Pandemia" y, de paso, se ha destruido mucho...

Huxley también escribió esto:

"La forma más segura de preparar una cruzada a favor de una buena causa es prometer a la gente que tendrá la posibilidad de maltratar a alguien. Poder destruir con buena conciencia, poder comportarse mal y llamar a su mal comportamiento 'indignación justa', esto es el colmo del lujo psicológico, el más delicioso de los placeres morales".

Esta "Pandemia" nos ha demostrado que unos pocos nos han obligado a hacer lo que ellos han dictado y que debemos someternos a sus caprichos. Si algunos decidimos disentir, eso parece darles derecho a difamarnos... Como Huxley dijo: "El propósito del propagandista es hacer que un grupo de personas olvide que otros grupos de personas son humanos".

En fin, esperemos que el tiempo nos disipe muchas de las dudas que esta "Pandemia" ha acentuado, al menos para algunos...

Saludos.




  1. #16
    09/05/21 13:39
    Sin negar la realidad y la importancia del virus, y también sin menospreciar el hecho de que haya podido provocar una cantidad importante de fallecimientos, lo cual no es de mi competencia, hay que señalar que el "virus" se ha introducido de forma esencial en nuestras cabezas y ello nos lleva a hablar de una psico-pandemia suscitada y promovida por la oligarquía mediático-política.
     
    Políticos, periodistas y expertos, hablando hasta la extenuación, tratando de instruir y dirigir al pueblo, aunque sea contra el pueblo mismo. En el nombre de lo que denominan Ciencia, tachan de populistas o conspiracionistas a todos aquellos que no se suman a sus lugares comunes. Política-espectáculo de los diversos políticos, simulacro intelectual de expertos de pacotilla e innombrables banalidades de periodistas complacientes con los primeros, esos son los elementos más importantes que constituyen el actual guirigay propio de lo que podemos llamar mediacracia y conforman el marco de lo que sin duda es una una nueva inquisición: la de una élite que mira mal al pueblo y a todos aquellos que no se sumen al catecismo de la corrección política. Su fariseismo suscita la delación y la denuncia de aquellos que no respeten las distancias o que rechacen participar en el juego de máscaras dominante. Su jesuitismo favorece la conspiración del silencio respecto del descreído (aquel que pone en duda a la Ciencia) hasta lograr su expulsión social. Delación y prohibición según el método habitual de la Inquisición: por medio de procedimientos secretos. La "ley del silencio" mafiosa: falsos testimonios, informaciones trucadas, medias verdades, disimulos, etc. He aquí el modus operandi del engaño en curso que define claramente las características esenciales de la verdadera conspiración dominante; Nihil sub sole novum…..
     
    Ya en su libro "Breve historia del futuro", publicado en Francia en 2006, Jacques Attali, asesor de François Mitterrand (expresidente de Francia) escribió esto en el año 1981:

    "En el futuro será cuestión de encontrar la forma de reducir la población.  Empezaremos por el viejo, porque en cuanto supera los 60-65 años el hombre vive más de lo que produce y le cuesta caro a la sociedad. Luego los débiles y luego los inútiles que no aportan nada a la sociedad porque cada vez serán más, y sobre todo finalmente los estúpidos.

    Una población demasiado grande, y en su mayor parte innecesaria, es algo económicamente demasiado caro. Socialmente, también es mucho mejor que la máquina humana se detenga abruptamente en lugar de deteriorarse gradualmente.

    Encontraremos algo o lo causaremos; una pandemia que apunte a ciertas personas, una crisis económica real o no, un virus que afectará a los viejos o los mayores, no importa, los débiles y los miedosos sucumbirán. El estúpido lo creerá y pedirá ser tratado.  Nos habremos cuidado de haber planificado el tratamiento, un tratamiento que será la solución. La selección de los idiotas se hará, pues, por sí sola: irán solos al matadero ".
  2. en respuesta a Padrino
    -
    #15
    09/05/21 04:45
    Hola, Padrino: Parece ser que Orwell fue seguido cuando empezó a escribir su libro "El camino de Wigan Pier", que por cierto no he leído, aunque deberé hacerlo algún día... 

    A Orwell se le consideraba comunista y de ahí el seguimiento que se le hacía, pero desde luego no se pudo demostrar nada "pernicioso" en su contra. Era un buen tipo y con un gran sentido crítico teniendo en cuenta la época.

    Te comentaré que cuando abrí este Blog, ya dejé bien claro desde el primer artículo que aquí se tratarían diversos temas, independientemente de los MPs, es decir que se tocarían la Economía, Geopolítica y lo que pudiera resultar de interés.

    Saludos.


  3. en respuesta a Once Bitten
    -
    #14
    08/05/21 19:28
    No. Confieso que ni la conocía. Me la apunto desde luego.
    En la linea de sociedades distopicas, creo que podrían completar una terna obras como Farenheit 451 y Sueñan los androides con ovejas eléctricas. Para elegir...
    Por cierto..., esto era una web de finanzas, no?? :) :) :)
    Da gusto unos off topics interesantes como éste de vez en cuando.
    Saludos
  4. en respuesta a Fernandojcg
    -
    #13
    08/05/21 19:21
    De hecho luchó en la guerra civil española en las filas del POUM trotskista de Andreu Nin, creo que en el frente de Aragón, él mismo lo refiere en uno de sus libros, muy recomendable por cierto, Homenaje a Cataluña.
    Por ello me pega más que fuese vigilado por los británicos y considerado cuando menos como digno de seguimiento.
    Pero a saber qué hay de cierto en todo lo que nos han contado...
    La historiografía oficial ya se sabe...
    Saludos.
  5. en respuesta a Joyero
    -
    #12
    08/05/21 14:52
    Hola, Joyero: Andas totalmente desencaminado. En su momento, se desclasificaron documentos oficiales en los que se comprueba que el MI5, el Servicio de inteligencia británico, mantuvo durante más de 20 años bajo vigilancia a Orwell...

    Saludos.
  6. #11
    08/05/21 14:43
    Claro ke lo sabian los señores Huxley y Orwell,estaban en"el ajo"
    El señor Orwell,por ejemplo,era agente del MI6(bueno,creo ke
    en akel tiempo se llamaba MI5)
  7. en respuesta a Once Bitten
    -
    #10
    08/05/21 10:45
    Hola, Once Bitten: La obra de Burguess que refieres la leí hace bastantes años. De hecho, creo que la escribió como un homenaje a Orwell. Muy interesante en la segunda parte, donde ya aventuraba la islamización de la Gran Bretaña a raíz de la inmigración... Estamos hablando de bastantes décadas atrás.

    Burguess es más conocido por "La naranja mecánica".

    Saludos.
  8. en respuesta a Padrino
    -
    #9
    08/05/21 10:37
     Joer, qué nivel!

    Os habéis leído también 1985,  de Anthony Burgess?

    Qué tiempos! 
  9. en respuesta a Fernandojcg
    -
    #7
    08/05/21 10:09
    Exacto, tal cual como lo recuerda.
    La decisión es obligada por supuesto. Es eso o la muerte. Deportación con libre elección de destino.
     El mundo felíz que se ha creado no puede permitirse miembros discordantes en su seno. Malos ejemplos.
    Saludos.
  10. en respuesta a Padrino
    -
    #6
    08/05/21 09:44
    Ahora que lo comentas, sí que he recordado que uno de los disidentes decide irse a vivir a esas islas porque decía que se escribía mejor con un mal clima... O algo parecido.

    Hace más de 40 años que leí "Un mundo feliz" y para el artículo que he realizado me he basado en unos "apuntes" que conservo.

    Saludos.
  11. en respuesta a Fernandojcg
    -
    #5
    08/05/21 09:34
    Veremos cuál es el siguiente capítulo del videojuego. Si orwelliano o Huxleyano. Sólo espero que nos encuentre fuertes en todos los sentidos, físico, espiritual, mental y emocional.

    Sobre las Falkland es una pequeña licencia, literaria si se quiere, que me he permitido citando una pregunta que le hace el interventor de Un mundo feliz a uno de los disidentes justo justo al final del mencionado capítulo 16 del libro.
    Saludos.
  12. en respuesta a Padrino
    -
    #4
    08/05/21 08:41
    Hola, Padrino: Excelente post el que has hecho. Mis felicitaciones.

    En lo personal, veo más "digerible" a Huxley en una "primera fase" y después ya llegaría Orwell... De hecho, éste ya se está viendo en bastantes países: China, Rusia, etc.

    Respecto a las Islas Falkland, poco puedo decirte, ya que no las conozco y tampoco tengo contacto con nadie de aquellas latitudes. Eso, sí, tengo entendido que el Invierno allí es bastante riguroso (va de ¿Junio a Agosto?). Me parece que solo hay un hospital y, en fin, que se trata de un lugar bastante tranquilo, fuera del inconveniente del clima. Está claro que podría ser un buen lugar para "refugiarse" si las cosas acaban complicándose.

    Saludos.
  13. en respuesta a kovaliov
    -
    #3
    08/05/21 08:24
    Mucho ¡Ojo! con los postulados que vienen de los partidos "populistas", no solo de España, sino que están reapareciendo de nuevo como las setas de temporada. Ya ves la nueva ley que se ha sacado de la manga la República de Kirguistán para joder a Centerra Gold. Y ese nuevo "nacionalismo" va a hacer mucha "pupa" a las mineras que trabajan en los países emergentes. Luego la "sombra" de China se está perfilando como muy alargada en lo que respecta al control de muchas Materias Primas.

    Eso que comentas, kovaliov, ya sabes que se ha recrudecido en los EE.UU., aunque allí las "izquierdas" se consideran a los demócratas, aunque las facciones más extremistas de los republicanos no se quedan tampoco atrás.

    Mira, ahora mismo veo el mundo como los años anteriores que lo llevaron, en su momento, a la 1ª Guerra Mundial. Excesivo "nacionalismo", fuerte rearme, deseos de expandirse y controlar las Materias Primas, etc.

    Saludos.
  14. #2
    08/05/21 08:21
    Buenas tardes.
    Muy acertado traer a colación una "comparativa" entre 1984 y Un mundo feliz.
    Yo sinceramente siempre me he considerado más " Huxleyano" que "Orwelliano" si hablamos exclusivamente de estas dos novelas, claro.
    La sociedad actual estoy de acuerdo en que tiene más tintes de un mundo féliz que de 1984, a pesar de que algunos hechos concretos son calcados a los que se narran en 1984, tipo los dos minutos de odio (aplausos de un minuto), nunca estuvimos en guerra con Oceanía (nunca hubo confinamiento, los niños siempre pudieron salir a la calle...), el doble pensar ( no visites y ni te arrimes a tus mayores por su bien por ejemplo), y tantos otros que ahora no puedo poner en pie de memoria, pero que desde que empezó esta tragicomedia han ido sucediéndose uno tras otro.

    Pero sin embargo el contenido de fondo de esta sociedad que están implementando a marchas forzadas me parece mucho más "mundofelicista" que de 1984, puesto que efectivamente el Estado que nos ampara y nos protege ( y que además nos han grabado a sangre y fuego que somos todos, je, je) se cuida muy mucho de que parezca que nos mima y vela por nosotros ( es por tu seguridad, es por tu bien y el de los demás) y aparentemente no da muestras del sadismo y del maltrato del que hace gala El Gran Hermano orwelliano sobre "su" población.

    El interventor Mustafa Mond ha creado un mundo perfecto en el que todos viven felices, las 9/10 partes de esclavos y la 1/10 parte de alfas y betas. Nadie mira a los ojos al monstruo (no existe la capacidad para ello) y el que lo mira recibe su merecido. Algo parecido a lo de ahora..., a los tibios les es más cómodo seguir con su vida con restricciones de libertades fundamentales que imaginar o siquiera sospechar que están siendo víctimas de quien dice cuidarles. Cambie usted soma por Netflix, redes sociales, amazon prime, smartphones y conexión a internet 24/7 y verá como "no hay nada nuevo bajo el sol" que decía el Eclesiastés.

    Como creo que comenté en alguna pasada ocasión recomiendo encarecidamente el capítulo XVI de Un mundo feliz, para mi gusto ese capítulo condensa y sintetiza la doctrina que Huxley comunica al mundo en este libro (¿fue un visionario o un bien informado realizando un primado de laaaargo plazo?). Cualquiera con un mínimo sentido crítico y sin miedo a mirar a los ojos al monstruo encontrará los paralelismos con la sociedad actual y la que nos están preparando los planificadores.

    ¿Qué le parecen las islas Falkland Don Fernando...?
    Saludos.

  15. #1
    08/05/21 06:46
    Me viene a la mente la campaña de PIT y la izquierda en las elecciones de Madrid enfrentándose a los "fascistas" a pedradas, negándose a dialogar, censurando las redes y llamando "negacionista" a todo el que se desvíe del discurso oficial, aunque este cambie de un día para otro y de una frontera regional a la de al lado.

    Lo curioso es que se consideran a sí mismos demócratas y tolerantes e "indignados justamente" como en la cita de Huxley