Este contenido tiene más de 2 años

Los créditos hipotecarios UVA son una de las opciones favoritas por los argentinos a la hora de comprar su vivienda. Pero, ¿conocés cómo funcionan los créditos hipotecarios UVA? En el siguiente artículo te mostramos las características, ventajas y riesgos de los créditos hipotecarios UVA. 

 

¿cómo funciona un crédito hipotecario UVA?

 

¿Qué es un crédito hipotecario UVA?

Un crédito hipotecario UVA es un préstamo indexado, es decir, que se ajusta a una unidad de medida, aprobada por el Banco Central (BCRA).

La UVA es una unidad de medida creada por el BCRA para fomentar los créditos hipotecarios. El valor de la UVA varia todos los días según la inflación, expresada en el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que a su vez refleja la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), publicado por el INDEC. 

Así, el crédito UVA no se toma en pesos ni en dólares, sino en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA). Todos los meses el deudor paga el porcentaje de UVA pactado, convertido a pesos, achicándose así la cantidad de unidades que debe. 

 

¿Cómo funciona un crédito hipotecario UVA?

El crédito hipotecario UVA es un crédito ajustable. Esto quiere decir que se ajusta tanto la cuota como el capital por la unidad que evoluciona en forma similar a la inflación

Este tipo de crédito se compone por una tasa (TNA) que varía entre el 6 y el 10%, dependiendo del banco, y se mantiene fija durante toda la vigencia de la operación, más el ajuste de las cuotas correspondiente al índice inflacionario. Si quieres más información sobre ello, quizá te pueda interesar: ¿Cuánto cuesta un crédito hipotecario UVA en cada banco?

Además, las cuotas no pueden superar el 25% de los ingresos del tomador. 

En el momento de la pre-aprobación del crédito hipotecario, el banco informa, como referencia, de a cuántas UVAs equivale el monto en pesos al que se puede acceder y el monto de la cuota, según el valor del UVA ese día, de acuerdo con la siguiente fórmula:

Cantidad de UVAs = Monto otorgado en pesos / Valor de la UVA en el momento de la pre-aprobación

Finalmente, el día del alta del préstamo hipotecario UVA, al constituirse la hipoteca, el banco informa la cantidad de UVAs a la que equivale el monto total del préstamo otorgado y cada cuota, en función de la siguiente fórmula:

Cantidad de UVAs = Monto otorgado en pesos / Valor de la UVA el día de la liquidación

 

Ventajas de los créditos hipotecarios UVA

La principal ventaja de los créditos hipotecarios que son actualizados por la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA) es la facilidad de acceso al crédito, ya que la cuota a pagar es similar al valor de un alquiler y se mantiene siempre como una porción estable de los ingresos. 

Por ejemplo, según datos aportados por el BCRA, un préstamo de $1.500.000 a 15 años en UVAs tiene una cuota inicial aproximada de $8.000, mientras que en un crédito hipotecario convencional del mismo monto, la cuota podría llegar a ser de $20.000. 

Asimismo, se conforma como la alternativa al alquiler, que sirve para acceder a una vivienda, principalmente por el costo de la cuota inicial, que igual o mejora el precio de un mes de alquiler. 

 

Ventajas de los créditos hipotecarios UVA

 

Riesgos de los créditos hipotecarios UVA

El principal riesgo para el tomador del crédito hipotecario UVA es la inflación. Al subir la inflación, sube la cuota y el capital de la deuda. El problema se encuentra si con el aumento inflacionario, no aumenta, al mismo tiempo, el valor de los ingresos por salarios.

Ten en cuenta que, cuando sacas un crédito en UVA se fija la tasa, pero se ajusta a la inflación. Así, no hay aumento de la tasa en sí, sino en el impacto de los precios, por lo que existe incertidumbre acerca de una posible aceleración inflacionaria o devaluación. 

Otro de los riesgos a los que te puedes enfrentar al contratar un crédito hipotecario UVA es la volatilidad del dólar. Esto genera, según expertos, inestabilidad al momento de sacar el crédito y lo que ocurra con la variación del tipo de cambio durante los días en que se gestiona el préstamo podrá suponer un mayor gasto (ya que el costo de las propiedades se cotiza en dólares).

 

Como ves, los créditos hipotecarios UVA son una iniciativa del BCRA para favorecer la compra de vivienda, ya que, gracias a sus bajas cuotas iniciales, es mucho más fácil acceder a ellos que a un crédito hipotecario tradicional. Sin embargo, es necesario tener en cuenta las características y riesgos de este tipo de préstamos. 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!