blog Bitácora de crisis

La crisis económica en tiempo real

Etiqueta "hipoteca": 4 resultados

Cooperativismo y vivienda

La economía trata de producir bienes (y prestar servicios), a partir de una diversidad de recursos más o menos abundantes, con el objetivo de cubrir necesidades de variado pelaje. Hasta aquí la teoría, tal y como la explicaba en la entrada anterior. En la práctica, las personas nos dedicamos a hacer acopio de recursos, por si acaso en el futuro sirven para producir algo útil… o inútil. Entre esos recursos, no sólo el dinero es objeto de deseo. Hay quien acapara conocimiento, a base de cursos para el curriculum. Mucho más antigua es la especulación con materias primas, una práctica muy eficaz para que se cumplan todas las profecías sobre los tiempos de escasez. Y, como no, el suelo siempre ha dado mucho juego en ciertas culturas como la mediterránea o la anglosajona.

Lo cierto es que el suelo, como recurso, sirve para muchas cosas: para producir alimentos, para crear zonas de esparcimiento y, desde luego, para construir edificios destinados a diferentes usos. Vale, ya podéis dejar de reír… El caso es que lo que estamos viendo en los últimos años (caídas de precios, quiebras, rescates y, por supuesto, desahucios) deja claro que nos hemos cubierto de gloria como sociedad. Las personas necesitamos un suelo y un techo para vivir y, en el siglo XXI y en un país del primer mundo, no hemos sido capaces de resolver algo tan básico. Este fracaso social y económico es colectivo. No, que nadie mire para otro lado. Por muy vistoso que sea el papelón de administraciones, entidades financieras y empresarios del ladrillo, todos hemos participado en el resultado final. Ya veis, es lo que tiene cuando se ven las cosas con enfoque macro.   Leer más

La mentira de la vivienda protegida

La FEMP acaba de sacar una estimación sobre la demanda de vivienda protegida para los próximos cuatro años. La verdad es que hay que echarle un par. El informe está elaborado a base de datos tan heterogéneos como organismos autonómicos y municipales hay dedicados a la materia -unos cuantos, os lo juro- y de noticias de prensa. Sospecho que los grandes números salen, en origen, de los registros de demandantes que manejan los ayuntamientos y, por lo tanto, no creo que sean muy precisos. Aún así, le concedo al informe una doble utilidad: enviar información al mercado libre y alertar a todos sobre el factor suelo disponible.

La información que llega a los agentes económicos a través de estas publicaciones puede no ser muy veraz pero permite marcar el terreno a unos y a otros. A los que no se pueden permitir adquirir una vivienda al precio actual les parecerá imposible, al ritmo que llevamos, acceder a una VPO o similar en los próximos diez años. Qué esperamos con ese goteo de mini-promociones a razón de 30 pisucos cada una. Ni siquiera las grandes Operaciones Campamento, Chamartín o Remonta consiguen mejorar las expectativas de la gente. Por el lado de los vendedores, no creo que estén muy preocupados por una eventual inundación de oferta fresca, que sin duda les haría pupita: ¿os imagináis el efecto sobre los precios si de verdad se construyeran en España 190.000 viviendas nuevas al año a precio asequible? En el caso de Cantabria, se estima una necesidad de 15.000 viviendas para los próximos cuatro años. Pues la realidad es que ni la oferta ni la demanda se creen que el equilibrio se vaya a producir en ese punto.

Incertidumbre sobre las cuentas vivienda

Asumo el riesgo de una nueva contestación por parte de Echevarri, como la que me dirige en relación al uso de las tarjetas de crédito. Lo digo porque no le va a gustar nada lo que opino sobre las cuentas vivienda -y eso que tengo abierta una-. Y es que siempre que un amigo me pide consejo suelo mirar por su bienestar a medio y largo plazo, así que no me queda otra que explicarle que es mejor que cierre esa cuenta, devuelva a Hacienda los cuatro duros que se haya desgravado por la misma y busque alternativas para el dinero restante, como un depósito a plazo fijo o similar. La expresión cuatro duros, por supuesto, la utilizo como un riguroso coste de oportunidad, que puede ser de miles de euros y hacer pupita al bolsillo a corto plazo, pero es una nimiedad en proporción al riesgo de endeudarse a cuenta del devaluado ladrillo. En el caso de poder acceder a la financiación, claro.

Viviendas por ley

Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación.
La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos.
 

Efectivamente, tiene toda la pinta de ser el artículo 47 de nuestra Carta Magna, uno de esos párrafos de cortesía que hoy nos hacen sonreír. Hay muchos tipos de sonrisa: la irónica, la melancólica, la del malvado o la burlona, por mencionar algunos.
 

No es el único artículo que habla de la vivienda, el número 19 suele pasar desapercibido: Los españoles tienen derecho a elegir libremente su residencia y a circular por el territorio nacional. Si bien, el mejor avenido ha resultado ser siempre el 33.1: Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia.
 

Otros contenidos sobre 'hipoteca' en Rankia

Los clientes del subastero en las subastas judiciales electrónicas

Tristán el subastero. Cuando cumplí once años, un gitano de las chabolas del Barrio de San Pascual cruzó el Arroyo Abroñigal, actual M-30, y vino al Parque de las Avenidas a robarme ante la mirada indiferente de mis compañeros de colegio y de muchos de sus padres la flamante bici que mi padre acababa de regalarme.

Maldita Ley de Protección de Datos (y lo mal que la aplican algunos)

Tristán el subastero. El derecho a la protección de nuestros datos personales es un derecho fundamental que tenemos todos y que se traduce en la potestad de control sobre el uso que se hace de los mismos.

La vida es dura, pero puede ser aún más dura si te comportas como un estúpido

Tristán el subastero. El tipo se adjudica un inmueble en una subasta de la Seguridad Social. Luego busca el piso por su cuenta. Tiene que ir a solicitar el lanzamiento, pero antes decide darse una vuelta por el lugar.

La que se avecina en las subastas judiciales

Tristán el subastero. Desde que empezó el año no hay un solo día que no me cruce con algún subastero que no acabemos hablando de lo que más tememos, la llegada de Podemos al gobierno de España de la mano del PSOE.

La que se avecina en las subastas judiciales

Tristán el subastero. Desde que empezó el año no hay un solo día que no me cruce con algún subastero que no acabemos hablando de lo que más tememos, la llegada de Podemos al gobierno de España de la mano del PSOE.

La que se avecina en las subastas judiciales

Tristán el subastero. Desde que empezó el año no hay un solo día que no me cruce con algún subastero que no acabemos hablando de lo que más tememos, la llegada de Podemos al gobierno de España de la mano del PSOE.

Resultado del pim pam pum contra la banca: las hipotecas españolas son más caras que las de la zona Euro

Tristán el subastero. Hace unas semanas nos desayunábamos con el resultado del último asalto contra la autonomía contractual: El IRPH o Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, es un indicador que se utilizó en las hipotecas a tipo variable que se popularizó en torno a 2008.

Resultado del pim pam pum contra la banca: las hipotecas españolas son más caras que las de la zona Euro

Tristán el subastero. Hace unas semanas nos desayunábamos con el resultado del último asalto contra la autonomía contractual: El IRPH o Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, es un indicador que se utilizó en las hipotecas a tipo variable que se popularizó en torno a 2008.

Resultado del pim pam pum contra la banca: las hipotecas españolas son más caras que las de la zona Euro

Tristán el subastero. Hace unas semanas nos desayunábamos con el resultado del último asalto contra la autonomía contractual: El IRPH o Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, es un indicador que se utilizó en las hipotecas a tipo variable que se popularizó en torno a 2008.
Autor del blog
Envía tu consulta