El Mercado está amañado….a tu favor!

El Mercado está amañado….a tu favor

Ayer la Reserva Federal se volvió a reunir para discutir el estado de la economía estadounidense y el futuro de la política monetaria. Tras una hora larga, poco ha cambiado en cuanto al tipo de interés, que sigue en el 0,25%. Sin embargo, la Fed aumentará sus compras de bonos estadounidenses y MBS (mortgage-backed securities). Además, deja bastante claro en la rueda de prensa  que está dispuesto a permitir “pequeñas” desviaciones par asegurar el funcionamiento normal de los mercados.

Algunos inversores podrían estar “decepcionados” por que la Reserva Federal no ha hablado explícitamente del Yield Control; la idea de control las tipos de interés a largo plazo que han estado subiendo en las últimas semanas.

Pero como ya comenté en mi último artículo, no existe una relación tan obvia entre los tipos de interés a largo plazo y el mercado bursátil. Resulta bastante lógico cuando lo pensamos; ¿A quién afecta realmente un cambio en el tipo de los bonos a 10 años? La mayoría de empresas no se endeudan a estos tipos y creo que tendría que subir los tipos bastante más antes de que los inversores de acciones los vieran como una “alternativa”, especialmente con las altas expectativas de inflación.

Dicho esto, el tipo de interés a largo plazo si que es muy importante para mucha gente en Estados Unidos, por que las hipotecas sí que están altamente correlacionadas con este tipo. Si el tipo de interés sube, esto podría llevar a impagos, y en general reduce el valor de las hipotecas y el dinero que tienen disponible los ciudadanos, ya que muchos optan por (re)financiarse a través de hipotecas. El sistema hipotecario sí que es tremendamente importante para el sistema, y este sí que se ve afectado por el tipo de interés.

Durante las últimas semanas hemos visto bajadas considerables en varias empresas y sectores, pero en algunos más que otros. Amazon, por ejemplo, a pesar de ser una empresa grande y estable, ha bajado más del 10%. Esto es por que los tipos altos potencialmente afectarán el poder de consumo de sus clientes, que es básicamente todo el mundo.

Pero la Fed deja muy claro que, si bien no intervendrá de forma directa comprando bonos a 10 años, sí que comprará (MBS), es decir, intervendrá en el mercado hipotecario para que no afecte demasiado a la economía.

Básicamente, la Reserva Federal continúa extendiendo un cheque en blanco para bancos e inversores, asegurando en todo momento que hará todo lo que sea necesario para apoyar al mercado. Además, no tengo duda de que cuando sea necesario realmente, la fed iniciará algún tipo de operación para control los tipos de interés a largo plazo como ya han hecho conr elativo éxito Japón, Australia y más recientemente y a lo bajini, Europa.

La triste realidad en la que vivimos, es que los bancos centrales harán todo lo posible por ayudar a los mercados de deuda soberana y la bolsa. Gente rica y poderosa ayudando a gente rica y poderosa. 

Lo bueno de esto, es que tú también puedes formar parte de este grupo de privilegiados. ¿Cómo? Pues invirtiendo en bolsa. En mi página web, El Inversor Libre escribo artículos para ayudarte con esto. Además, te puedes suscribir gratis para ver mi cartera de inversión y análisis exclusivo.

Lo malo, sin embargo, es que todos acabaremos pagando el pato a través de inflación, y lo más seguro subidas de impuestos. Al final, las acciones de los bancos centrales, se pueden resumir en una frase; imprimir dinero para ayudar a sus amigos. Esto desgraciadamente devaluará el valor de la moneda y creará inflación, que no es más que un impuesto indirecto. 

La única manera de protegerse es a través de activos; acciones en bolsa, oro, criptomonedas e incluso tierra o propiedad. 


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!