Rankia Argentina Rankia Alemania Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
Semana tras semana, con las nuevas noticias de la Fed respecto a la inflación y el mercado de valores, seguramente leíste más de una vez sobre la tasa de interés y la suba de la misma, sin embargo ¿Qué significa exactamente eso? ¿A qué tasa nos referimos?

La tasa de interés, como concepto general, se refiere al precio que va a tener el dinero, es decir, el valor que va a cobrar un prestamista por prestar dicho dinero. Esta se define en porcentaje (%):

  • Entonces si A le presta $200 pesos a B a una tasa del 5%, terminado el plazo fijado por los dos, B deberá devolverle $210 a A.

Ahora bien, ¿A qué nos referimos cuando decimos que “subió la tasa de interés”, sin referirnos a una tasa específica?


Generalmente cuando hablamos de que “subió, se mantuvo o bajó la tasa de interés”, nos referimos a la tasa de la Fed, la Reserva Federal, que actúa como banco central de Estados Unidos, buscando mantener la economía en niveles estables. La misma se encarga de controlar el valor de la moneda en los Estados Unidos, entre otras cosas, verificando cuánta masa monetaria hay en circulación. Esto lo hace a través de la emisión, para estimular la economía, o de las tasas de interés, para “quitar” dólares de circulación.

La FED fija la tasa de interés que servirá de referencia para todos los créditos bancarios y préstamos en general, según el contexto económico.

  • Cuando la economía necesita que se estimule su crecimiento, las tasas de interés bajan. Como en 2020 cuando las tasas bajaron a 0, 25 %, haciendo que acceder al dinero y al apalancamiento sea más económico, tanto para las empresas como para los consumidores.

  • En cambio, en un contexto de inflación la FED busca sacar dólares del mercado, subiendo la tasa de interés, como viene haciendo desde marzo del 2022.

En abril de 2020, cuando se necesitaba estimular la economía, la tasa de interés era de 0.05 %, por lo que el crédito era muy económico. Hoy que se necesita frenar la economía, la tasa es de un 3,78 %, haciendo el crédito más inaccesible y enfriando la circulación de dinero y el consumo.

Cuando sube la tasa de interés, los instrumentos de renta fija pasan a ser más tentadores, ya que prometen tasas más altas. Esto afecta a los instrumentos de renta variable, ya que los inversores buscan esta renta fija, que ahora les pagará más y -además- de manera más segura que en activos como acciones o criptomonedas. Por ello, no deberíamos sorprendernos de por qué tenemos muchos mercados en niveles sumamente bajos, y su explicación sí que existe: Política monetaria.

Como conclusión, es fundamental entender que la economía funciona por ciclos y es un constante equilibrio entre todos los factores que la conforman. Como inversores, mientras mayor entendimiento tengamos de estos factores, mejor serán las decisiones que tomemos con nuestras inversiones y menor será la probabilidad de que actuemos dominados por el pánico. En momentos de contracción económica, los activos de renta variable son extremadamente sensibles a estas noticias macroeconómicas, reduciendo drásticamente sus rendimientos en el corto plazo, a la vez que presentan precios que pueden ser consideradas muy buenas oportunidades para el largo plazo.


¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
Lecturas relacionadas
Análisis económico y sus indicadores: Úselos correctamente e invierta con mayor certeza
Análisis económico y sus indicadores: Úselos correctamente e invierta con mayor certeza
Barómetro: Panorama de inversión de 2022
Barómetro: Panorama de inversión de 2022
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!