Rankia Argentina
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Más allá de la bolsa
Blog para entender e invertir, también, en otros activos

Prima de riesgo, para todos los públicos

En el post en el que hablaba de mi visión de la renta fija hacía mención a la prima de riesgo y al diferencial frente al swap como una forma posible de medirla. En este caso, y gracias a un lector, me di cuenta de que quizás no todo el mundo tenga claro que es la prima de riesgo y cómo puede calcularse. Desde luego, la prima de riesgo está hoy en día en la boca de mucha gente y resulta más que necesario tener el concepto claro para entender mejor el riesgo de nuestras inversiones.

Por lo tanto, intentaré, como intento hacer siempre, simplificar las cosas al máximo para que todos podamos entenderlo, y acabar con una idea, ante todo práctica, de qué es la prima de riesgo.

Dicho esto, la prima de riesgo no es más que el exceso de coste de financiación que tiene que pagar una empresa por sus condiciones específicas comparado con un activo que se supone "libre de riesgo".

Por ejemplo, y simplificando al máximo, podríamos decir que, el diferencial que pagamos sobre el Euribor en un crédito personal es nuestra prima de riesgo (por ejemplo en un "Euribor + 4%", el 4% sería tu prima de riesgo).

Del mismo modo, para las empresas, la prima de riesgo es el sobrecoste que tienen que asumir a la hora de financiarse por su perfil de riesgo teniendo en cuenta: el sector en el que opera, la actividad concreta que realiza, el nivel de endeudamiento actual y sus expectativas, el entorno económico, su potencial de generación de beneficios, etc...

El dinero que está invertido en renta fija es el dinero más miedoso, lo que hace estos activos se anticipen a la renta variable en los cambios de ciclo. Estos inversores miran con lupa todos los movimientos de la empresa que puedan afectar a su capacidad de repago de la deuda. Por ejemplo, para un bonista, las ampliaciones de capital son en cierto modo beneficiosas (no tanto para un accionista) ya que obtienen capitales sin aumentar el endeudamiento de la compañía y la rentabilidad que se paga a los accionistas está siempre supeditada al pago de la deuda de los bonistas y a la generación de beneficios. Así, en compañías cuyo crecimiento orgánico (el propio derivado de la actividad) es bajo, la vía más fácil para aumentar el crecimiento de los beneficios es vía adquisiciones. Si para ello no se acomete una ampliación de capital, implica menos caja y/o mayor endeudamiento para la empresa. Y esto, obviamente no gusta a los bonistas ya que hay menos dinero para el repago y/o más acreedores entre los que repartir el dinero que entra en la compañía. Por tanto, este tipo de empresas tienen una mayor prima de riesgo, o lo que es lo mismo, les resulta más caro obtener financiación.

Del mismo modo, cualquier factor que pueda afectar al potencial de generación de beneficios y por tanto de repago de la deuda, como cambios estructurales en un sector, eventos que afecten a una compañía en concreto (p.ej. disputas judiciales costosas, catástrofes naturales…) o simplemente una mala gestión de la compañía afectan también a la prima de riesgo de las compañías.

Por ello también se siguen bastante de cerca los cambios de rating y se especula sobre ellos. Una bajada del rating de una emisión, salvo que el mercado ya la haya descontado en el precio, tiene siempre efectos negativos sobre el precio de un bono ya que necesariamente implica una peor calidad crediticia.

Por tanto, la prima de riesgo mide la incertidumbre sobre la capacidad de pago y podrá variar en función de las diferentes circunstancias a las que la compañía/gobierno se enfrente.


¿Respecto a qué se mide la prima de riesgo? Depende.

Por ejemplo, en bonos de gobiernos europeos, la prima de riesgo sería el diferencial de rentabilidad que tiene que pagar cualquier país europeo sobre Alemania a la hora de financiarse. Por ejemplo, si Alemania puede emitir bonos (financiarse) a 2 años al 1% y España lo tiene que hacer al 1,4%, la prima de riesgo de España frente a Alemania es del 0,4% para ese plazo.

En el caso de los bonos de cupón flotante, la referencia es el Euribor, por tanto, la prima de riesgo, es el diferencial que debe pagar la empresa sobre el Euribor para financiarse. Estos bonos normalmente revisan sus cupones trimestralmente por lo que la prima suele calcularse sobre el Euribor a 3 meses.

En el caso de la deuda corporativa con cupón fijo la referencia que se suele tomar como activo sin riesgo es el tipo swap. La idea que subyace al tipo swap, en este caso, es el tipo que deberíamos pagar si deseáramos cambiar unos cupones variables por cupones fijos. Por ejemplo, cuando contratamos una hipoteca con tipo de interés fijo, lo que hacemos es comprar un swap de forma que cambiamos todos nuestros pagos variables por pagos fijos.

Entonces, si el tipo swap a 2 años está al 1,5% y el bono de Telefónica a 2 años está al 1,9%, la prima de riesgo de Telefónica es del 0,4% para ese plazo. De hecho, cuando una empresa emite bonos para financiarse o se venden en el mercado secundario, los intermediarios hablan siempre de un diferencial sobre la referencia que corresponda. Esto permite que nos hagamos una idea de cómo se valora el riesgo de impago de una entidad. Entonces la rentabilidad del bono no será otra cosa que el tipo swap + el diferencial/prima de riesgo frente al mismo. Por ejemplo el diferencial frente a swap en un bono de Bancaja ha pasado de más de 1000 puntos básicos (un 10%) sobre el swap en los peores momentos de la crisis a un diferencial de 100 puntos básicos (1% sobre swap) en la actualidad. Esto quiere decir que la percepción del riesgo de impago de Bancaja, o prima de riesgo, se ha reducido notablemente.

Otra forma de medir la primad de riesgo, es utilizar el CDS o Credit Default Swap de un emisor, ya sea gobierno o empresa. El CDS es un contrato entre dos partes (y por tanto no regulado àOTC) por el que una de ellas pagará periódicamente un tipo de interés a cambio de protección contra un evento de crédito, ya sea un impago de deuda o una bajada de rating entre otros. El mercado de CDS’s es un mercado bastante líquido y puede ser bastante útil a la hora de evaluar el riesgo de un emisor sin verse afectado por el tamaño de una emisión o un plazo concreto. No obstante, al tratarse de un mercado OTC entre dos partes, hay que tener MUY en cuenta el riesgo de contrapartida. Para ser conscientes de ello, solo hay que pensar en lo que ocurrió con los CDS en los que Lehman Brothers era la contrapartida.

CDS A 5 AÑOS DE TELEFÓNICA

  1. #1

    Daniel Bravo

    Irene,

    ¿Crees que el mercado de CDS's es un buen medidor del riesgo de mercado?

    Lo digo porque se comenta que es un mercado muy poco líquido y que con poco dinero se puede manipular fácilmente para causar pánico en las bolsas.

  2. #2

    Irene G.B.

    en respuesta a Daniel Bravo
    Ver mensaje de Daniel Bravo

    La fiabilidad del CDS como forma de medir el riesgo de un emisor depende de la liquidez de ese CDS en concreto. No es lo mismo la fiabilidad de un CDS sobre Caja Burgos que de un CDS sobre Citigroup. Los CDS más negociados sí son líquidos y pueden ser un buen reflejo para medir el riesgo de un emisor. No obstante, entiendo que CDS's menos liquidos se pueden ver afectados por la especulación sobre un emisor al igual que puede pasar con las ventas en corto sobre acciones.
    Del mismo modo, la ISDA (International Swaps an Derivatives Association) ve poco factible que, por ejemplo en el caso de los bonos griegos, un mercado de 9.000 Mn$ como es el de swaps sobre el gobierno griego puede marcar el comportamiento de un mercado de 400.000 Mn$ como es el de bonos griegos. Te adjunto el link a este artículo que creo que quizás pueda ser de tu interés.
    http://www.isda.org/media/press/2010/press031510.html
    Del mismo modo, en este link, puedes ver estadísticas sobre el volumen del mercado de CDS's por tipo, por sector y en el caso de los emiosres más negociados (sólo tienes que cambiar las tablas en el desplegable) http://www.dtcc.com/products/derivserv/data_table_i.php

    De todos modos, me cuesta pensar en crear pánico en las bolsas a través del mercado de CDS's. Cuando los CDS's suben o bajan drásticamente normalmente suele ser porque a habido algún hecho relavante con relación al emisor o un sector concreto o incluso la economía en general y no porque alguien quiera hacer que las bolsas caigan.

  3. #3

    Elpajaroloko

    Irene,una pregunta muy basica
    no acabo de entender lo de los swaps.
    parece que es lo que hay que pagar por convertir tu cupon variable en uno fijo,pero imagino que eso dependera de la cuantia del variable y de la cuantia del fijo?
    y no entiendo en el ejemplo que pones de telefonica como se toma como referencia un swap (que parece ser una diferencia entre dos interses,el fijo y el variable) en vez de tomar como referencia un interes determinado(como se hace en deuda publica con respecto al bono aleman)
    el swap es una cifra publicada?
    gracias y un saludo

  4. #4

    Irene G.B.

    en respuesta a Elpajaroloko
    Ver mensaje de Elpajaroloko

    Un swap no es la diferencia entre un tipo fijo y un tipo variable. El swap sí es un tipo de interés determinado y por eso se utiliza como referencia. Por sacar una idea en cierto modo intuitiva, podríamos decir que cuando se utiliza el swap en renta fija como referencia, este swap sería el resultado de convertir un Euribor en un tipo fijo. Este normalmente es el tipo resultante de convertir el Euribor a 6 meses por tipos de interés fijos durante un período de tiempo determinado y con periodicidad anual.

    Desde el punto de vista financiero, un swap de tipos de interés, es un contrato en el que dos partes acuerdan, durante un período de tiempo establecido, un intercambio mutuo de pagos periódicos de intereses denominados en la misma moneda y calculados sobre un mismo principal pero con tipos de referencia distintos.
    Por ejemplo, supongamos que yo tengo que pagar por un préstamo un tipo de interés variable, por ejemplo, el Euribor a 6 meses. Pero yo no quiero asumir el riesgo de subidas de tipos de interés ya que prefiero tener la certidumbre de pagar siempre un tipo de interés fijo aunque sea superior. Entonces, para cubrir el riesgo de variaciones en los tipos de interés yo contrato un swap con una entidad financiera. En este caso yo lo que hago es, pagar un tipo fijo a la entidad financiera y recibir un tipo variable que utilizaré para pagar mi préstamo(esto lo haría el banco y para tí nunca sería dinero líquido). El tipo fijo que yo deberé pagar es una operación de matemáticas financieras.
    Al final son puras operaciones de matemáticas financieras (basados en cálculos que consisten en traer al momento actual una serie de pagos futuros) que creo que necesitarían un post entero para explicar, no obstante te recomiendo este link de la wikipedia que es bastante explicativo (http://es.wikipedia.org/wiki/Swap_(finanzas)) y este otro más intuitivo http://www.eumed.net/cursecon/cursos/mmff/swaps-int.htm
    Los swaps se pueden calcular pero también se negocian teniendo posiciones de oferta y demanda como en otro activo de renta fija.


Las opiniones vertidas en este blog son del autor y pueden no ser las mismas que las suyas propias. En ningún caso se tiene en cuenta las circunstancias personales de los lectores y no será en ningún caso una oferta o invitación de compra o de venta de ningún instrumento financiero. Las decisiones son,por tanto, responsabilidad de el que las toma.