Blog Inversión paso a paso
Aprende sobre mercados financieros y las inversiones

RENTA VARIABLE (XXXIV) - Compra/Venta de Valores

Antes de decidir sobre una inversión, busco todo tipo de información al respecto – Hetty Green

Las ordenes de compra-venta de valores

La realización de una orden correctamente y su posterior ejecución, condiciona, en parte, el buen fin y la rentabilidad final de una inversión. Por eso es importante, conocerlas.

Recordemos que para poder operar en los mercados de valores (realizar una orden de valores), hay que acudir a una entidad autorizada para operar en el mercado y que por tanto, puede prestar servicios de inversión, donde debemos tener una cuenta denominada “de valores”.

Nuestro primer paso, será comprobar que la entidad con la que vamos a operar, figura registrada oficialmente en la CNMV. Esto evitará posibles fraudes y engaños:

https://www.cnmv.es/portal/Consultas/IndiceESI.aspx

El primer consejo, no invertir en aquellos productos, activos o títulos que no entendamos, que se obtenga toda la información posible y mantengamos el principio de prudencia.

¿Qué son las órdenes de valores?

Son todos aquellos mandatos e instrucciones que los inversores realizamos a las entidades (sociedades y/o agencias de valores registradas en la CNMV, empresas de servicios de inversión extranjeras y entidades de crédito autorizadas) para ejecutar operaciones sobre los valores negociables en los mercados.

¿Cómo se puede dar una orden de valores?

Dependerá del servicio contractual que hayas contratado, pues en los últimos años se han ofertado nuevos servicios digitalizados por parte de las entidades intermediarias que facilitan y flexibilizan el acceso al mercado de valores.

Habitual y tradicionalmente, las órdenes de valores se solían realizar en persona, es decir, íbamos a nuestra entidad intermediaria, nos grababan la orden que queríamos ejecutar, firmábamos el documento con los datos específicos de la orden y se lanzaba al mercado. Hoy, se pueden realizar órdenes por vía telefónica o internet (servicios on-line o banca electrónica).

En todos los casos, es la entidad intermediaria la que debe poner los medios, así como la capacidad técnica, para garantizar la seguridad, confidencialidad, diligencia y transparencia, que garanticen al cliente inversor, el mejor resultado en la ejecución de las órdenes.

Antes de entrar a conocer los distintos tipos de órdenes que podemos lanzar al mercado, debemos conocer y tener claros, los posibles gastos asociados, no solo con la prestación del servicio (gastos que nos cobran los intermediarios), sino también, a la propia ejecución de la orden (canon de bolsa).

Gastos y costes asociados.

Son gastos que debemos tener en cuenta a la hora de dar una orden de valores y que sin duda, tienen una repercusión importante en la rentabilidad de nuestra inversión.

Además de la tarifa de la Bolsa (canon por operaciones), tendremos que asumir otros gastos y comisiones asociados a la orden. Mientras que el canon de la bolsa y la comisión de liquidación para este ejercicio 2018, es una tarifa pública y conocida e igual para todo trader o inversor, el resto de costes pueden ser muy variables.

http://www.bolsamadrid.es/docs/BMadrid/Canones/CanonesBolsaMadrid.pdf

Se trata de la comisión, los costes, gastos y posibles honorarios, que nos cobrará nuestra entidad intermediaria, por los servicios que nos presta. Existe una obligación de dar esa información al cliente inversor, ya que no existe ninguna restricción a las tarifas que pueden fijar, por lo que debemos exigirlo, si bien, en todo caso, podemos conocerlas a través de la CNMV, ya que las entidades de servicios se las remiten antes de aplicarlas, o también, verlas en la web oficial de cada una de las entidades de servicios.

Dentro de la web de la CNMV, las podemos encontrar siguiendo la siguiente ruta:

Inicio > Consultas a registros oficiales > Empresas Servicios Inversión > Seleccionando el tipo de empresa de servicio y buscando su denominación en el buscador que nos llevará a los datos oficiales de esa entidad.

https://www.cnmv.es/Portal/Consultas/IndiceESI.aspx

La imagen inferior sería lo que deberíamos encontrar, en este ejemplo, los datos registrados de la Sociedad y Agencia de Valores de iBroker y el enlace a sus tarifas máximas en operaciones y servicios del mercado de valores, en vigor desde el 01/06/2017:

https://www.cnmv.es/Portal/HR/verDoc.axd?t={9201bfe8-0933-482d-876e-eda87012addc}

Principales datos de una orden.

Las ordenes de valores deben ser claras y precisas, especificando el número y la naturaleza de los valores, la finalidad de la orden, su precio de ejecución (con o sin límite), el plazo de validez, la cuenta de depósito de valores y la cuenta de efectivo asociada, además de los datos identificativos del ordenante.

Si no se especifica plazo de validez o de vigencia, tendrán un plazo máximo de 90 días naturales desde la fecha de la orden, cancelándose automáticamente al llegar el plazo (en el caso de los warrants y certificados, ese plazo es de un día).

Todos los datos de una orden introducida y no negociada totalmente, pueden ser modificado, a excepción del sentido de la orden (compra o venta) y el valor, perdiendo la prioridad temporal al modificar precio o volumen.

Compraventa de valores. Tipos de ordenes:

La mayoría de las ordenes del mercado bursátil español, se realizan a través del sistema de interconexión bursátil denominado SIBE, donde se incluyen no solo la contratación general de acciones, sino, también, fondos cotizados, Latibex y el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Existe otra plataforma de negociación, para operaciones de valores con menor liquidez, denominado corro electrónico, que se realiza entre las 8:30 y las 16:00 horas en modalidad de fixing (sistema basado en subastas).

Los tipos de ordenes SIBE que podemos lanzar al mercado son:

Ordenes Limitadas: Donde, además de los principales datos de la orden detallados anteriormente, establecemos un precio máximo para la compra o un precio mínimo para la venta. Es decir, si queremos comprar acciones y marcamos un precio limitado máximo de compra, la orden se ejecutará a un precio igual o inferior del fijado, y si queremos vender acciones con un precio limitado mínimo de venta, la orden solo se ejecutará a un precio igual o superior al fijado.

Ordenes de Mercado: Orden con los principales datos detallados anteriormente, pero sin especificar límite de precio, ejecutándose la orden al mejor precio de contrapartida existente en ese momento (no se controla el precio de ejecución de la orden), nuestra orden de compra de acciones encontrará contrapartida en una orden de venta y viceversa, nuestra orden de venta de acciones encontrará contrapartida en una orden de compra del mercado, pudiéndose ejecutar parcialmente a distintos precios.

Ordenes por lo Mejor: Se introducen sin precio, exclusivamente con los principales datos de la orden, limitadas exclusivamente al mejor precio de contrapartida. Si no se ejecutara totalmente la orden, se quedará en espera hasta completarla al mismo precio.

Supongamos que queremos comprar 500 acciones de Iberdrola, SA, a un precio de 6,50€. actualmente cotizando a 6,60€.

Lanzamos una orden limitada al mercado de 500 títulos con un límite de compra de 6,50€.

Supongamos con el mismo ejemplo, que queremos comprar o vender al precio actual de cotización (6,60€).

Si lanzamos una orden de mercado, se ejecutará al mejor precio de mercado en ese momento. Si la orden no se ejecuta por completo, seguirá barriendo los precios de mercado hasta completar las 500 acciones de nuestra orden.

Si lanzamos una orden por lo mejor, debería ejecutarse de inmediato al mejor precio de ese momento. Si al precio que tiene en ese momento (6,60€), solo se ejecutaran 200 acciones, el resto (300 acciones) quedarían pendientes de ejecución a ese mismo precio de 6,60€.

Por otra parte, podemos indicar en nuestras ordenes de valores, bien sean limitadas, de mercado o por lo mejor, unas condiciones de ejecución:

  • Ejecución con volumen mínimo: Esto indica que cuando llegue al mercado, se debe ejecutar una cantidad de acciones mínima, especificada en nuestra orden. Si no se ejecuta, el sistema la rechaza.
  • Todo o nada: La orden deberá ejecutarse en su totalidad o si no, se rechaza.
  • Ejecutar o anular: La orden debe ejecutarse automáticamente al llegar al mercado, sino encuentra contrapartida por la totalidad, la parte no ejecutada es rechazada por el sistema.
  • Volumen oculto: Son ordenes que, aún teniendo o no, alguna condición de ejecución, si se incluye esta condición, solo mostrará al sistema una parte del volumen a negociar, saliendo poco a poco en forma de paquetes al mercado (se utiliza en órdenes de grandes volúmenes).

Existen otro tipo de ordenes menos comunes, pero que algunas de las entidades, ofrecen a sus clientes inversores (stop-loss, stop-profit, …..).

En el mercado M.E.F.F. (mercado secundario), donde se negocian derivador (opciones y futuros), existen dos mercados, el de derivados de renta fija con poca actividad actualmente y el de renta variable, si bien, sus ordenes deben contener los mismos datos:

>Signo de la orden: compra o venta

>Contrato al que se refieren (opción de compra, de venta o de futuro)

>Cantidad (número entero de contratos).

>Mes de vencimiento

>Precio de ejercicio (opciones y futuros) y prima (caso de opciones)

>Cualquier observación necesaria para la buena ejecución de la orden.

En cuanto a los tipos de órdenes, pueden ser:

Limitada: Estableciendo un precio máximo de compra o mínimo de venta, así como el volumen a negociar. Debiéndose ejecutar en su totalidad o anulándose o quedar fuera de los límites de la sesión.

Limitada Inmediata: Se fija precio máximo de compra o mínimo de venta y volumen a negociar. La parte no ejecutada en el momento se cancela automáticamente.

Por lo mejor: Solo se fija el volumen a negociar en la orden. Se ejecuta contra las mejores contrapartidas pudiendo quedar pendiente por la parte no ejecutada, como una orden limitada.

Todo o nada: Similar a la limitada inmediata pero debe ejecutarse en su totalidad.

Stop limitada (alza o baja): Se fija el volumen a negociar, fijando un precio que si se alcanza o supera (alza) o se iguala o se cae por debajo (baja), se emite la orden limitada por el volumen indicado.

De Ataque: Se trata de una orden limitada inmediata sin precio, en la que el precio se fija automáticamente de acuerdo con el precio que tenga la mejor contrapartida en ese momento.

Por último, en el mercado A.I.A.F., donde se negocian los valores de renta fija (bonos, obligaciones, participaciones preferentes, ….), donde el mercado se encuentra formado por contrapartes que proponen posiciones o precios, tanto de compra como de venta, se ejecutan las órdenes mediante acuerdos bilaterales para la transmisión del valor. Esto puede dificultar la liquidez en algunos activos o títulos. Se pueden dar órdenes por lo mejor o limitadas, si bien, lo recomendable es informarse sobre los posibles precios a los que se han cruzado operaciones de ese activo, dando la orden según esos datos.

En algunos casos, los títulos emitidos que cotizan en el mercado AIAF, especifican en sus folletos de emisión, la existencia de una entidad obligada a ofrecer liquidez, dentro de los límites establecidos en ese folleto.

Recorrido de la orden:

Desde que damos la orden hasta su envío al mercado y posterior ejecución, recorren una serie de pasos, que vemos resumidos en la siguiente imagen:

  1. Inversor o Vendedor, transmite la orden a su entidad financiera (esta la envía al intermediario miembro del mercado) o directamente a la sociedad o agencia de valores, miembro del mercado, con la que opere.
  2. El miembro del mercado, verifica ciertos aspectos de la orden y la introduce en el mercado.
  3. El mercado, en función de las condiciones de la orden, ejecutará o mantendrá en el libro de órdenes hasta la contrapartida.
  4. Notifica la ejecución a Iberclear (Depositario Central de Valores español) para su registro contable, liquidación y compensación, notificando la titularidad de los valores (comprador) o el efectivo (vendedor, a los inversores, a través de sus entidades.

Os deseo un buen trading y buenas inversiones @inversenjuego

 

«No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va». https://inversionenjuego.wordpress.com/
Autor del blog
  • Inversionenjuego

    Empleado de Entidad Financiera, inversor y trader autodidacta.

Envía tu consulta

FRASES: “Cada día me miro en el espejo y me pregunto: Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?. Si la respuesta es no durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo” (Steve Jobs) "El mejor líder es aquel cuya existencia no nota la gente. El siguiente mejor es al que la gente respeta y alaba. El siguiente es el que la gente teme; y el último es al que odia. Cuando el trabajo del mejor líder está acabado, la gente dice: Lo hicimos nosotros mismos." (Lao-Tzu)