Rankia Argentina Rankia Alemania Rankia Chile Rankia Colombia Rankia España Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
La pandemia que llegó a finales de 2019 nos ha cambiado el mundo por completo, los mercados de valores se volvieron mercados especulativos o mercados de moda, los trabajos se volvieron home office y la guerra entre países se volvió más competitiva. Pero, para este blog hablaremos de la diferencia entre invertir en empresas de Estados Unidos y empresas de China.

Vamos a utilizar terminología simple con el único fin de ser un blog educativo, no nos meteremos en términos difíciles, ni explicaremos los modelos que fundamentan este análisis, porque sólo buscamos el propósito de informar.


Primero que nada, ¿Qué es valor o qué es el valor de una empresa? y ¿para qué nos ayuda? El valor de una empresa es simplemente cuánto vale una empresa, en fundamentos contables se le conoce como el Enterprise Value, esto es la suma de la capitalización de mercado de una empresa, más su deuda, menos su efectivo. Esta es la fórmula rápida de hacerlo, existen otras como lo propone el modelo DCF. Sirve para calcular el valor real de una empresa y ver si es conveniente invertir, entre otras cosas. 

Calcular el valor implícito de una acción solo es el principio, para que una empresa realmente busque conservar su valor existen varias cuestiones, pero solo nos centraremos en cómo las empresas utilizan la ventaja competitiva para crear valor. La ventaja competitiva busca vender sus productos para obtener un precio superior. Esto por consecuencia genera un mejor retorno de inversión de capital (ROIC). El ROIC es un indicador que mide la rentabilidad que obtiene cada peso que la empresa ha invertido en su propio negocio. Es un ratio que pone en relación los beneficios generados (cuenta de pérdidas y ganancias) con los activos de la empresa (balance). Es decir, por cada peso que invierto, cuanto género, regularmente este indicador es por porcentaje, entre mayor sea su porcentaje mayor es la rentabilidad.

Obviamente la ventaja competitiva va por sectores y subsectores, no es lo mismo una empresa minorista en farmacéutica que una empresa minorista de bienes de consumo. Una empresa minorista en farmacéutica tiene mayor potencial al poder innovar ya que ellos tienen el control total de su producción. Una empresa minorista de bienes de consumo no tiene ese margen de innovación ya que su precio en materias primas es volátil. Al especular con el precio de la materia prima, el margen con el que pueden gastar para innovar es muy corto. 

Cuando tenemos en cuenta al es nuestra ventaja competitiva podemos determinar 5 diferenciadores de fuente de sobreprecio:

  • Productos innovadores: Son empresas que cuentan con patentes, productores difíciles de copiar o ambas. Cuando una empresa tiene un producto que nadie más puede tener o copiar, genera una ventaja competitiva ya que tienen un mercado el cual nadie más tiene.
  • Calidad: Obviamente la calidad es subjetiva pero para términos prácticos, una empresa puede generar valor con una calidad real o percibida, donde la gente esté dispuesta a pagar más por un producto.
  • Marca: Es difícil diferenciar entre precios basados en marcas y precios basados en calidad, pero muchas veces la gente prefiere irse por una marca que lleva más años en el mercado.
  • Aseguramiento de clientes: A esto nos referimos cuando tenemos dos productos similares pero diferentes al momento de utilizarlos, como Apple y Microsoft. Los dos venden computadoras, pero el sistema operativo es totalmente diferente, entonces, cuando una persona entra a Apple, se acostumbra a ese sistema y ya no le interesa aprender el de Microsoft, y viceversa. 
  • Disciplina de precios racional: Aquí nos basamos en la ley de la oferta y la demanda, cuando una empresa baja sus precios por conseguir clientes muchas veces pierden valor al generar desconfianza. 

El propósito de tener una ventaja competitiva es producir barato y vender caro.

En base a todo lo que hemos visto anteriormente podemos comparar cómo funcionan las empresas estadounidenses y las empresas chinas. Las empresas americanas siempre tratan de abarcar la mayor parte del mercado creando marcas y utilizando su ventaja para elevar sus precios y crear valor en sus empresas. Por otro lado, las empresas chinas buscan la producción en masa y la mano de obra barata para poder ofrecer sus productos a un menor precio y que sea más accesible para la gente, pero esto destruye valor. 

Comparemos a la empresa estadounidense que diseña y produce equipos electrónicos, software y servicios en línea, Apple, contra su competencia China Huawei. Como podemos notar, la empresa estadounidense cuenta con las 5 fuentes para crear sobreprecio, produce barato, ya que sus maquilas se encuentran en China, Vietnam, entre otros países, lugares donde la mano de obra es barata, tiene marca, un sistema operativo diferente, agregan valor. Por el contrario, Huawei cuenta con la misma mano de obra barata pero con la diferencia que ofrecen productos baratos. La calidad en ambos productos es la misma, pero la marca China realmente solo vende porque es barata, no porque tenga valor, en el momento que los precios suban la empresa pierde lo que gano, en cambio Apple, puede subir los precios y sigue con sus mismo clientes.

En conclusión, podemos decir que ambos países cuentan con grandes empresas y generan muchas ganancias. Pero, uno como inversionista no se puede fiar sólo en el factor de las ventas, existen más factores que tenemos que tomar en cuenta a la hora de invertir, por lo que siempre tenemos que ver cual empresa tiene más valor para poder realizar una buena inversión.

Bibliografía:

Leimbach, M. P. B. D. (s. f.). Las Ventas como Ventaja Competitiva | Desarrollo de Ventas | Wilson Learning Worldwide. Wilson. https://www.wilsonlearning.com/wlw/research-paper/s/sales-competitive-adv/es?site=LATAM









¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • Análisis fundamental
  • Bolsa
  • inversión
Lecturas relacionadas
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!