Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Sobre el Presupuesto General de los Estados Unidos

2 recomendaciones
1

El presupuesto federal de los Estados Unidos ha mejorado significativamente gracias a la recuperación de los últimos cinco años, aunque todos sabemos que la situación favorable actual es temporal y se espera con casi total garantía que se produzca una ampliación significativa del déficit.

Los ingresos del Gobierno Federal aumentaron aproximadamente unos $900 billones (americanos) entre 2009 y 2014, debido a la actividad de la recuperación económica, y también gracias a la aplicación de nuevos impuestos (American Taxpayer Relief Act y el Affordable Care Act). Al mismo tiempo, los gastos del Gobierno se mantuvieron constantes en los últimos cinco años.

Gracias a ello, se ha producido una fuerte reducción del déficit del presupuesto federal, a $483 billones (americanos) en al año fiscal 2014, en comparación con los $1.4 trillones del 2009.

El déficit del presupuesto federal como porcentaje del PIB (GDP), se sitúan en el 2.8% frente a un máximo del 9.9% en 2009.

 

De cara al futuro , la Oficina de Presupuesto del Congreso (Congressional Budge Office - CBO) proyecta un déficit presupuestario casi constante como porcentaje del PIB hasta el 2018.

De los númerosos gastos a los que se enfrentan, los gastos obligatorios del gobierno (Medicare, Medicaid y Seguridad Social) y las obligaciones de interés son las más importantes, ya que se prevé que se aceleren rápidamente en la próxima década.

Los gastos relacionados con la Seguridad Social son menos importantes, pues hay soluciones viables para contener su crecimiento, tales como ligeras modificaciones para mejorar los cálculos, la edad de jubilación y otros parámetros que ya se han usado en el pasado cuando el sistema se ha visto amenazado.

Los gastos de "Medicare" se espera que crezcan debido por un lado a razones demográficas y por otro lado a la inflación en los costos de tratamiento. La buena noticia es que los gastos de Medicare se han moderado, pero no hay garantía de que esto se repita en los próximos años.

Se espera que la Fed comience a subir tipos de interés a mediados de este año. Los costos de interés aumentarán a medida que el Tesoro emita nuevos bonos a tasas de interés más altas para reemplazar a los bonos que vencen. Los costes de interés de los proyectos de la CBO alcanzarán casi el 14% de los gastos federales para el 2024, frente al 6% actual, debido a ese aumento de tasas.

Teniendo en cuenta la situación fiscal del país y una economía en crecimiento, el presidente Obama realizó algunas propuestas en materias de ingresos del presupuesto federal. La reforma de impuestos de sociedades propuesta cuenta con el apoyo de ambos partidos y es parte de la estrategia para financiar los gastos de infraestructura.

Otras medidas de recaudación de ingresos incluidas en las propuestas del Presidente, como impuestos sobre las ganancias más altos, tasas de impuestos de dividendos y una tasa sobre los pasivos de las grandes instituciones financieras, están destinadas a recaudar unos $300 billones para financiar diferentes créditos fiscales para la clase media y baja. Los impuestos más altos y los nuevos programas son poco probable que salgan adelante, sobre todo a medida que los Republicanos vayan presentando sus propias propuestas de reforma tributaria.

Muchos sospechan que todo este baile de propuestas y contrapropuestas sea simplemente un posicionamiento antes de las elecciones presidenciales de 2016. Desafortunadamente, dos años más de sin medidas concretas hará que solucionar los problemas fiscales de largo plazo del país sean todo un desafío. Ambos partidos deberán ponerse de acuerdo en una combinación de medidas de ingresos y costos que no sólo limiten los déficits anuales, sino también que ayuden a reducir el tamaño de la deuda del país.

Estados Unidos debe aprovechar la buena marcha económica que hoy tiene para hacer frente a todos estos problemas de gastos e ingresos. De no hacerlo, supondrá una pérdida significativa no aprovechar la oportunidad para hacer que este fortalecimiento sea más permanente que transitorio.

 

Fuente: El presupuesto de Estados Unidos

 

Sigue Gratis nuestro Portfolio aquí

@sergionozal

www.protectuswealth.com

  1. #1
    dilbert

    La 'buena marcha' de la economía americana sospecho que es como la española. El gobierno lo anuncia, las cifras así lo indican, pero ni los ciudadanos ni las empresas lo ven por ningún lado.

    Ahora que ha terminado el QE3 veremos donde queda esa 'buena marcha'.

2 recomendaciones