La eliminación del cepo cambiario en Argentina

3
El miércoles se eliminó en Argentina el cepo cambiario que se había establecido en el año 2011 y que consistía en una serie de medidas oficiales y restrictivas que impedía a los argentinos cambiar sus pesos por otras monedas libremente. 
 
En febrero del 2002, el Gobierno argentino promulgó un decreto que dictó la devaluación del peso frente al dólar, rompiendo su paridad que estaba vigente desde el año 1991. El peso comenzó desde ese año 2002 una fuerte espiral deflacionista perdiendo valor paulatinamente frente a otras divisas. 
 
Ante la perdida de valor continua y progresiva de la moneda nacional, en la cual se fijan los salarios y las pensiones, los argentinos reaccionaron de forma lógica, intentando ahorrar en una unidad monetaria distinta al peso. El Gobierno reaccionó imponiendo un cepo cambiario en el año 2011.
 
Para intentar frenar la depreciación continua de la moneda nacional (motivada por una impresión excesiva de su propia moneda para financiar su déficit público y por una perdida de confianza de los inversores internacionales en la fortaleza económica o en los dirigentes de ese país), el Gobierno suele intervenir en el mercado de divisas vendiendo las reservas en otras monedas que su Banco Central ha acumulado en el pasado, consiguiendo de esta forma paliar al menos a corto plazo la depreciación de su moneda, a costa de dilapidar su ahorro en moneda extranjera. Pero este ahorro en moneda extranjera no es ilimitado y a todo Gobierno que interviene su divisa tarde o temprano se le acaban las reservas. 
 
En Argentina cuando el Gobierno vio muy mermadas las reservas introdujo el cepo cambiario que ha estado vigente estos últimos 4 años. Como en el mercado oficial la cantidad de pesos que se podían cambiar por dólares estaba limitado, surgió un mercado negro para este intercambio y el dólar blue (dólar del mercado no oficial) en contraposición al tipo de cambio oficial (fijado por el Gobierno). El dólar blue siempre ha cotizado a un precio mayor que el dólar oficial como se puede apreciar en el siguiente gráfico, en el que se aprecia también como tras la supresión del cepo cambiario el precio del peso se depreció hasta alcanzar prácticamente el que tenía el mercado negro, su precio real. 
 
 
Desde mi punto de vista el cepo cambiario es en la práctica una expropiación silenciosa a los ahorradores de un país, que quedan obligatoriamente atrapados en una divisa que pierde valor irremediablemente con el paso del tiempo. Además del peligro y el riesgo de corrupción que supone que un Gobierno decida arbitrariamente quién puede quién no cambiar pesos por dólares al subvencionado precio oficial. El problema es que una vez impuesto el cepo es difícil volver a la normalidad monetaria de una manera ordenada, de manera análoga a como sería un río volver con tranquilidad a su caudal tras haber volado una presa que lleva impidiendo su cauce normal durante unos cuantos años. 
  1. en respuesta a diogenes2604
    #3
    21/12/15 12:32

    Interesantes comentarios los dos. Muchas gracias por compartir diogenes2604 y 1755. Espero que poco a poco la situación vaya volviendo a la normalidad que deséais en Argentina.

    Un saludo.

  2. #2
    20/12/15 06:49

    Quedan pendiente la enmienda de dos cosas también importantes:
    1). Que permitan a las empresa repatriar beneficios (BBVA y telefónica, por poner dos ejemplos concretos, tienen un aporrada de millones de beneficios allá retenidos, que son devorados por la inflación del 30% al año, cada año, desde los últimos años.);
    2). Que rehabiliten el tratado de supresión de doble imposición entre el Reino de España y la República;

    Caso contrario no invertirá allá ni el Tato,

    Otra cosa que también deben hacer es suprimir del Consejo de Administración de las empresas privadas la figura del Consejero impuesto por el Gobierno.
    Salud

  3. #1
    20/12/15 01:15

    Estoy feliz de la eliminación de cepo cambiario. Durante 4 años los funcionarios, el gobierno y sus amigos conseguían dólares al irreal precio de 9 pesos, a costa de vaciar las arcas del Banco Central, yo tenia que comprarlos a 14 o 15 en el paralelo.
    Eso es igualdad y fraternidad!!, lo de libertad ya ni lo nombran, se llamaba neoliberalismo, pues decir libertad aun podía sonar un poco bien y recordar algo que un dia anhelamos.

    El gobierno que los argentinos han elegido dificilmente puede hacerlo peor que el desgobierno corrupto, populista, montonero de esa loca de atar,y recomiendo invertir en Argentina, en este momento.

    Todo tan burdo que se llamaba "el relato" por el gobierno mismo, es decir un relato=un cuento. todo es una mentira, al hacer cuentas al irreal cambio 9 pesosxdolar de las pizarras y solo de las pizarras, el PIB era superior, la renta per capita superior y todos los indicadores sociales mejoraban, todo una mentira.