¿Ha llegado el momento de invertir en China? DEXIA

¿Ha llegado el momento de invertir en China? DEXIA

dexia
 
Ken Van Weyenberg, Investment Specialist de Dexia Asset Management 
 
La desaceleración global que hemos experimentado desde principios de 2012 también ha afectado a los países emergentes durante los últimos meses. Sin embargo, el reciente impulso económico y las atractivas valoraciones indican que ha llegado el momento de volver a incrementar la exposición a los países emergentes. 
  
El año 2012 ha sido, indudablemente, muy bueno para los mercados de renta variable. A pesar de haber tenido  una trayectoria volátil, el  índice MSCI Europe ha alcanzado un rendimiento cercano al 10% desde principios de año. Con un rendimiento de casi un 9%, los países emergentes se han quedado ligeramente rezagados; aunque esto no sea atribuible a los llamados países BRIC (Brasil, Rusia, India y China).
 
Principalmente, los mercados de acciones más ‘defensivos’ y pequeños; entre los que se encuentran los países del Asean(entre otros, Indonesia, Vietnam, Filipinas y Malasia), México y Turquía; son los que han obtenido mejores rendimientos. Los países BRIC se han quedado rezagados debido a su significativa ponderación en sectores cíclicos y a los propios problemas internos de estos mercados. Desde el pasado mes de septiembre los inversores se han aprovechado de las nuevas medidas de estímulo de los bancos centrales de  Estados Unidos y Europa, y de la disminución del número de revisiones de beneficios a la baja en los países emergentes. 
 

Estabilización de la economía china  

La mejora en el rendimiento de los países emergentes desde principios de septiembre no se debe solamente a las acciones de los bancos centrales de los países occidentales ni a las expectativas de los analistas, ligeramente más  positivas en los países emergentes. China ha jugado un papel importante ahora que, para muchos inversores, ha quedado claro que en el país del dragón se excluye la posibilidad de un aterrizaje forzoso de la economía. Por otra parte, cabría decir que el ritmo de crecimiento ralentizado de la economía china no es tan ‘lento’ como muchos inversores pudieran pensar. El crecimiento económico permaneció en el 7,7% en los tres primeros trimestres del año y en el 7,4% en el tercer trimestre. De esta forma, China cumple con creces las expectativas del primer ministro chino Wen Jiabao, que daba por sentado un crecimiento del 7,5% para todo el año. En comparación con el crecimiento esperado de la economía mundial del 3,3% (FMI), no podemos hablar  de un derrumbe de la economía china. 

 
Diferentes indicadores económicos advierten además  de la recuperación del crecimiento económico de China después de ocho trimestres consecutivos a un ritmo más ralentizado. Uno de los indicadores más observados es el índice de actividad del sector industrial. El análisis oficial realizado por la Oficina Nacional de Estadística indica claramente una aceleración de la actividad económica en el sector industrial con un PMI de 50,6 en noviembre. Ese incremento de la actividad fue, además, confirmado por el dato de PMI publicado por HSBC, que también sobrepasa los 50; nivel que separa el crecimiento de la contracción. Los niveles actuales no permiten, de momento, cantar victoria pero en cualquier caso, van en la buena dirección.  
 
La mejora del impulso económico se ha traducido además en un fuerte incremento de la producción industrial (+9,6% interanual), de las exportaciones (+11,6% interanual) y de las ventas al por menor (+14,5% interanual). Esta mejora también es visible en el Índice de Sorpresas Económicas (ver gráfico: Índice de Sorpresas Económicas de China), que refleja en qué medida las cifras económicas publicadas eran mejores o peores de lo esperado. 
 

Sin necesidad de medidas de liberalización 

Las cifras económicas actuales no reflejan la necesidad inmediata de ayudas monetarias adicionales por parte del gobierno chino, aunque estos dispongan de los medios y del tiempo necesarios. De momento, la inflación está bajo control. Con una inflación del 1,7% puede hablarse incluso de deflación, ya que la cifra está muy por debajo del objetivo del 4% Comunicado de prensa - Dexia AssetManagement  3/4del Banco Central Chino. Además, la caída cercana al 3% de los precios de producción no indica un riesgo de inflación a medio plazo.
 
china bbp
 
Si la economía china necesitara una política monetaria más flexible, habría suficiente tiempo para su implementación. Esto también es 
economia china
evidente cuando observamos el (RRR) ratio de reserva obligatoria (ratio de capital/coeficiente de caja)para los grandes bancos chinos. Este se encuentra actualmente en el 20% del capital, demostrando que la política monetaria china no está 
siendo tan flexible como debería. Durante la crisis de 2008-2009, el ratio de reserva obligatoria fue rebajado incluso hasta por debajo
 del 16% para impulsar la 
economía. Algo similar está ocurriendo en la política de tipos del Banco Popular Chino, donde los tipos a un año ascienden actualmente al 6%; mientras que durante la crisis de 2008 – 2009 los tipos fueron rebajados rápidamente, pasando de casi un 7,5% a un 5,3% con elobjetivo de ofrecer un balón de oxígeno adicional a la economía. El centro de estudios chino CASS (Academia China de Ciencias Sociales, por sus siglas en inglés) es, en cualquier caso, un gran partidario de los estímulos al crecimiento por parte de las autoridades. El grupo de estudios espera una aceleración del crecimiento económico chino de hasta el 8,2% en 2013 y opina que las autoridades chinas deberían aumentar el gasto público en infraestructuras y eliminar los impuestos que dificultan el crecimiento económico. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Valoraciones muy atractivas 

El fuerte crecimiento económico global siempre ha sido un elemento muy importante para el incremento de los beneficios de las empresasen los países emergentes (también en China). Estas empresas necesitan un ritmo de crecimiento constante para poder lograr un incremento de los beneficios similar al de sus homólogos en el mundo occidental. La desaceleración del crecimiento global se ha traducido en numerosas revisiones de beneficios a la baja. El crecimiento esperado de los beneficios del 13% en los países emergentes es tal vez algo elevado, pero según el IBES, en China este porcentaje es “solamente” del 9%. Tal vez esta sea una estimación demasiado pesimista que pueda revisarse al alza en caso de que el crecimiento económico global sea mejor de lo esperado. 
 
estimacion precios
 
En cualquier caso, gran parte del mercado ya ha descontado un crecimiento inferior de los beneficios en China como resultado de la desaceleración global y del aterrizaje suave. La bolsa china (MSCI China) ha pronosticado una tasa de crecimiento de beneficios para 2013 del  9,4. Este dato es incluso inferior al 10,6 de la Eurozona (MSCI EMU). El valor contable esperado para 2013, del 1,37, resulta bajo y comparable con el dato de la Eurozona.
 

Enorme potencial a largo plazo 

Todo indica a que en los próximos meses la bolsa china podría tener una mejora de sus  rendimientos. Todos los elementos para una recuperación del mercado de acciones chino están presentes, y entre ellos se incluye la mejora del impulso económico y las atractivas valoraciones. Una recuperación de la economía china tendría, además, un impacto significativo sobre los demás países emergentes. Por ello, apostamos por una exposición a largo plazo a los países emergentes dentro de una cartera bien diversificada, sobreponderando los países emergentes y con una importante apuesta en renta variable China.  
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!