Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
9 recomendaciones
8

 

Para quienes estéis salivando con hambre de altos rendimientos debido a las anémicas tasas de interés en los depósitos y en el resto de la RF, de una vez os advierto que el título es puro cachondeo y exageración por mi parte para darme a entender.

 

Recientemente un conocido me mandó el link de un hilo en Rankia donde un rankiano mencionaba que su banco le había recomendado comprar el fondo Aberdeen Frontier Markets Bond Fund o Bonos de Honduras. Lo bueno es que varios otros rankianos salieron al rescate  (Enhorabuena!!!) y sinceramente espero que el autor del hilo los haya escuchado.

 

El punto de este post no es señalar la poca liquidez de sus subyacentes y el alto riesgo que este tipo de instrumentos de Renta Fija poseen, sino describir dos situaciones que frecuente y comúnmente suceden en los bancos y demás instituciones financieras que se dedican a vender productos a los inversores, ya sea retail, sofisticados e incluso institucionales. Estas dos situaciones son:

 

1.- Dale al público lo que pida o como dicen en Wall Street “When the ducks quack, feed them”. Esto quiere decir que cuando el público inversor está hambriento por algún tema de moda o necesidad, entonces las instituciones financieras harán todo lo posible para inventar instrumento tras instrumento con el propósito de saciar ese apetito. Esto lo hemos visto muchas veces y siempre es lo mismo. Lo vimos durante la burbuja puntocom donde los Fondos enfocados a tecnología comenzaron a reproducirse como conejos, también lo vimos cuando la fiebre del oro tomó vuelo en la reciente crisis y los Fondos y ETFs enfocados a este metal comenzaron a pulular. Curiosamente lo mismo pasó durante el boom de Japón en los 80s, y si nos fijamos bien veremos que lo mismo está pasando con todo lo que aparenta ser renta fija con buenos y/o altos rendimientos. Es el viejo truco de multiplicar el pan y el vino, pero con resultados dañinos casi siempre.

 

El público inversor está hambriento de rendimientos y las instituciones financieras buscan hasta debajo de la última piedra para encontrar o disfrazar cualquier cosa con tal de saciar nuestra necesidad. No os dejéis engañar, no todo lo que dice ser renta fija es seguro ni siempre pagará intereses; además entre mayor rendimiento ofrezcan, más inquisitivos debemos ser sobre lo que viene dentro de la envoltura. Antes de pensar y soñar con rendimientos y ganar dinero, primero debemos revisar los riesgos y evitar perder dinero de forma permanente.

 

 

2.- Deshacerse de sus inventarios. Curiosamente cuando las cosas comienzan a darse la vuelta (aunque no siempre con timing perfecto), los bancos de inversión comienzan a vender toda la porquería que fueron acumulando en sus inventarios durante el boom. En la crisis de las subprime muchos bancos de inversión, tanto americanos como europeos (y un par de asiáticos), comenzaron a vender su basura a quien se dejara y no me sorprendería que lo mismo estén haciendo ahora al intentar vender instrumentos de Renta Fija riesgosos pero cuyos precios han sido levantados por la ola de tasas bajas y la hambruna generalizada por yield. El problema es que en momentos de stress este tipo de instrumentos mostrará su verdadera cara, la cual es la poca liquidez de sus subyacentes y la débil situación de sus emisores y cuestionable solvencia.  Howard Marks ya advirtió de esto en su último Memo.

 

Esto me recuerda a la historia que Guy Spier narra en su libro que reseñe hace tiempo. Spier habla de cómo su padre durante la crisis de 2008 compró bonos de Lehman Bros. porque un reconocido banco le llamó para ofrecérselos. Esto refleja como los brokers y dealers estaban tratando de deshacerse de toda la basura.

 

He explained that a financial adviser from one of the world’s largest

and most prominent banks had called him up to recommend these

bonds, assuring him that they had a triple-A rating from Moody’s. He

had felt particularly confident in buying them because he was aware

that Moody’s was one of my holdings, and he knew that I invested in

companies with good products.

 

But I understood exactly how this game worked. Professional investors

were fleeing from Lehman in droves. So the Wall Street selling

machine had kicked into high gear, touting this dross to overly trusting

clients. With Lehman’s usual investors shunning its bonds, the

firm had to seek out a more gullible client base. My father’s bank no

doubt pocketed a fat commission as a reward for abusing him to serve

its own ends.

 

I let loose an angry tirade. “How many times have I said that one

should never buy anything that’s being sold by Wall Street? Never. I

like Moody’s business, not their ratings. They always lag the market.”[1]

 

 

 

Y es que los últimos reportes de Lipper y S&P Capital IQ muestran que los inflows acumulados de dinero hacia Fondos y ETFs enfocados a RF High Yield han seguido aumentando de forma constante. También señalan que la emisión de este tipo de bonos ha seguido fuerte, y lo peor es que la mayoría de ellos son del tipo “unsecured loan”, lo cual significa que no hay colateral que avale dicha emisión, el único aval es el que la siguiente imagen muestra.

 

Sólo imaginad que tan distorsionado está el Mercado de RF que la tasa del bono de 10 años de España es muy cercana a la de Noruega, 1,82 Vs 1,70 respectivamente. Mientras tanto sus déficits fiscal y comercial y las cuentas nacionales de ahorro e inversión son casi diametralmente opuestas. No sólo esto, sino que varios países emergentes y empresas de dudosa fortaleza financiera están rompiendo record de emisión de deuda a intereses bajísimos.

 

 

Pude ser que nada pase en 1 o 5 años, nadie sabe. Puede ser que todavía exista demanda de inocentes e incautos para este tipo de productos. Puede ser que quienes los compren hoy todavía puedan disfrutar de esos jugosos intereses por bastante tiempo. Todo puede pasar, pero honestamente no recomiendo quedarnos dentro de ellos para averiguarlo. Es preferible no ganar altos rendimientos y no saber cuánto tiempo pasará así, a ser de los que se lamentarán y recordarán por el resto de su vida el momento cuándo los rendimientos que presumían se convirtieron en pérdidas permanentes que ni los intereses ganados les podrán devolver.

 

 

 

 

 

NOTAS:

[1]Extracto del libro The Education of a Value Investor de Guy Spier.

 

 

  1. en respuesta a Siames
    #9
    Gaspar

    Es como dicen en Wall Street, la renta es fija, pero no está asegurada jeje o por andar pensando en Retorno en Capital nos olvidamos del Retorno de nuestro Capital.

    Saludos

    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Dale
    #8
    Gaspar

    Gracias, jeje no sabía que era un troll, pero no dudo que los bancos estén vendiendo lo que los patos piden y lo que ellos ya no quieren.

    Saludos

  3. en respuesta a Amparo Sisternes
    #7
    Gaspar

    Siempre y cuando entienda en lo que se está metiendo. No vaya a ser que por andar queriendo mas rendimientos en el corto plazo termine perdiendo lo que necesita para el largo plazo.

    Yo mismo tengo algunos bonos de un par de emergentes denominados en USD, pero no los recomiendo a nadie, porque son apuestas agresivas.

    Saludos

    1 recomendaciones
  4. en respuesta a Amparo Sisternes
    #5
    Siames

    Al menos cuando compras equity creo que la gente sabe a lo que se expone y creo que en algunos de estos mercados es mucho mas atractiva la verdad,.

    2 recomendaciones
  5. en respuesta a Siames
    #4
    Amparo Sisternes

    Hola, la gestora de fondos Schroders también tiene un fondo con este perfil pero que invierte en renta variable: Schroder ISF Frontier Markets Funds Saludos,

    1 recomendaciones
  6. #3
    Siames

    Muy interesante aporte. Me llama la atención este nuevo termino acuñado: Frontier Markets, Para paises que empiezan a emitir en el mercado internacional y que tienen un perfil de riesgo muy alto. Curiosamente el termino mercados emergentes fue acuñado también por los bancos de inversión en EE.UU. en los 70-80 con el mismo proposito: vender bonos basura, en aquel entonces latanomericanos, que inundaron el mercado y que luego dieron el resultado tan bueno que conocemos tras los defaults generalizados de los 80. Lo peor es que mucha gente se lanza a comprar fondos de renta fija pensando que compra cosas seguras cuando estan llenas de mierda de esta.

    2 recomendaciones
  7. #2
    Dale

    El hilo al que aludes es de un viejo troll conocido por estos lares, aunque con otro alias. No hagas caso, pronto volverá con África Subsahariana o con ETFs de cierto mineral en caída libre. Cada uno se entretiene como quiere.

  8. #1
    Amparo Sisternes

    Un inversor que quiera rentabilidad en este momento, debe optar por renta fija, como bonos a 3 o 10 años de Grecia o bonos senior de Gazprom en dólares por ejemplo. Obviamente estos activos llevan implícito un alto riesgo, pero siempre hay inversores que necesitan esa picardía en sus inversiones :) saludos,

Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.
9 recomendaciones