¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

La Estructura del Mercado por Vicens Castellano

¿Cómo identificar Zonas de Alta Probabilidad? webinar

En el webinario de ayer comentamos la importancia de pensar en término de probabilidades y dejar a un lado la pretensión de que podemos “predecir el futuro”.

Muchos principiantes creen que analizando la acción del precio con suficientes indicadores técnicos van a poder predecir lo que el precio hará en el futuro, pero vimos que no es posible tener certeza sobre cualquier acontecimiento que aun no haya sucedido más allá de la expresión de una probabilidad. Así, no podemos saber si la moneda que tenemos en el bolsillo saldrá cara o cruz, antes de lanzarla, pero podemos asociar una probabilidad de un 50% a esos resultados.
 
Al hacer trading de forma profesional debemos dejar atrás las ideas equivocadas basadas en la predicción del futuro, y centrarnos en explotar una ventaja estadística. De esta manera nos centramos en gestionar los hechos y no las opiniones sobre los hechos.
 

¿Qué son las zonas de alta probabilidad?

Las Zonas de Alta Probabilidad son aquellos puntos en los que, la cotización de un subyacente cualquiera se desequilibra, y por ende, la probabilidad de que el precio realice determinado movimiento son marcadamente superiores a la probabilidad asociada al movimiento contrario.
 
En estas zonas es donde la participación en el mercado se puede hacer poniendo las probabilidades a favor del operador. Así decimos que el objetivo del trader es identificar Zonas de Alta Probabilidad en las que tomar posiciones a favor del movimiento más probable. El trader ya no tiene que predecir el futuro, sino analizar el presente y actuar en él explotando una ventaja estadística. 
 
Vimos en el webinaro que había varias formas de identificar Zonas de Alta Probabilidad. Una de ellas era identificar aquellos puntos en los que el mercado expresó un claro desequilibrio en el pasado, y para comprender este concepto, vimos qué tenía que pasar para que el precio cambiase la dirección en la que se estaba moviendo.
Si el precio de un subyacente está cayendo y de repente comienza a cotizar al alza, lo que sabemos es que en ese punto de giro ha habido un desequilibrio entre la oferta y la demanda. En este caso la Demanda ha desbordado a la Oferta, es decir, el deseo de comprar un mercado, ha sido marcadamente superior al deseo de venderlo, de ahí el giro en la cotización y el movimiento alcista.
Al contrario, cuando un mercado está al alza, y de repente su cotización cae, lo que necesariamente tiene que haber pasado en ese punto de giro es que la Oferta desborde la Demanda, es decir, que el deseo de vender ese subyacente supere el deseo de comprarlo. Eso lleva los precios a la baja.
 
Estos puntos de desequilibrio entre la Oferta y la Demanda, nos ayudan a identificar Zonas de Alta Probabilidad. Lo que hacemos es tener en cuenta los niveles de precio en los que el mercado se desequilibró en el pasado, y observar lo que hace el precio cuando entra nuevamente en ellos. Nuestra asunción es que, si existió un desequilibrio en el pasado, dicho desequilibrio puede seguir latente.
 
Nuestro trabajo como operadores consistirá pues en identificar esas zonas, y observar el precio cuando entra nuevamente en ellas. Lo que buscaremos son indicaciones de rechazo. Si el precio es rechazado ahí tenemos la confirmación de que estamos en un punto en el que podemos participar con la probabilidad de ganar.
zonas de alta probabilidad
En este ejemplo del futuro del crudo, vemos una zona de claro desequilibrio marcada con un 1. Ahí el precio empezó a caer con fuerza hasta 2. Lo que nos hace estar muy atentos a lo que hace el precio cuando regresa nuevamente a esa área en 3. Nuestra hipótesis es que es más probable que el precio siga cayendo y que el desequilibrio entre la Oferta y la Demanda siga prevaleciendo tal como sucede hasta 4.
 
Otra forma de identificar Zonas de Alta Probabilidad consiste en esperar a que una zona de resistencia sea perforada. Si el precio se acerca nuevamente a esa zona esperamos encontrar un rechazo y que la resistencia ejerza ahora de soporte. El caso contrario es una zona de soporte que es perforada y que ejerce de resistencia cuando en el futuro el precio se acerca nuevamente a ella.
 
En este gráfico vemos un ejemplo de este concepto. 
zonas alta probabilidad trading
En 1. Tenemos una zona de resistencia. El precio fue rechazado a ese nivel de precios. Existió un desequilibrio entre la Oferta y la Demanda que favoreció la Oferta y por eso el precio fue hacia abajo. En 2. vemos como la acción de la Demanda lleva el precio a nuevos máximos al romper el máximo de 1. Ese nivel que ejerció de resistencia en 1, y que tenemos identificado con una línea horizontal azul, ahora esperamos que ejerza de soporte si el precio se acerca de nuevo, tal como sucedió en 3. Cuando el precio retestea ese  área la probabilidad mayor es que el mercado siga su movimiento alcista. El círculo en 3. es una Zona de Alta Probabilidad.
 

Grabación webinar: ¿Cómo identificar Zonas de Alta Probabilidad?

En el webinar ¿Cómo identificar zonas de alta probabilidad? que puedes ver en vídeo analizamos ejemplos como estos y añadimos también un apartado sobre la manipulación profesional. Los profesionales necesitan participar en el mercado sin mover el precio en su contra y para ello se valen de la barrida de los stops del público. Analizamos con varios ejemplos cómo sucede ese proceso.
webinar
 
  Leer más

Comprender la manipulación profesional de los mercados, webinar

En la tarde del lunes organizamos un webinar para explicaros sobre la manipulación profesional de los mercados y enseñar cómo detectar la manipulación profesional, comprender su funcionamiento y utilizarla a nuestro favor. A continuación podéis ver de lo que hablamos en el curso y además, ver la grabación si no pudisteis asistir en directo.
 

¿Cómo detecar manipulación profesional?

He aquí un ejemplo de manipulación que vimos ayer en vivo y directo. Si conocemos las limitantes de los traders profesionales podemos utilizarlas a nuestro favor para mejorar nuestro trading. Por un lado sabemos que los traders profesionales que participan con grandes cuentas (decenas o centenas de millones de dólares), y que ello les obliga a tomar posiciones y deshacerlas de una forma muy específica. Si comprasen a mercado, por ejemplo, agotaría la oferta disponible rápidamente y llevarían el precio al alza antes de tiempo con lo que terminarían tomando una posición media mala. Si vendieran al mercado agotarían la demanda disponible y moverían el precio a la baja con lo que terminarían tomando posiciones a un precio medio malo. Por otro lado sabemos que esta forma de participar deja huellas en el volumen y el rango que podemos aprovechar a nuestro favor.
Ejemplo real de manipulacion

De como las limitantes condicionan nuestro trading

Aquello que nos caracteriza y define, a la vez nos limita. Si tienes una cuenta pequeña tienes que gestionar tu riesgo de una forma extremadamente firme. El tamaño de tu cuenta limita tu estilo de trading.
 
En el mercado confluyen participantes con limitantes muy distintas, y si nos centramos en el tamaño de la cuenta como factor estructural, podremos darnos cuenta de lo importante de este elemento y de cómo influye en nuestro trading.
 
Dividamos el mercado en tres grupos:
  1. Los que lo utilizan como una herramienta de cobertura de riesgo
  2. Los que los utilizan como un vehículo de inversión a largo plazo
  3. Los que lo utilizan como un vehículo de inversión a corto plazo.
Si alguien opera en el intradía o en un horizonte que puede ir de varios días a algunas semanas, lo consideraremos inversor a corto plazo. Desde el punto de vista que nos ocupa en esta reflexión, los inversores a corto plazo luchan entre sí en un juego de suma cero. Para que puedan ganar tienen que conseguir que alguien más pierda. El dinero que entra en sus cuentas es dinero que sale de las cuentas de otros.
 
Dentro de este grupo hagamos una gran división: por un lado consideremos aquellos operadores que disponen de grandes cuentas (los llamaremos los pro), y por otro lado aquellos que utilizan cuentas modestas (los llamaremos el público). No interesa tanto definir el punto a partir del cual una cuenta es modesta o es grande como comprender que hay operadores que utilizan decenas o centenares de millones de dólares para tomar posiciones (los pro), y hay operadores que utilizan unos pocos miles (el público).
 
Una limitante muy importante es el tamaño de la cuenta porque obliga a los traders a utilizar maniobras muy diferentes. De la comprensión de esa limitante y de su explotación podemos conseguir una clara ventaja en el mercado.
 
Veamos como afecta el tamaño de la cuenta a un pro. Por definición participa con varios millones de dólares y cuando quiere tomar posiciones, por ejemplo largas, se encuentra con que no puede acudir al mercado y simplemente comprar. Esto es así porque la oferta disponible a un nivel de precio determinado, es limitada. Si la orden de compra es superior a la oferta disponible a ese precio, su compra será satisfecha a un nivel de precio superior, si a ese nivel también se agota la oferta disponible el precio irá ascendiendo en su contra hasta haber satisfecho su demanda.
 
Obviamente un participante que toma una posición larga en un momento dado para vender más adelante a un precio superior, no quiere que el precio se escape antes de tiempo puesto que, de hacerlo, su precio de entrada promedio sería malo. En vez de comprar a 100, por ejemplo, y vender a 110, podría haber comprado una parte a 100, otra parte a 101, otra parte a 102… y al final el precio medio de compra podría estar muy cerca del precio al que quiere vender, en nuestro ejemplo 110.
Pero es que en ese caso, si el precio llegase a su objetivo de venta y su posición en el mercado fuese muy grande, no podría simplemente deshacer sus posiciones apretando un botón y vendiendo al mercado. Esto es así porque, en un momento dado, la demanda disponible es finita y si fuera inferior a la oferta de la que queremos deshacernos moveremos el precio en nuestra contra antes de haber conseguido salir del mercado. Así, para seguir con nuestro ejemplo, no solamente habremos entrado a un precio promedio de 105, o peor, sino que, al llegar a 110 y deshacer la posición, veríamos que nos compran una parte de nuestras posiciones a 110, pero otra parte a 109, otra parte a 108, etc.
 
Al final, si operamos con una cuenta muy grande vemos que tener en cuenta la oferta y la demanda disponible en un momento dado limita nuestro estilo de trading.
Los pro no pueden simplemente comprar a mercado o vender a mercado como estrategia para tomar decisiones ya que moverían el precio en su contra. Esto les obliga a tener que entrar y salir del mercado de una forma diferente a como lo hace el público. Es tremendamente importante comprender este elemento ya que lo podemos explotar a nuestro favor.
Desde el punto de vista del público la experiencia es muy distinta. Si alguien tiene una visión alcista del mercado y quiere comprar, le es relativamente sencillo tomar posiciones sin mover el precio en su contra por menos que el mercado tenga cierta profundidad. Esto es así porque con sus posiciones difícilmente agotan la oferta disponible ya que hemos dicho que su limitante es el tamaño de su cuenta y esta es pequeña por definición.
 
En el mercado de futuros, por ejemplo, la mayoría de participantes que forman parte del público operan con un solo contrato. Entrar y salir del mercado con un solo contrato es relativamente sencillo y se puede conseguir casi a cualquier nivel de precio.
Sigamos con la limitante de los pro. Si no pueden entrar y salir del mercado rápidamente, ¿cómo lo tienen que hacer para participar? Si no pueden simplemente comprar un mercado sobre el que tienen una visión alcista, ¿qué tiene que hacer para entrar en él?.
Lo primero es que en lugar de entrar a un nivel de precio, pongamos 100, entran en una zona, por ejemplo entre 90 y 110. Cada vez que el precio entra en esa zona ellos van a comprar, pero cuando deja de cotizar en esa zona, si no han tomado todas las posiciones que quieren tomar, dejarán de comprar y no volverán a hacerlo hasta que no regrese nuevamente a ese nivel.
 
Esta operativa ya nos indica que difícilmente estarán interesados en hacer scalping y buscarán en cambio participar en desarrollos importantes del precio. Comprarán en soporte y venderán en resistencia. Raramente les interesará aprovechar todos y cada uno de los movimientos, retrocesos y correcciones del impulso principal que va desde un soporte mayor a una resistencia mayor.
Lo segundo es que estarán interesados en comprar cuando el precio esté cayendo. Cuando el precio cae lo que está sucediendo necesariamente es que la oferta está desequilibrando la demanda. Hay más oferta disponible que demanda interesada, en cierto nivel de precios con lo que, los que quieren vender el mercado, lo tienen que hacer cada vez a un precio inferior. Este desbordamiento de la oferta es muy interesante para un pro que tenga visión alcista porque le permite comprar una gran cantidad de oferta sin apenas mover el mercado en su contra.
 
Lo contrario es igualmente válido: un pro está interesado en vender un mercado cuando el precio está subiendo. Un mercado alcista se caracteriza por un desequilibrio a favor de la demanda. Decimos que la demanda supera la oferta disponible con lo que, para satisfacer dicha demanda hay que ir a buscar precios cada vez más altos de ahí el movimiento ascendente. Un pro que  quiera deshacer sus posiciones largas, o abrir posiciones cortas, con el tamaño de su cuenta, que recordemos puede ser de decenas o centenas de millones de dólares, buscará hacerlo cuando el mercado esté acelerando en tendencia alcista. En ese momento la demanda compradora es elevada y él conseguirá contrapartida a sus ventas sin apenas mover el precio en contra.
 
Lo tercero es que pueden aguantar posiciones perdedoras temporales. Hemos dicho que compra en una zona, en nuestro ejemplo entre 90 y 110. Cuando el precio cae a 110 compra y si sigue bajando a 100 vuelve a comprar, pero las posiciones que ha tomado inicialmente en 110 son posiciones perdedoras. Si de 100 baja de nuevo a 90 vuelve a comprar, pero las posiciones tanto de 110 como de 100 son posiciones perdedoras. Esto es algo que no puede hacer el trader que forma parte del público. El tamaño de su cuenta, que es pequeño, le obliga a ajustar mucho sus stops. Si entra a 110 comprando, y el precio baja a 100 tiene que salir del mercado. No puede promediar volviendo a comprar a 100 porque asumiría un riesgo muy elevado. El riesgo de ruina en nuestra operativa tiene que estar situado siempre por debajo de cero, o antes o después terminaremos perdiendo nuestra cuenta. Desarrollaremos este concepto en otro post.
Esta es otra limitante que el pro explota a su favor. El pro sabe que el público no puede aguantar posiciones perdedoras durante mucho tiempo y que, ante un mercado en contra tiene que soltar su mano. Esto es utilizado una y otra vez para satisfacer sus necesidades en la toma de posiciones.
 
Veamos un ejemplo sobre el mercado del futuro del petróleo. En este mercado el público raramente se permite stops mayores a 10 ticks. Eso es, si entran comprando a 95.00 con la esperanza de vender a un precio superior, pero la cotización baja 10 ticks (recordemos que el tick es el desplazamiento mínimo que puede hacer el precio) y pasa a cotizar a 94.90, se ejecuta una orden de Stop Loss y automáticamente venden su posición larga al mercado. Quedan fuera con una pérdida de 10 ticks.
 
En muchas ocasiones los traders que forman parte del público ven como son expulsados de sus posiciones e inmediatamente la dirección original se reemprende y, estando ellos fuera, el mercado se dispara tal como habían anticipado. Esto puede llegar a ser tremendamente frustrante: han hecho un correcto análisis y una gestión adecuada de su posición, y a pesar de ello, han sido expulsados con lo que terminan con una pérdida aunque el mercado finalmente hace el movimiento que preveían.
 
¿Por qué pasa eso? Es una maniobra típica de manipulación profesional de los mercados, que busca que los pro puedan satisfacer sus necesidades en la toma de posiciones. Ellos saben que el público no va a poder aguantar una posición en contra media de más de 10 ticks, así que, si mueven el mercado 10 ticks hacia abajo, antes de ir hacia arriba, habrá mucha oferta disponible a ese nivel de precios ya que el público tendrá que deshacerse de sus posiciones compradoras. Una posición compradora se deshace con una orden de venta, ¿quién dará la contrapartida a esa orden de venta? el pro, que estará encantado de comprar las órdenes que el público ofrece al mercado tras ese pequeño movimiento en su contra.
Esta maniobra de barrido de stops tiene mucho sentido para el pro y la veremos una y otra vez. Forma parte de la estructura del precio y la podremos aprovechar a nuestro favor igual que lo hace el pro y tal como veremos en otra entrada.
La conclusión es que el tamaño de la cuenta limita la operativa y define un conjunto de comportamientos estructurales (en el sentido de que se repiten una y otra vez en todos los mercados y marcos de representación), que podemos explotar a nuestro favor. Tanto los pro como el público necesitan operar de determinada forma. Estas limitantes son explotadas por parte de los pro y son padecidas por el público que, en muchas ocasiones no sabe lo que está pasando. Pero a su vez, estas limitantes dejan huellas que podemos leer y que podemos aprovechar tales como el volumen, el rango y el cierre relativo que analizaremos en próximas entradas.

    Leer más

La estructura del mercado

Bienvenido,

Este es el primer post de una serie dedicada a la Estructura del Mercado. La finalidad es analizar algunos conceptos sobre el movimiento del precio para que puedas incorporarlos a tu propio trading. Comprender porqué los mercados se mueven de la forma como lo hacen , cuándo está siendo manipulado el precio, cómo explotar los puntos débiles de los participantes y cómo operar al lado de los traders profesionales son algunos de los temas que abordaremos.
 
Concebimos el trading como una disciplina que se dedica a explotar oportunidades de inversión expresadas probabilísticamente. No nos centramos en adivinar qué hará el precio en el futuro, sino en identificar la probabilidad asociada a cierto desplazamiento, y definimos ventanas de oportunidad en aquellos momentos en los que el desequilibrio indica que es mucho más probable que el precio desarrolle cierto desplazamiento que el contrario. En esos momentos comprometemos nuestro capital gestionando el riesgo y manejando la posición.
 
El trading se compone de la capacidad de análisis del mercado para encontrar oportunidades de inversión, y de la capacidad de gestión para actuar disciplinadamente ante esas oportunidades. Para realizar un trading exitoso no nos basta con analizar, sino que tenemos que ser capaces de actuar de acuerdo a ese análisis de manera que consigamos explotar una ventaja sobre los demás participantes que pueda ser sostenida a lo largo del tiempo. La disciplina y la capacidad de gestionar nuestras respuestas emocionales son tanto o más importantes que la identificación de oportunidades de inversión.
 
Para nosotros la Estructura del Mercado hace referencia a los elementos constantes que forman los cimientos del desarrollo de cualquier cotización en cualquier mercado organizado y en cualquier marco de representación. Los participantes que forman el mercado, su naturaleza, sus objetivos, sus limitantes, sus intereses y sus necesidades se expresan en la acción del precio y subyacen al desarrollo de las cotizaciones. Estos elementos nos permiten comprender la manipulación y anticiparla, y nos alertan de lo que está sucediendo más allá de lo que parece que suceda, identificando la huella de los traders profesionales para participar a su lado.
 
Así que, en nuestro análisis, estamos muy pendientes de estos elementos estructurales, buscamos áreas de desequilibrio, zonas de alta probabilidad, manipulación profesional, y el engaño del público, porque sabemos que el mercado repite estas maniobras una y otra vez, y podemos aprovecharlas a nuestro favor.
 
Para ello utilizamos la lectura de la acción del precio y el volumen. Ambos elementos nos llevan a los hechos, a lo que está sucediendo, no a lo que imaginamos que está sucediendo. Del estudio de esta información delimitamos las zonas en las que es más probable que el precio nos de oportunidades, y cuando el precio cotiza en esos niveles el estudio del rango de la barra, su aceleración, el cierre y el volumen nos confirman o nos niegan esa lectura.
 
Lo que buscamos es comprender lo que está sucediendo en el mercado, qué está pasando detrás de la acción del precio, por qué en cierta área el precio gira, por qué entra en un rango estrecho, por qué aumenta el volumen, quién está moviendo el mercado en una dirección y luego en la contraria, quién se aprovecha de la publicación de noticias, dónde están los stops y por qué son barridos una y otra vez, cómo tienen que actuar los traders que manejan cuentas con varias docenas de millones de dólares para tomar beneficios, cómo tienen que actuar los traders que tienen cuentas pequeñas y cómo el conjunto de este conocimiento delimita ventajas que podemos explotar.
 
Los mercados no están creados para que nosotros ganemos dinero, más bien son un engranaje perfecto para satisfacer las necesidades de los traders profesionales. Nosotros somos invitados a un juego que está pensado para hacernos perder y la mayoría de los participantes no conoce ni las reglas ni los intereses a los que está sirviendo. Es nuestro deseo desvelar algunos de estos elementos para que puedas descubrir cómo se manipulan los mercados y de esa manera evites perder, y comiences a ganar.
 
Conocer la Estructura del Mercado te mostrará lo que está sucediendo tras los bastidores y con esa información podrás actuar de forma congruente y sólida.
 
En las próximas entradas iremos desgranando estos elementos de manera que puedas incorporarlos a tu propia operativa. Recuerda,
Los mercados son el terreno de juego de los traders profesionales y tu objetivo es descubrir en qué dirección están participando para poder hacerlo a su lado.
 
  Leer más

Autores

Envía tu consulta