¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El entrenador en finanzas personales

¿Dónde invertir tu dinero? ¿En acciones y bonos de renta fija?

Son muchas las personas que llevan tiempo dándole la vuelta de que forma pueden invertir y rentabilizar el dinero para huir de rentabilidades cero o incluso negativas, considerando el efecto pernicioso que representa la inflación en el dinero ocioso. Pero existe mucha desconfianza en un perfil medio de ciudadanos para invertir sus ahorros en acciones y bonos (la renta fija). Esta situación deviene de la falta de conocimientos de como funcionan los mercados financieros y como hoy día éstos son más seguros y están más regulados. Sin olvidar, eso sí, que la seguridad de rentabilizar el ahorro o incluso de verlos reducidos nadie lo puede vaticinar, pero si que hay instrumentos para reducir los efectos perniciosos de la incertidumbre y volatilidad de los mercados. Hoy quisiera dar a conocer en unos pocos párrafos el ABC financiero necesario para dar el salto a esta forma de inversión.

Antes de empezar, debes entender los conceptos básicos de cómo invertir el dinero. Saber cómo invertir (por supuesto que el mercado inmobiliario es otro de los modelos de inversión que cualquier persona debería conocer) significa entender la diferencia entre acciones y bonos - la denominada renta fija-, dos opciones de inversión clave que pueden hacer crecer tu dinero, y cómo afectan al rendimiento de tu cartera (portfolio) de inversiones en general. Aquí de forma rápida podrás conocer como determinar las mejores inversiones para ti.

Acciones vs Renta fija

Antes de entender cómo comprar acciones, debes aprender qué es una acción. Las acciones representan partes del capital de una empresa. Cuando compras 100 acciones de Banco Santander, por ejemplo, en realidad posees una parte del banco. Banco Santander tiene aproximadamente 16.100 millones de acciones en circulación, por lo que sus 100 acciones no reflejan una gran parte de propiedad; Pero sin embargo, aún participarían, estas 100 acciones, en el mismo porcentaje de beneficio o pérdida por acción que la misma Ana Patricia Botín, presidenta y quien representa mayor número de acciones.

Si las acciones son partes alícuotas del capital de una empresa, ¿qué es un bono? Un bono representa un préstamo que haces como inversionista a una empresa a cambio de un interés pagado por el bono hasta el vencimiento, cuando la empresa te devolverá el capital invertido. Hay diferentes tipos de bonos disponibles, que van desde los bonos y letras del Tesoro emitidos por todos los Estados. Estos bonos emitidos por los Estados tienen la calificación de más seguros que los emitidos por empresas y corporaciones privadas. Al igual que las acciones, los precios de los bonos pueden fluctuar en función de diversos factores.

Un inversionista en renta fija (bonos y obligaciones) generalmente busca ingresos fijos y seguridad, y de hecho, invertir en renta fija frecuentemente se considera una opción más conservadora que invertir en acciones. Pero la renta fija también conlleva riesgos. Los riesgos de la renta fija incluyen el riesgo de tipos de interés, en el cual cuando aumentan éstos se reduce el valor de mercado de los bonos en circulación por el riesgo crediticio, que es la posibilidad de que una empresa no pueda pagarle los intereses o devolverle el capital a su vencimiento.

Para comprender qué tipo de rendimiento se debe esperar, los inversores recurren a la rentabilidad (rendimiento) de los bonos. La rentabilidad se pueden medir de varias formas, incluido el rendimiento del cupón o el tipo de interés establecido del bono y su rendimiento hasta el vencimiento, que es la rentabilidad total cuando un inversionista mantiene el bono hasta el vencimiento.

Cómo elegir la mejor inversión para ti

Antes de tomar ninguna decisión de inversión, debes revisar tu situación financiera actual y desarrollar una estrategia financiera para poder elegir las inversiones adecuadas para tu caso particular. aquí hay una serie de variables a considerar antes de seleccionar tus inversiones:

  • Tu edad

  • Tu situación financiera, incluyendo el patrimonio neto y los ingresos anuales

  • Tu horizonte temporal de inversión, o cuánto tiempo piensa mantener tu inversión

  • Tus metas financieras

  • Tu capacidad para tolerar riesgos o variaciones de precios por el efecto de la volatilidad de los mercados.

  • Tu experiencia en inversiones

  • Tu tipo marginal de la renta (la fiscalidad)

  • Otras inversiones que ya podrías tener, incluidos fondos de pensiones, fondos de inversión, planes de jubilación ... y por supuesto tu patrimonio inmobiliario

Finalmente, tus objetivos de inversión deben guiar la proporción de acciones y bonos. Por ejemplo, si tu objetivo es lograr beneficios de capital, eres un inversor de crecimiento. En general, los inversionistas que buscan un crecimiento de capital seleccionarán una cartera (portfolio) con gran cantidad de acciones. Pero si prefieres recibir un ingreso periódico y seguro de tus inversiones, entonces eres un inversor de ingresos regulares. En este caso este perfil de inversores se inclinan más en que su cartera contenga más proporción de renta fija. Pero todo dependerá del tipo de estrategia que aplicarás ya que las acciones que reparten también dividendos suponen mantener unos ingresos también regulares (con más riesgo como hemos mencionado más arriba)

Una evaluación honesta de tu tolerancia al riesgo (ahora ya debes haber facilitado a tu banco un test de idoneidad que están obligados a facilitar al cliente con ahorros fuera de la común cuenta corriente o libreta de ahorro) deberá ayudarte a determinar la proporción adecuada de acciones y de bonos en tu cartera (asset allocation). Las acciones han tenido un mayor rendimiento a largo plazo que los bonos, pero son mucho más volátiles. A corto plazo la inversión en acciones, podría enfrentar pérdidas importantes. Hay que recordar que en un entorno de tipos de interés al alza, los precios de los bonos emitidos bajarán.

Debido a que nadie puede predecir el futuro de los mercados de acciones y bonos, lo que se recomienda a los inversionistas es que tengan una cartera equilibrada, por la sencilla razón de que la diversificación reduce el riesgo. Por ejemplo, algunos inversionistas aumentan su asignación de bonos no porque necesiten los ingresos, sino por diversificar el riesgo que supone en el corto plazo una cartera de acciones.

Cómo comprar acciones y bonos

Una vez que hayas hecho la asignación de acuerdo a tus objetivos, tendrás que investigar más a fondo para analizar las opciones específicas de acciones y de bonos. Para este paso, muchos inversores utilizan la ayuda de un asesor financiero, especialmente si no tienen experiencia. Pero si además de ser principiantes en esto de las inversiones no has determinado todavía que necesidades tienes en el área financiera de la vida así como en la definición de objetivos, la figura profesional más recomendada en esta etapa es la del coach financiero.

Sin embargo, una vez que hayas equilibrado tu cartera entre acciones y bonos, habrás hecho la mayor parte del trabajo cuando se trata de encontrar las mejores inversiones. Un 96 por ciento del trabajo es atribuible a la asignación estratégica y táctica de activos (asset allocation), en lugar de la selección de inversiones individuales u otras variables. En otras palabras, concéntrate en mantener la cartera equilibrada entre la combinación elegida de acciones y bonos, en lugar de qué acciones y bonos elegir.

Para comprar acciones o bonos, empieza abriendo una cuenta de inversiones en un broker o empresa de corretaje. También tendrás la facilidad de hacerlo desde tu propia entidad bancaria, aunque quizás todavía las comisiones que se aplican están por encima de la media. También puedes seguir contando con la ayuda de un asesor financiero que te guiará en este proceso y hoy día la comisión que aplican por sus servicios están más al alcance e cualquier inversor medio.

Antes de acabar hay que volver a mencionar que esto es el ABC mínimo que requerirá conocer cualquier persona que quiera invertir sus ahorros en los mercados financieros bursátiles y de renta fija. Existen muchas estrategias de inversión pero que no pueden ser generalistas ya que dependen de la forma de ser y los objetivos de cada persona. Si quieres aprender más sobre cómo invertir tu dinero puedes encontrar buenos libros de diversos autores, no puedo aquí recomendar a ninguno en especial ya que no sería justo el dejarme a autores de excelencia. Pero el conocer como trabaja y como puede ayudarte un coach financiero (entrenador personal en finanzas) es una opción que siempre funciona y que te recomiendo por los beneficios y conocimientos que podrás extraer de su experiencia en el mundo del dinero.

 

 

Miquel Gómez

Entrenador en economía familiar

Asesor financiero certificado EFPA nº31727

www.miquelgomez.com


Últimos comentarios