Psicología aplicada al trading e inversión: análisis de las variables que participan en el proceso de toma de decisiones

7
Estoy seguro, queridos lectores, de que como inversores o traders, queréis conocer cuáles son las variables que os afectan más en el momento de tomar la decisión de lanzar una orden al mercado. Imaginad, que vuestros retornos están siendo menos atractivos de lo que desearíais, y no conocéis el origen de tal escenario. Sabéis que vuestras decisiones, entendidas como el proceso cognitivo superior que subyace a una acción, pueden estar basadas en una noticia que hayáis leído, escuchado o recibido por cualquier medio sensorial del que dispongáis, es decir, que la variable económica puede haber tenido un papel discriminatorio en vuestra decisión de inversión o especulación. Des de otra perspectiva, podríais decirme, que aunque estáis al día de las noticias macroeconómicas que repercuten sobre el mercado que operáis, vuestras decisiones bursátiles no se basan en ellas, sino en un análisis técnico riguroso de los parámetros probabilísticos de un movimiento futuro, que hayáis estimado. O quizás, siendo esta, la opción más habitual en la comunidad inversora no profesional, habéis analizado groso modo el contexto económico y técnico de un activo concreto, y finalmente la decisión tomada sobre como posicionaros en él, ha sido fruto de un proceso psicológico que todos conocemos a la perfección, que se llama intuición. 

Sea cómo fuere, no es tan importante el cómo actuáis en el momento de tomar acción en los mercados, sino el por qué lo estáis haciendo. Realizar un ejercicio introspectivo de vuestro proceso de toma de decisiones y desgranar pieza por pieza la línea de continuidad que sucede desde el momento en que pretendéis tomar acción en el mercado, hasta que la ejecutáis, es donde se encuentra gran parte de la información que os puede resultar útil para discernir la razón o razones por las cuales vuestros rendimientos están siendo desagradecidos. Y es en este punto, lectores, traders e inversores, en el que deberíais estar preguntándoos: ¿Conozco realmente las razones por las cuales tomo decisiones de compra o venta en los mercados? Si hacéis un ejercicio de humildad y de autocrítica, y la respuesta es no, en este artículo os voy a intentar tender una mano des del punto de vista de la psicología científica, para que a partir de ahora, descubráis cómo las finanzas conductuales, o las neurofinanzas, pueden ayudaros en la mejora de la comprensión sobre vuestro papel en los mercados financieros.

Me atrevería a lanzar una orden a mercado sin stoploss y apalancado por cuatrocientos, apostando a que muy pocos de los que estáis leyendo esto, habéis leído un artículo científico sobre psicología aplicada a la bolsa. Lo que por desgracia, nos lleva a pensar que el psicotrading es, como dije en mi primer artículo, un conjunto de frases motivadoras que pretenden que dejemos de pensar como pobres para empezar a ser ricos. Para demostraros que, para nuestra fortuna como traders o inversores, existen profesionales que están llevando a cabo grandes descubrimientos en el campo de las finanzas conductuales y la psicología aplicada a la bolsa, os voy a exponer resumidamente a continuación, el trabajo de David Pacual Ezama, Beatriz Gil-Gómez de Liaño y Barbara Scandroglio, de la Universidad de San Buenaventura, Colombia, titulado Economia, psicología e Inversión en bolsa: análisis de las variables que participan en el proceso de toma de decisiones, publicado en 2012 en la International Journal of Psychological Research, disponible en http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=299023539002.
 
En este artículo, Ezama, Gil y Scandroglio, aplican la escala ININBE (Pacual-Ezama et al, 2010), instrumento de medición de las variables que utilizan los inversores individuales en su proceso de toma de decisiones, a un grupo de 257 inversores individuales, obteniendo interesantes resultados sobre el papel de las variables “psicológicas” y “económicas” en función de las características de los inversores. (Ezama et al, 2012). Según estos, el comportamiento de los inversores particulares y su proceso de toma de decisiones ha ido adquiriendo cada vez más importancia en los últimos años. Esto, es debido a que la protección de los inversores individuales en los mercados bursátiles es cada vez más necesaria debido a la creciente complejidad de los productos financieros, la globalización de los mercados y la excesiva información de la que disponen los inversores y la falta de formación de estos. (Ezama et al, 2012).
 
En base a este premisa, llevaron a cabo este estudio, en el que se plantea la pregunta de qué factores influyen más en el proceso de toma de decisiones de los inversores, y plantean tres líneas de investigación: la información de que disponen los inversores, los factores psicológicos y la situación personal o emociones.  
 
Como podéis observar, solo en este fragmento, se puede entrever las diferencias sustanciales entre un proceso de validación basado en el método científico y lo que se encuentra hoy en día en la red. El método usado en este trabajo, fue complejo y extenso, y os animo a todos y todas a que reviséis toda la investigación en la dirección web a la que os he remitido unas líneas atrás, pero básicamente seleccionaron a un grupo experimental de 257 inversores particulares conformados por exalumnos de MBA (Master en Business Administration), su entorno, y otros inversores del entorno de los autores, sobre los que analizaron ciertos descriptivos. La muestra contempla diferentes grupos de edad, genero, nacionalidad, estudios realizados, país donde se estudió, profesión actual, experiencia como inversor en años, dinero invertido en euros y tiempo de inversión en meses. Toda esta información la tenéis detallada en el artículo original. Como podéis comprobar, toda línea de información supone una variable interesante a la que atender. Por ejemplo, ¿creéis que los inversores que se dediquen a las finanzas en un país europeo, con una experiencia como inversor mayor y con mayor dinero, sucumbirá a las variables psicológicas menos que alguien que se dedica a la hostelería, que viva en un país de Latinoamérica, con poca experiencia como inversor? Las preguntas que surgen de las características de la muestra, son múltiples e interesantes a la par. 
 
Siguiendo con el proceso, a esta muestra, se le aplico el cuestionario ININBE, y se pasó a un análisis exhaustivo de los datos obtenidos. Por ejemplo, las variables más valoradas por los sujetos experimentales en su proceso de toma de decisiones, fueron: el precio de la acción, las expectativas del comportamiento del valor en el mercado, cantidad de dinero disponible para invertir, beneficios esperados, expectativas de crecimiento continuado, intuiciones y percepciones personales, situación de la empresa dentro del sector, reputación de la empresa, variaciones bruscas de la cotización por hechos puntuales internos e indicadores económicos actuales. De entre todas estas variables destacadas como las más importantes para ellos, cuatro, son psicológicas: Las expectativas, beneficios esperados e intuiciones. Mientras que en las variables menos importantes, que tenéis recogidas en el artículo de origen, todas fueron económicas y ninguna psicológica.
 
Esta solo es una de las conclusiones destacadas de este interesantísimo trabajo de estos psicólogos/as, entre la que destacaría la siguiente de ellas: parece ser que según los resultados obtenidos, las expectativas generadas por los inversores (variable psicológica), es un factor clave, junto con el precio de las acciones y el dinero disponible para invertir (variables económicas) como las variables que más influyen en el comportamiento final de los inversores individuales en los mercados bursátiles españoles. (Ezama et al, 2012). De lo que se puede concluir, junto con otros hallazgos que encontrareis en dicho artículo, que las variables psicológicas, son probablemente, tanto o más importantes que las económicas o técnicas, en el proceso de toma de decisiones de los inversores individuales.
 
Esto queridos lectores, solo es una pizca del conocimiento que  la psicología aplicada a la bolsa puede otorgarnos, cómo una vela doji en un timeframe de un minuto, en la inmensidad de los mercados. Os invito a todos y todas, a que valoréis el potencial que las finanzas conductuales y la psicología aplicada a los mercados financieros puede tener sobre vuestros rendimientos. Los mercados han dejado de ser entes eficientes y racionales desde hace años. La incursión de la masa retail debido a los avances tecnológicos ha hecho que los factores irracionales y la ineficiencia, hagan de los mercados entornos cada vez más dirigidos por las mentes de quienes los conformamos. Destinad esfuerzos en entender vuestra mente, para no perderla en ellos. 
 
 
Por Víctor Corrales Urrutia.
  1. en respuesta a Víctor C. Urrutia
    -
    #7
    03/06/21 09:21
     
    Gracias a ti por que os lo currais, efectivamente la psicología es muy importante en este negocio y los dotes de observación, no hay que olvidarlo



  2. en respuesta a Enverto
    -
    #6
    03/06/21 06:28
    ¡Totalmente!

    ¡Gracias por leer el artículo!
  3. en respuesta a Lahcen.Tachaa
    -
    #5
    03/06/21 06:27
    ¡Gracias como siempre Lahcen!

    ¡Un abrazo!
  4. en respuesta a Rodrigomtm
    -
    #4
    03/06/21 06:27
    ¡Muchas gracias Rodrigo!

    ¡Un abrazo grande!
  5. #3
    25/05/21 16:19
    Gran articulo, sigue así :)
  6. #2
    17/05/21 04:28
    Estimado Victor

    La verdad no conocía el estudio al que haces referencia y me parece interesantísimo. Sobretodo desde tu visión como Psicólogo y Trader nos traes estos interesantes datos que nos llevan al mundo del verdadero psicotrading y no del mentalizarse para hacerse ricos (como se tiende a vender mucho).

    Estoy de acuerdo que factores como la experiencia y las expectativas son cruciales para determinar los resultados y son justamente los pilares más débiles en la gente que recién se inicia en el sector sobretodo cuando llega porque ha sido guiado por mala información (del Gurú de Redes Sociales de turno) entrando con nula experiencia y con expectativas alejadas de la realidad.

    Estupenda publicación.

    Un abrazo!
  7. #1
    16/05/21 08:08
     
    Muy cierto, la bolsa es un juego y como todo juego el comportamiento del contrario es muy importante y es lo que debemos calibrar en todo momento, coloquialmente se conoce como farol, técnicamente estudio sociológico, te pongo un ejemplo 

    El Nasdaq este era el movimiento previsto para esta semana, y previsible retrocederían al circulo, ese  era el farol, por tanto sicológicamente el jugador debía pensar en largos pero previendo esa jugada





    Las flechas son tendencias, no objetivos