¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Finanzas para inversionistas en formación
Información entendida y entretenida para inversionistas

La teoría de Ramón

Elegimos un lugar céntrico para desayunar, tenía algunos años que no lo veía por sus constantes negocios en Sudamérica. Era una mañana fría y nos acompañamos de un café en una amena plática de negocios y proyectos.

 

Justo cuando profundizábamos en los vaivenes de la economía hizo una pausa, tomó un sorbo de café y soltó una bala.

Edgar, tengo una teoría.

 

Ramón, financiero, hombre de familia y excelente conversador me explicó pausadamente.

El sistema financiero exige que gente joven le inyecte su vigor. Una gran cantidad de personas con edades jóvenes, son absorbidas por instituciones que necesitan profesionistas preparados y dispuestos a aprovechar las oportunidades que los mercados ofrecen.

 

Hasta ese momento la idea que Ramón estaba construyendo no definía rumbo.

Edgar, una gran cantidad de las personas que manejan el dinero en el mundo, nunca han vivido una crisis.

 

 

Los jovenes no vivieron las crisis financieras de décadas pasadas.

 

Entendido claro y fuerte. Quienes hoy tienen 28 años y están a punto de entrar en su tercera década de vida, no estaban ni cerca de terminar una carrera universitaria en finanzas o economía cuando le estalló al mundo una crisis hipotecaria que nos ha sumergido desde ese entonces en un oleaje que no nos permite respirar en calma.

 

 

La economía del planeta sobrevive a bocanadas.

 

Varios de mis colegas en áreas donde se gestionan portafolios de inversión o amigos y asesores financieros aprendieron en libros y en pláticas de sobremesa sobre las devaluaciones que le arrebataron el poder adquisitivo a millones de mexicanos. Para muchos Gestores de grandes fondos de inversión las historias de un peso al que se le arrebataron tres ceros suenan lejanas y no pueden hacer suyas las preocupaciones de quienes se inquietan por los recuerdos de las inflaciones que causaron estragos durante las décadas de los setentas, ochentas y la primera mitad de los noventas.

 

El INEGI hace algunos años publicó un dato interesante, las Casas de Bolsa suelen tener empleados bien pagados en proporción a las horas trabajadas, pero es uno de los sectores donde existe uno de los mayores índices de rotación de personal. Las exigencias en las instituciones financieras son enormes y quienes tienen las capacidades físicas para afrontarlas suelen ser apreciados por empresas ágiles que buscan reinventarse todos los días para afrontar las cambiantes condiciones que los mercados financieros.

 

Ramón se despidió con un apretón de manos y la promesa de vernos pronto. La semilla de su teoría quedó sembrada y desde entonces veo que quienes nos dedicamos a la asesoría financiera tenemos la obligación de hacer un ejercicio de memoria para evitar que el olvido provoque que tropecemos con las mismas piedras y también observo con inquietud que las nuevas generaciones de asesores y gestores de patrimonios puedan tener la capacidad de entender que solamente quién no conocen su historia está destinado a repetirla.

 

Guía para invertir en la bolsa de valores

Si estás comenzando en el mundo bursátil, checa este manual con todas las herramientas de inversión en la bolsa mexicana: tarifas, agentes, inversión online y mucho más.


Descarga guía gratis
  1. #1

    Albertooooenrique

    Hola Edgar

    Estoy de acuerdo con el pensamiento que te transmitió tu amigo, las instituciones financieras necesitan personal joven, que les inyecte dinamismo, pero el problema es que estos jóvenes que no alcanzan los 30 años, aún no cuentan con el bagaje y recorrido para afrontar los embates de una economía convulsa.
    Para los jóvenes es un aliciente el pertenecer a un sector fructífero como lo son las casas de bolsa, pero como dices, aún no sabemos si estarán preparados a afrontar dicho reto.

    Gracias por tu post, me ha gustado mucho

  2. #2

    Samuel JR

    Buenas Edgar

    Como habrás podido observar llevo siguiendo tus blogs desde hace algún tiempo, y bueno, al leer este me he sentido totalmente identificado, tengo 21 años y la verdad es que soy de los que piensa que cuando acabas la carrera (yo acabo este año por fin) te das cuenta de que eres como un pequeño pez en la inmensidad del océano.
    Sí, en la carrera de economía he adquirido conocimientos teóricos muy amplios y olvidadizos, pero ¿Qué hay de la llegada al mundo laboral? No nos preparan para eso, tenemos prácticas externas en empresas pero realmente eres “el de prácticas” (el que lleva el café al jefe como digo yo a modo de broma),es tan solo un acercamiento al mundo laboral, una pequeña simulación, pero la cuestión es, ¿que nos depara a los jóvenes la inserción al mundo laboral?, después de estar estudiando durante años lo más probable es que tenga que acabar trabajando de algo que realmente no me llene por la situación.
    Así que mi cuestion es ¿Que nos recomienda usted a los pececillos como yo que no hemos vivido ninguna crisis, para no tropezar con las piedras en las que otros han tropezado?

    Un saludo, Samuel

  3. #4

    Edgar Arenas

    en respuesta a Samuel JR
    Ver mensaje de Samuel JR

    Hola Samuel. La teoría y la práctica son muy distintas, hay que vivir las cosas para aprender a manejarlas, no hay de otra. Mucha suerte en la conclusión de tus estudios!

Autor del blog

  • Edgar Arenas

    Economista y casabolsero con 18 años de experiencia. Gerente comercial en Estrategias de Inversión de CI Banco. Profesor de Economía Financiera de la Universidad Nacional Autónoma de México. Sígueme a través de Twitter: @garoarenas

Envía tu consulta