Rankia Argentina
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Economía Ecléctica
Una visión pragmática de la economía, con énfasis en el análisis de la realidad económica argentina y mundial.

¿Los monopolios generan inflación?: Parte II

Hace cuestión de un mes, publiqué aquí un artículo que cuestionaba el discurso de economistas y políticos oficialistas acerca de la inflación, quienes le echan la culpa a la concentración de mercado, a los monopolios, a los empresarios, etc. En dicho artículo esbocé lo que la ciencia económica dice tradicionalmente sobre el tema:

  1. Es un error analizar un fenómeno macroeconómico con conceptos microeconómicos de equilibrio parcial (en criollo, el comportamiento de un agente económico monopólico u oligopólico en un mercado en particular).
  2. Aún haciendo caso omiso de la objeción anterior, el comportamiento de un monopolista generaría una mayor nivel de precios, pero no una tasa de aumento de los precios generalizada y persistente. Para que esto ocurra, deberían desplazarse las curvas de oferta y/o demanda, con lo cual volveríamos a la discusión más tradicional sobre la inflación de oferta vs. la inflación de demanda.

La inquietud que me quedó fue la falta de formalización del segundo punto en mi post anterior, algo que quiero mostrar concisamente en este artículo. Supongamos que tenemos un mercado o una economía con un solo bien, que es producido por un monopolista. Asumamos también, para simplificar un poco la matemática, que el monopolista enfrenta curvas de demanda y de costo lineales.

La curva de demanda que enfrenta el monopolista viene dada por:

(1) P=a-b*Q

donde P es el precio del producto, Q la cantidad demandada y a y b simplemente parámetros que definen la ordenada al origen y la pendiente de la curva respectivamente. El ingreso por ventas o ingreso total que percibe el monopolista viene dado por la multiplicación de la cantidad vendida y el precio al que se vende el producto (supongo aquí que el monopolista no discrimina precios; es decir, vende el producto al mismo precio a todos los demandantes):

(2) IT = P*Q = (a-b*Q)*Q= a*Q - b*(Q^2)

Respecto a la curva de costo total del monopolista, supongo que solo posee un costo marginal constante (que es el costo de productir una unidad adicional del bien en cuestión) y ningún costo fijo:

(3) CT=c*Q

Por lo tanto, el costo marginal es:

(4) Cmg = c

En un mercado perfectamente competitivo, la maximización del beneficio del consumidor nos llevaría a concluir que P=c; es decir, el precio que cobra el monopolista sería igual al costo marginal y no obtendría beneficios. En la medida en que haya imperfecciones en el mercado (los productores posean más poder de mercado, hagan acuerdos de precios entre ellos, los demandantes no tengan toda la información relevante sobre el mercado, etc.), los productores podrán elevar el precio que cobran por encima del costo marginal y obtener un beneficio.

Ahora bien, el mercado que estamos analizando no es competitivo, sino monopólico. En un mercado de este tipo, el monopolista vende hasta el punto en que el ingreso marginal (es decir, el ingreso por vender una unidad adicional del bien) se iguala al costo marginal. El ingreso marginal se obtiene derivando el ingreso total (IT) de la ecuación 2, con respecto a la variable Q:

(5) Img = a - 2*b*Q

Igualando el ingreso marginal y el costo marginal, obtenemos la cantidad producida por el monopolista:

Img = Cmg

a - 2*b*Q = c

(6) Q = (a - c)/(2*b)

Reemplazando (6) en (1), obtenemos el precio que cobra:

(7) P = (a + c)/2

A su vez, reemplazando todos estos resultados en la función de ingreso total y restándole el costo total, obtenemos el beneficio del monopolista, que créanme que es igual a:

(8) BT = [(a - c)^2]/(4*b)

Este nivel de beneficio es el máximo al que puede aspirar el monopolista, dadas la posición de la curva de demanda (es decir, los parámetros a y b, que indican la ordenada al origen y la pendiente de dicha función) y la curva de costo total del monopolista (es decir, el parámetro c, que indica el costo marginal, o lo que es lo mismo, la pendiente de la mencionada curva). En otras palabras, dadas las funciones de demanda y de costos, el monopolista elegirá los precios y cantidades que obtuvimos, ya que le permitirán obtener el máximo beneficio que puede alcanzar.

Estando el mercado en equilibrio, ¿le conviene aumentar el precio de forma sostenida sin que haya movimientos de la curva de demanda y de oferta que generen un incentivo al monopolista a incrementarlos? La respuesta es NO, ya que el monopolista obtendrá menores beneficios si se mueve de los precios y cantidades obtenidos más arriba.

Para mostrar esto, supongamos que el monopolista intenta incrementar sus precios en un monto z/2:

(7') P' = (a + c + z)/2

A este nivel de precios, la cantidad demandada sería menor a la anterior:

(6') Q' = (a - c - z)/(2*b)

que se obtiene reemplazando (7') en la ecuación de demanda (1). Por último, si reemplazamos la nueva cantidad y el nuevo precio en la función de ingreso total (2) y le restamos el costo total de la ecuación (3), el beneficio obtenido por el monopolista será:

(8') BT' = {[(a - c)^2] - (z^2)}/(4*b)

Si comparamos el nuevo beneficio (BT') con el beneficio anterior (BT), notamos que la expresión es exactamente igual, excepto por un término adicional que entra restando en el numerador. Dicho término es la variación en el precio que se asumió anteriormente, elevada al cuadrado. Este término será siempre negativo, por lo que el numerador de BT' será menor al numerador de BT. Además, debe tenerse en cuenta que esto ocurrirá tanto si la variación en el precio (z) es positiva, como en el caso en que sea negativa. Por lo tanto, el beneficio del monopolista disminuye, si intenta aumentar o disminuir el precio del bien que vende.

Dado que el beneficio disminuye si el monopolista aumenta el precio, podemos concluir que no tiene ningún incentivo a hacerlo. Por lo tanto, en esta economía hipotética, la concentración del mercado no puede generar nunca un aumento sostenido en el nivel de precios, el cual solo podrá incrementarse si se desplazan las curvas de demanda o de costos (es decir, si se modifican los parámetros a, b ó c).

Por ejemplo, si alguien le diera más dinero a los demandantes, en este  modelo se observaría un aumento en el parámetro a y un desplazamiento paralelo de la curva de demanda. El precio del producto aumentaría (al igual que la cantidad producida), ya que el monopolista podría ahora aumentar P y Q y obtener un mayor beneficio. Una vez que se alcance el nuevo equilibrio, los precios dejarían de aumentar, a menos que haya un nuevo desplazamiento de las curvas de oferta y/o demanda.

Como mencioné anteriormente, esta conclusión nos deja en la discusión más tradicional acerca del origen de la inflación: de demanda o de oferta. Sería bueno que quienes sostienen que la inflación es generada por los monopolios/oligopolios, los empresarios egoístas o los supermercados oportunistas, aporten una formalización teórica similar a esta para explicar el origen de la inflación, así como evidencia empírica al respecto. Mientras tanto, la única conclusión que puede sacarse es que la "teoría monopólica de la inflación" es solo un espectáculo montado para desligar culpas y seducir fanáticos.

  1. #1

    Martín C.

    Coincido en que era necesaria la aclaración en aras de iluminar las argumentaciones y emitir alguna conclusión.

    Agrego que es evidente que muchos de los que califican al capital y las empresas como algo así como una ``maldición necesaria´´ de las economías de mercado están sobre-utilizando algunos comportamiento de poder de mercado no regulados por la competencia o, eventualmente, por la legislación pertinente.

    No tengo dudas que ante un contexto de aumento de precios hay muchos participantes del mercado que aprovechan la situación pero hacer responsables a éstos por tener una inflación sostenida es un error casi grosero de política económica. Quizás desde aquí podemos tomar medida de las limitaciones de la administración de turno como así también de los costos que debemos pagar por estrategias de poder político que no estamos de acuerdo y que están disfrazadas con el manto del llamado ``populismo´´.

  2. #2

    Nicolas C

    en respuesta a Martín C.
    Ver mensaje de Martín C.

    Si, este argumento efectivamente tiene implícito un abuso del discurso anti-capitalista o anti-empresario. Lamentablemente, hay muchos profesionales que adhieren a este discurso, sin evaluar si tiene algún sustento científico. Sin embargo, en el caso particular de quienes forman parte de la cúpula del gobierno, probablemente haya más premeditación que convicción ideológica... es mucho más fácil decir que la culpa es de los empresarios, que admitir un error en la política económica y hacer las correcciones necesarias.

  3. #3

    Gambetta

    Me parece un buen articulo para entender porqué los precios de los monopolios son mayores que los precios en competencia y sobretodo por qué esto no es un condicionante a la inflación.

    Un saludo.

Autores

  • Martín C.

    Economista y docente de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires. Mis principales intereses: Macroeconomía, Behavioral Economics, Política Monetaria, Desarrollo Económico e Instituciones.

  • Nicolas C

    Economista recibido en la Universidad de Buenos Aires. Actualmente se encuentra cursando un Máster ‎en Economía y es ayudante Ad-Honorem de Econometría I de la Licenciatura en Economía en la misma ‎casa de estudios. Publica artículos de opinión regularmente en el blog Economía Ecléctica y en Rankia.

Envía tu consulta