Rankia Argentina
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog de economía doméstica y pequeñas empresas
Debate de ideas, financiación y formación financiera básica

Algo de historia de la banca en España y desde la posguerra III *267*

Resultado de imagen de torres de  rumasaDe lo que voy a hablar ahora, tiene ya mucha historia, porque el desenlace se produjo el 23 de febrero de 1983, se trata de los 18 bancos de la primera Rumasa, que al final con la expropiación se detectaron 2 bancos más que pertenecían al grupo y formaban parte de lo que se denominó Rumasa B o Rumasa paralela.

En el post 265  hemos comentado de donde venían estos pequeños bancos, que llegaron a ser más de 140 entidades, además de las cajas de ahorros, y las cooperativas de crédito (cajas rurales en su mayoría).

El impero de D. José María Ruiz Mateos, utilizaba estos bancos para financiar a su grupo empresarial, al margen de algún otro “invento” para obtener crédito.

Nieto, Riba  y García (1877), que viene de una la rama de los gallegos Simeón, que fue adquirido por la primera Rumasa, su denominación era Banco Comercial de Cataluña (paso un tiempo como filial del Banco Atlántico)  y en “el reparto” pasó a Banco Santander. Estos se establecieron en Barcelona (esta familia llegó a disponer de 5 fichas bancarias en los años 1940-1950 Llegaron a tener  5 bancos en  la década de 1940-50: cuatro  HSG y Cia (salvo error Hijos de Simeon García) en Orense, Santiago, Vigo, Villagarcia, y Riva y García de Barcelona, los cuales fueron adquiridos por distintas entidades, tras la expropiación, su ficha pasó a ser Banco Santander de Negocios, y en este momento se denomina Santander Investment, S.A.

Sucesores de Clemente Sánchez (Cáceres), fundado en 1939 redenominado como Banco de Extremadura en la primera Rumasa, pasó por BBVA y hoy integrado en Banco Caixa Geral.

Mariano Borrero Blanco en Sevilla (1927) , luego Banco de Sevilla en la primera Rumasa, luego al Banco Central en el reparto de los bancos de Rumasa, y hoy dentro de Banco Santander. La ficha bancaria es hoy es de  Allfunds Bank

Banca Roses (1837) en Barcelona, que pasó por Rumasa como Banco Condal, que fue “troceado”, según una artículo en el País de julio de 1984 se dice: “ La nota de AEB aseguraba que el Banco Condal, "por su compleja estructura y nula complementariedad de su red, será objeto de un tratamiento diferenciado, para la asignación de sus oficinas entre diferentes bancos asociados". La realidad es que el reparto del Condal, dentro del esquema descrito por la nota de referencia, tuvo lugar ayer mismo, aunque la AEB insiste en que se trata de un "reparto provisional". El reparto del Condal ha quedado así, en porcentajes de su pasivo total: Central (30%), Bilbao (21,5%), Popular (16,7%), Banesto (12,5%), Santander (10%) e Hispano (9,2%). El Vizcaya no participa en la pedrea del Banco Condal. Es el premio por haberse quedado con el hueso Bankisur.

Banco General de la Administración, fundado o promovido por Nicomedes Garcia (fundador también de Whisky DYC) en 1935 , adquirido por Rumasa, redenominado como Banco General del Comercio y la Industria, para llegar finalmente a Banesto, que obviamente hoy forma parte del Banco Santander bajo la social Santanter Security Services SAU.

Banca Nonell, Rovira y Matas de Barcelona, fundado en 1901 en Barcelona de forma minoritaria fue controlado por Rumasa, fue transformado en Banco Altántico, llegó a tener un paquete relevante del orden del 50%, pero no conssiguió su control total. Hoy forma parte del Banc Sabadell.

Banca Salinas (1927) de Callosa de Segura,  antes Banca Martínez Montiel, redenominada para Rumasa como Banco Alicantino de Comercio que se lo adjudicó Banesto, y que éste vendió la ficha para convertir en banco la actividad financiera de Renta 4, hoy Renta 4 Banco.

Banca Ubeda (1943) en Elche de la Sierra, que luego fue adquirido por Rumasa, rebautizado como Banco de Albacete, para pasar al grupo Banesto, hoy dentro de Banco Santander, tras el reparto del grupo expropiado. 

Hijo de Dionisio Puche en Baeza, (Jaén) fundada probablemente en 1873,  que fue convertido en Banco Meridional, del grupo Rumasa, y tras el reparto a Banesto (actual Banco Santander).

Banca Martínez Montiel en Cieza (Murcia), procede de 1946 redenominada como Banco de Murcia, que pasó al grupo Rumasa, recaló en Banco Santander, y salvo error la ficha la adquirió Bancaja (hoy Bankia). Esta entidad junto al Banco del Norte durante unos años perteneció a la familia del ex ministro D. Rodrigo Rato Figaredo. 

P. Alfaro y Compañía (1879) en Madrid, que pasoó a redenominarse aproximadamente en 1950 Banco Peninsular, que tras pasar por Rumasa, fue adjudicado a Banesto. Hoy su ficha pertenece a Open Bank (grupo Santander).

Banco Forestal de Siles (1947) convertido por Rumasa en el Banco Industrial del Sur - Bankisur, que fue adjudicado al Banco de Vizcaya, hoy BBVA.

Giménez y Cia,  (1906) en Fernan Nuñez (Córdoba) redenominado como Banco de Jerez en el grupo Rumasa, traslada la sede social a Jerez de la FronterResultado de imagen de banco de jerez rumasaa, y  en el reparto fue asignado al Banco Hispano Americano, hoy en Banco Santander. Aun cuando junto al Banco de Granada se vendió una parte, para formar Banco Granada-Jerez del grupo La Caixa, y sus oficinas hace años que están integradas en Caixa Bank. Este fue el primero de los bancos que compró Rumasa en 1964

Herederos de Gregorio Vigil Escalera de Pola de Siero (Asturias), Banco de Siero (1884), y Banco del Norte en Rumasa, para recalar en Banco Hispano Americano, hoy  Banco Santander. Esta entidad junto al Banco de Murcia durante unos años perteneció a la familia del ex ministro D. Rodrigo Rato Figaredo. 

Pujol Subirachs y Cia, en 1907 fundada en Torelló (Barcelona), para pasar a ser Banco Latino en Rumasa, y tras el reparto al BBVA. Hoy su ficha la tiene el grupo BBVA. 

Banco del Noroeste,  (A Coruña en 1964) que se fundó bajo la denominación de Banco Industrial. Absorbido por Rumasa en 1974 y fusionado con el Banco de Crédito e Inversiones, sucesor de la Casa de Banca Hijos de Olimpo Pérez, cambió su nombre por Banco Gallego, pero la ficha bancaria la conservó en Banco Central, hoy Santander. La ficha se vendió a CajAstur, redenominado como Banco Liberta, luego Banco Castilla-La Mancha, y en estos momentos forma parte de LiberBank.

Banco de Huelva (1965), adquirido por Rumasa en 1976, que tras la expropiación de Rumasa fue utilizado como el "banco malo", en él se concentró/traspasaron los activos de mala calidad del grupo expropiado. 

Banco Comercial de Talavera (1965), redenominado como Banco de Toledo, que paso por las manos de Rumasa, y en la expropiación fue adjudicado al Banco Zaragozano. En 1994 se convierte en  Bancofar, el banco de los farmacéuticos, añadiendo a esta ficha bancaria la conversión de la cooperativa de crédito Acofar. 

Los dos siguientes bancos no se conocía su pertenencia a Rumasa, esto se descubrió tras la expropiación del grupo.

Masaveu y Compañía de Oviedo, fundada en 1840 -  Banca Masaveu, que formó parte de la denominada Rumasa B o Rumasa paralela, que fue Banco Mapfre, luego a Mapfre-Caja Madrid  y por tanto integrado en Bankia.

Banco de la Industria Exportadora (Barcelona en 1975), redenominado como Banco de Expansión Industrial (ex-bank), que formó parte de las Rumasa B, Rumasa sumergida  o Rumasa paralela, fue adjudicado al grupo bancario público Argentaria, hoy fusionado con BBVA. Pasó a denominarse  Banco Directo, absorbido por el Banco de Negocios Argentaria  que ya había absorbido a la casa de Banca Moreno y Cía. (redenominado como Banco de Gestión Financiera), hoy insisto, integrados en BBVA.

 

A partir de aquí, son impresiones mías, por tanto puede existir alguna inexactitud.

Partamos de la base de lo que indicó El Pais en 1983

https://elpais.com/diario/1983/03/13/economia/416358003_850215.html

Por muy mal que vayan las empresas, y no tienen por qué ir todas mal, no tendrán nunca problemas de liquidez para hacer frente a sus pagos de salarios y demás obligaciones, si cuentan con el apoyo total de un grupo de bancos que proporcionan todo el dinero que necesiten en cada momento. El "agujero" crecerá de forma continua pero, como decía uno de los primeros expertos del Banco de España en desembarcos en bancos en crisis "un banco no pasa a tener problemas de tesorería hasta que ha inmovilizado en empresas propias la totalidad del dinero de los depositantes".

Y, en especial esta última frase:

"un banco no pasa a tener problemas de tesorería hasta que ha inmovilizado en empresas propias la totalidad del dinero de los depositantes".

Es decir contar con bancos que financiasen al grupo era el oxígeno del grupo. Ciertamente hay dos temas a considerar para evitar que corran riesgos depósitos de clientes, uno que es de obligado cumplimiento para todas las empresas, sean banco o no, y es que no se pueden financiar acciones propias, es decir una empresa no puede prestar dinero a alguien para que esta misma persona (física o jurídica) adquiera con dicho dinero acciones de la empresa que ha prestado, si bien se contemplan excepciones en el caso de los bancos, que pueden financiar a sus clientes dentro de unos determinados límites.

Y en Banco de España siempre ha controlado mucho lo que denominan  “concentración de riesgos”, es decir, la financiación que una entidad financiera otorga a sociedades de su grupo empresarial, o vinculadas con sus administradores, para evitar que problemas de insolvencia o liquidez arrastren al banco.

De ahí, y esto es “cosecha propia”, y en momentos que la informática estaba en sus inicios, y a pesar de los ahorros en gasto que ello hubiera podido generar, nunca se fusionaron los 17 bancos, en el Banco Atlántico no tenían un participación mayoritaria, y un banco podría prestar a empresas para seguir comprando otras empresas y bancos.

También según El Pais https://elpais.com/diario/1983/03/06/economia/415753203_850215.html

Existían un montón de sociedades instrumentales, dotadas de una gran movilidad de nombres y domicilios, se detectaron dos tipos diferenciados: las empresas instrumentales de crédito, y las sociedades interpuestas de empresas. Unas y otras eran creadas con capitales y número de socios mínimos. 

Las primeras se ocupaban fundamentalmente de conseguir dinero en la veintena de bancos de Rumasa y de entregarlo a las empresas con actividad productiva real, que en total sobrepasan los tres centenares. Las interpuestas hacían de nexo entre las dependientes oficialmente del grupo y aquellas donde su participación indirecta era desconocida. Así el flujo habitual del dinero se iniciaba cuando, a través de un apoderado o de otra persona física, la sociedad instrumental de crédito se dirigía a un banco del grupo y conseguía un crédito. El dinero era llevado a las compañías interpuestas de empresas. De esta forma, según fuentes próximas al Gobierno, muchas veces los directivos de los bancos ignoraban a quien iba realmente el dinero, mientras los responsables de las empresas reales no sabían de dónde procedía.

Sin embargo con los 18 bancos “oficiales” más los dos detectados en la expropiación, es decir un total de 20, aunque algunos con un balance muy pequeño, no sería suficiente financiación, y el mismo rotativo en su edición del 6 de marzo de 1983,  indica

La captación de dinero de los bancos entre su clientela revestía fórmulas no muy usuales y hasta atípicas. Había grandes partidas de letras giradas entre una empresa y otra, al parecer sin contrapartida, y avaladas por uno de los bancos.

Voy a explicar este sistema para que se entienda y aplicado a sistemas actuales, que desde luego no tienen tal objetivo:

Para los lectores que estén habituados en temas empresariales, existe un sistema de financiación para empresas, que es muy antiguo, se trata del descuento comercial, hace años se efectuaba bajo la base de letras de cambio, hoy suelen ser pagarés, y en las última décadas se incluyó en el sistema los recibos que hoy no existen físicamente y se generan on-line.

Se trata de que un banco anticipe el importe de una o varias facturas a cobrar dentro de un tiempo, por ejemplo una venta que se realiza hoy, pero la fecha de cobro será pasado 60 días de la fecha de factura, para dicho compromiso de pago el cliente puede entregar un pagaré a su proveedor (antes una letra de cambio) o bien existir un pacto entre cliente y proveedor mediante un giro de recibo a cobrar también tras 60, 90 días…. El que tal compromiso se instrumente en pagaré, letra (hoy en desuso) o recibo, son temas jurídicos que no afectan al hecho de la existencia de una deuda a cobrar a una fecha determinada (vencimiento).

Bien … volviendo a la frase de El País, recordemos “La captación de dinero de los bancos entre su clientela revestía fórmulas no muy usuales y hasta atípicas. Había grandes partidas de letras giradas entre una empresa y otra, al parecer sin contrapartida, y avaladas por uno de los bancos”, solo se trataba de convertir a un ahorrador en banquero, mejor dicho, que un depositante hiciera la labor de un banco en el anticipo de letras de cambio, pero tales letras en muchas ocasiones, no respondían a ninguna transacción comercial, no había venta ni compra, hasta puede que esto de “muchas”, fuera “la mayoría”, simplemente una empresa giraba una letra de cambio a otra empresa, y en lugar de cederla a un banco para el anteriormente explicado anticipo, se “vendía” a clientes de los bancos, y era éste cliente quien la financiaba, a quien el propio banco le calculaba "el añadido" en concepto de intereses, es decir el cliente entregaria un capital, y a su vencimiento recibiría el nominal total de la letra de cambio, compuesto de capital más intereses. Lo que en ninguna información o hemeroteca he conseguido descubrir es como se actuaba con las retenciones del capital mobiliario, es evidente que serían aplicables, en 1983 existían, probablemte el 15% en aquel entonces, aunque el obligado a retener no sería el banco, que solo participaba como intermediario y como avalista, tal como detallaré seguidamente.

No obstante un cliente podía no fiarse de las empresa que en teoría pagaría la letra a su vencimiento, con lo cual el banco de Rumasa que había realizado la operación, avalaba el pago, de esta forma supongo que los clientes confiaban en ello, por la garantía del banco.

Entonces cuando un banco presta dinero, o financia letras, pagarés o facturas, en la contabilidad, aparece la salida del dinero para la cuenta, pero un aval, no tiene ninguna salida de dinero, es una firma de garantía, que se registra en un libro que le llaman el registro especial de avales, de hecho cuando hay un aval en su texto, al final se indica, inscrito en el registro especial de avales en fecha y con el número …… desconozco si entonces existía tal registro, pero da lo mismo, seria, entiendo relativamente fácil no registrarlo, con lo que el Banco de España, al parecer se enteraba de la misa la media, y por ello el tema se conoció tras las expropiación.

Si queréis "alguna batallita más" de este tipo de empresarios metidos a banqueros, en este blog se escribió de algunos de ellos, obviamente no todos, y tenemos:

Empresarios “ilustres” IV - D. Juan Palomeras Bigas (Banco de Navarra) *149*

Otra de empresarios “ilustres” *146*

Empresarios “ilustres” III - D. Manuel de la Concha y D. Jaime Soto - Banco Ibercorp *147

Nota añadida en fecha 21/05/2019: Ciertamente en buena parte o puede que la mayoría de crisis o insolvencias empresariales, las bancarias incluídas, se han detectado irregularidades contables, cuando no prácticas calificadas posteriormente como delitos, y tiene cierta lógica, que no justificación, que ello suceda, normalmente hay un intento de salvar la situación, y cuando ya queda claro que es insalvable, la "inclinación" a salvar algo de la pérdida por parte de los administradores, es muy consistente.  Por tanto los casos aquí detallados, el principal y los enlaces, responderian a una cierta habitualidad en las crisis empresariales.  

Nota añadida en fecha 28/05/2019: Se indica en este post que Rumasa llegó a controlar un total de 20 entidades financieras, pequeñas, pero bancos en definitiva, sin embargo tal vez habría que entender que hubo otra, que no era banco era una sociedad financiera, se trata de Fidecaya http://www.teinteresa.es/politica/Caso-Fidecaya-escandalo-democracia-franquismo_0_1015098848.html que entró en crisis en 1981 y tras su saneamiento a cargo del estado (como casi siempre) la adquirió Rumasa, integrando sus oficinas en los bancos del grupo, si bien la cifra de depósitos era únicamente del equivalente a unos 100 millones de euros de la época. 

 

www.yoreklamo.com

Autor del blog

Envía tu consulta