¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog de economía doméstica y pequeñas empresas
Debate de ideas, financiación y formación financiera básica

Los gastos de hipoteca (excepto la tasación)  a cargo del banco  *261*

Resultado de imagen de gastos hipotecaNo, no voy a hacer una defensa del proyecto de Ley ni todo lo contrario, para empezar no soy  político, ni jurista. Toda esta historia tiene a mi juicio mucho de “oportunidad”, posiblemente ciertos tintes de “populismo” o “electoralismo”, y bastante poco de realidad financiera.

Invito a cualquiera que a través de la web de la cnmv y concretamente en búsqueda por entidades  https://www.cnmv.es/portal/consultas/busquedaporentidad.aspx , donde no solo podrá consultar “las cuentas” de las empresas cotizada en el IBEX 35, sino además todas las que cotizan en el mercado continuo, y con solo calcular dos datos del balance, si, solo dos datos, que son el volumen de patrimonio neto (*) y los resultados después de impuestos, hacer una simple división de tales beneficios divididos por dicho patrimonio neto para conocer  la rentabilidad del negocio. Porque cuando a través de la prensa se publica que el banco tal ha ganado x miles de millones de euros, puede parecer un montón de dinero que incluso cuando uno tiene que escribirlo en un papel, la posibilidad de equivocarse en los ceros, es bastante alta, es una barbaridad de dinero en términos absolutos, no obstante comparado con la inversión de los socios en la empresa, el patrimonio neto concretamente, observaremos que no es precisamente el negocio bancario lo más boyante de las empresas, casi me atrevo a decir que en estos momentos, está en la banda baja de la rentabilidad de las grandes empresas.

(*) Patrimonio neto: refleja la inversión real de los accionistas en la empresa, el capital, las reservas (resultados de años anteriores no distribuidos a los socios) y demás capítulos que son también inversión de dichos socios, como primas de emisión de acciones, etc.

Sí que es cierto que “estar en la banda baja”, tiene mucho de coyuntura, aunque tal “coyuntura”   lleva ya bastantes años produciéndose, se trata de que la banca al ser un negocio de intermediación, que muy buena parte de la actividad se concentra en “comprar” dinero a los depositantes a un precio determinado y “venderlo” a un precio superior a los solicitantes de crédito, préstamo y financiaciones de todo tipo, el margen comercial que se obtiene de ello, es más difícil de conseguir con tipos bajos, y en especial cuando estos tienden a cero, por la sencilla razón de que cuando los tipos están a cero, no pueden bajar más lo que pagan por los depósitos, pero la presión provocada por la necesidad de “venta”, hace que tampoco sea tan simple como cobrar intereses más altos a los prestatarios o acreditados. Si a ello le sumamos que estamos medio saliendo de una larga crisis económica, y que la “demanda solvente de financiación” es la que es, no es que “la puertas” para ofrecer crédito, sobren.

Hasta ahora el negocio financiero ha ido “capeando el temporal” en base a drásticas reducciones de gastos, pero esto tiene el recorrido que tiene. No obstante es muy improbable que los tipos al cero se mantengan siempre así, en algún momento tendrán que subir, con lo que los márgenes de la banca tenderán a incrementarse.

Dentro de este panorama tan “esplendido” para el negocio bancario, y debido al circo montado en el tribunal supremo en la sentencia de los impuestos provocados por la constitución de hipotecas, acompañados con la mala prensa que parece haberse ganado a pulso en sector bancario, parece políticamente acertado “vendernos” a los ciudadanos que obligando por Ley a las entidades financieras a correr con los gastos derivados de la formalización de hipotecas, excepto la tasación, que sinceramente no entiendo porque otros gastos si, y este no, o viceversa, se conseguirá que el ciudadano tenga un ahorro real en la compra de su vivienda. Yo lo dudo, no, no solo lo dudo, estoy convencido que no va a ser así. Cosa distinta es que en los primeros momentos de la publicación de la Ley, o ahora que la cosa, digamos, está “muy caliente”, un banco o varios tiren por el camino del medio e incrementen ya mismo los diferenciales sobre el Euribor o aumenten el precio en las hipotecas a tipos fijo, apostaría más a subidas pequeñas pero constantes, con un claro objetivo, que no es otro que recuperar de manera implícita lo que ahora de forma explícita venimos pagando los ciudadanos.

Al final un banco a los efectos del usuario particular y aunque el negocio bancario no sea solo eso, hay otra parte del negocio que genera ingresos, al margen de las cuentas con ciudadanos o empresas, sigue siendo una actividad de compra / venta, que en lugar de vender un producto cualquiera, su materia prima es el dinero, compran y venden dinero, de forma que al igual que cualquier otro producto, existe un precio de coste de la mercancía, a la que hay que sumar los gastos de producción o manipulación para determinar un precio mínimo de venda, asimismo habrá que sumar un margen para los beneficios de dicha empresa. Por tanto si materia prima o los gastos aumentan, el precio final será superior, es así de simple, no nos llevemos a engaños. Incluso hasta es posible que en teoría el ciudadano se beneficie del no pagar tales gastos de constitución hipotecaria al no tener que desembolsarlos al principio de la compra de la vivienda, y esto repito, pueda considerarse una ventaja, pero es solo teoría a mi entender, porque al ser el bancario un negocio cuyo primordial objetivo es obtener rentabilidad del dinero, de cualquier dinero que pase por sus manos, si tienen que desembolsar ellos el dinero en el momento inicial, y solo tienen forma de recuperarlo dentro del tipo de interés, es obvio que no es igual pagar ahora para resarcirse en 30 años (en cómodos plazo para su cliente), en consecuencia al importe de los gastos, le calcularán “el coste financiero de tal pago con espera en 20, 25 o 30 años”, y se sumará de nuevo en los tipos de interés o en las comisiones, la verdad es que da bastante lo mismo si lo hacen por un lado, por el otro o por una combinación de los dos. 

Puede que alguna entidad, y de manera muy puntual, para captar negocio y crecer más rápido que las demás, se resista a aumentar los tipos de interés algunas semanas o meses, pero en el corto más que en el medio plazo, acabará aumentado los diferenciales, las comisiones o un poco en cada lado, ya que al final como he indicado en párrafos anteriores, no es la banca en estos momentos un negocio muy rentable, y hay poco margen de maniobra para soportar siquiera una parte de los nuevos gastos a asumir.

Creo que otra cosa es llevarse a engaño.

www.yoreklamo.com
  1. #1

    Muelle

    Gran movimiento, quedan bien sin hacer nada.
    La tasacion no corre a cuenta del banco (aunque deberia ya que es el banco el que la exige, y hasta hace poco tenian que ser incluso sus tasadores) porque es un gasto en que se puede incurrir sin llegar a firmar la hipoteca. Eso que corra a cargo del comprador y despues de que la pague ya nos pensamos si se la concedemos o no...
    Imagina que desfachatez, el banco pagando tasaciones para luego no conceder la hipoteca...

  2. #2

    W. Petersen

    en respuesta a Muelle
    Ver mensaje de Muelle

    La verdad es que da bastante lo mismo, porque al final para mi no que no nos quepa duda alguna, los gastos de una operación de préstamo van e irán siempre a cargo del prestatario, se le puede cobrar como ahora de forma explícita, o de forma implícita, via mayor interés o comisiones, el tema no va a cambiar en la globalidad de una operación financiera. Pero es que además es lo que ocurre en cualquier actividad económica, no necesariamente bancaria, el proveedor calcula sus costes y los repercute en los precios de venta, y si no lo hace, por la razón que sea, va a comprometer como poco la cuenta de resultados, y si deja de repercurit demasiadas cosas, puede comprometer hasta su fututo como empresa.

Autor del blog

Envía tu consulta