Rankia Argentina
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog e-finanzas
¡Dale a tus finanzas la importancia que se merecen!

Autoevalúa tus hábitos de consumo

 

Generalmente, cuando hablo con mis amigos o conocidos me preguntan si tengo algún secreto para manejar mis finanzas, no logran entender por qué razón ¡nunca estoy corta de dinero! Y bien saben que,  hasta el momento (qué más quisiera yo), no he recibido herencias, ni me he ganado el baloto.  Ellos se quejan constantemente de que sus finanzas están a un paso de entrar en la unidad de cuidados intensivos - si es que ya no lo están- pero no se dan cuenta de que sus MALOS HÁBITOS en el manejo del dinero están lejos de llevarlos por el camino de la tranquilidad y la prosperidad.

 

 

 

Todos tenemos buenos y malos hábitos de consumo,  generalmente, tratamos de justificarnos cada vez que utilizamos nuestro dinero de forma incorrecta. Defendemos nuestros malos hábitos a capa y espada, pero, más temprano que tarde, éstos terminarán siendo nuestro propio verdugo.

Si aún no has identificado los hábitos que, en vez de aportarte, hacen que el dinero se desaparezca de tus manos sin control, hoy te dejo una lista de los más comunes. Revísalos detenidamente y evalúa, en pro de tu tranquilidad financiera y la de tu familia, cuál o cuáles de ellos son los que prácticas más a menudo.

 

1. Comer siempre fuera de casa:   no es que no lo merezcamos, pero es uno de los hábitos con el que más sufre nuestra billetera. Cocinar en casa nos ayudará a cuidar nuestra salud y nuestro bolsillo.

2. Realizar compras innecesarias: ¡no actúes por impulsos! se cauteloso al tomar decisiones sobre las compras que realizarás, revisa tus prioridades y sobre todo no desembolses dinero que no esté presupuestado. Recuerda que las compras no están clasificadas clínicamente como una terapia.

3. Realizar solo el pago mínimo de la tarjeta de crédito: lo ideal es que estés programado para usar la tarjeta de crédito a una sola cuota.  El pago mínimo no aporta a capital.

4. No ser previsivo: debes tener un rubro de provisiones en tu presupuesto, esto evitará que entres en shock cuando llegue el momento de cumplir las obligaciones.

5. A todo dices que si: recuerda el dicho de las abuelas y practícalo “al que no tiene camisa no le obliga la misa”. ¡Acostúmbrate a decir NO!

6. Vives comparándote con los demás: todos vivimos circunstancias y condiciones diferentes, no trates de igualarte a nadie, ni envidies las cosas de los demás.

7. Te quejas por la falta de dinero: entiende que no es la cantidad de dinero que llega a tus manos sino la forma en que lo administras.

 

Ahora que ya identificaste cuáles son algunos de tus malos hábitos financieros, no te conformes con conocerlos y aceptarlos, ¡empieza a cambiarlos!

 

Eli Bravo

Coach finanzas personales

http://www.eliytusfinanzas.com/

Autor del blog