¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Diarios de Trading NEGA

Quants y Gamblers (XVIII) Su Majestad Jim Simons IV

WORLD 31/12/2018

artículo 2019

 

Comienzo a escribir esta parte del diario en el 2018 y la acabaré en el 2019. Me gusta, tiene algo de frontera, al igual del tema que trata. El cambio en la cosmogonía del mundo y el trading del siglo XXI.  Antes, Google, bestia negra de progres y apocalípticos, con aplicación de su inteligencia artificial en Youtube me hace de disc-jockey y me rastrea y pone a mi disposición discos que otra gente desinteresada ha colgado en la red. Le he dado a Youtube mis preferencias de lo que quería escuchar estas navidades y cada día me trae algo relacionado con esas preferencias, mientras insiste también en lo elegido por mí.

No encuentro una forma mejor de escuchar música, este "randomless" juega con los momentos del día, produciendo una variedad de situaciones. Mientras, lo nuevo y correlacionado con mi elección personal también se va instalando en mi servicio de discjokey gratuito. Este final de año ha sido elegir al Miles Davis de finales de los cincuenta, el de "In a silent way" y "Kind of blue" y mi discjokey lleva más de dos semanas bajando y reproduciendo esta música., Algo me ha dejado con la mosca en la oreja y me ha encantado. En un momento dado, la música que sonaba me parecía bellísima y he ido a comprobar cuando y donde Miles toco eso.  Me he encontrado con que no era Miles de finales de los cincuenta. La música era de finales de los ochenta y era un disco de Chet Baker, que además en esa época, como Miles ya estaba enganchado a la heroína. Estaba además sin dientes delanteros.


miles davis



 

Llamo a un amigo que sabe y tiene una empresa de inteligencia artificial y le pregunto cómo me ha aparecido música tan similar con treinta años de diferencia, y me dice que los grandes están ahora preocupados por los sonidos y que vendrán artilugios con las ondas de sonido. Que eso, es la nueva mina de datos y aparecerán este año nuevas aplicaciones para dejar nuestra personal voz guardada. Seguramente me dice, algo habrán hecho parecido con alguno tipo de melodías y sonidos. Si lo hacen con la imagen, lo pueden hacer igual con las melodías, me advierte.  

 

Frente al chunchundarata mediático donde ya solo me sirve Radio 3, frente a oír música en sitios cerrados ya escogida y autoafirmarte de un tipo de gusto, sin sorpresa ninguna, esto para mí es un regalo. Y un regalo gratis, como tienen que ser los regalos que se precien.  La mejor manera de escuchar música incluso de ponerla de telón de fondo, para mi es que esta te sorprenda mientras se acopla a un tiempo a borbotones y se simultanee lo menos mecánico, previsible y lineal posible. Por eso no me gusta ir ya a conciertos. Eso de estar sentado, o quieto, como en misa sin actuar, sin hablar, no va  con alguien tan nervioso y preciso de acción como yo. Y este final de año, estoy consiguiendo esto, y es la mejor manera de empezar un nuevo año. "No problems", se llama el disco del ya cascado Chet Baker y es una maravilla. Mientras, coleccionistas van aportando cada vez mayor número de conciertos, donde miro las fechas y esas descargas son de apenas uno a tres años atrás. Así que yo no las conocía. Bueno, bienvenidas sean. Estos diarios sin Google no existirían, sin Microsoft y el MIT tampoco tendría Excell y simplemente no sabría de que escribir y como tradear, bueno esto último lo haría, pero de manera mucho más torpe y condicionada. Y me gusta además este " soundtrack" así regalado para el nuevo año.

 

Busco con Google, si ha salido Simons a hablar a alguna Universidad de científicos, ( solo habla allí) y a hablar sobre todo de matemática aplicada al trading, a su trading que lleva más de veinte años con una media del 45% de ganancias netas que en su caso quitando sus escandalosas comisiones del 45%,  le convierte en rendimientos del 90% anual. Casi doblar al año y seis veces más rentable que una referencia idolatrada como Buffet . Con este trading Simons en su vejes de tener unos ahorrillos se ha colocado entre los diez más ricos del planeta en apenas treinta años y con la proyección de ganar más potente de todos los que le preceden. Cada 1.000 euros invertidos en treinta años , Simons los transforma en 21 millones de euros al año de los que tiene que pagar impuestos, y allí ha sido hábil también. Así que encuentro esta conferencia en el MIT del año pasado en el que habla un montón de trading, de su trading. Lo hago gracias a los videos de sus conferencias internas que el MIT me facilita.  Buena manera de escribir desde la frontera de un año que acaba y sobre todo de otro siglo que está comenzando.


 

 


 

Aquí estamos ahora, en el MIT en "petit comité", con Simons, encorvado, y medio sordo, donde ya no suelta con ojos chisposos sus hohoho de carcajadas de abuelete gamberro . El mismo Simons  que se ríe de sí mismo y hace reír a la audiencia cuando cuenta anécdotas de los tumbos de su vida y cuando era impetuoso, brillante e ingenuo y las consecuencias que suele tener eso en la vida profesional. Pero con su vitalidad reducida me sigue maravillando. Es evidente que le ponen más las preguntas de los veinteañeros estudiantes, que la retórica autoafirmante de los profesores tomando la palabra. Estudiantes que acabarán pilotando la tecnología del siglo XXI fundando nuevas empresas que les harán ricos también. Simons, como Thorp y Buffet andarán por los 90 años y siguen en activo, muy activos, y esto es algo que también asombra, por lo menos a mí. De alguna manera como los dioses parecen inmortales, en una sociedad y mercado laboral donde solo lo joven es lo consumible y requiere atención y donde la edad laboral productiva se limita de los treinta a los cuarenta años. Hay que disfrutar de estos videos porque empiezan a tener algo de "memoradum".

 

Existe un problema, siempre lo ha existido, de reducir al entrevistado o sobre quien se opina, a las cortas entendederas de quien lo comenta. Sin caer en eso, e intentando interpretarlo, se va a llevar otra estrategia. Se va a intentar ponernos al nivel de quien lo escucha en esta conferencia. O sea brillantes jóvenes estudiantes del mejor centro de ciencia aplicada del mundo, con una cierta cultura científica de la segunda mitad del siglo veinte y una proyección al siglo XXI. Estudiantes que además están muy interesados en cómo se gana dinero a partir del "saber" que estudian. Recordemos que en esa mitad del siglo XX estudiantes de ese centro estuvieron sacando mucho dinero de los casinos los fines de semanas y viajando por todo el mundo, durante treinta años a través de organizarse, operar en equipo, jugar con ordenadores emergentes, el blackjack, entrenarse en contar cartas, optimizar el tamaño de la apuesta y el riesgo y emplear la computación y crear Excell como ayuda. Ahora toca saber desde donde escuchan estos jóvenes brillantes a comienzos del XXI. Y hasta que lleguemos al trading, va a tardar. Seguro que no llegamos en un blog, y no sé si a partir de dos. Así que podéis desconectar, porque esto será denso, sin recados, sin recetas, sin conclusiones, sin consignas de pandilla, sin relaciones causa-efecto, en definitiva, sin ser fácil de entender. La solución es la relectura, y si no,  pasar de esto que escribo. Así que en función de cómo se dirige Simons a sus chavales, los temas por relevancia previa al trading que se van a tratar son:

 

  1. El azar, el origen y lo emergente.
  2. La linealidad del tiempo .
  3. La inteligencia artificial
  4. La creación de modelos matemáticos y su aplicación tecnológica

Y luego y desde ahí hablaremos del mejor trading del mundo


 

El azar.

 

No existe traducción en inglés para el azar, ellos lo traducen como suerte o aleatoriedad, pero aquí ya tenemos esas palabras para describir esa traducción de manera más precisa y no son lo mismo. Quizás el azar, que ya de momento resuena con la flor azahar, venga de los árabes , oriente y los jardines del paraíso y por eso no exista en inglés, sobre todo en esa resonancia también con el destino. Pero es evidente que andan cojos por ahí.

 

Simons en otra conferencia hace varios años ya, en el mismo edificio, estaba siendo presentado por un profesor del MIT que estaba informando de todo su curriculum de celebridad, en el cual entre otras cosas figuraba haber pasado por el MIT de estudiante y profesor y ser un científico triunfador y multimillonario inversor triunfador también.  Después del orden de cinco minutos de encumbramiento de su persona ante los estudiantes y de paso del MIT, cuando el profesor presentador le dejo por fin el acceso al micrófono Simons mirando a los estudiantes les dijo.

 

"Yo cuando me levanto todas las mañanas y me miro al espejo, no soy tan imbécil de andar preguntándome a mi mismo que inteligente soy, sino que me limito a pedir tener suerte ese día que comienza"

 

Las carcajadas fueron totales incluida la de el mismo. El presentador no sabía dónde meterse y así comenzó aquella charla debate. Como se ve, esta vez en el mismo lugar el presentador esta avisado, casi no habla de lo listo y triunfador que es Simons y si de sus trabajos y fundaciones en equipo con otra gente. Evita en todo momento presentarle como ejemplo de genio, triunfador y rico. Lo que no evita que Simons lo primero que enuncie sea al azar. La conferencia no solo empieza diciendo que ha tenidos suerte, que ha sido un hombre afortunado sino advirtiendo a los estudiantes, de que ellos también tienen suerte, que son afortunados de estar ahí sentados y vivos en un país libre.. Es lo primero de lo que les avisa y de paso le clava una puya a Trump.

 

Para Simons la suerte (incluida la mala) y el azar forman parte de su biografía y dedicación científica y apostadora. Y esto en contra de la noción de merito o de esfuerzo, que siempre se menciona como moralizante y ejemplarizante para superar la mala suerte. Su mezcla perfecta es suerte con algo de sentido común y rodearse de personas extraordinarias.  Pero es que Simons es un científico y matemático de mitad del siglo XX y si algo se caracteriza ese siglo pasado es por el derrumbe de las concepciones idealistas y esquemas sobre las certezas de la realidad. Y él ha sido digamos una de las linternas que ha facilitado la teoría de cuerdas que explica, derribando todo lo anterior, de donde nace la vida, nosotros y el universo. Así que como quien no quiere, da un titulo a la conferencia, entre risas cómplices.

 

" …la matemática tradicional y el azar son inversamente proporcionales en orden de importancia ".

 

Y avisa que lo suyo no es nombrar a la suerte del azar cuando esta nos abandona sino bendecir al azar cuando está con nosotros.

 

La idea básica de la teoría de cuerdas, y voy a emplear una caricatura para que sea entendible, es que nuestra partícula elemental, lo que somos nosotros y el universo, no consiste en una partícula física, tipo lenteja muy pequeña e irreductible, un átomo. Sino que la esencia de lo que somos igual que la del universo es una cuerda que mantiene al átomo unido y compacto y que coge una forma de lazo y que se pone a vibrar y a crear vida. Que además tiene la particularidad, de qué primero aparece la vibración como manifestación de vida y luego después percibiríamos a la materia, a la partícula. Si alguien se pregunta por qué esta simple idea tiene tanta importancia y recorrido, lo mejor es entenderlo por analogía, fuera de la explicación técnica. La mejor manera de entenderlo es referirnos a la belleza de la música. Las muchas maneras diferentes que la cuerda de un violín o una guitarra puede vibrar nos lleva a la riqueza de la música y ( si la teoría de la cuerdas esta en lo cierto) a la explicación de las partículas elementales.

partículas
 

Y que esto ocurra, es un milagro estadístico, porque muchas de las veces no se dan las condiciones que eso pase. Y con esto se entiende el aviso de Simons a todos los estudiantes de ciencias, el aviso de que somos principalmente productos del azar y la suerte y que ellos no son una excepción en esto.

 

En cierta manera en esa entrada, Simons imita a los místicos y poetas orientales de muchos siglos atrás. En un fragmento cosmogónico del "Tao te King" al referirse Chuang-tzu a la madre del mundo en uno de sus versos dice

 

Nombrar a TAO

Es nombrar a una no-cosa

Tao no es el nombre

De un "existente"

"Causas" y "azar"

No tienen relación alguna con el TAO

Tao es un nombre

Que indica

Sin definir


 

Bueno, si a eso le añadimos que el profesor de física, que colaboro con él en la teoría de cuerdas era chino, más claro agua debajo de las risas en la sala.

 

Todos sabemos que la luz, como onda , como vibración es a la vez un fenómeno ondulatorio y también un fenómeno corpuscular de materia por los fotones. Tiene esa ambivalencia y está asumida. Ahora según la mecánica cuántica esta complementariedad de los dos fenómenos forma parte de nuestro universo y origen. Esto nos lleva a que los electrones del átomo ( además de no andar moviéndose en órbitas alrededor del protón) no son solo particulitas irreductible de materia, sino que como la luz debe ser descritos en términos de materia y onda a la vez.

 

Y lo suyo, lo que caracteriza a la materia, a la partícula, es que se localiza en un espacio físico observable. Pero una onda "no está" en ningún lugar físico. Y aquí aparece un paralelismo con el trading. Solo se puede resolver esto a través de la teoría de probabilidades, de una apuesta de donde es lo más probable que pueda llegar a estar. Digamos de un " andará por ahí". No se puede saber exactamente dónde estará la partícula hoy en día, pero si apostar con ventaja por donde andará. Y de eso se trata en el trading también. Y se construyen los complejos instrumentos matemáticos para eso, para descubrir la posición en términos de probabilidad. Y Simons ha sido de los más relevantes en levantar y aplicar estos instrumentos. El antiguo determinismo de la ciencia anterior a los años setenta del siglo pasado, es desbordado de esta manera, los rendimientos de inversores y traders, son también explotados durante treinta años seguidos de una manera similar.

 

No solo la ciencia anterior a la primera mitad del siglo pasado, ha quedado desbordada por gente como Simons, sino que la cultura en general es enemiga del azar, enemiga del caos. Y por tanto es ciega a observar tanto el azar como el caos y pensar que se puede sacar algo de allí. Es algo que tradicionalmente se ha aconsejado evitar. Pero el hombre siempre ha evolucionado abierto al caos, al asombro, a lo no pensable, a lo no codificable. Hoy se sabe que lo que nos caracteriza como humanos inteligentes se producen por digamos unos encontronazos aleatorios donde el azar, como mi discjokey particular pone la música de fondo, ese " soundtrack" de mis navidades.

 

Y desde ahí lo suyo sería admitir que quizás somos humanos inteligentes por haberse producido un impulso cuántico, debido al azar, al margen de finalidades, o relaciones de causa /efecto.  Pura chiripa. Basta una pequeñísima mutación genética para que un hombre brillante se convierta en un monstruo.



pantallas
 

Paradójicamente Simons después de culturas, religiones y filosofías nos lleva a las primeras cosmogonías. A una cultura de lo concreto que aparece por azar, sin moralina ni egocentrismos. Nos lleva a Heráclito también.  A una filosofía de lo presente que emerge antes de ser materia, antes de ser sistema. Y nos recuerda e impone una noción de límite olvidada. Solo podemos ser lo que nuestra cosmogonía de nuestro universo conocido (del orden del 5% del existente) nos permitirá ser. Nada más. Y aunque parece que esto no tiene nada que ver con el trading, es la base del mejor trading que se está haciendo en este siglo que vivimos.

 

La historia de la ciencia está llena de escaramuzas entre el orden y el azar,  y el paradigma de nuestro siglo, que esta vez viene de la ciencia y que no da monsergas, lo que se está fraguando, es la idea de un "desorden organizador" que crea vida. De un desorden que precisa del azar.

mundos
 

En nuestra rancia cultura occidental, la salvación está en la acción, en el esfuerzo, en el trabajo, en combatir al azar con esto. Ya el romano Terencio soltó esta máxima plenamente vigente hoy en día.

 

"En la vida humana sucede como en una partida de dados, si no sale el dado con la cifra que se necesita, la estrategia debe mejorar lo que la suerte no concedió."

 

Pero antes que eso ya Heraclito avisaba ,  lo que la ciencia del siglo XXI asume hoy en dia,

 

" Si no esperas lo inesperado, no lo encontrarás, pues es penoso y difícil de encontrar."

 

Y este concepto de cosmología clásica, presocrática, asume que el universo es esencialmente inestable y puede estar creándose y destruyéndose a la vez. Que es muy probables que este poblado de " cosas" de " anomalías " ( término este último  que utiliza Simons para explicar su trading), poblado de "cosas" que se han formado por acontecimientos de una característica extraña. El paradigma científico que en parte abre Simons es hoy de incertidumbre y crisis y bastante alejado de una estabilidad y calma sobre la que elevar tesis o causas / efectos ideales. Y de paso está avisando a estar atentos a lo que emerge por azar. El azar sería en este paradigma el generador creador de una misteriosa multiplicidad organizada, que sería nuestro universo y nosotros mismos. O lo que es lo mismo, sería el azar el que facilita el tránsito del 1 (que todavía no es materia ni numérico) al 2 (que ya es número y materia). Y en el paso, en el tránsito, una de las cosas que se puede hacer es apostar las probabilidades con métodos probabilísticos de que el 2 andará más o menos por ahí al cabo de un tiempo.

 

Bueno espero que no haya sido tan denso, tan falto de conclusión y mensaje, pero es que estamos invitados en el MIT gracias a la tecnología. Y allí enseñan 68 premios nobeles, y en España solo hemos tenido seis de los cuales solo tres eran científicos. La relectura puede ser inevitable.

 

Aún quedan algunos blogs sin llegar el trading de Simons..

 

Los usuarios también visitaron

  1. #1

    Latirus

    El Tao que se puede nombrar no es el Tao verdadero.

    Quiere decir que cuando nombras algo con una palabra lo estás acotando. Cada palabra resuena como un concepto distinto en el pensamiento de las personas. Lo que tú estás diciendo puede que el otro no lo esté interpretando de la manera que tú crees que lo está entendiendo. Krishnamurti también explica bien esas cosas.

    Por eso se dice: me he quedado sin palabras...para intentar definir algo sublime.

    Yo prefiero a Coltrane y a Billie Holiday.

    Siglo 21...de Radio 3...El sótano...sateli3

  2. #2

    Latirus

    No digas quieto como en misa, que ahí te pasas todo el rato parriba y pabajo. De pie todos...ahora sentaos. Vaya ritual tan feo.

  3. #5

    José Manuel Durbá

    Varias veces te he dicho que no hablamos el mismo idioma y resulta dificil entendernos, aunque le pongamos voluntad.
    Esta vez creo que te he entendido y creo que coincido con lo que dices en el post.

    En mi idioma, si he entendido el artículo sería algo así: debemos tener claro que los modelos que tenemos para interpretar la realidad, solo son modelos, pero en ningún caso son la realidad. La realidad es compleja y dificilmente llegaremos a conocerla, siempre podremos conseguir una mejor aproximación.
    Y ahora con algo más concreto: Cuando valoramos una empresa, hay mucha gente que se confunde y piensa que los resultados obtenidos al aplicar un modelo de valoración determinado son la realidad, pero nunca es así, en el mejor de los casos, solo son aproximaciones más o menos aceptables.
    Si no es esto lo que dices, pues ... sigo sin entenderte ;) pero alguna vez lo haré

    Saludos

  4. #6

    Nega16

    en respuesta a José Manuel Durbá
    Ver mensaje de José Manuel Durbá

    Bueno, no lo digo yo, solo hago de papagayo, y si es parte de que se dice ahi,

    Un saludo, me ha gustado tu ultimo post también

Autor del blog