¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
En empieza el próximo webinar Curso de bolsa benéfico por Navidad .
Mejores cuentas

Las cuentas más rentables para el inversor sin riesgo

¿Qué significa OUR, BEN, SHA en las transferencias bancarias?

En las transferencias bancarias las comisiones pueden será asumidas por varias partes. Desde el ordenante al beneficiario, aunque desde la entrada en vigor de la nueva normativa sobre servicios de pago lo habitual es que estos cargos a cuenta sean asumidos por ambas partes. Para que de esta manera, los movimientos realizados no repercutan excesivamente en uno de ellos. Hay algunos términos en las transferencias que nos pueden resultar desconocidos, por eso vamos a explicar qué significa OUR, BEN, SHA en las transferencias bancarias.

 

Qué significan las siglas OUR, BEN, SHA en las transferencias bancarias

 

 

Todos los productos bancarios tienen unos gastos y exigencias que como no podía ser menos también afectan a las transferencias. En especial a todas aquellas transacciones que se realizan entre empresas o profesionales para realizar sus pagos más allá de nuestras fronteras. Porque en todos los casos tendrás unos gastos fijos que repercutirán en la liquidez de tu cuenta corriente. Con la particularidad de que en este producto esta clase de desembolsos podrán variar en función de si son SEPA (Single Euro Payments Area) o por el contrario internacionales.

Conviene que lo empieces a tener en cuenta a partir de estos momentos para planificar la contabilidad de tu empresa o economía doméstica. En especial, cuando estas operaciones se realizan con cierta regularidad durante al año, como consecuencia de la necesidad de enviar dinero a otras personas o empresas. No en vano, será esencial conocer quien corre a cargo de estos costes bancarios para evitar más de un susto en el saldo de tu cuenta corriente.

 

¿Qué son las trasferencias SEPA?

Antes de conocer quiénes serán los pagadores, habrá que aclarar que las siglas SEPA se refieren a la zona en la que los ciudadanos y las empresas pueden efectuar pagos y cobros en euros dentro y fuera de las fronteras estatales. Pero con una característica muy importante y es que deberá realizarse en igualdad de condiciones y con los mismos derechos y obligaciones, independientemente del estado miembro donde se tramiten. Es una medida impulsada desde el Banco Central Europeo (BCE) para que estés en condiciones de realizar las transferencias bancarias de una forma segura y eficaz dentro de esta área económica.

Tanto en esta modalidad como en las transferencias internacionales tendrás unos gastos que no podrás eludir por su formalización. Es decir, quien paga las comisiones y los costes reales de este producto financiero. Desde luego que es más complicado de lo que parece en un principio debido a que puede presentarse varios escenarios sobre quienes serán los pagadores. Pues bien, en esta apartado es donde entra el juego una serie de siglas (OUR, BEN, SHA) que representarán cuál de las partes de este proceso es la encargada de ejecutar las comisiones y gastos de las transferencias bancarias.

 

¿Qué significan las siglas OUR y BEN?

Será muy importante tener en cuenta quién abona estas comisiones para elegir una cuenta remunerada. Porque en función de esta importante variable podrá ser mayor el ahorro que tendrás a partir de estos momentos. Tienes tres estrategias para impulsar estos pagos, desde que sea el ordenante o por el contrario el beneficiario quien asuma las obligaciones monetarias. Incluso si es tu deseo, optar por un modelo intermedio en donde haya un reparto equitativo de estos desembolsos por ambas partes. 

Una de las alternativas está representada por la aceptación de estos cargos por parte del ordenante. En el argot financiero es conocido como OUR, nuestro traducido del inglés. Ya de por sí está indicando el verdadero sentido sobre quien será el pagador. Queda por tanto claro que si eres el que envías el dinero no tendrás más remedio que afrontar todas las comisiones y gastos de esta operación.

Otra de las opciones es que sea el beneficiario quien asuma las responsabilidades monetarias de efectuar una transferencia bancaria. Se deriva de la modalidad BEN, apócope de beneficiary. En este caso, el proceso será a la inversa con respecto al anterior recurso. Es decir, estarás libre de cualquier desembolso por estos conceptos porque correrán siempre a cargo del beneficiario de este movimiento. En cuyo caso, recibirá menos dinero de que le han mandado tras la retención de estas cantidades.

 

¿Qué significan las siglas SHA?

Una fórmula intermedia es la solución para repartir los costes de la operación bancaria. En este caso, a través del formato SHA que proviene de la palabra inglesa share que significa precisamente compartir. Se trata de una forma más equitativa para distribuirse los desembolsos por ambas partes. En este supuesto, el ordenante se encargaría de abonar todas las comisiones a su entidad financiera y el beneficiario de los envíos a la suya. Es precisamente en las transferencias SEPA y en algunas internacionales en donde tiene que ejecutarse la modalidad de gastos compartidos.

 

Si bien hasta pocos años la opción OUR era la predominante en el mercado bancario, esta actuación ha cambiado con la llegada de la nueva normativa comunitaria sobre envío de capital. A partir de ahora se opta por que cada una de las partes corra con sus correspondientes gastos. Para que de esta forma, no haya perjuicios o diferencia sobre la aplicación de este servicio bancario. Además, es el que menos conflictos genera en el momento de realizarse la transferencia debido a que todos saben a qué atenerse y no hay lugar a equívocos.

 

¿Quieres mejorar tus conocimientos en banca?

En esta guía de descarga gratuita encontrarás todo lo que necesitas saber: ¿qué tipos de cuentas hay?, ¿cómo cancelar mi cuenta bancaria?, ¿qué pasa cuando muere el titular de una cuenta?...

Más información 

Autor del blog

Envía tu consulta

¿Aún no tienes la guía de banca?

Descarga la guía de banca de forma gratuita