Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Cobertura, ¿con CFDs o con ETFs?

Las estrategias de cobertura, lo que pretenden es limitar las pérdidas de una posición abierta en el mercado. En el caso de que tengamos una posición larga en el mercado, y esperamos una posible bajada de los precios, podemos realizar una operación de cobertura, tanto con CFDs como con ETFs, posicionándonos en corto sobre el subyacente que tenemos en cartera, de manera que las pérdidas que obtenga el subyacente, se verán compensadas con las ganancias de los CFDs o los ETFs.

La teoría es sencilla, pero a la hora de llevar a cabo la estrategia de cobertura, hay que decidir que opción es mejor, o nos resulta más adecuada, si la cobertura con CFDs o la cobertura con ETFs.

Cobertura riesgo con CFDs y ETFs

Diferencias entre ETFs y CFDs 

Para llevar a cabo una cobertura que limite de manera adecuada nuestra cartera, tenemos que tener en cuenta las diferencias y similitudes entre los CFDs y los ETFs, de manera que, dependiendo de las características de cada uno y de nuestra cartera, escogeremos uno y otro.

  • Subyacente cubierto: a la hora de realizar una operación de cobertura, tenemos que tener claro que parte de la cartera se desea cubrir de riesgo, por lo que no será lo mismo cubrir acciones que carteras que repliquen índices. La diferencia fundamental en este aspecto, es que los ETFs solo pueden prestar cobertura sobre índices, materias primas, y ciertos pares de divisas, mientras que los CFDs permiten un abanico más amplio al anterior, en el que se incluirían acciones.
  • Posición de cobertura: tanto los CFDs como los ETFs, permiten cubrir tanto posiciones largas como cortas en el mercado, por lo que en principio no hay diferencia en este aspecto.
  • Fondos necesarios: al tratarse de productos apalancados, los CFDs permiten una cobertura con un desembolso, en concepto de garantía, de entre un 5% y un 10%, mientras que los ETFs precisan de un desembolso mayor.  El porcentaje a pagar en un ETF apalancado siempre será mayor, entre un 25% y un 50%.
  • Costes de la cobertura: hay que tener en cuenta los costes que nos supone la cobertura de riesgo. En el caso de las ETFs, los costes que encontramos son sobretodo comisiones, que oscilan entre un 0,20% y un 0,30% del nominal en cada compra o venta de ETF, más comisiones de custodia. Los gastos son muy similares a los de la compra y venta de acciones.
    En cuanto a los CFDs, los costes varían mucho dependiendo del broker con el que operemos. Algunos de ellos cobran comisiones por cada operación realizada mientras que otros, en lugar de cobrar comisiones por cada operación, aumentan la horquilla de precios. Esta horquilla de precios la podemos encontrar en todos los brokers que operen CFDs, pero como he comentado anteriormente, variará mucho en función del bróker. Además tenemos que tener en cuenta que, al tratarse de instrumentos apalancados, los CFDs tienen un coste de financiación que se liquidará diariamente. 

Ejemplo de cobertura: CFDs vs ETFs

Con el fin de comprar y apreciar las diferencias de costes y fondos necesarios para realizar cobertura con ETFs o CFDs, ponemos por caso que disponemos de una cartera de 100.000€ que replica el IBEX 35. Nuestra intención es la de cubrirnos de posibles bajadas del IBEX 35, para lo cual disponemos de dos opciones, cubrirnos con ETFs inversos, o cubrirnos con CFDs.

En el caso de cobertura con ETFs he propuesto un ETF inverso doblemente apalancado sobre el IBEX 35, para que los fondos necesarios para hacer la cobertura fueran menores.

Cobertura cartera 100.000€
  CFD ETF
Fondos requeridos 5% nominal 50% nominal
Horquillas  8 puntos 3% 
Comisiones Incluidas horquilla 0,08% nominal
Gastos financiación LIBOR - 2,5%  

 

(*)Para este ejemplo, he tomado información sobre costes, horquillas y condiciones de la página de ClickTrade.

Hay que tener en cuenta que la evolución de los ETFs no replican de manera perfecta el índice, hay que tener en cuenta el “traking error” de la ETF, especialmente cuando operamos con ETFs apalancados. Por otro lado tenemos las liquidaciones diarias de los CFDs, a la hora de llevar a cabo nuestra estrategia de cobertura.

 

  1. #1
    Ismael Vargas

    Muy buen análisis comparativo y gracias por recordar lo del Tracking error, pues es importante tenerlo en cuenta, seguro que más de uno lo agradecemos!!