Rankia Argentina
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Cómo comenzar a invertir en bolsa
Guía básica y formación para principiantes en inversiones y mercados accionarios
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

Mercado de Capitales vs Mercado Monetario

Un mercado financiero reúne a compradores y vendedores para negociar activos financieros como acciones, bonos, materias primas, derivados y divisas. El propósito de un mercado financiero es establecer precios para el comercio global, aumentar el capital, y transferir la liquidez y el riesgo. Aunque hay muchos componentes en un mercado financiero, dos de los más utilizados son los mercados monetarios y los mercados de capitales.

 

 

Mercado de Capitales vs Mercado Monetario

 

Los gobiernos y las entidades corporativas utilizan los mercados monetarios o de dinero como medio para obtener préstamos a corto plazo, generalmente para los activos que se mantienen hasta por un año. Por el contrario, los mercados de capital se utilizan con mayor frecuencia para los activos a largo plazo, que son aquellos con vencimientos superiores a un año.

 

Los mercados de capital incluyen el mercado de acciones (stock) y el mercado de deuda (bonos). Juntos, los mercados monetarios y los mercados de capital constituyen una gran parte del mercado financiero y, a menudo, se utilizan conjuntamente para gestionar la liquidez y los riesgos para las empresas, los gobiernos y las personas.

 

Los mercados de capitales

 

Los mercados de capitales son quizás los mercados más seguidos. Tanto los mercados de acciones como los de bonos se siguen de cerca, y sus movimientos diarios se analizan como indicadores de la condición económica general de los mercados mundiales. Como resultado, las instituciones que operan en los mercados de capital (bolsas de valores, bancos comerciales y todo tipo de corporaciones, incluidas las instituciones no bancarias como las compañías de seguros y los bancos hipotecarios) se examinan cuidadosamente.

 

Las instituciones que operan en los mercados de capital acceden a ellas para obtener rendimientos a largo plazo, como por ejemplo para una fusión o adquisición, para expandir una línea de negocios o ingresar en un nuevo negocio, o para otros proyectos de capital. Las entidades que están recaudando dinero para estos propósitos a largo plazo llegan a uno o más mercados de capital. En el mercado de bonos, las compañías pueden emitir deuda en forma de bonos corporativos, mientras que los gobiernos locales y federales pueden emitir deuda en forma de bonos gubernamentales.

 

Del mismo modo, las empresas pueden decidir recaudar dinero mediante la emisión de acciones en el mercado de valores. Las entidades gubernamentales generalmente no son públicas y, por lo tanto, no suelen emitir capital. Las empresas y entidades gubernamentales que emiten acciones o deudas se consideran vendedores en estos mercados.

 

Los compradores (o los inversionistas) compran las acciones o bonos de los oferentes y los negocian. Si el vendedor (o emisor) está colocando los valores en el mercado por primera vez, entonces el mercado se conoce como el mercado primario.  Por el contrario, si los valores ya se han emitido y se están negociando entre compradores, esto se hace en el mercado secundario. Los oferentes iniciales ganan dinero con la venta en el mercado primario, no en el mercado secundario, aunque sí tienen una participación en el resultado (fijación de precios) de sus valores en el mercado secundario.

 

Los compradores de valores en el mercado de capitales tienden a utilizar fondos destinados a inversiones a más largo plazo. Los mercados de capital son mercados riesgosos y no suelen utilizarse para invertir fondos a corto plazo. Muchos inversionistas acceden a los mercados de capital para ahorrar para la jubilación o la educación, siempre y cuando los inversionistas tengan horizontes de tiempo prolongados.

 

Mercado de dinero

 

Al mercado de dinero se accede a menudo junto con los mercados de capitales. Si bien los inversionistas están dispuestos a asumir más riesgos y tienen paciencia para invertir en los mercados de capital, los mercados de dinero son un buen lugar para "estacionar" los fondos que se necesitan en un período de tiempo más corto, generalmente un año o menos. Los instrumentos financieros utilizados en los mercados de capital incluyen acciones y bonos, pero los instrumentos utilizados en los mercados monetarios incluyen depósitos, préstamos con garantía, aceptaciones y letras de cambio. Las instituciones que operan en los mercados de dinero son bancos centrales, bancos comerciales y casas de aceptación, entre otros.

 

Los mercados de dinero proporcionan una variedad de funciones para entidades individuales, corporativas o gubernamentales. La liquidez es a menudo el propósito principal para acceder a los mercados de dinero. Cuando se emite deuda a corto plazo, a menudo se trata de cubrir los gastos operativos o el capital de trabajo de una empresa o gobierno y no para mejoras de capital o proyectos a gran escala. Las empresas pueden querer invertir fondos de la noche a la mañana y buscar el mercado de dinero para lograr esto, o pueden necesitar cubrir la nómina y buscar ayuda en el mercado de dinero.

 

El mercado monetario desempeña un papel clave al garantizar que las empresas y los gobiernos mantengan el nivel adecuado de liquidez a diario, sin quedarse cortos y sin necesitar un préstamo más costoso, o sin tener fondos en exceso y sin tener la oportunidad de ganar intereses sobre los fondos.

 

Los inversionistas, por otro lado, usan los mercados de dinero para invertir fondos de manera segura. A diferencia de los mercados de capitales, los mercados de dinero se consideran de bajo riesgo; los inversionistas con aversión al riesgo están dispuestos a acceder a ellos con la anticipación de que la liquidez está fácilmente disponible. Aquellos individuos que viven con un ingreso fijo a menudo utilizan los mercados de dinero debido a la seguridad asociada con este tipo de inversiones.

 

Conclusión

 

Existen diferencias y similitudes entre el capital y los mercados monetarios. Desde el punto de vista del emisor o vendedor, ambos mercados proporcionan una función comercial necesaria: mantener niveles adecuados de financiamiento. El objetivo por el cual los vendedores acceden a cada mercado varía según sus necesidades de liquidez y su horizonte de tiempo.

 

De manera similar, los inversionistas o compradores tienen razones únicas para ir a cada mercado: los mercados de capital ofrecen inversiones de mayor riesgo, mientras que los mercados de dinero ofrecen activos más seguros; los rendimientos del mercado monetario suelen ser bajos pero constantes, mientras que los mercados de capital ofrecen rendimientos más altos. La magnitud de los rendimientos del mercado de capitales a menudo tiene una correlación directa con el nivel de riesgo, pero no siempre es así.

 

Si bien los mercados se consideran eficientes a largo plazo, las ineficiencias a corto plazo permiten a los inversionistas capitalizar las anomalías y obtener mayores recompensas que pueden ser desproporcionadas con el nivel de riesgo. Esas anomalías son exactamente lo que los inversionistas en los mercados de capital tratan de descubrir. Aunque los mercados de dinero se consideran seguros, en ocasiones han experimentado rendimientos negativos. El riesgo involuntario, aunque inusual, resalta los riesgos inherentes a la inversión, ya sea poner dinero para que funcione a corto o largo plazo en los mercados monetarios o de capital.

[MANUAL] Manual de trading para principiantes

¿Buscas mejorar tu formación? Descarga de forma gratuita el manual para aprender a hacer movimientos en el mercado financiero, incluso si nunca ha operado.

Descargar ahora