Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Cálculo del alfa y la beta de tus inversiones, ¿qué significan?

El coeficiente Alfa nos indicara el rendimiento promedio que nos da una acción, en el caso de que el mercado es igual a cero, es decir, que no tenga movimientos a la alza o a la baja. Cuando una acción tiene una Alfa positiva, el rendimiento es superior al riesgo.

 

Alfa

 

El Alfa puede ser negativa o positiva; en el caso de que sea positivo, la acción  registrara una rentabilidad mayor al de su índice de referencia, cuando es negativo será menor al índice de referencia.

En el caso de que el Alfa sea bajo, significa que la acción ha tenido peores ganancias comparadas con su Beta, es decir que el rendimiento no recompensa el riesgo que se asume. Cuando el Alfa es igual a 1 nos indica que la acción tuvo una ganancia igual a la que debió haber ganado en comparación a su riesgo. Lo óptimo sería tener un Alfa alto, ya que la acción obtendrá mayor rendimiento en comparación con el riesgo que se asume; en este caso la ganancia es mayor que el riesgo.

 

El cálculo del coeficiente Alfa, se realiza mediante la resta de la rentabilidad media de la acción, menos la rentabilidad media del índice de referencia, en función de la volatilidad de ambos factores, que se miden a través de la Beta, dentro de un mismo periodo. El coeficiente Alfa le indica al inversionista una estimación de cuál debe ser la mayor o menor rentabilidad que se espera de una acción o de una cartera, en relación con lo que se espera, dependiendo del riesgo de mercado de la inversión medida por la Beta.

 

 

alfa

 

Beta

 

Cuando hacemos un análisis del riesgo y rendimiento de un portafolio compuesto por dos activos llegamos a la conclusión que un factor determinante es la correlación entre los dos activos. Mientras mayor es la correlación entre dos activos, mayor es el riesgo del portafolio formado por estos activos.

 

Si sustituimos uno de dichos activos por un portafolio de mercado (IPC), tenemos que la aportación del activo individual al riesgo del portafolio de mercado, depende casi en la forma exclusiva del grado de correlación entre los rendimientos de dicho activo con el portafolio de mercado.

 

La Beta es la pendiente en el modelo de mercado y mide la sensibilidad de los rendimientos del activo individual con respecto al rendimiento del portafolio del mercado, esto es, la Beta mide el riesgo de un activo al examinar la correlación de este con un portafolio de mercado.

 

 

beta

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar