Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones
The Big Short es una película que muestra la realidad del exceso de codicia por el sistema bancario, que destruyó la economía mundial en el 2008. Muchas personas salen después de verla sin entender la magnitud de la historia completamente o que tiene que ver con sus vidas, pero la película hace un esfuerzo con su tono humorístico y personajes célebres que intentan explicar la compleja jerga financiera de una manera didáctica y sencilla, pues como se menciona al principio, puede resultar tediosa o aburrida, siendo una mera máscara por buenas razones, para que el resto de la sociedad creamos que sólo ciertas personas pueden entender el mundo de las finanzas.
 
Los personajes en los que se centra la trama de la película tienen algo en común, van en contra de la corriente, visualizando una oportunidad de inversión en instrumentos que varios ejecutivos catalogan como absurdos, llamados permutas de incumplimiento crediticio(CDS), ya que éstos ganaban dinero en caso de incumplimiento crediticio en las hipotecas; un mercado que para muchos era bastante sólido.
 
 
Recapitulando un poco la historia de esta crisis, comenzamos con la burbuja del 2001 y las punto com. Muchas personas estaban resentidas con el mercado bursátil y vieron el mercado inmobiliario como una buena inversión tangible, aunado por supuesto a las tasas de interés que la Reserva Federal bajaba después del estallido del 2001, mientras que el gobierno incentivaba este mercado con programas que alentaban a más personas a unirse al esquema Ponzi como Freddie Mac y Fannie Mae. Por otro lado, el sistema bancario ya no asumía el mismo riesgo concediendo hipotecas como lo hacía antes, pues había llegado el auge de la novedosa Ingeniería Financiera y la desregulación en el gobierno de Clinton quien firmó la derogatoria de la ley Glass Steagall. Ahora los riesgos podían transferirse a un tercero, vendiéndose como inversiones AAA o muy seguras. A estas inversiones se les llamó CDO, y esta basura terminaba en personas como tú y yo alrededor del mundo en diferentes tipos de fondos de inversión, fondos de retiro o pensiones.
 
El problema se encontraba cuando la persona a la que se le vendió la hipoteca no tenía dinero, por lógica no pagaba (suprime), y quienes se veían perjudicados también eran los ingenuos que tenían estas inversiones en CDO, pero cuando se tuvo la expectativa de subida de tasas y comenzaba el 2007, las hipotecas suprime y los CDO se vieron afectados, fue cuando el sistema se desmoronó por completo; el resto es historia.
 
Los CDS o permutas de incumplimiento crediticio, no sólo fueron adquiridos por especuladores como los protagonistas de la película, sino también por las mismas instituciones financieras que apostaban en contra de sus clientes, ellos mismos llamabanbasura a sus CDOs. Es decir, ganaron miles de millones de dólares, vendiendo CDO y con los CDS que pagaban cuando incumplían los primeros, y a pesar de que muchos sabían que ponían en riesgo sus firmas, no se detuvieron para compensar a los accionistas, ejecutivos y a las calificadoras como Moody´s S&P y Fitch, que les daban calificaciones altas a estos CDOs. Por ejemplo: Mody´s, la calificadora de riesgos más grande cuadruplicó sus ingresos en el periodo del 2000 al 2007.
 
La película nos enseña el comportamiento sin vergüenza de varios arquitectos del colapso; el como se pavoneaban de ganar dinero sabiendo las consecuencias de los fraudes que cometían, y sin lugar a dudas reflejan la poca moral que tienen muchos participantes en el mundo de las altas finanzas.
 
Una escena que nos deja perplejos, es cuando los pequeños inversores amigos del personaje Ben Rickert interpretado por Brad Pit, se emocionan por tener una operación con los CDS, donde ganarían mucho dinero, a lo que Ben Rickert, veterano de Wall Street, les cuestiona si tenían idea de lo que estaban haciendo, pues estaban apostando en contra de la economía americana, ya que si acertaban en su operación, las personas perderían sus casas, trabajos, fondos de retiro, y pensiones. Y el dato que nos deja impactados, es que la subida de la tasa de desempleo en 1%, se traduce en la muerte de 40 mil personas.
 
Casi al terminar el filme un comentario nos dice que lo que prosiguió después de la crisis, fue una sociedad más justa con el encarcelamiento de banqueros y mayor regulación o vigilancia en las operaciones bancarias con instrumentos derivados, pero sorpresa, solo era un chiste. Porque como es bien sabido, los arquitectos de la crisis o ex banqueros, siguen teniendo participación en las distintas áreas del gobierno y ninguno fue a la cárcel, ya que cuando Barack Obama obtuvo el poder nada cambió en lo absoluto.
 
Los bancos fueron rescatados por los contribuyentes dando enormes compensaciones a los mismos terroristas financieros y éstos consolidaron su poder adquiriendo a la competencia en problemas, volviéndose mucho más poderosos que nunca en la historia de los Estados Unidos.
 
Hoy en día, lo que nos enseñan filmes como éste, es que la era del capitalismo se ha terminado y el Banquismo es el sistema predominante. Después del 2008 la FED bajó de nuevo sus tasas de interés y los diferentes bancos centrales hicieron lo mismo, acompañado de otras maneras de defraudar a los mismos ingenuos por todo el mundo. Se sabe que en Estados Unidos los préstamos universitarios, o préstamos para adquirir vehículos; entre otros, se han catalogado como suprime o impagables y los bancos los están transfiriendo a un tercero con el visto bueno de las calificadoras, que al final son sólo opiniones ¿no?. Al finalizar, la película nos dice que el medio de noticias económicas Bloomberg habló de una nueva clase de CDO que los grandes bancos empezaron a vender sobre todo en el 2015, y que se han vuelto sumamente atractivos estos derivados crediticios con un nivel de tasas bajas, pero en el momento que suben, nos preguntamos qué sucederá.
 
Por otro lado, este año distintos mercados bursátiles e inmobiliarios se encuentran en máximos históricos, dirigiéndose peligrosamente a hacer un cambio de tendencia. El dólar no para de fortalecerse, barriendo a su paso commodities, monedas de países emergentes y desarrollados, y ¿qué hay del incremento en el endeudamiento a los que pidieron prestado en la fiesta de 9 años del crédito 0%?.
 
Los que hemos despertado de la mentira, sabemos que un nuevo colapso se vislumbra próximamente, ya que no aprendimos nada del anterior cataclismo y  los que hablamos de esto se nos seguirá mirando tal vez como absurdos o pesimistas, como aquellos que advirtieron del debacle antes del 2008.
 
Aunque muchos de nosotros no podamos acceder a permutas de incumplimiento crediticio, lo que sí podemos hacer es tomar sabias decisiones de inversión en otra clase de activos, el reloj está aún a nuestro favor.
¡Sé el primero en comentar!
2 recomendaciones