Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

Buenos días queridos lectores , el día de hoy les tengo una sorpresa; ayer me entrevisté con Julian Fernández, su currículum es excelente:

Jefe de análisis de Grupo Bursamétrica.Egresado de La Universidad La Salle con el grado de Maestría en Ingeniería Económica y Financiera. Money Manager de Trader Net.

Figura 3 de la AMIB, analista bursátil de la Bolsa Mexicana De Valores. Analista independiente de Proteak 1 y Latinoamérica seguros, y da cobertura para Reuters a 8 emisoras. 

 

Julian , es un gusto poderte entrevistar y hacerte una pregunta que todo trader se hace, a la hora de estar frente a su monitor y ver todo el mercado de capitales...

 

¿Cómo escoger una acción?

 

 ¡Hola Jorge! Buena tarde, es un gusto compartir con todos nuestros lectores de Rankia .

Pues bien ,para seleccionar una acción, debes hacerlo sintiéndote un socio más de la empresa, pues no sentir afinidad puede ser uno de los primeros errores al invertir; debes sentirte familiarizado con ella y saber a grandes rasgos la operación de la empresa, o por lo menos tener en la mente sus productos, marca o logo.

 

Sin embargo, no puede ser tan fácil tomar una decisión tan importante. Por tal motivo, les presento seis criterios a tener en cuenta para comprar una acción.

 

Una vez que tenemos puesto el ojo en las empresas que nos interesan por la actividad que realizan, veamos a grandes rasgos de qué tamaño es y la historia bursátil que posee. Con eso nos daremos una idea general de con quién nos estaremos asociando.

 

También recuerda que otra de las leyes máximas del mercado de valores es que “rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros”, por lo que cuando te digo que mires los históricos, es solo como una referencia más y no como lo único en lo que debes basar tu decisión.

 

La metodología a seguir cuando se analizan oportunidades de inversión para incorporar acciones en nuestra cartera marcarán la evolución de ésta. Aunque no por ello, podremos desaparecer los riesgos por el comportamiento del mercado, pero si seguimos unos sencillos pasos podremos minimizar el riesgo y alcanzar nuestros objetivos de inversión.

 

Los aspectos más importantes que debemos tener en cuenta son:

 

1. Tiempo

Dentro del universo de inversión en el que tenemos un número determinado de acciones, tendremos una serie de acciones que deberemos poner una nota en función de nuestras preferencias temporales de inversión.

 

Si nuestros objetivos son mantener la acción en un horizonte de corto o largo plazo, entonces debemos de considerar las acciones que tienen rendimiento esperado durante ese horizonte temporal acorde con los objetivos.

 

El rendimiento esperado puede ser medido con series históricas (se obtienen de los precios diarios y calcular la variación porcentual), también pueden ser medidos por la rentabilidad por dividendo. En este punto, hay que estudiar y analizar el contexto económico donde se encuentra la empresa.

 

2. Seguridad

Dentro de este punto, destacamos el análisis de la volatilidad (riesgo) de las acciones. En función del tipo de inversionista y su capacidad para soportar vaivenes del mercado, escogeremos acciones con una volatilidad determinada.

 

Para ello, clasificaremos los perfiles de los inversionistas con respecto a la aversión al riesgo de cada uno. Siendo tres tipos de inversionistas: Conservador (poco riesgo), Moderado (riesgo moderado) y Arriesgado (alto riesgo). Con esta clasificación se podrán descartar las acciones que no se adecuan al perfil de cada inversionista.

 

Como recomendación, independientemente del perfil del inversionista (aun el más Arriesgado), todas aquellas acciones con una alta volatilidad (alto riesgo), no se deberían incorporar a los portafolios por seguridad.

 

3. Potencial

En este punto, es importante calcular la Beta de la acción, que se obtiene al comparar el rendimiento esperado de la empresa con un horizonte temporal determinado con el benchmark (si se valora una acción que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores debemos elegir el IPC). Para ello, deberemos hacer una media del valor más alto y el más bajo del horizonte temporal tanto de la empresa como del benchmark.

 

Si la Beta es igual a “1 o mayor” significa que la acción tiene un buen potencial y esa valoración va disminuyendo conforme se acerque al “0”. Tu portafolio deberá tener acciones con una Beta alrededor del 1.

 

4. Consistencia

Para ello analizaremos los estados financieros de la empresa que muestran información sobre cambios en los ingresos, utilidad neta, flujos de efectivo, en los últimos años y también las proyecciones de los años futuros (suelen ser entre tres y cinco años). Analizando los estados financieros, sabremos cómo ha crecido en los últimos años y si las estimaciones de crecimiento son buenas.

 

En este punto, sabremos la consistencia de los resultados, o en su defecto si tienen una gran variación en el tiempo.

 

Para establecer si el crecimiento de una empresa es fuerte, normalmente deberá presentar crecimientos de por lo menos un 10% al año, entonces debemos pensar en comprar esta acción, y si el crecimiento ha sido consistente sin grandes variaciones será una razón más para comprar la acción e incorporarla al portafolio, aun sin que el crecimiento supere el 10%.

 

5. Análisis

Es importante antes de comprar una acción, conocer la situación del sector. Para ello no debemos olvidar que existen muchos analistas que proveen al mercado de informes de análisis que nos ayudan a ponernos en situación, comentando los factores más importantes que afectan a una determinada industria, de eventos que pueden afectar negativa y positivamente al valor de la acción, beneficios o la proyección de ganancias de la industria.

 

6. Diversificación

Este punto será importante si tenemos más de una acción en nuestro portafolio. La teoría recomienda tener un mínimo de 5 acciones con una correlación baja (menor a 0.5) para que la diversificación haga su efecto y el conjunto de las acciones en nuestra cartera tengan un riesgo menor que el riesgo que tienen cada una de ellas por separado. Para ello debemos evitar comprar acciones de los mismos sectores o industrias.

 

Finalmente, ya que tienes seleccionadas las acciones que cumplan con los criterios antes mencionados, llega el momento de acercarte a un experto (Asesor en Estrategias de Inversión), un profesional que domine la administración de portafolios para que pueda orientarte con más detalle sobre cada acción que has preseleccionado.

 

Estos asesores deben dominar lo que se conoce como múltiplos, pues son justo las variables finales que debes medir para tomar tu decisión y armar el portafolio más adecuado para ti. Los múltiplos se obtienen del análisis de los reportes financieros que las empresas que cotizan en Bolsa hacen públicos. Es información técnica que vale la pena que conozcas, cuando menos en el concepto, para que entiendas de que te hablará tu asesor.

 

Muchas gracias por tu valiosa aportación Julian, gracias por trabajar en equipo y ayudar a gestionar las cuentas de los nuevos traders que empiezan en este camino.

 

Gracias por el favor de su atención queridos lectores, les dejo mi correo electrónico para cualquier sugerencia.

 

Email: [email protected]

 

Facebook: Trader Net

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...