Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
Tips para principiantes: ¿Qué hay que saber sobre los seguros?

Tips para principiantes: ¿Qué hay que saber sobre los seguros?

A continuación vamos a conocer todo lo que debemos saber sobre los seguros. Para ello, explicaremos que es un seguro y porque nos aseguramos, los tipos de seguros, que podemos asegurar y que no podemos asegurar y conoceremos también cuáles son los componentes de los seguros.
Tips para principiantes: Todo lo que debes saber sobre los seguros
 

¿Qué es un seguro? ¿Por qué nos aseguramos?

Un seguro es un medio para cubrir riesgos, ya que, transferimos estos riesgos a una aseguradora que es la que se va encargar de garantizar o indemnizar todo o parte del perjuicio producido por determinadas situaciones. Para acceder a esta cobertura hay que pagar cierta cantidad por una prestación o indemnización futura en el caso de que se produzca una situación adversa.
 
Aunque los seguros te pueden ocasionar una sangría para tu presupuesto porque tal vez lo pagues durante muchos años e igual no lo cobres, por eso deberás analizar si en el caso de presentarse una enfermedad, accidente, muerte repentina, tendrás los medios económicos suficientes para hacer frente. Entonces si tu respuesta es no, deberás ver los seguros no como un gasto sino como una acción de previsión y ahorro que se hace efectivo en caso de un accidente no deseado, tengas capital disponible para reponerte de esta situación.
 
 

Tipos de seguros: seguro de vida, de automóvil, accidentes personales...

Según los objetivos que tengas en la vida y tus necesidades, podrás contratar diversos seguros: seguros de vida, seguros de automóvil, seguros de accidentes personales, seguros de gastos médicos mayores…
 
  • Seguros de vida: en este tipo de seguro, la empresa aseguradora paga a los beneficiarios una suma asegurada en caso de invalidez, supervivencia o muerte del asegurado. 
  • Seguros de automóviles: como bien sabemos, conducir un automóvil implica riesgos y responsabilidades que pueden afectar a tu patrimonio, tu salud o la de terceros. El seguro de automóviles te protege en caso de daños o pérdidas totales o parciales de tu automóvil en caso de accidente o robo, también los gastos médicos ocasionados por el accidente.
  • Seguros de gastos médicos mayores: estos seguros cubren la lesión o incapacidad que afecte a la salud del asegurado, ocasionada por un accidente o enfermedad. Estos seguros cubren los gastos hospitalarios, atención médica, alimentos, intervenciones quirúrgicas, rayos X...
  • Seguros educativos: estos seguros tienen el objetivo de cubrir la educación universitaria de los menores. El pago de este seguro puede ser: mensual, trimestral, semestral o anual.
 

¿Qué se puede asegurar? ¿Qué no se puede asegurar?

Existen seguros muy variados en función de los cuales sean las necesidades de los consumidores, pero, no todos los riesgos se pueden asegurar. Antes de contratar un seguro debemos conocer que sólo serán asegurables aquellos riesgos que:
  • No podamos saber con certeza si ocurrirán o no, o cuándo: en el hogar se pueden asegurar ciertos riesgos aunque no se sepan si se van a manifestar ni cuándo, lo que no se puede reclamar son los daños por la falta de mantenimiento ni tampoco los daños como consecuencia de los efectos del paso del tiempo. Esto también ocurre en el seguro de autos o en el de vida, donde no se conoce si vamos a sufrir un accidente o fallecer.
  • Sean posibles: por ejemplo en el hogar es posible que algo se rompa, por tanto, se puede contratar un seguro que garantice la respuesta ante los daños que se puedan producir. 
  • Sean concretos, que se puedan describir con exactitud: los riesgos a los que un hogar está expuesto se pueden describir con exactitud, por tanto, son asegurables. Pero se tiene que concretar el tipo de vivienda y sus características, así como los riesgos que puede sufrir.
  • Su objeto sea legal y que no vayan en perjuicio de terceros: el riesgo de conducir bajo los efectos del alcohol no es asegurable porque es una actividad ilegal, tampoco se puede contratar un seguro de transporte de mercancías si la mercancía a transportar es droga.
  • Sean fortuitos, ajenos a la voluntad humana de producirlo: si chocas el coche intencionadamente, no se puede reclamar a través del seguro de los daños.

 

¿Cuáles son los componentes de un seguro?

  • Cosa asegurable: es el elemento que corre el riesgo, el objeto del seguro. Hay dos opciones: bienes materiales, la vida o integridad (física o intelectual) de una persona. 
  • Riesgo: cuando contratamos un seguro es porque hay un riesgo. El riesgo es una amenaza de pérdida o deterioro  que afecta a bienes o derechos específicos como la vida, salud o integridad física o intelectual de una persona. 
  • Prima: también conocido como el precio del seguro. Es el costo que pagamos por asegurar la cosa contra el riesgo, pudiendo ser mensuales, trimestrales, semestrales o anuales.
  • Póliza: es el documento que establece de forma escrita las condiciones del contrato de seguro.
  • Asegurado: persona o bien sobre la que recae la cobertura del seguro.
  • Contratante: la persona que ha firmado el contrato de seguro, pudiendo ser natural o juridica. Esta persona se compromete a pagar el precio que el asegurador cobre por la prestación. Porque no siempre el contratante y el asegurador son la misma persona. 
  • Beneficiario: la persona natural o jurídica que ha sido designada por quien contrata el seguro para recibir la indemnización pactada en caso de que ocurra el accidente. 
  • Asegurador: empresa que asume el riesgo de que ocurra el siniestro. 
  • Coberturas: riesgos que asume el asegurador, están descritos en la póliza. Solo recibiremos una indemnización de los eventos o siniestros que estén cubiertos por nuestro seguro.
  • Deducible: el asegurador tiene la posibilidad de asumir todo el riesgo o compartir el riesgo con el asegurado. La parte del riesgo que es asumida por el asegurado se llama deducible. 
  • Vigencia: periodo de validez que tiene el contrato.
  • Indemnización: suma de dinero que el asegurado se obliga a pagar al asegurado, cuando ocurre el siniestro y siguiendo las condiciones acordadas en la póliza.

Los seguros son muy importantes para estar protegidos en caso de que pase algún accidente, por eso es recomendable antes de elegir un seguro tener claros todos estos conceptos y comparar entre distintas aseguradoras para así contratar el seguro que mejor se adapta a nuestras necesidades y características. 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar