Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
¿Cuál es el nivel de riesgo de los instrumentos derivados?

¿Cuál es el nivel de riesgo de los instrumentos derivados?

A la hora de invertir en ciertos instrumentos algunos tienen más riesgos que otros; por lo que es bueno conocer sobre ¿Cuál es el nivel de riesgo de los instrumentos derivados? y poder invertir en consecuencia.

¿Cuál es el nivel de riesgo de los instrumentos derivados?

 

 

¿Cuál es el nivel de riesgo de los instrumentos derivados?

Los derivados financieros son de los instrumentos en el mercado de los que más  complejidad tienen, el nivel de riesgo puede traer como consecuencias nefastas como la crisis económica de 2008.

Entre los principales instrumentos financieros se ubican los derivados financieros, que como característica le permite a los inversores anticiparse y cubrirse ante riesgos o cambios en el futuro próximo, buscando evitar los efectos negativos ante la volatilidad del mercado y tener pérdidas.

 

Tipos de derivados financieros

A la hora de invertir existen principalmente cuatro tipos de derivados financieros:

  • Forwards
  • Futuros
  • Swaps
  • Opciones.

Con la ventaja que pueden combinarse entre sí, y conformar instrumentos más complejos lo que dependerá de las necesidades financieras de cada inversor.

 

Contratos swap

En el caso de los contratos swap permite gestionar y cubrirse de riesgos de tipos de interés y tipos de cambio, si bien suelen modificar las características intrínsecas de algunos activos y pasivos; pudiendo incluso intercambiar intereses fijos por variables o viceversa reemplazando una divisa por otra.

 

¿Por qué es un producto financiero complejo y riesgoso?

Es un tipo de instrumento o producto financiero complejo, conformado por un acuerdo entre dos partes permitiendo intercambiar flujos a futuro. Los swaps son sobre tasas de interés y divisas, al intercambiar flujos de intereses dentro de una misma divisa o, realizar la operación con divisas y en una fecha acordadas.

Existen contratos con instrumentos con complejidad, y con un nivel alto de riesgo, como en el caso de los swaps de incumplimiento de crédito (CDS) y los swaps de monedas (CCS).

 

Swaps de Incumplimiento de Crédito (CDS)

Los CDS, fue el principal derivado de crédito y a partir de lo que se desató la crisis subprime en 2008. Siendo un contrato que aporta un seguro contra el riesgo de incumplimiento de determinado un agente. Así la parte adquiriente del seguro tiene el derecho a vender los bonos emitidos por la empresa a un valor nominal y el vendedor del seguro se obliga a comprar los bonos a valor nominal, si se da cierto  evento de crédito.

La parte adquiriente del CDS debe hacer pagos periódicos a la parte  vendedora periódicamente hasta finalizar el contrato o hasta que se de una situación de incumplimiento.

Al venderse una cartera de CDS, surge una estructura alternativa "Obligaciones de Deuda Garantizadas Sintéticas" o CDO sintéticos, que influyeron en la crisis subprime. Vendiendo la cartera de CDS a terceras partes, y transfiriendo el riesgo de incumplimiento a los nuevos tenedores de la CDO sintética.

Si no se ejerce un control sobre dichos instrumentos genera consecuencias como las mencionadas, ante lo que los gobiernos definieron regulaciones para controlar este tipo de instrumentos.

 

Swaps de Monedas (CCS)

Mientras que el caso de CCS, se trata de un contrato entre dos partes que buscan intercambiar un subyacente, una divisa específica, incluyendo los pagos de intereses de una divisa por el subyacente e intereses en otra divisa.

Este tipo de swap se da en el traspaso al inicio, o se acuerda el tipo de cambio de las obligaciones. Es un tipo de instrumento que permite obtener ciertas ventajas y de cobertura y reducción de exposición al riesgo cambiario.

Los CCS suelen ser utilizados como instrumento de cobertura, con el riesgo de ir hacia  nuevos y potenciales riesgos ante un mal manejo. Como el riesgo de crédito, surge al existir la posibilidad que una de las contrapartes no cumpla con sus obligaciones y la otra parte debe correr con un flujo inmanejable además del riesgo de liquidez, y la dificultad para deshacer la operación.

Por lo que, los derivados por un lado son un instrumento con una alta utilidad en los mercados financieros. A la vez son altamente riesgosos para la economía y mercados, además de por su riesgo, por la complejidad en su manejo.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar