¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Análisis del IPSA
Seguimiento de la bolsa de valores de Santiago de Chile y sus empresas
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

Efectos fiscales MILA

¿En qué consiste el MILA?

El Mercado Integrado Latinoamericano, más conocido como MILA, permite a los inversionistas la realización de operaciones al contado sobre inversiones en acciones inscritas en las Bolsas de Valores de Colombia (BVC), de Comercio de Santiago (BCS) y de Valores de Lima (BVL).
 
A continuación se detallarán los principales efectos fiscales derivados de estas operaciones en ingresos por dividendos y en la enajenación de las acciones inscritas en las bolsas de valores participantes en MILA, de acuerdo con las legislaciones internas de Colombia, Perú y Chile y los convenios de doble imposición que tienen suscritos dichos países.
 
 
 

Supuestos de la inversión: 

  • Se tendrá en cuenta que la inversión es exclusiva en acciones, y que la negociación de las acciones es realizada dentro de las bolsas de valores participantes en MILA, según la plaza en la que se encuentre originalmente listado el valor.
  • Las operaciones de compra y venta de acciones serán realizadas por no domiciliados o residentes en la bolsa de valores participante en MILA del país donde se encuentren originalmente listadas las acciones. 
  • La metodología empleada permite una aproximación a los efectos fiscales que tendría un inversionista chileno efectuando operaciones en MILA.
  • Se analizarán las retenciones y otras consecuencias tributarias aplicables sobre los dividendos percibidos o sobre la utilidad en la enajenación de las acciones y los efectos que estas mismas operaciones generan en la declaración del impuesto de renta del respectivo inversionista. 

Impuestos al momento de realización de la operación

Cuando un inversor chileno compra o vende acciones en el MILA, dependiendo del país al que pertenezcan esas acciones, deberá pagar unos impuestos diferentes:
 

Con acciones chilenas:

  • Para las personas naturales residentes en Chile los dividendos percibidos se consideran rentas afectas al impuesto global complementario, aplicándose una tasa progresiva del 0% al 40%. La tasa se determina según el tramo del ingreso.
  • El impuesto de primera categoría pagado por la sociedad que distribuye los dividendos constituye un crédito fiscal imputable al impuesto global complementario. La tasa del crédito dependerá de la tasa de impuesto de Primera Categoría a la cual se imputen los dividendos, esto es 17%, 20% o 18,5% (años 2010, 2011 y 2012 respectivamente).
  • Los dividendos distribuidos por sociedades anónimas chilenas están exentos del Impuesto de primera categoría que afecta en términos generales, a las sociedades y personas jurídicas domiciliadas y residentes en Chile.
  • No existe retención en los dividendos.
  • La ganancia de capital obtenida en la venta de acciones con presencia bursátil, adquiridas y enajenadas en Bolsa, se considera un ingreso no renta y, por ende, no afecto a tributación.

Con acciones colombianas:

  • Tributación del 0% sobre dividendos que han tributado en cabeza de la sociedad emisora.
  • Tributación del 33% sobre dividendos que no pagaron impuesto en cabeza de la sociedad emisora. 
  • La retención se produce vía retención en la fuente practicada por la sociedad emisora sobre los dividendos gravados, que se convierte en el impuesto definitivo en Colombia.
  • Tributación del 0% para la venta de acciones inscritas en una bolsa de valores colombiana. 
  • Por tratarse de una inversión extranjera de portafolio, no se encuentra obligada a presentar declaración de renta.

Con acciones peruanas:

  • Tributación del 4.1% sobre los dividendos distribuidos a no domiciliados, siendo indistinto que se trate de Personas Naturales o Jurídicas.
  • Los dividendos pagados por una sociedad peruana a un residente chileno estarán sujetos a tributación en el Perú y en Chile (Potestad tributaria compartida).
  • En el Perú el impuesto se exigirá vía retención con la tasa del 4.1%. Este impuesto podrá utilizarse como un crédito contra el impuesto a la renta chileno que grave esas rentas.
  • Se deberá pagar el 5% sobre la ganancia de capital neta en una venta de acciones, esto es, valor de venta menos el costo computable, siendo indistinto que el inversionista no domiciliado sea una persona natural o jurídica. El primer tramo de la ganancia de capital bruta está exonerado del impuesto hasta por 5 Unidades Impositivas Tributarias (S/.18,000.00) para las personas naturales.
  • La retención en la venta de acciones será practicada por CAVALI en los términos que señale el respectivo reglamento.

Efecto en la declaración de renta del inversionista chileno

Al igual que en el apartado anterior, en función del país de origen de la empresa en que el inversor chileno invierta, deberá hacer frente a unos impuestos diferentes.
 

Con acciones chilenas:

  • Para las personas naturales residentes en Chile los dividendos percibidos se consideran rentas afectas al Impuesto global complementario, aplicándose una tasa progresiva del 0% al 40%. La tasa se determina según el tramo del ingreso.
  • El impuesto de primera categoría pagado por la sociedad que distribuye los dividendos, constituye un crédito fiscal imputable al impuesto global complementario.
  • Los dividendos distribuidos por sociedades anónimas chilenas están exentos del Impuesto de Primera Categoría que afecta, en términos generales, a sociedades y personas jurídicas domiciliadas y residentes en Chile.
  • Las ganancias de capital obtenidas por la enajenación de acciones de sociedades con presencia bursátil, efectuada en una bolsa de valores de Chile, no se consideran como rentas afectas al pago de impuestos a la renta en Chile.

Con acciones colombianas:

  • El dividendo percibido por sociedades chilenas desde Colombia (gravados y no gravados en Colombia) estará afecto al impuesto de primera categoría con tasa del 17%, 20% o 18,5% por los años 2010, 2011, 2012 respectivamente.
  • 0%- 40% Impuesto Global según tabla si son percibidos por personas naturales chilenas.
  • La retención en la fuente sobre los dividendos gravados practicada por la sociedad emisora colombiana, así como el impuesto a la renta pagado por el emisor o una coligada de éste, siempre que también esté domiciliada en Colombia, se puede llevar como crédito fiscal contra el impuesto de primera categoría, hasta un límite del 30%. La cantidad que resulte después de restar al crédito total disponible el crédito utilizado contra el impuesto de primera categoría, constituirá crédito contra impuestos finales, por lo que podrá deducirse del impuesto global complementario o adicional.
  • Si de la imputación de dicho crédito resulta un remanente, ya sea porque el monto del impuesto de primera categoría es inferior al crédito o porque el contribuyente se encuentra en una situación de pérdida para fines tributarios, la Ley de la Renta de Chile no contempla la posibilidad de que el citado remanente pueda ser imputado a otros impuestos, utilizado en ejercicios siguientes o devuelto al contribuyente.
  • La utilidad en la venta de acciones colombianas se considera renta de fuente extranjera gravable en Chile. Será de un 17%, 20% o 18,5% sobre la utilidad proveniente de la enajenación de acciones, independientemente si se gravaron o no en Colombia y siempre que sea percibida por una sociedad chilena (impuesto de primera categoría por los años 2010, 2011 y 2012 respectivamente). Un 0% - 40% Impuesto Global según tabla, si son percibidos por personas naturales chilenas.

Con acciones peruanas:

Las rentas por dividendos distribuidos desde Perú tributan en Chile así:
  • 17%, 20% o 18,5% sobre los dividendos originados en el Perú siempre que sean percibidos por sociedades chilenas (impuesto de primera categoría por los años 2010, 2011 y 2012 respectivamente).
  • 0%- 40% impuesto global según tabla si son percibidos por personas naturales chilenas.
  • El impuesto se aplica sobre el monto neto de los dividendos más el impuesto retenido en Perú.
  • La retención en la fuente del 4.1% sobre los dividendos practicada por los emisores peruanos, así como el impuesto a la renta pagado por el emisor o una coligada de éste, siempre que también esté domiciliada en Perú, se puede llevar como crédito fiscal contra el impuesto de primera categoría, hasta un límite del 30%. La cantidad que resulte después de restar al crédito total disponible el crédito utilizado contra el impuesto de primera categoría, constituirá crédito contra impuestos finales, por lo que podrá deducirse del impuesto global complementario o adicional.
  • Si de la imputación de dicho crédito resulta un remanente, ya sea porque el monto del impuesto de primera categoría es inferior al crédito o porque el contribuyente se encuentra en una situación de pérdida para fines tributarios, la Ley de la Renta de Chile no contempla la posibilidad de que el citado remanente pueda ser imputado a otros impuestos, utilizado en ejercicios siguientes o devuelto al contribuyente.
La utilidad de la venta de acciones peruanas se considera renta de fuente extranjera gravable en Chile, así:
  • 17%, 20% o 18,5% Sobre la utilidad proveniente de la enajenación de acciones siempre que sea percibida por una sociedad chilena (impuesto de primera categoría por los años 2010, 2011 y 2012 respectivamente).
  • 0% - 40% Impuesto Global según tabla, si son percibidos por personas naturales chilenas.
  • El impuesto a la renta del 5% pagado en el Perú se puede llevar como crédito fiscal hasta un límite del 30%.
  • El pago del impuesto se realiza mediante retención, conforme a las reglas antes indicadas, en la parte pertinente del numeral 3.1 del presente cuadro.

Países Mila

 

[CURSO - SANTIAGO DE CHILE] Simulación de trading

En el curso presencial aprenderemos a establecer si vamos a comprar o vender en el mercado. Pablo Gil también nos enseñarán a definir un posición en el mercado y a gestionar el riesgo de forma eficiente.

Reservar plaza