Serie de los mercados (I): Un poco de historia

2


Mercado de valores, bolsa, Ibex 35, Nasdaq, London Stock Exchange, Bullish, Bearish, futuros, opciones, trading y así un largo etcétera. El mundo de las finanzas es un universo complejo donde conviven una infinidad de conceptos en diferentes idiomas que conforman un denso bosque donde es sencillo perderse.

Para aclarar mis propias ideas, y a su vez poder compartirlas con la comunidad, me gustaría comenzar una serie de artículos relacionados con los mercados, partiendo de la historia y los conceptos más generales y profundizando tanto como sea posible e interesante. 

Dejadme que os explique en detalle, ¡Allá vamos!

1.    El origen de los mercados bursátiles


De forma generalmente aceptada, el origen de la bolsa se sitúa en torno al sigo XIII - XIV en el seno de la noble familia Van Der Buërse, una familia residente en Flandes y dedicada al comercio, que contaba con una posada en el centro de la plaza principal denominada “Ter Buerse Inn”.

Plaza de la posada de la familia Van Der Buërse / Museum of the National Bank of Belgium
Plaza de la posada de la familia Van Der Buërse / Museum of the National Bank of Belgium

En esta posada se realizaban importantes negocios, y en su puerta se exhibía el escudo de armas de la familia. Este escudo estaba formado por tres sacos de oro, lo cual unido a los negocios que se producían dentro y a la traducción de apellido de la familia “Buërse” provocó que la gente comenzase a denominar este lugar donde se realizaban transacciones económicas como “la bolsa”.

Escudo de armas de la familia Van Der Buërse / Museum of the National Bank of Belgium
Escudo de armas de la familia Van Der Buërse / Museum of the National Bank of Belgium

Siguiendo con el orden cronológico, en el siglo XV se produjo otro hecho que también está muy relacionado con la confección de los mercados bursátiles tal y como los conocemos hoy en día: las Lonjas de mercaderes. Las Lonjas eran lugares de reunión de los comerciantes para realizar transacciones económicas, normalmente vinculadas con las materias primas del comercio marítimo. 

En este contexto, para finales de siglo Amberes se había convertido en el centro del comercio europeo. Para dar capacidad al fuerte intercambio de productos que se producían en la ciudad, se fundó en 1460 la primera Bolsa, la Bolsa de Amberes (¡Ojo!, bolsa de materias primas, no de acciones). Esta primera bolsa tuvo lugar en diferentes lonjas, hasta que en 1531 Dominicus van Wagemaker construyó el edificio de La Bolsa, una plaza rectangular rodeada de galerías, que hasta su incendio en 1583 fue el principal centro de negocios de Europa y una inspiración para otras bolsas como la de Londres, Róterdam, Ámsterdam o Lille.

Bolsa de Amberes / ArteHistoria
Bolsa de Amberes / ArteHistoria

Este modelo inspiró a Thomas Gresham, el representante de la Corona inglesa en Amberes, quien lo trasladó a Londres con el nombre original “Buërse”, pero en 1570 la reina Isabel I decidió renombrarlo como “Royal Exchange”, lo que más tarde derivaría en el actual nombre anglosajón para la bolsa “Stock Exchange” (pues en 1773 los agentes de bolsa comenzaron a reunirse en un antiguo mercado de pescados y carnes llamado Stock Exchange).

Continuando en plena Revolución Comercial en Europa, en el siglo XVI se comenzó la búsqueda de rutas alternativas hacia Asia con el fin de comercializar con los bienes de lujo que este mercado ofrecía (especias, seda o porcelana). Si bien en un inicio España y Portugal monopolizaron este comercio, hacia finales de siglo fueron los británicos quienes se situaron en el centro del comercio con el lejano oriente.

Para organizar este comercio, en el año 1600 crearon la Compañía Británica de las Indias Orientales. Bajo el beneplácito de Isabel I, la compañía se estableció en la India para gestionar el flujo del comercio con Asia. 

Siguiendo el ejemplo británico, el gobierno de la República de los Siete Países Bajos Unidos fundó la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (VOC por sus siglas en neerlandés, Vereenigde Oostindische Compagnie) en 1602, con el objetivo de comerciar con oriente a través del transporte marítimo. Este gobierno concedió el monopolio exclusivo del comercio asiático.

Bandera de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales / WikimediaCommons
Bandera de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales / WikimediaCommons

Como las posesiones que se traían de estas expediciones eran altamente valiosas, se convirtió en un negocio muy lucrativo. Sin embargo, este negocio no estaba carente de riesgos, tanto por los propios riesgos del mar como por los ataques piratas.

Para poder amortiguar el riesgo y financiar el mayor número posible de expediciones, se estableció la creación de bonos y acciones que permitirán a los inversores ser partícipes de estos viajes comerciales al lejano oriente. Como estas transacciones necesitaban de un lugar físico para intercambiarse, la VOC creó la que se denomina la primera plataforma de negociación de acciones (o la primera bolsa de valores), la bolsa de Ámsterdam, que fue fundada en 1602. Esto permitió a la VOC convertirse en la primera compañía en cotizar en bolsa. 

Y, lógicamente, estas acciones y bonos debían poder comprarse y venderse en un determinado lugar. Ahí surgió la Bolsa de Ámsterdam, creada por la propia VOC como herramienta para vender sus acciones y bonos. Por cierto, estas acciones daban una rentabilidad anual del 16%, la cual se mantuvo hasta el primer tercio del Siglo XVIII.

La bolsa de Ámsterdam. Philips Vingboons (1634)
La bolsa de Ámsterdam. Philips Vingboons (1634)

Durante el resto del siglo XVII, las bolsas de valores y la comercialización de acciones se fue extendiendo por el resto de los países europeos. Esta expansión también dio lujar a las primeras burbujas, como la tulipomanía o crisis de los tulipanes, y a los primeros fraudes bursátiles, como el realizado por el escocés John Law en la bolsa de París (dejo en la sección “para saber más” dos artículos de la BBC relacionados con ambos sucesos, muy recomendables).

John Law / BBC
John Law / BBC

El siguiente siglo, el siglo XVIII, trajo consigo la Revolución Industrial y el cambio de la estructura económica, siendo la industria quien ocupara el lugar que el comercio había acaparado hasta el momento. El objetivo de la bolsa durante esa época fue financiar los grandes proyectos de las empresas, en su mayoría empresas estatales.

Finalmente, también es importante remarcar que la Bolsa de Nueva York, la bolsa más grande del mundo en la actualidad, se fundó en 1792 en Wall Street.

2.    La bolsa en España


En España los inicios de la bolsa se remontaron al siglo XIX. Fue durante la Guerra de la Independencia cuando José Bonaparte (aka Pepe Botella) tomó la decisión de abrir la primera bolsa para encontrar financiación. Para este cometido se seleccionó el convento e iglesia de San Felipe el Real, en la Puerta del Sol, aunque finalmente esta idea nunca vería la luz.

Convento de San Felipe el Real / Wikipedia
Convento de San Felipe el Real / Wikipedia

Más de dos décadas después, en 1831, fue el monarca Fernando VII quien, a través de la "Ley de Bolsas" que redactó Pedro Sainz de Andino, fundó la Bolsa de Madrid. La primera sesión bursátil tiene lugar el 20 de octubre de 1831. 

La bolsa tuvo muchos movimientos de sedes. En 1832 se trasladó a la Casa de Filipinas, en 1841 pasó al Claustro del Convento de San Martín, en 1846 al Monasterio de las Monjas Bernardas y en 1875 se emplazó en el edificio de la Aduana Vieja. Finalmente, el actual Palacio de la Bolsa de Madrid es inaugurado el 7 de mayo de 1893, en la Plaza de la Lealtad por la Reina Regente Mª Cristina (no a la que seguíamos la corriente cuando nos quería gobernar, la otra, la de Habsburgo).

Palacio de la Bolsa / Bolsa de Madrid
Palacio de la Bolsa / Bolsa de Madrid


En las siguientes décadas, la Bolsa de Madrid negoció valores de materias primas, ferrocarriles, bancarios y bonos del estado, principalmente, hasta que la Guerra Civil obligaría al cierre temporal de la misma. 

En esa misma época abrieron otras dos bolsas en España, la de Bilbao en 1890 y la de Barcelona en 1915. La cuarta bolsa española fue la Bolsa de Valencia, fundada en 1980. Las cuatro bolsas se conservan en la actualidad. 

Con el Plan de Estabilización primero, y la llegada de la democracia después, el peso del parqué español fue aumentando, especialmente con la entrada de España en la Comunidad Económica Europea (1986), que permitió aumentar la captación de inversión extranjera.
Esto provocó que en 1988 se publicara la Ley del Mercado de Valores, ley que cambiaría por completo la Bolsa Española. Con dicha ley, los Agentes de Cambio y Bolsa son sustituidos por Sociedades de Valores y Agencias de Valores. Además, se crea la Sociedad Rectora de la Bolsa de Madrid y nace la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
 
CNMV / CNMV
CNMV / CNMV

De los mercados, índices y plataformas electrónicas hablaremos en otros posts de esta serie. 

Conclusiones


Espero que os haya gustado este primer post de la serie de los mercados, enfocado en dar una primera visión general de la bolsa de valores y su historia.

Podéis dejarme en los comentarios otros temas relacionados con los mercados bursátiles en los comentarios de cara a los próximos artículos de esta serie.

**Las opiniones, recomendaciones y estimaciones recogidas en este apartado en ningún caso pretenden ser una recomendación de compra o venta,el objetivo es puramente informativo y no debe ser tomado como consejo de inversión. Cualquier acción que tomes como resultado del análisis en este sitio es responsabilidad última tuya.

Para saber más

¡Y esto ha sido todo por ahora! but we will meet again 
Si os ha gustado o tenéis dudas, dejadme un comentario indicándolo. También os agradezco si os suscribís al blog y dais al botón de me gusta. Podéis seguir las novedades que publique a través de la cuenta de Twitter @AldeaValue 
  1. en respuesta a AbuelitoDimeTú
    -
    #2
    08/03/21 08:17
    Si, la compañía tuvo mucha influencia en el colonialismo de la época durante los siglos XVII y XVIII hasta la quiebra de VOC. Controlaron Indonesia y lo intentaron sin éxito con Filipinas.
  2. #1
    07/03/21 16:56
    Muy buen resumén, y con detalles concretos que no son habituales en otros artículos o post de la misma índole.
    Felicidades y gracias.

    La bandera de la "Compañía  Holandesa de las Indias Orientales", es curioso que tenga tanta similitud, con las actuales banderas de Filipinas e Indonesia (Esta última colonia de Holanda)
    No sé si tendrán relación, casualidad, o mezcla de ambas.