¿Cómo hacerse monotributista?

Este contenido tiene más de 1 año

Trabajar como independiente tiene sus ventajas y retos, y entre estos últimos están la responsabilidad de declarar los impuestos y de realizar los aportes previsionales por cuenta propia. Para estos pagos se ha diseñado el régimen monotributista, a fin de hacer más fáciles estos trámites para los trabajadores independientes. A continuación veremos cómo hacerse monotributista.

¿Cómo hacerse monotributista?

 

 

¿Qué es el monotributo?

Antes de detallar los pasos para hacerse monotributista, es necesario saber qué es el monotributo y a quiénes aplica. Según lo establecido en la Ley 24.977, el monotributo es un régimen tributario que permite pagar mensualmente una única cuota que cubre cuatro pagos: el impuesto a las ganancias, el IVA, los aportes jubilatorios y aportes a una obra social. Integra y simplifica dos tipos de aportes:

  • Impositivos: Impuesto a las ganancias e IVA.
  • Previsionales: Aportes jubilatorios y obra social.

El régimen monotributista está compuesto de 11 categorías y cada persona pertenece a una de ellas de acuerdo a sus ingresos brutos anuales, la superficie del lugar donde desarrolla su actividad y el consumo de energía eléctrica que emplea para realizar dicha actividad.

 

¿Cómo hacerse monotributista?

Para hacerte monotributista debes tener dos requisitos indispensables: el CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria) y Clave Fiscal. Si aún no los tenés debes saber que estos dos trámites son 100% digitales y muy fáciles de obtener, aunque también los podrás solicitar de manera presencial en cualquiera de las oficinas de la AFIP. Para ambos trámites debes contar con tu DNI y ser mayor de edad.

Una vez tengas estos dos requisitos, para adherirte al régimen monotributista debes solicitar tu turno Web en la página de la AFIP o presentarte directamente en el Departamento de la AFIP que te corresponda según tu domicilio fiscal y consignar los siguientes requisitos:

  • Original y fotocopia del DNI (en formato tarjeta o libreta celeste).
    • Si sos extranjero y no tenés DNI debes presentar el pasaporte o certificado de la Dirección Nacional de Migraciones donde exprese el carácter de tu residencia.
  • Llenar el Formulario F.460/F de AFIP por duplicado sin completar los datos económicos, tributarios y de la Seguridad Social.
  • Presentar como mínimo dos comprobantes de domicilio, de entre las siguientes opciones:
    • Certificado de domicilio expedido por la autoridad policial, tramitado hasta 60 días antes de la presentación.
    • Original y fotocopia de la factura de algún servicio público a tu nombre, recibida hasta 60 días antes de la presentación.
    • Original y fotocopia de un extracto de tu cuenta bancaria o de un resumen de tu tarjeta de crédito, recibidos hasta 60 días antes de la presentación.
    • Original y fotocopia del título de propiedad o contrato de alquiler del inmueble que será tu domicilio fiscal.
    • Original y fotocopia de la habilitación municipal o autorización municipal equivalente si tu actividad lo requiere.
    • Original y fotocopia de acta de constatación notarial.

Una vez finalizado el proceso en la AFIP debes ingresar a la página web para cambiar la clave fiscal otorgada en la dependencia por una nueva y personal, aceptar los datos Biométricos para confirmar tu firma y fotografía y efectuar finalmente la adhesión al monotributo de la siguiente forma:

  • Registrar la actividad económica, para lo cual debes acceder al servicio “Sistema Registral” y seleccionar primero al contribuyente, luego “Registro Tributario” y por último “Actividades económicas”.
  • Una vez seleccionada la actividad económica, en el mismo “Sistema Registral” selecciona la opción “Monotributo”. ¡Listo! Con este último paso te hacés monotributista.
  • Luego de hacerte monotributista recibirás información sobre la categoría a la que fuiste asignado y tu cuota fija mensual de monotributo.

Cabe destacar que si te adheriste al monotributo dentro del mes de inicio de actividades, la adhesión tiene efectos a partir del mismo día de hacerte monotributista, por lo que tenés que hacer el pago correspondiente a ese mes. En cualquier otro caso, la adhesión tiene efectos a partir del primer día del mes siguiente.  

 

Ventajas de hacerse monotributista

Adherirse al régimen monotributista tiene varias ventajas:

  • No necesitás hacer un proceso para cada pago, al ser monotributista en una sola cuota cumplís con tus responsabilidades del pago de impuesto a las ganancias, IVA, aportes previsionales y seguridad social, lo cual te ahorra tiempo y dinero.
  • Vos y tu familia están cubiertos con la Obra social que quieras elegir.
  • Tenés acceso a tu jubilación.
  • Tienes una amplia variedad de canales para pagar tu monotributo: homebanking, bancos, cajeros, Pago Fácil; en efectivo, tarjeta, cheque, transferencia y otras opciones.
  • Si abonás el pago de tu monotributo durante un año calendario sin interrupciones y a tiempo con débito automático o tarjeta, recibís el reintegro de un pago mensual.

 

Conclusión

Conocer los pasos y requisitos para hacerse monotributista te permitirá gestionar este proceso de manera ordenada y rápida para acceder a este régimen unificado y simplificado que te permitirá cumplir con tus obligaciones y mantener tu actividad económica al día con el pago de impuestos al mismo tiempo que te protegés a ti mismo y a tu familia. Recordá que este trámite es gratuito y te permite cumplir con tu deber y disfrutar de tus derechos.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!