¿Condicionará 2020 el resto de la década?

Por: Yves Bonzon, Chief Investment Officer (CIO) de Julius Baer
 
2020 fue excepcional en muchos sentidos, vivimos en medio de una pandemia global que ha afectado todo el panorama económico y social, por lo que es importante analizar cómo influirá este año atípico en lo que resta de la década.
 

Yves Bonzon, Chief Investment Officer (CIO) de Julius Baer hizo una reflexión que incorpora una serie de factores que se deben considerar para ponderar de mejor manera las decisiones de inversión de cada individuo. 
Más allá del daño a corto plazo a nuestras economías, la pandemia ha acelerado las tendencias disruptivas globales prevalecientes. Esta recesión es la única de los tiempos modernos provocada por un shock externo”, sostiene Yves Bonzon.
 

De acuerdo con el CIO de Julius Baer, vivimos en un entorno tan inusual, que las tendencias que se pronosticaron solo unos meses antes de la pandemia están tomando forma mucho más rápido.
 

En opinión de Yves Bonzon, CIO del banco suizo, 
hace un año, la era económica neoliberal, nacida a principios de la década de 1980, ya estaba en su lecho de muerte, cuando China y Estados Unidos intensificaron su enfrentamiento estratégico. Al tiempo que los mercados mundiales se hundieron en unas pocas semanas, hemos sido testigos de la fusión de facto de la política monetaria y fiscal.”
 

El reporte menciona que los gobiernos ya no tienen otra opción, deben intervenir masivamente no sólo en los mercados sino sobre todo en la economía real para evitar un escenario de depresión al estilo de los años treinta. “Estamos entrando en una era de capitalismo patrocinado por el estado. Este cambio radical de paradigma requiere que adaptemos algunos de nuestros reflejos de inversión.”
 

Asimismo, el CIO de Julius Baer explica en mayor detalle lo que entiende por capitalismo patrocinado por el estado. En sus palabras, se trata de un mundo en donde la economía es apoyada e impulsada por el sector público en lugar del sector privado. Es una transición de la austeridad y el monetarismo al dominio fiscal.
 

Señala el reporte que este proceso comenzó con los programas de compra de activos de deuda pública implementados después de la Gran Crisis Financiera. “Desde entonces, hemos ido perdiendo mercados libres, uno por uno, de forma lenta pero segura. La crisis de Covid-19 ha extendido aún más la intervención estatal a los mercados de deuda corporativa”, mencionó Yves Bonzon.
 

Ante esto, el CIO del banco suizo se detalla que si bien la capacidad de los países para mantener el déficit fiscal varía enormemente, cuando un país se acerca a los límites de los déficits monetizados, el mercado cambiario reaccionará fuertemente ante los primeros indicios de inflación.
 

En estas circunstancias, se vuelve crítico enfocar los recursos en países con sistemas políticos que garanticen una asignación eficiente del dinero público, más allá de la capacidad de emitir la moneda en la que solicitan préstamos.
 

Por último, en el reporte destacan tres temas que el banco considera desempeñarán un papel importante en los mercados de capitales en la próxima década: el ascenso de China hacia ser una clase de activo principal; disrupciones en el sector de las ciencias de la vida, más precisamente salud digital y biotecnología, y el movimiento hacia energías limpias.

¡Sé el primero en comentar!