Nuevo default en Argentina obliga a acreedores de bonos y gobierno a sentarse a negociar

Una vez más Argentina entra en el temido default, ya que este viernes se venció el plazo en el cual este país debió haber cancelado 503 millones de dólares por concepto de intereses a un grupo de acreedores quienes poseen bonos de legislación extranjera.

Nuevo default en Argentina obliga a acreedores de bonos y gobierno a sentarse a negociar

Aunque el presidente Fernández intentó cerrar un acuerdo de reestructuración de pago o canje de la deuda con los bonistas, esta situación fue imposible ya que los acreedores perdieron toda la confianza en el gobierno y sobre todo en la posibilidad de obtener algún tipo de beneficio con la negociación de la deuda.

 

Qué significa cuando un país entra en default y sus consecuencias

Cuando una nación necesita obtener dinero fresco para llevar a cabo programas de gobierno o simplemente para fortalecer su economía, utiliza la emisión de títulos o papeles de deuda que son adquiridos por inversores con la promesa de pago por parte del gobierno no solo del capital invertido sino también de los intereses, esto genera lo que se conoce como una deuda externa y es fundamental para la credibilidad del país así como la confianza que este pueda generar a los inversores, que los intereses se cancelen puntualmente en la fecha establecida.

Argentina entró en lo que se conoce como cesación de pago es decir, los títulos quedaron impagados y cuando esto ocurre se dice que técnicamente la nación se encuentra en default.

Esto trae consecuencias negativas importantes que pueden perjudicar seriamente a la economía del país debido a que los inversores pueden utilizar medios jurídicos para reclamar su pago partiendo de la base que Argentina no es un pagador confiable. Esto a futuro llevaría a que cuando argentina requiera de dinero y desee obtenerlo mediante bonos soberanos, esta oferta pública sería un total fracaso ya que los inversores no se arriesgarían ante un gobierno poco responsable.

Otro hecho que agravaría las finanzas de una nación en default es que estos bonos pasen a manos de los llamados buitres que son aquellos inversores quienes aprovechando que el gobierno no puede cancelar los intereses, compran los bonos muy baratos, esperan un tiempo y luego obligan a los países a reestructurar los pagos y en caso de no hacerlo irían a las cortes de New York donde indudablemente obtendrían un mayor beneficio.

Esta situación de default daña la reputación del país ante el mundo por lo que en este caso Argentina se encuentra a tan solo un escalón por debajo de Ecuador y Venezuela los cuales son los países con más default en la historia.

Por qué no existe pánico en los tenedores de bonos argentinos 

En el año 2001 ocurrió en Argentina la cesación de pagos más grande que haya podido ocurrir en este país pero para este año 2020 la noticia de un nuevo default no produjo el mismo pesimismo que en aquel entonces, incluso el mercado de valores días previos a la anticipada situación de impago por parte de Argentina, se mantenía dando saldos positivos ya que se mantenía en alza.

Por otro lado, el riesgo país que no es más que los datos estadísticos que miden las posibilidades de una nación de caer en default bajo e incluso los nuevos bonos argentinos emitidos recientemente aumentaron su cotización y como un hecho incomprensible, el dólar paralelo bajo. ¿Cómo se explica que suceda esto? 

Esto se debe según algunos analistas a que los bonistas creen que este default es tan solo temporal y que el gobierno no permitirá bajo ningún concepto que los tenedores de bonos realicen sus cobros de manera judicial. Por otra parte el hecho que los plazos de las negociaciones fuesen extendidos hasta el 2 de junio dan muestra fehaciente que el presidente Fernández hará nuevas propuestas a los inversores para reestructurar la deuda.

Así mismo, las declaraciones de Ministro de Economía Martín Guzmán, generaron un efecto positivo cuando expresó que entre el gobierno y los tenedores de bono se están llevando a cabo negociaciones en las que ambas partes se encuentran trabajando para llegar a un acuerdo y aunque ningún vocero por parte del gobierno lo ha expresado, fuentes extraoficiales dijeron que Fernández había firmado una carta de intención con los tenedores de bonos para que estos no demandaran al país y en contraprestación recibirían una propuesta sustanciosa para realizar un canje de la deuda.

Qué debe hacer Argentina ante la situación de default

Ya se ha presentado una oferta a los acreedores privados pero estos no consideraron atractivo el planteamiento hecho por el gobierno. En principio la administración de Fernández había puesto como fecha máxima para cerrar una posible negociación el 7 de mayo pero ya que no hubo acuerdo entre ambas partes, el estado planteó la necesidad de reunirse nuevamente con los bonistas con el fin de llegar a una solución que sea favorable para ambas partes.

Argentina está cometiendo un error ya que su estrategia de renegociación se basa en realizar un recorte de intereses que le generaría una pérdida a los inversores de aproximadamente 41 mil millones de dólares, vale resaltar que el Ministro de Economía Martín Guzmán no ofrece suficientes incentivos para que los inversores puedan aceptar su propuesta ya que para ello tendrían que estar 3 años sin cobrar intereses y 6 años sin comenzar a recuperar el capital. Indudablemente que esto llevará a los acreedores a solicitar una resolución del conflicto en los tribunales de New York, situación ésta que perjudica desde todo punto de vista al gobierno de Fernández.

Para diversos analistas, el gobierno argentino debe sincerar la negociación de manera tal que los tenedores de bonos reciban un planteamiento de beneficio que lleve a estimularlos a ceder un poco a las pretensiones de la administración del país.  Por otra parte, el ejecutivo no ha sabido aprovechar que no se ha generado una situación de pánico en el país pero esto no significa que no pueda suceder a muy corto plazo.

Quedará de parte del gobierno de Fernández el sentarse nuevamente a conversar con los bonistas, pero lo primero que debe hacer es sincerar su plan económico y realizar los cambios necesarios que les permita honrar sus compromisos ya que si no lo hace muy pronto Argentina puede seguir los mismos pasos de naciones como Venezuela país este que se encuentra sumergido en una hiperinflación.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!